Utilizamos cookies, propias y de terceros, para mantener sus preferencias y analizar sus hábitos de navegación en nuestra página web, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. Más información en el apartado Política de Cookies de nuestra página web.


Aceptar Rechazar

Blog Con Aval Sí

Autor: ConAvalSí

Página 1
financiación negocio

La mayoría de las pymes necesitan inversión, ya sea al inicio para poner en marcha el negocio o más adelante para afrontar problemas de liquidez, internacionalizar su actividad o ampliar su capacidad productiva. En muchos casos el emprendedor no puede afrontar esa inversión con recursos propios y necesita buscar financiación externa.

¿Cómo buscar financiación para un negocio en 5 pasos?

  1. Calcula cuánto necesitas

El primer paso para buscar financiación para un negocio consiste en determinar sus necesidades reales. Así podrás calcular el capital que necesitas y no caer en un sobreendeudamiento. En ese cálculo preliminar debes considerar todos tus gastos, desde los gastos de personal hasta los costes fijos como el alquiler del local, seguros, recibos de suministros y pagos a proveedores.

Si aún no has puesto en marcha la actividad, al buscar financiación para una idea de negocio tendrás que tener en cuenta los gastos de apertura del local, las licencias y trámites iniciales, así como los gastos de constitución de la empresa y la inversión inicial destinada a la compra de suministros y/o mercancía.

  1. Haz un plan de negocio

Buscar financiación para empresas o proyectos de negocio suele implicar llamar a la puerta de entidades financieras o inversionistas. Tendrás que presentarles un plan de negocio sólido y fiable que les convenza y anime a invertir.

Ese plan de negocio debe dejar clara tu propuesta de valor única, eso que te diferencia de la competencia y hace que las personas quieran contratar tus servicios o comprar tus productos. También debes esbozar la viabilidad económica de tu proyecto, detallando tanto tu modelo de negocio como la previsión de costes y ganancias a corto, medio y largo plazo.

  1. Elige la fuente de financiación más adecuada

Existen diferentes formas de financiación, la elección de una u otra puede marcar la diferencia entre el éxito o el fracaso de un proyecto empresarial. Si tienes una empresa tecnológica, por ejemplo, las líneas de financiación de proyectos I+D+i del Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial pueden ser una excelente opción, así como las aceleradoras e incubadoras de startups o el Venture Capital.

Si tienes un negocio más tradicional o ya consolidado, además de los préstamos bancarios puedes recurrir a las líneas ICO, las cuales contribuyen a mejorar la liquidez de las pymes o las ayudan a crecer y/o internacionalizarse. Existen otras estrategias de financiación, como el leasing, que te permite usar determinados bienes o inmuebles pagando una renta durante cierto periodo de tiempo y, al terminar el contrato, puedes comprarlos pagando el precio residual.

  1. Prepara la documentación

Buscar financiación para tu proyecto implica que tendrás que preparar diferentes documentos. Si ya tienes una pyme, el pool bancario es fundamental, pues en este documento se detallan todos los productos de financiación bancaria que tienes contratados y las entidades con las que trabajas.

También tendrás que demostrar tu capacidad de reembolso, aportando la documentación económica y financiera de tu negocio. Puedes justificarla recurriendo a facturas proforma, previsiones de crecimiento, declaración de bienes, certificados de valores y/o los saldos en cuenta de la empresa.

  1. Negocia con garantías

Cuando decidas cuál es la fuente de financiación más adecuada para suplir las necesidades de tu negocio, habrá llegado la hora de la negociación. Contar con el aval de una SGR te allanará el camino.

No solo podrás brindar una imagen más profesional y solvente, sino que también te permitirá ampliar tu capacidad de endeudamiento para tener acceso a préstamos que inicialmente no estaban a tu alcance. Un aval para buscar financiación para tu negocio también puede reducir los costes financieros de la operación, ya que este disminuye el riesgo de cara a las entidades financieras. Además, te permitirá negociar plazos de devolución más ventajosos y/o acceder a tasas de interés más bajas.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Contabilidad
autónomo y trabajar por cuenta ajena

La pluriactividad y el pluriempleo no son fenómenos nuevos, pero con el aumento de los empleos a tiempo parcial cada vez más personas compatibilizan dos trabajos. En otros casos, la pluriactividad es una opción para ir desarrollando un proyecto profesional más apasionante, mientras se cuenta con la seguridad económica que brinda un empleo por cuenta ajena.

¿Qué es la pluriactividad?

En el pluriempleo la persona trabaja por cuenta ajena para dos o más empresas diferentes. En situación de pluriactividad, la persona realiza un trabajo por cuenta propia y ajena, de manera que está dada de alta y cotiza en dos o más regímenes del Sistema de la Seguridad Social.

¿Puedo trabajar por cuenta propia y ajena a la vez?

La legislación española contempla la pluriactividad, de manera que puedes trabajar por cuenta ajena y tener una empresa o ser autónomo a la vez. Solo debes estar dado de alta y cotizar por los regímenes correspondientes a la Seguridad Social.

No obstante, antes de poner en marcha un negocio propio, debes asegurarte de que la empresa donde trabajas lo permite. El artículo sobre el pacto de no concurrencia y permanencia en la empresa del Estatuto de los Trabajadores indica que una empresa puede pactar con un trabajador una dedicación exclusiva y que no compatibilice su trabajo con otros empleos, ya sea por cuenta ajena o propia. Esta medida tiene como objetivo proteger a la empresa de una posible competencia desleal.

Si ese es tu caso, puedes rescindir el acuerdo comunicándolo por escrito a la empresa con 30 días de antelación. Sin embargo, si has recibido una formación profesional a cargo de la empresa para poner en marcha determinados proyectos o realizar un trabajo específico, es probable que estés sujeto a un tiempo de permanencia, que no debe superar los dos años. En ese caso, la empresa tiene derecho a una indemnización por daños y perjuicios si abandonas el puesto de trabajo antes del plazo pactado.

Tres ventajas de la pluriactividad

  1. Mayor seguridad económica. Al ser trabajador por cuenta ajena y autónomo tendrás diferentes fuentes de ganancias, lo cual te brindará una base económica más sólida y una mayor estabilidad a largo plazo. Si un negocio va mal, podrás compensar parte de las pérdidas con el otro. 
  2. Conocer el funcionamiento del negocio por dentro. Poner en marcha un negocio desde cero no es sencillo, pero si tienes experiencia en el sector todo será más fácil. Trabajar por cuenta ajena en una empresa consolidada te brindará los conocimientos y habilidades necesarias para tener éxito cuando decidas lanzar tu propio negocio.
  3. Acceder a ayudas y bonificaciones. Los trabajadores en situación de pluriactividad pueden acceder a diferentes ayudas y bonificaciones para reducir la carga fiscal a la que podrían verse sometidos. Si es la primera vez que te das de alta en el RETA, por ejemplo, puedes elegir como base de cotización el 50 % de la base mínima establecida durante los primeros 18 meses y el 75 % durante los siguientes 18 meses. También tienes la opción de acogerte a la tarifa plana para autónomos.

¿Qué tratamiento reciben las cuotas a la Seguridad Social y tu jubilación?

Si estás en situación de pluriactividad, cotizarás en dos regímenes distintos de la Seguridad Social, por lo que si se produce un exceso de cotización, tienes derecho a la devolución de las cuotas. Desde 2017 no es necesario solicitar la devolución del exceso, la Seguridad Social lo reintegra automáticamente. Por tanto, si has cotizado por contingencias comunes más de 13 822,06 euros anuales, tienes derecho a una devolución del 50 % del exceso, hasta un máximo del 50 % de las cuotas ingresadas en el RETA.

En lo que respecta a la jubilación, tendrás derecho a recibir dos pensiones si puedes acreditar los requisitos necesarios para cada una de ellas. Debes haber cotizado un mínimo de 15 años y al menos 2 años en el intervalo de 15 años inmediatamente anteriores a causar el derecho. Si solo causas pensión en uno de los regímenes, las bases de cotización de ambos se sumarán para determinar la base reguladora, aunque esa suma no podrá exceder la base máxima establecida por ley.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Legal
Finiquito por jubilación anticipada

El aumento de la esperanza de vida ha hecho que la mayoría de los estados europeos aprueben leyes para incrementar, de manera gradual, la edad a la que podremos jubilarnos. Como resultado, pasaremos más tiempo en el mercado laboral, aunque también existe la posibilidad de recurrir a la jubilación anticipada.

¿Qué es la jubilación anticipada?

La jubilación anticipada brinda acceso a ciertos trabajadores a jubilarse antes de la edad que les corresponde legalmente. Existen dos tipos de jubilación anticipada: por cese involuntario y por cese voluntario.

La jubilación por cese involuntario es el resultado del despido del trabajador, quien sale del mercado de trabajo antes de tiempo debido a causas objetivas, como una reestructuración empresarial. La jubilación por cese voluntario es aquella a la que se acoge el trabajador por voluntad propia.

Los requisitos para acceder a la jubilación anticipada

En el caso de una jubilación anticipada por cese involuntario, podemos adelantarnos 4 años a la edad de jubilación, pero tendremos que cumplir las siguientes condiciones:

Haber cotizado un mínimo de33 años, a los que se les puede sumar un año de servicio militar u otra prestación social.

Haber cotizado al menos 2 años dentro de los 15 años anteriores a la solicitud de jubilación.

Estar inscrito como demandante de empleo desde al menos seis meses antes de solicitar la jubilación. De hecho, los autónomos no pueden acogerse a esta modalidad de jubilación anticipada.

Si se produce una jubilación anticipada por cese voluntario, podemos adelantarnos 2 años a la jubilación legal, pero los requisitos varían:

-          Haber cotizado un mínimo de 35 años, a los que se les puede añadir un año de servicio militar u otro tipo de prestación social.

-          Haber cotizado al menos 2 años dentro de los 15 años anteriores al momento en que se solicita la jubilación.

-          El importe de la pensión no debe ser inferior a la pensión mínima que, por la situación familiar, nos correspondería al cumplir la edad ordinaria para acceder a la jubilación.

A esta modalidad de jubilación anticipada sí pueden acogerse los autónomos.

Finiquito por jubilación anticipada

El finiquito es un documento de liquidación que refleja las cuentas pendientes de la empresa con el empleado en el momento en que la relación laboral llega a su fin. A diferencia de la indemnización, que solo se aplica tras un despido improcedente o por causas objetivas, el finiquito es obligatorio, independientemente de las razones por las que cesa la relación laboral.

Para calcular el finiquito por jubilación anticipada se tienen en cuenta diferentes factores:

Salario mensual hasta la finalización del contrato. La empresa debe pagar al empleado los días trabajados del mes en curso.

Vacaciones no disfrutadas. Si el empleado ha acumulado días de vacaciones que no ha disfrutado, debe cobrarlos al final del contrato.

Parte proporcional de las pagas extras. Si las pagas no se cobran prorrateadas, ya que en ese caso se incluirían dentro del salario pendiente de pago, también se deben añadir al finiquito.

Horas extraordinarias. Si el empleado ha hecho horas extraordinarias que la empresa no ha pagado, debe contabilizarlas en el finiquito, así como cualquier plus o extra que no haya cobrado.

Si se produce una jubilación anticipada por cese involuntario, el trabajador también tendrá derecho a la indemnización por despido. Ese importe varía en dependencia del motivo de la extinción del contrato.

¿Qué hacer si no estamos de acuerdo con el finiquito por jubilación anticipada?

Lo habitual es que la empresa entregue el finiquito el último día en que acudamos al puesto de trabajo, aunque la ley no establece un plazo específico, a menos que el convenio colectivo lo señale. Para evitar abusos, en el momento de firmar el finiquito debe estar presente algún representante legal.

En cualquier caso, si no estamos de acuerdo, no tenemos la obligación de firmar el finiquito, aunque no recibiremos la cantidad establecida. Si firmamos el documento, las obligaciones de la empresa cesan y no tenemos derecho a reclamar.

Si la empresa no nos facilita el finiquito, podemos reclamar la cantidad que nos corresponde presentando una papeleta de conciliación ante el servicio de mediación, arbitraje y conciliación (SMAC). Este paso es obligatorio antes de presentar una demanda en el juzgado. Es importante recordar que disponemos de un año para reclamar la cantidad que la empresa nos debe abonar, pasado ese plazo la cantidad prescribirá.

Autor: ConAvalSí
Categoría: RRHH
pago único por desempleo

Durante la última crisis económica muchas personas se encontraron en situación de desempleo, por lo que en 2015 se aprobó una ley para fomentar el trabajo autónomo, que les dio la oportunidad de capitalizar el paro con el fin de poner en marcha su propio negocio. La actual crisis del coronavirus ya ha destruido más de medio millón de empleos y es posible que ese número siga creciendo, por lo que recurrir al pago único puede ser una buena opción para convertirte en autónomo o crear una pyme.

¿Qué es el pago único por desempleo?

La capitalización del desempleo consiste en la posibilidad de cobrar la prestación de desempleo pendiente en un único pago, que se destinará a poner en marcha una empresa. Con esta iniciativa se fomenta el autoempleo, sobre todo en las primeras etapas de un negocio, que es cuando se necesita una mayor inversión.

¿Cuáles son los requisitos para solicitarlo?

Puedes realizar la solicitud de pago único si cumples las siguientes condiciones:

1.     No has iniciado una actividad económica ni estás dado de alta en la Seguridad Social.

2.     Tienes al menos tres mensualidades de paro pendientes.

3.     No has solicitado otro pago único en los cuatro años anteriores.

4.     No has impugnado el despido, en cuyo caso tendrás que esperar hasta que se resuelva el expediente.

También tendrás que acreditar que te has dado de alta como autónomo, has creado una empresa o te has incorporado como socio a una cooperativa o sociedad creada en los últimos 12 meses. Tendrás un plazo máximo de un mes, contando a partir de la aprobación del pago único, para iniciar la actividad.

¿Cuándo conviene capitalizar el paro?

La Unión Europea ha previsto que España viva una de las recesiones más duras de la zona euro, con una caída del PIB del 9,4 % en 2020, lo cual se debe en gran parte a su dependencia del sector servicios. Sin embargo, hay sectores, como la tecnología, la formación a distancia y la higiene, limpieza y desinfección, en los que pueden gestarse nuevas oportunidades de negocio.

Por tanto, antes de capitalizar el paro, debes hallar un sector interesante con buenas perspectivas de crecimiento. Es importante que tengas las ideas claras y sepas qué modelo de negocio implementarás. Debes contar, además, con un colchón económico que te permita seguir adelante durante esos meses “vacíos”, en los que ya no recibes la prestación de desempleo, pero el negocio todavía no es rentable.

¿Cómo se solicita el pago único?

Puedes presentar la solicitud de pago único online en la sede electrónica del SEPE. También puedes solicitarla en la oficina de prestaciones, en cualquier oficina de registro público o mediante correo administrativo. En cualquier caso, tendrás que presentar los siguientes documentos:

-        Modelo de solicitud de pago único.

-        Documento de Identidad.

-        Proyecto de negocio en el que reflejes datos como la actividad a realizar, el capital necesario y la previsión de ingresos y gastos para los primeros años.

¿Cuánto cobrarás?

La capitalización del desempleo prevé el pago del 100 % de la prestación de desempleo que te falte por recibir, aunque se deducirá el importe relativo al interés general del dinero que corresponda en el momento de la solicitud, que en 2020 es el 3 %.

Tienes la opción de recibir solo una parte de la prestación y destinar el resto a la compensación de las cuotas mensuales a la Seguridad Social. La cantidad que recibas está exenta del IRPF y no invalida el acceso a otro tipo de subvenciones y ayudas a nivel nacional, ya que se trata del anticipo de una prestación que te corresponde como trabajador. No obstante, algunas ayudas autonómicas o locales podrían ser incompatibles con el pago único.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Nuevos Negocios
Financiación empresas en crisis

La mayoría de las empresas, sobre todo las pymes, son particularmente vulnerables a los cambios que se producen en el entorno donde operan. Cuando ocurren cambios drásticos, como los que se han producido debido a la crisis de la Covid-19, que han supuesto el cierre de negocios, la fractura en las cadenas de suministro y la disminución de la demanda, muchas actividades empresariales quedan en situación de riesgo y necesitan recurrir a préstamos o créditos para empresas en crisis.

¿Cuáles son las principales vías de financiación para empresas en crisis?

1. Entidades bancarias

Las entidades bancarias suelen ser la primera opción en la que piensan los emprendedores cuando su negocio está en crisis. Puede ser una alternativa interesante si, por algún motivo, la empresa está teniendo problemas de impago por parte de sus clientes, pero debe pagar a sus proveedores, seguir pagando las nóminas de sus empleados y hacer frente a sus costes habituales, de manera que podría pedir al banco una ampliación de la línea de crédito.

2. En plena crisis del coronavirus, las principales entidades bancarias del país han puesto en marcha una línea de créditos, como parte de la línea de avales públicos del ICO que aprobó el Gobierno por un valor de 100 000 millones de euros.. La concesión de estos créditos y préstamos a las empresas en crisis supone el acceso a un capital mayor, con intereses menores, y un plazo de devolución más amplio, con un periodo de carencia más largo. No obstante, el tipo de interés puede variar de una entidad a otra o incluso de un cliente a otro, según el nivel de riesgo que represente, aunque siempre dentro de los márgenes establecidos.Venture Capital

En el caso de las pymes de reciente constitución que tienen un gran potencial de crecimiento, pero que se han visto frenadas por factores externos, recurrir al venture capital puede ser una buena solución para resolver una crisis. El venture capital es una operación financiera en la que se aporta capital a las pymes que tienen grandes expectativas de rentabilidad, pero también representan un nivel de riesgo elevado.

En este caso, quien aporta el capital se hace con un porcentaje de la empresa, que generalmente oscila entre un 25-30 % de la misma. Vale aclarar que, aunque las sociedades de capital de riesgo suelen apostar por proyectos innovadores y disruptivos, algunas también financian a pymes en crisis cuando consideran que es posible reflotar el negocio y hacerlo crecer.

3. Ayudas y subvenciones estatales

Cuando se atraviesan periodos económicamente convulsos, los gobiernos suelen poner en marcha planes para facilitar la financiación de autónomos en crisis o empresas. Para mitigar el impacto económico de la Covid-19, por ejemplo, el gobierno ha puesto en marcha un plan de ayudas que cuenta con 200 000 millones de euros, parte del cual está destinado a apoyar a pymes y autónomos.

Se ha activado una línea de créditos ICO, gran parte de la cual se destina a la financiación del turismo, a la que pueden acogerse las empresas de transporte, hoteles o agencias de viajes, entre otras. También se ha creado una línea de ayuda de 2 000 millones para las empresas exportadoras y otra de 25 millones para las empresas innovadoras de base tecnológica, mediante el programa NEOTEC del CDTI. El gobierno destinará, además, 76,4 millones de euros a pymes y autónomos del sector de la cultura, de los cuales, 20 millones se gestionarán a través de CREA SGR.

En cualquier caso, recuerda que, a través de Con Aval Sí, podrás acceder a las líneas especiales de avales aprobadas por las distintas SGR, con el apoyo de CERSA y de los gobiernos de las distintas comunidades autónomas, que facilitan el acceso a liquidez a pymes y autónomos afectados por la crisis de la Covid-19.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Contabilidad
Reinvención empresas covid

La crisis de la Covid-19 marcará un antes y un después para muchos negocios y emprendedores. Tras el cierre obligatorio de todos los negocios no esenciales para detener la propagación del virus, quienes retomen la actividad tendrán que adaptarse a las nuevas medidas de seguridad. También tendrán que afrontar cambios en las cadenas de suministro y trabajar en un entorno económico de recesión o recuperación económica lenta, lo cual probablemente conducirá a la reinvención de las empresas.

Las iniciativas de reinvención empresarial en los sectores más afectados por la Covid-19

Viajes y hostelería

El sector del turismo, dentro del cual se encuentra la hostelería y los viajes, ha sido el más golpeado por la crisis de la Covid-19, ya que ha visto cómo su actividad se ha reducido prácticamente a cero. Además, tendrá que seguir enfrentando cancelaciones de las reservas y,  probablemente, será el último en retomar la normalidad.

Las empresas que operan en este sector deberán reducir costes al máximo y reajustar el tamaño de la organización para adaptarse a la nueva realidad. También tendrán que fortalecer su marca, ya que los clientes serán más exigentes a la hora de elegir un turoperador u hotel. Eso implica reforzar la seguridad y las medidas de higiene en las instalaciones y a lo largo del viaje. Los hoteles, por ejemplo, se están planteando dejar las habitaciones libres durante tres días entre un huésped y otro. Airbnb ha respondido diseñando un programa de limpieza avanzada que, entre otras cosas, permite bloquear las reservas durante 72 horas.

Restauración

La restauración está siendo uno de los sectores más dañados por la crisis de la Covid-19. Los bares y restaurantes se están reinventando apoyándose en los servicios de entrega a domicilio. Estos emprendedores se han refugiado en Internet para seguir brindando sus servicios, ya sea a través de compañías de entrega a domicilio o implementando su propio sistema de entrega.

Dado que el aforo de bares y restaurantes se ha limitado, los propietarios podrían compensarlo ampliando los horarios de atención al público y adaptando los menús y precios a las horas de menos demanda, para así atraer clientes. La reinvención de estas empresas también pasa por potenciar las terrazas, ya que los clientes preferirán estar en lugares abiertos para disminuir el riesgo de contagio.

Fitness

Los gimnasios, escuelas de boxeo y otros negocios deportivos han sido uno de los sectores más perjudicados por la crisis de la Covid-19, ya que los usuarios no solo comparten espacio sino también equipos. Muchos de estos negocios han tenido que tomar medidas desde el primer día, como congelar las cuotas de sus afiliados hasta que puedan retomar la actividad. Otros han decidido alquilar sus equipos deportivos para que sus miembros puedan usarlos en casa o han comenzado a brindar sesiones de entrenamiento a distancia.

De hecho, es probable que la reinvención de las empresas en el sector del fitness se traslade a Internet. Los entrenamientos online son una opción cómoda para muchas personas que no quieren o no pueden desplazarse hasta los gimnasios. Por tanto, muchas de estas empresas apostarán por crear sus propias aplicaciones y poner en marcha iniciativas que les permitan brindar entrenamientos personalizados a distancia.

¿Cuáles serán las necesidades de financiación de estas empresas?

El impacto del coronavirus planteará a los emprendedores un reto de tesorería importante. En los próximos meses, la gestión de la caja será esencial para garantizar la supervivencia del negocio, por lo que es necesario limitar los gastos e inversiones no esenciales. Mientras las empresas toman medidas para garantizar la seguridad de trabajadores y clientes, deben explorar nuevos canales que les permitan mantener su flujo comercial.

La principal necesidad de financiación de estas empresas se dirija a cubrir el capital circulante. Para ello, pueden recurrir a las ayudas económicas para las empresas que ha puesto en marcha el gobierno, a través de la línea de crédito del ICO, También se ha puesto en marcha otra línea especial de apoyo para  CERSA, que mejora las condiciones del reaval, permitiéndoles ofrecer a las SGR, de una forma rápida y efectiva, garantías que contribuyan a resolver las tensiones financieras de los autónomos y empresas afectados.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Nuevos Negocios
digitalización pyme

Con la irrupción de las nuevas tecnologías, la digitalización de las pymes se convierte en una necesidad para seguir siendo competitivas. La transformación digital puede minimizar costes, agilizar las operaciones habituales, aportar información relevante sobre los consumidores, impulsar el crecimiento del negocio y mejorar sus resultados.  

A pesar de todas las ventajas que aporta la digitalización, sigue siendo una asignatura pendiente en las pequeñas empresas, sobre todo aquellas con menos de 10 empleados. Solo el 31,1 % de las micropymes que poseen conexión a Internet tienen un sitio web. Apenas el 10,8% realiza publicidad online y solo el 9,3 % recurre a los servicios de computación en la nube, según reveló el informe “Transformación digital en España”.

¿Qué es la digitalización de las pymes?

La digitalización es un proceso estratégico dentro del negocio que implica la implantación de la tecnología para facilitar la gestión y el funcionamiento empresarial. No se limita al uso de las redes sociales, tener una web o implementar un e-commerce, sino que abarca todos los procesos de la empresa para optimizar la producción, la organización interna y la gestión de los clientes. Su objetivo es ampliar las capacidades de la pyme para lograr que sea más competitiva.

¿Cómo digitalizar tu pyme?

Evalúa la situación digital de tu pyme

La digitalización tiene un coste, por lo que antes de emprender una transformación digital en tu negocio debes formarte una imagen global del mismo. Analiza los recursos de los que dispones. ¿Cuentas con ordenadores y conexión a Internet? ¿Tus empleados tienen formación en nuevas tecnologías? ¿Ya tienes una web? ¿Usas canales digitales de venta? ¿Cuánto han avanzado en la digitalización las empresas que operan en tu sector? Resume esa información en un análisis DAFO en el que reflejes las debilidades y fortalezas internas de tu pyme, así como las amenazas y oportunidades del entorno.

Define los objetivos de la digitalización

Determina qué objetivos quieres alcanzar a través de la digitalización de tu pyme. La clave radica en descubrir cómo la tecnología puede ayudarte a conseguir tus objetivos de negocio. Puedes, por ejemplo, plantearte el uso de la tecnología para impulsar las ventas, aumentar la productividad y/o ser más eficiente implantando sistemas de ahorro y control. En cualquier caso, debes establecer indicadores de medición que te permitan ir evaluando la consecución de esos objetivos, de manera que puedas comprobar cómo la digitalización está impulsando tu negocio.

Desarrolla tu plan de transformación digital

Con tus objetivos en mente, traza la hoja de ruta. Debes elaborar un plan de digitalización en el que reflejes las acciones y pasos necesarios. Establece un calendario realista para cada una de esas acciones, de forma que no caigan en saco roto, y designa a las personas responsables de que se lleven a cabo. Quizá te convenga priorizar las áreas más ventajosas de tu negocio para evitar que el funcionamiento empresarial se vea desbordado por la aplicación de demasiados cambios a la vez.

Determina qué tecnologías necesitas

Existen miles de herramientas digitales, por lo que tendrás que elegir cuáles pueden aportar un valor real a tu pyme y te ayudarán a conseguir tus objetivos de digitalización. Las aplicaciones digitales de gestión, por ejemplo, te permitirán ahorrar tiempo y recursos al automatizar desde la contabilidad hasta la gestión del personal. Si vendes productos, las plataformas de gestión multicanal, como un CRM, te permitirán responder a los clientes de manera eficiente. El Big Data, por otra parte, puede ayudarte a descubrir nuevas oportunidades de negocio. No obstante, si parte de tu plantilla trabaja a distancia, tendrás que invertir en una plataforma potente para la gestión de proyectos y aplicaciones de seguridad.

Forma a tus empleados en las nuevas tecnologías

La digitalización de la pyme no implica únicamente introducir nuevas tecnologías, también demanda la formación de los trabajadores para que puedan utilizarlas de manera eficiente. Valora si te conviene incluir a un experto en tecnología en tu plantilla o si vas a externalizar esta área. Sea cual sea la vía que elijas, debes promover una cultura digital en tu pyme, de manera que los empleados se comprometan con el proceso de trasformación digital y no desarrollen una resistencia al cambio.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Marketing y Ventas
Gastos deducibles autónomos

Si trabajas como autónomo, incurrirás en una serie de gastos derivados de tu actividad profesional que puedes deducir de los impuestos para ajustar tu balance. Los gastos deducibles son todos aquellos costes que se pueden desgravar fiscalmente, aunque cada cierto tiempo la Agencia Tributaria realiza cambios que debes conocer para que no te lleves sorpresas inesperadas en caso de inspección.

¿Cuáles son los requisitos para que un gasto sea deducible?

La Agencia Tributaria establece tres condiciones para aceptar la deducción de un gasto:

  1. relacionado con tu actividad económica.
  2. estar justificado, lo cual significa que debes tener factura o, en su defecto, un recibo en el que aparezcan tus datos fiscales.
  3. estar registrado en tus libros de Contabilidad como gasto o inversión.

Principales gastos deducibles de los autónomos en el IRPF

Consumos de explotación. Podrás deducir los gastos en los que incurras al comprar mercancía, materias primas, material de oficina y todos aquellos productos que necesites para tu negocio.

Gastos de personal. Los pagos a los trabajadores que estén a tu cargo, así como las dietas, asignaciones para viajes, indemnizaciones o premios son deducibles. También puedes desgravar los gastos de formación, los seguros de accidente, las contribuciones a los planes de pensiones y los gastos de la cesta de Navidad.

Servicios de profesionales independientes. Los honorarios de los profesionales que contrates para el ejercicio de tu actividad también se consideran gastos deducibles, así como las comisiones de agentes comerciales o mediadores.

Tributos fiscales. Los principales impuestos deducibles son el impuesto de bienes inmuebles (IBI) y el impuesto de actividades económicas (IAE). No obstante, puedes deducir todos los tributos, tasas y recargos que pagues, excepto las sanciones y los recargos de apremio o aquellos en los que incurras por presentar fuera de plazo las declaraciones de Hacienda.

Arrendamientos y cánones. El alquiler del local donde realizas tu actividad, los cánones que pagues, así como las cuotas de leasing, se consideran gastos deducibles.

Reparaciones y conservación. Los gastos de mantenimiento en bienes muebles o inmuebles en los que incurras para poder seguir realizando tu actividad con normalidad también son deducibles.

Gastos financieros. Los intereses de préstamos y créditos, los gastos por los servicios bancarios y los recargos por aplazamiento del pago de deudas son gastos que puedes desgravar. También podrás deducir los gastos de contratos mercantiles, como las escrituras de la constitución de una sociedad, el traspaso de local o la fianza por el alquiler.

Cuotas a organismos públicos y/o privados. Tanto las cotizaciones del autónomo a la Seguridad Social como la de los trabajadores se consideran gastos deducibles. También lo serán las cuotas que pagues a las asociaciones profesionales, empresariales, corporaciones y cámaras.

Seguros. Puedes desgravar las primas de los seguros relacionados con la actividad económica que desarrollas. Si tienes un seguro de enfermedad que incluya a tu pareja e hijos menores de 25 años que convivan contigo, también puedes deducirlo, con un límite de hasta 500 euros por persona.

Gastos adicionales. Los costes del transporte y los suministros de electricidad, agua y telefonía del local donde trabajas son deducibles. También lo son los gastos en I+D en los que incurras para impulsar tu negocio, así como la adquisición de libros, la suscripción a revistas profesionales y los gastos de asistencia a eventos relacionados con tu actividad.

Amortizaciones. Corresponde a la depreciación de las inversiones que has realizado en inmovilizado material o intangible para desarrollar tu actividad, las cuales se van realizando año tras año según los coeficientes de amortización que establece la Agencia Tributaria.

Otros gastos deducibles aprobados para los autónomos

Con la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo se incluyeron dos deducciones nuevas en el IRPF:

Suministros domésticos. Si trabajas desde casa y se lo has indicado a la Agencia Tributaria, podrás desgravar el 30% de los gastos del suministro de agua o electricidad, en proporción a la superficie que destines al uso de tu actividad. Si estás alquilado, para desgravar la parte correspondiente del alquiler debes tener dos facturas diferenciadas. También podrás deducir los gastos de telefonía si cuentas con un teléfono para uso profesional exclusivamente.

Dietas de manutención. Podrás deducir 26,67 euros diarios o 48 euros en el extranjero por concepto de dietas. Si pernoctas, la cifra asciende a 53,34 euros diarios en España y 91,35 euros en el extranjero. Puedes incluir los gastos de restaurante, alojamiento y transporte público, a condición de que pagues mediante medios electrónicos y presentes las facturas.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Contabilidad
Declaración de la renta

Como cada año, ha llegado el momento de presentar la declaración de la renta. En esta ocasión, la Agencia Tributaria espera que se presenten más de 21 millones de declaraciones, de las cuales 14,5 millones serán a devolver, lo que representa casi el 70 % del total. En esta campaña se han incluido mejoras en la aplicación móvil para facilitar su uso y se incluyen algunas novedades en la presentación de los datos.

¿Qué autónomos están obligados a presentar la declaración de la renta 2019?

La mayoría de los autónomos, como contribuyentes, deben presentar la declaración de la renta anual. Existen algunas excepciones: aquellos cuyos ingresos no superen los 22 000 euros anuales, siempre que estos procedan de un mismo pagador.

Si los ingresos proceden de más de un pagador, el límite para no declarar es de 14 000 euros anuales, siempre y cuando la cantidad recibida por los otros pagadores no supere los 1 500 euros anuales.

Fechas clave para la declaración de la renta 2019

1 de abril. Inicia el plazo de presentación por Internet de las declaraciones de la renta 2019, de manera que podrás acceder a tus datos fiscales y al borrador de la renta. Al igual que el año pasado, se mantiene el programa Renta web, al cual se accede con certificado electrónico, cl@ve PIN o número de referencia, aunque también puedes presentar la declaración mediante la aplicación de la Agencia Tributaria.

5 de mayo. Se abre la posibilidad de solicitar cita previa en la web de Hacienda para realizar la declaración de manera presencial u optando por el plan telefónico “Le llamamos”.

7 de mayo. Comienza la asistencia del plan “Le llamamos”, mediante el cual la Agencia Tributaria te llamará por teléfono para confeccionar y presentar la declaración de la renta.

13 de mayo. Se abre el plazo de presentación de las declaraciones de manera presencial, previa cita, en las oficinas de la Agencia Tributaria.

25 de junio. Termina el plazo para presentar las declaraciones que resulten a ingresar con domiciliación en cuenta bancaria.

30 de junio. Cierra el plazo para presentar la declaración de la renta de manera presencial y telemática.

¿Cómo hacer la declaración de la renta 2019 sin acudir a la Agencia Tributaria?

Este año, si no quieres acudir presencialmente a la Agencia Tributaria, tienes la posibilidad de presentar la declaración de la renta a través de tres opciones: online, de manera presencial o por teléfono. Una de las novedades de esta campaña es que, antes de descargar los datos fiscales, tendrás que ratificar o cambiar tu domicilio fiscal, aunque solo quieras solicitar cita previa o acceder al borrador. El sistema te mostrará automáticamente la vivienda con referencia catastral.

Presentación online con Renta Web

Si vas a presentar la declaración online, tendrás que acceder a Renta Web. Seleccionas “Servicio de tramitación borrador/declaración” y te identificas indicando el DNI o NIE y el número de referencia, la cl@ve PIN o el certificado electrónico. 

Para obtener tu número de referencia, tendrás que indicar en la página web de Hacienda tu NIF y la fecha de caducidad del DNI o NIE. También tendrás que introducir el importe de la casilla 505 de la declaración del IRPF correspondiente a 2018. Si no la realizaste, debes indicar un número de cuenta bancaria (IBAN) de la que seas titular. 

En este punto ya podrás acceder a tus datos fiscales. Debes corroborarlos porque la Agencia Tributaria dispone de una información limitada sobre tus gastos e ingresos como autónomo y no suele estar al corriente de los cambios en tu estatus familiar.

Cuando los datos estén correctos, genera la declaración y presiona en presentar. Si sale a devolver, debes indicar la cuenta bancaria para recibir el ingreso. Si sale a pagar, puedes seleccionar la opción de domiciliar el pago y fraccionarlo en dos plazos. 

Presentación a través de la App

También tienes la posibilidad de presentar la declaración de la renta 2019 a través de la aplicación de la Agencia Tributaria. Tendrás que identificarte, al igual que para acceder a Renta Web. Una vez dentro podrás consultar tus datos fiscales, modificar la información y presentar la declaración de la renta.

Este año, la aplicación cuenta con un nuevo sistema guiado de identificación para facilitar el acceso según las preferencias individuales. Si tu declaración es muy sencilla, tienes la opción de “presentar la declaración con un solo clic”, pero en este caso no podrás modificar los datos.

Llamada telefónica

Para presentar la declaración de la renta vía telefónica, tendrás que pedir cita por Internet o llamando a los teléfonos 901 22 33 44 / 91 535 73 26 / 901 22 33 44 o 91 553 00 71. Este año, debido a las circunstancias excepcionales, no existe la posibilidad de elegir un día y franja horaria específica, de manera que solo podrás solicitar el servicio.

Eso significa que, desde que pidas el servicio, debes tener a mano todos los datos necesarios: el número de referencia del titular de la declaración, el DNI de todas las personas que figuren en la declaración, el IBAN de cuenta bancaria y las referencias catastrales de todos los inmuebles de tu propiedad o en los que vivas de alquiler.

Deducciones que se mantienen de la campaña de la renta anterior

Reducción de la cuota para los contribuyentes con rentas inferiores a 16 825 euros. La cantidad inicial es de 5 565 euros anuales para quienes ingresan menos de 13 115 euros y una cantidad proporcional para quienes ganan entre 13 115 y 16 825 euros, aunque en esta campaña las cantidades serán menores porque la reducción se aplica a partir del 5 de julio.

Se incrementa al 30 % la deducción de los importes invertidos en una empresa de nueva creación, con una base máxima de deducción de 60 000 euros.

Deducción por maternidad de hasta 1 200 euros anuales por cada hijo menor de 3 años o adoptado. La deducción puede aumentar en hasta 1 000 euros adicionales si incurriste en gastos de custodia en guardería o centros infantiles autorizados.

Deducción por familia numerosa que asciende a 1 200 euros anuales o 2 400 si se trata de una familia numerosa de carácter especial, aquellas que tienen más de 5 hijos.

Deducción por familiar con discapacidad a cargo que asciende a 1 200 euros, ya se trate del conyugue, un hijo o un padre.

Deducción para los contribuyentes que tengan al resto de la unidad familiar en otro país de la Unión Europea, para equiparar la cuota con la que se aplicaría si todos residieran en España.

Novedades en la declaración de la renta 2019

-        Las rentas inmobiliarias se resumen en un apartado  

Si eres propietario de inmuebles, tendrás que incluir toda la información sobre los rendimientos del capital inmobiliario en el apartado C. Debes indicar el uso de los inmuebles a lo largo del año fiscal, especificando el número de días que los has usado de manera exclusiva o si los has alquilado, de manera que se pueda calcular el rendimiento neto teniendo en cuenta gastos deducibles y la amortización. Si tienes inquilinos habituales debes indicar su NIF.

-        Nuevo anexo para agilizar las devoluciones

La campaña de la renta 2019 incluye un anexo D para que puedas señalar el NIF de los proveedores de determinados gastos y su importe. Esta sección es de cumplimentación voluntaria, pero sirve para agilizar la tramitación de las devoluciones y reducir el número de los requerimientos dirigidos a comprobar la veracidad de los datos. 

-        Aumenta el importe exento de tributación de los premios

En el ejercicio 2019, los premios de determinadas loterías y apuestas estarán exentos de tributación hasta los 20 000 euros, lo que supone el doble del ejercicio anterior.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Contabilidad
ERTE

La propagación del Covid-19 y las medidas de aislamiento social que se han tomado para contener su avance han frenado la economía española en seco, obligando a todas las empresas no esenciales a cerrar. Para detener la destrucción masiva de puestos de trabajo el gobierno ha tomado diferentes medidas, como dar la posibilidad a las empresas afectadas de aplicar un ERTE por razones de fuerza mayor.

¿Qué es el ERTE?

El Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) consiste en que la empresa, tras negociar con sus trabajadores, suspende los contratos o una parte de ellos durante el tiempo que la actividad esté detenida o frenada. A diferencia del ERE, esa desvinculación no es definitiva, el trabajador regresará a su puesto de trabajo cuando la actividad se reponga. Mientras tanto, cobrará la prestación por desempleo que le corresponde.

Las empresas pueden aprobar un ERTE por razones económicas, técnicas, organizativas o de producción. En las condiciones actuales se debe a una causa de fuerza mayor, por lo que el ERTE durará el tiempo que se extienda el estado de alarma. Dado su carácter excepcional, se puede aprobar en apenas 5 días y con efecto retroactivo.

¿Cuáles son las condiciones para acceder a la prestación de desempleo?

Con la legislación previa, el trabajador solo tenía derecho a la prestación por desempleo si había cotizado 12 meses en seis años. En las nuevas medidas, ese requisito se ha eliminado, de manera que todos los trabajadores afectados por un ERTE podrán cobrar el desempleo, aunque no hayan cotizado el periodo mínimo necesario.

El ERTE por coronavirus tampoco consumirá parte de la prestación de desempleo que hayan acumulado los trabajadores. De hecho, también mantienen la antigüedad en la empresa, ya que ese tiempo se computa.

¿Cómo se gestiona la solicitud de paro?

Los trabajadores no deben realizar ningún trámite, la empresa es la encargada de gestionar el ERTE. Vale aclarar que solo podrán aplicarlo aquellas empresas que estén, efectivamente, afectadas por la declaración del estado de alarma y el coronavirus.

La empresa tendrá que solicitar el procedimiento de despido temporal por fuerza mayor ante la Dirección Provincial del SEPE correspondiente o en el Ministerio de Trabajo, si trabaja en más de una región, indicando qué empleados están afectados por la medida.

¿Cuánto cobrarás?

Como regla general, el trabajador cobrará el 70 % de la base de cotización, según un cálculo en el que se consideran los 180 últimos días cotizados, o menos si no se llega a esa cantidad. La prestación mínima para una persona sin hijos es de 671,40 euros. No obstante, algunas empresas pueden llegar a un acuerdo interno al despedir al trabajador para realizar un complemento salarial del 10 % o incluso el 30 % restante, de manera que pueda cobrar su salario íntegro.

¿Te pueden despedir después del ERTE?

Las empresas que se acojan a un ERTE también están exoneradas de pagar el 75 % de la aportación a la Seguridad Social por sus empleados. Si se trata de una pyme con menos de 50 trabajadores, quedará exonerada por completo de esa obligación. La condición es que la empresa se comprometa a mantener el empleo.

El Real Decreto de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19 incluye una disposición específica en la que se indica que el ERTE está “sujeto al compromiso de la empresa de mantener el empleo durante el plazo de seis meses desde la fecha de reanudación de la actividad”. Si la empresa incumple y despide al trabajador, tendrá que devolver las exenciones.

A pesar de ello, si después del estado de alarma y pasados esos seis meses, la empresa no logra recuperarse y no puede hacer frente a sus obligaciones, puede presentar despidos individuales o un ERE, en cuyo caso los trabajadores recibirán la indemnización por despido por causa objetiva.

Autor: ConAvalSí
Categoría: RRHH
Seguridad Comunicación segura mediante certificado del servidor SSL y el acceso a la información protegida y se almacenada cifrada. Su IP de acceso 35.168.112.145