Consentimiento legal de cookies

Utilizamos cookies, propias y de terceros, para mantener sus preferencias y analizar sus hábitos de navegación en nuestra página web, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. Más información en el apartado Política de Cookies de nuestra página web.

Guardar preferencias Aceptar todas las cookies

Blog Con Aval Sí

Autor: ConAvalSí

Página 3
¿Qué es el IBI y cómo se calcula?

Si eres propietario de un local o una oficina, tendrás que hacer frente a diferentes gastos fijos. Uno de esos gastos es el IBI, que se paga todos los años. Conocer la fecha de pago del IBI te permitirá no incurrir en sanciones tributarias y si sabes a cuánto asciende, podrás incluirlo en el plan de gastos de tu negocio.

¿Qué es el IBI?

El Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) es un tributo directo de carácter obligatorio gestionado por los Ayuntamientos, aunque algunos pueden delegar su cobro en otros entes. Este impuesto grava la titularidad de los derechos de propiedad, usufructo, superficie y concesión administrativa sobre inmuebles, ya sean urbanos o rústicos.

¿Quién debe pagar el IBI?

Todas las personas que tengan derechos sobre los bienes inmuebles deben pagar el IBI. De hecho, este impuesto no solo se aplica al derecho de propiedad, sino también al derecho de superficie, usufructo o concesión administrativa.

En el caso de las oficinas o locales alquilados, lo habitual es que sea el propietario quien se encargue de pagar el IBI. No obstante, si el propietario llega a un acuerdo con el arrendatario y lo plasma en el contrato de alquiler, puede repercutirle el IBI según el porcentaje convenido.

Cuando se vende la propiedad, corresponde al vendedor pagar el IBI, ya que el hecho imponible se aplica el primer día del año, momento en el cual el vendedor figura como propietario. No obstante, el vendedor tiene derecho a recurrir a los Tribunales para recuperar la parte proporcional de los días pendientes desde que se produjo la venta hasta fin de año.

¿Cuál es la fecha de pago del IBI?

Este impuesto se aplica cada 1 de enero, aunque cada Ayuntamiento tiene libertad para indicar la forma y fecha de pago, así como las facilidades para realizar el mismo. Ten en cuenta que, si pagas fuera de plazo, incurrirás en una sanción tributaria con un recargo que varía desde el 5 hasta el 20% sobre la cuota a pagar.

¿Cómo calcular el IBI?

Para calcular el IBI hay que partir del valor catastral del inmueble, que se determina según el valor del suelo donde se encuentra la propiedad y el valor de las construcciones ubicadas en el mismo. El Catastro Inmobiliario, siguiendo los criterios de Hacienda, es quien realiza ese cálculo, tomando en consideración variables como la localización del inmueble y su valor en el mercado, el costo de la construcción y su antigüedad, el uso del inmueble, así como el valor del suelo y sus características urbanísticas.

Sobre la base liquidable, los Ayuntamientos aplican un gravamen que distingue entre los bienes urbanos, rústicos o de características especiales. En el caso de los inmuebles urbanos ese gravamen oscila entre el 0,4 y el 1,1 %, con algunas excepciones que pueden alcanzar hasta el 1,17 %. Aquí puedes comprobar la actualización de los valores catastrales por coeficientes en tu municipio.

Cabe aclarar que el pago del IBI por el local donde se encuentra tu negocio es un gasto fiscalmente deducible. Si eres autónomo y trabajas en casa, también podrás deducir parcialmente el IBI, según los metros cuadrados que hayas notificado a Hacienda.

Las exenciones y bonificaciones del IBI

Existen algunos inmuebles que están exentos del pago del IBI, como aquellos que son propiedad del Estado, las comunidades autónomas o entidades locales, así como los que pertenecen a la Iglesia Católica y la Cruz Roja.

También están exentos del pago del IBI los bienes de interés cultural, los bienes comunales y montes vecinales en mano común, así como los montes poblados por especies de crecimiento lento, los terrenos ocupados por líneas de ferrocarril y carreteras de uso público, y aquellos sujetos a exenciones internacionales.

Además de las bonificaciones al IBI que aprueben los diferentes Ayuntamientos, a nivel nacional se aplica:

  • Bonificación de entre el 50 y el 90 % sobre los inmuebles que constituyan el objeto de la actividad de las empresas de construcción, urbanización y promoción inmobiliaria.
  • Bonificación del 50 % sobre las viviendas de protección oficial.
  • Bonificación del 95 % sobre los bienes rústicos de las cooperativas agrarias o de explotación comunitaria de la tierra.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Contabilidad
regimen de gananciales

Cuando una pareja decide casarse, debe tomar una serie de decisiones importantes. Una de ellas es el régimen económico del matrimonio. Decantarse por el régimen de separación de bienes o de gananciales no solo determinará cómo se reparte el patrimonio si la unión se disuelve, sino que influirá en la responsabilidad económica que tienen los cónyuges si uno de ellos tiene un negocio.

¿Qué es el régimen de gananciales en el matrimonio?

El Código Civil establece tres regímenes económicos para regular las relaciones económicas y patrimoniales en el matrimonio: el régimen de gananciales, de separación de bienes y de participación. Cuando no se especifica un régimen, se aplica automáticamente la sociedad de gananciales. En ese caso se distingue entre los bienes privativos y gananciales.

Diferencia entre bienes privativos y gananciales

  • Bienes privativos de cada cónyuge. Están compuestos por los bienes que pertenecían a cada persona antes de contraer matrimonio, así como aquellos que reciban posteriormente mediante una herencia o donación. El régimen de gananciales prevé que los cónyuges puedan gestionar y disponer de ese patrimonio con libertad, aunque no deben olvidar que esos bienes están sujetos al levantamiento de las cargas originadas por la vida en común y el cuidado de los hijos.
  • Bienes gananciales. Se trata del patrimonio que se va acumulando a lo largo de la vida en común dentro del matrimonio, en el que confluyen las ganancias de ambos cónyuges mediante su trabajo, así como las rentas o intereses que generen tanto los bienes gananciales como aquellos privativos. 

En la sociedad de gananciales los conyugues ponen en común las ganancias obtenidas indistintamente por ambos y si el matrimonio se disuelve, esos bienes serán repartidos a partes iguales. En caso de que los bienes hayan sido adquiridos usando fondos privativos durante el matrimonio, el cónyuge titular del dinero tendrá derecho a que se le reintegre el importe actualizado.

La responsabilidad empresarial de los cónyuges en régimen de gananciales

La responsabilidad que recae sobre los bienes del matrimonio por las deudas de la empresa varía según el régimen económico elegido y el tipo de sociedad mercantil constituida. En el caso de un empresario individual que realiza una actividad económica por su cuenta, asumiendo todos los derechos y obligaciones, su responsabilidad ante  terceros es universal, lo cual significa que debe responder con todo su patrimonio presente y futuro de las deudas contraídas.

Si el matrimonio se basa en el régimen de separación de bienes, el patrimonio que posea el cónyuge del empresario no se verá afectado por las deudas de su negocio. Sin embargo, bajo el régimen de gananciales, tendrá que hacer frente a las deudas contraídas en su negocio con los bienes ganados durante el matrimonio; o sea, recurriendo a la propiedad ganancial.

En los casos de máxima responsabilidad, cuando el cónyuge ha dado su consentimiento expreso, los bienes privativos que poseía antes del matrimonio también pueden destinarse a saldar las deudas que contrajo su pareja en el ejercicio de su actividad empresarial. Por tanto, antes de emprender un negocio que represente cierto nivel de riesgo, es importante tener claros los límites de las responsabilidades económicas.

De hecho, existe la posibilidad de cambiar las capitulaciones matrimoniales e inscribirlas en el Registro Mercantil para modificar el régimen económico matrimonial. Así se pueden separar los bienes matrimoniales y los del cónyuge del empresario, desvinculándolos de la responsabilidad mercantil que este contraiga en su negocio.

Por último, en caso de que el matrimonio desarrolle una empresa o monte un negocio en común, debe tener presente que cada uno tendrá que asumir una obligación solidaria respecto a los resultados de su actividad. Esto significa que responderán indistintamente con los bienes propios de cada uno, así como con los bienes gananciales, ante posibles deudas.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Legal
como hacer una nomina desde cero

Si tienes una pequeña empresa con empleados a tu cargo, es probable que hacer las nóminas sea una de tus principales preocupaciones. Entre las bases de cotización a la Seguridad Social, las pagas extraordinarias y las retenciones, es fácil equivocarse e incurrir en problemas fiscales o jurídicos. Saber cómo calcular una nómina y comprender su estructura te permitirá gestionarlas mejor.

Cómo preparar una nómina paso a paso

La nómina es el documento que refleja la liquidación y pago de los salarios. La empresa debe facilitársela a sus empleados cada mes, especificando el sueldo recibido por el trabajo realizado y desglosando diferentes conceptos que siguen una estructura precisa para facilitar el cálculo de la nómina.

Cabecera de la nómina

Debes indicar los datos de tu negocio, como el nombre legal de la empresa, NIF, domicilio y el código de Cuenta de Cotización (CCC) en la Seguridad Social. También debes recoger los datos del trabajador, como su nombre y NIF, número de afiliación a la Seguridad Social y su grupo profesional y de cotización. Debes señalar además la fecha de inicio y fin del periodo de liquidación en el mes trabajado, así como el total de días trabajados.

Devengos

En esta sección de la nómina se incluyen todos los importes que suman para calcular cuánto debe cobrar el trabajador, tales como el salario base, la retribución por horas extraordinarias o complementarias en el caso de los contratos a tiempo parcial las pagas extraordinarias, así como el salario en especie y los complementos salariales debidamente detallados, como puede ser un plus por nocturnidad, productividad, peligrosidad o antigüedad.

Si procede, debes indicar las indemnizaciones o gastos suplidos; cualquier percepción extra para compensar los gastos en los que ha incurrido el empleado, como las dietas o transporte; las prestaciones e indemnizaciones de la Seguridad Social; y las indemnizaciones por traslados, suspensiones o despidos.

Deducciones

En esta sección se incluyen todos los importes que se restan a los devengos, como el IRPF, anticipos en caso de que hayas adelantado parte del salario al empleado, la cotización a la Seguridad Social, el valor de los productos recibidos en especie y, en sentido general, cualquier otra deducción que proceda, como las cuotas sindicales o préstamos que el trabajador deba devolver a la empresa. 

Pie de nómina

En el apartado final de la nómina debes reflejar las bases de cotización a la Seguridad Social y los conceptos de recaudación conjunta y aportación de la empresa. Al hacer la nómina, considera que existen tres grupos de bases de cotización: la base de cotización por contingencias comunes, la base de cotización por contingencias profesionales y de recaudación conjunta, y la base sujeta a la retención de IRPF.

Calcular la retención de  IRPF es un proceso complejo, pues no solo depende del sueldo del empleado, sino también de su situación personal, de manera que puedes apoyarte en esta calculadora de la Agencia Tributaria. Por último, en la nómina debes indicar lo que paga la empresa por el empleado por estos conceptos.

¿Cómo calcular una nómina?

Para calcular la nómina, al total devengado, que es lo que el trabajador cobra en bruto, se le restan las deducciones y los importes a abonar a la Seguridad Social y Hacienda. Así se obtiene el líquido a percibir, que es la cantidad que finalmente ingresará el trabajador.

Dado que calcular una nómina no es precisamente sencillo, puedes agilizar este proceso utilizando un programa de gestión de nóminas. Gracias a estos programas, podrás llevar un control más preciso de las nóminas de tus empleados, ahorrarás tiempo, evitarás cometer errores y podrás mantenerte actualizado en materia legislativa.

En cualquier caso, recuerda que cada trabajador debe recibir su nómina, ya la entregues en mano o la envíes por correo electrónico. Como norma, la nómina debe ajustarse al modelo oficial que brinda el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, a menos que el convenio colectivo indique lo contrario.

 

 

Autor: ConAvalSí
Categoría: RRHH
Sabes cómo actuar ante un despido improcedente

El contrato laboral se puede rescindir por ambas partes. Cuando el trabajador es quien decide poner fin a la relación laboral, se hace referencia a una renuncia voluntaria, pero cuando es el empleador quien rescinde el contrato, se trata de un despido. Para que un despido sea procedente, la empresa debe alegar buenos motivos y seguir al pie de la letra el procedimiento establecido.

¿Qué es un despido improcedente?

El despido improcedente se produce cuando una empresa decide rescindir el contrato laboral con un trabajador antes de que venza el mismo, sin causa o motivo justificado, o sigue un procedimiento inadecuado. Este tipo de despido es más habitual en los contratos indefinidos, aunque también puede producirse en los contratos temporales.

Las 3 razones para considerar un despido improcedente

La legislación vigente indica que un despido se considerará improcedente si se produce alguna de estas circunstancias:

  1. La empresa no cumple con el procedimiento de despido estipulado por el Estatuto de los Trabajadores. Este consiste en entregar una carta de despido, por escrito y en mano o mediante documento certificado, al trabajador. En esa comunicación, la empresa debe indicar las razones del despido y la fecha a partir de la cual será efectivo. La empresa también está obligada a respetar los tiempos. En el caso del despido por causas objetivas, por ejemplo, el trabajador debe ser notificado con, al menos, 15 días de antelación.
  2. Los motivos que alega la empresa no justifican el despido. Para despedir a un empleado, la empresa debe tener pruebas fehacientes de que este no cumple con sus obligaciones, ha disminuido de manera sistemática su rendimiento en el trabajo, ha incurrido en faltas disciplinarias o ha incumplido las órdenes del empresario. Sin pruebas que demuestren estos hechos, el despido es improcedente.
  3. La empresa recurre a razones discriminatorias. Cualquier despido que se produzca por razones de edad, género, raza o embarazo, así como aquel que vulnere los derechos fundamentales, libertades públicas o condiciones especiales por representación de trabajadores, se considerará improcedente.

¿Qué hacer ante un despido improcedente?

Un trabajador que no esté de acuerdo con las causas del despido tiene dos alternativas. La primera consiste en no aceptar el despido, pero eso significa que tampoco podrá acceder a la prestación por desempleo. La segunda opción es firmar el despido, pero indicando que no está conforme. En ese caso podrá acceder a la prestación por desempleo en un plazo de 15 días.

Como norma general, lo mejor es firmar los documentos, pues eso no invalida la posibilidad de realizar una reclamación posteriormente. En ese caso, el trabajador solo debe cerciorarse de que conste su no conformidad en la documentación.

Si decide interponer una reclamación, el primer paso es presentar una alegación formal por el despido ante el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación. Para ello dispone de un plazo de 20 días, contando a partir del momento en que se hace efectivo el despido.

De no llegar a un acuerdo con la empresa, puede seguir adelante y presentar una demanda judicial, siempre en un plazo de 20 días desde el momento en que se determinó la imposibilidad de llegar a un pacto. Entonces, será un juez quien valore las pruebas y testimonios presentados por ambas partes y decida si el despido es improcedente o no.

Si el despido se considera improcedente, el empleado tiene derecho a ser readmitido en su puesto de trabajo o en otro donde desempeñe funciones similares y cobre la misma cantidad que recibía en el momento en que lo despidieron. También conservará su antigüedad. Si el trabajador se decanta por la indemnización, esta será de 33 días por año trabajado con un total máximo a percibir de 24 mensualidades.

Autor: ConAvalSí
Categoría: RRHH
tendencias actuales que te darán ideas y oportunidades de negocio

La pandemia de coronavirus nos ha sumido en un periodo de gran incertidumbre en el que muchas empresas han tenido que echar el cierre temporal o definitivo. Sin embargo, como en todo periodo de crisis, también están surgiendo nuevas tendencias de consumo que generan oportunidades de negocio con un futuro prometedor. Si estás pensando en poner en marcha un proyecto como autónomo o crear una pyme, existen sectores en auge donde se han creado nuevas necesidades que puedes cubrir.

Siete oportunidades de negocio para crear una empresa exitosa

Herramientas de productividad empresarial

El teletrabajo se ha convertido en una tendencia imparable, por lo que ahora las empresas se enfrentan al reto de gestionar a sus empleados de manera eficiente a distancia. Las empresas no solo están buscando herramientas tecnológicas que les permitan gestionar mejor sus equipos de trabajo, sino también soluciones de software que impulsen la digitalización del negocio. Por tanto, cualquier herramienta tecnológica innovadora dirigida a optimizar los procesos empresariales tendrá una excelente acogida.

Asistencia a los teletrabajadores

Los teletrabajadores se están convirtiendo en un segmento de mercado muy interesante para las empresas debido a que muchas de sus necesidades se encuentran insatisfechas. Hay diferentes nichos en los cuales incursionar, desde crear proveedores de oficinas virtuales para que los trabajadores interactúen como si estuvieran en el mismo espacio físico, hasta brindar plataformas para los comerciales que faciliten las demostraciones y ventas interactivas. Las empresas que brinden soluciones para montar oficinas en el hogar, desde muebles multifuncionales para espacios pequeños hasta la construcción de anexos a la vivienda, también tienen una oportunidad de negocio.

Bienestar en casa

La pandemia ha obligado a cerrar de manera temporal los negocios relacionados con el deporte y el bienestar, de manera que muchas de esas actividades se han trasladado a la red. Cuando retomemos la normalidad, las clases en streaming, los videocursos en diferido y los planes de entrenamiento digitales seguirán pisando fuerte. Por tanto, existe un amplio margen para proponer soluciones tecnológicas que permitan a los usuarios ponerse en forma en casa y ayuden a los gimnasios a digitalizarse. El sector de los implementos deportivos para el hogar también experimentará un fuerte crecimiento, por lo que representa otra oportunidad de negocio.

Digitalización de la cultura

La pandemia ha asestado un duro golpe a la cultura, pero muchos artistas han comenzado a trasladar sus espectáculos a Internet. Aunque podremos volver a disfrutar de los conciertos en vivo y acudir a los cines, teatros y museos, la digitalización de los espectáculos culturales es un nicho prácticamente virgen que crecerá mucho en los próximos años. Las tecnologías inmersivas permitirán vivir una experiencia muy realista a distancia, de manera que los espectáculos en remoto ganarán protagonismo, permitiéndonos acudir a eventos al otro lado del mundo sin desplazarnos del salón de casa.

Tecnologías inmersivas

En los próximos años las tecnologías inmersivas como la realidad virtual, la realidad aumentada y la realidad mixta vivirán una auténtica explosión. Dado que los consumidores están comprando cada vez más en el entorno online, las marcas se están esforzando por ofrecerles una experiencia más realista, por lo que están recurriendo a estas tecnologías. Por tanto, existen excelentes oportunidades de negocio para las empresas que diseñen estos gadgets o para aquellas que los importen y comercialicen.

Formación online

Debido a la pandemia, todos los niveles educativos se han visto obligados a impartir clases online, una tendencia que seguirá difundiéndose en los próximos años. Este nicho de mercado abre las puertas a la creación de plataformas educativas innovadoras que faciliten el proceso de enseñanza y aprendizaje, pero también ofrece buenas oportunidades de negocio en la creación de contenidos multimedia, talleres de trabajo o cursos de formación a distancia para las empresas.

Internet de las Cosas

Cuando la conectividad 5G llegue a gran parte de España, el Internet de las Cosas será imparable. Eso significa que existe un gran margen para el diseño de dispositivos inteligentes y conectados, el desarrollo de aplicaciones y software para esos gadgets, así como su comercialización. Las oportunidades de negocio son casi infinitas, ya que todo puede estar conectado, desde los wearables hasta los electrodomésticos. De hecho, las empresas especializadas en instalaciones domóticas para el hogar también experimentarán una gran demanda en los próximos años.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Nuevos Negocios
como hacer el cierre contable de tu empresa

El cierre contable es uno de los procesos más importantes en la contabilidad de una empresa. Al revisar y cuadrar las cuentas se puede determinar con exactitud si el negocio ha generado ganancias o pérdidas durante el ejercicio. El cierre contable también proporciona una panorámica general del estado del negocio y se convierte en una valiosa herramienta para la planificación y toma de decisiones de cara al próximo año.

¿Qué es el cierre contable?

El cierre contable es un procedimiento mediante el cual se cuadran y finalizan las cuentas anuales de una empresa dentro de un ejercicio contable, que normalmente implica un periodo de doce meses y se suele asociar al año natural, desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre, haciendo coincidir el fin del año fiscal con el final del año natural. La empresa tiene un plazo de seis meses para trasladar esa información a Hacienda, ya que es la base sobre la que se calculan las obligaciones fiscales correspondientes.

Cierre contable paso a paso

Antes de comenzar el cierre contable de la empresa hay que cuadrar la contabilidad. Por tanto, tendrás que comprobar que los datos coincidan con lo que reflejan los libros de tu negocio y realizar los ajustes necesarios para seguir adelante con el asiento de cierre contable. 

  1. Hacer el balance de comprobación de sumas y saldos. Al comprobar la suma del debe y el haber de las diferentes cuentas y el saldo correspondiente, podrás conciliar el libro mayor con la estructura económica y financiera de la empresa. Esta operación también permite detectar posibles errores en los mayores contables de alguna cuenta del libro diario.
  2. Comprobar el plan general contable. Verifica que no hay errores en la contabilidad de los siguientes grupos o cuentas: Financiación básica, Activo no corriente, Existencias, Acreedores y deudores por operaciones comerciales, Cuentas financieras, Compras y gastos, Ventas e ingresos y Gastos e ingresos imputados al patrimonio neto.
  3. Revisar el recuento de existencias. Tendrás que restar las existencias no consumidas de las compras realizadas a lo largo del año, como las mercancías y las materias primas que se utilizan para fabricar productos. Esa cifra debe cuadrar con el número de existencias que tienes en la actualidad. De hecho, una variación de existencias afectará al resultado de la empresa, originando un ingreso o gasto.
  4. Reclasificar deudas y créditos. Debes reclasificar las obligaciones pendientes del año contable y expresarlas como deudas a corto plazo según la cuantía a pagar en el ejercicio siguiente. Lo mismo se aplica a los créditos a cobrar de manera total o parcial durante el próximo ejercicio contable.
  5. Aplicar los ajustes contables por periodificación. Según el principio de devengo, todos los gastos e ingresos no se tienen en cuenta para realizar el cierre contable, por lo que debes realizar un ajuste en las cuentas. Los gastos que se anticipan para el año próximo o los pagos por adelantado de clientes no se pueden incluir en el ejercicio de ese año.
  6. Regularizar el asiento de pérdidas y ganancias. En este paso del cierre contable debes regularizar las cuentas de pérdidas y ganancias, analizando la diferencia entre ingresos y gastos. También debes regularizar las cuentas de patrimonio neto, el resultado de los gastos imputados al patrimonio neto y los ingresos imputados al patrimonio neto.
  7. Realizar el asiento de amortización del inmovilizado material. Para realizar el cierre contable de la empresa también debes tener en cuenta el precio, estado y valor de compra del inmovilizado material, aplicando los coeficientes de amortización correspondientes.
  8. Cerrar el libro de inventarios y las cuentas anuales. En este libro debe quedar reflejado el balance inicial al comienzo del ejercicio, los balances de comprobación de sumas y saldos, el inventario de cierre y las cuentas anuales.
  9. Asiento de regularización. Para terminar el cierre contable de la empresa debes calcular la diferencia entre ingresos y gastos durante el año. Así sabrás si se han generado pérdidas o ganancias. Luego tendrás que aplicar la cuota de impuesto de sociedades que corresponda, contrastándola con los pagos a cuenta y retenciones durante el ejercicio. Luego debes volver a calcular el asiento de regularización, incluyendo el gasto en impuesto de sociedades.
  10. Asiento de cierre. El último paso en el cierre contable del ejercicio consiste en saldar todas las cuentas abiertas. Tendrás que cargar las que tengan saldo acreedor y abonar las que tengan saldo deudor. A partir de este momento se dejan de registrar las operaciones de este periodo.
Autor: ConAvalSí
Categoría: Contabilidad
subida cuota autonomos 2021

Con el nuevo año también suelen llegar novedades fiscales de las que los autónomos deben estar pendientes. 2021 no es la excepción, la cuota de autónomos vuelve a subir para encadenar doce años en los que la cotización por la base mínima ha experimentado un incremento total del 15,56 %. Para comprender los aumentos que se aplicarán este año es necesario remontarse a 2018 y considerar el aplazamiento de las cuotas que se produjo en 2020.

¿Por qué sube la cuota de autónomos?

En 2018 se aprobó un Real Decreto-ley que incluía un aumento progresivo de los tipos de cotización, aplicables por contingencias profesionales y por cese de actividad a los trabajadores autónomos incluidos en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos y en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores del Mar.

La ley indicaba que esos incrementos se aplicarían de forma gradual hasta 2021, momento a partir del cual el tipo de cotización quedaría establecido en la Ley de Presupuestos Generales del Estado. De hecho, el aumento de la cuota de autónomos es independiente de las revisiones de las bases mínimas de cotización al RETA, que suele realizarse cada año cuando se presentan los Presupuestos Generales del Estado.

Esa subida anual se debe a una recomendación realizada en el Pacto de Toledo, en el cual se recogen diferentes acuerdos sobre el sistema de la Seguridad Social para estabilizar las reformas que se vayan introduciendo, independientemente del partido político que gobierne. El objetivo es ir acercando las cotizaciones de los autónomos a las de los trabajadores asalariados, una medida que en aquel momento contó con el apoyo de las organizaciones de autónomos más representativas.

Los aumentos que quedaron pendientes en 2020

Desde el 1 de enero de 2019 todos los autónomos han tenido que cotizar por contingencias profesionales, cese de actividad y formación bonificada, por eso se produjo un aumento del tipo general y de la base de cotización.

Debido al aumento progresivo del tipo por contingencias profesionales y cese de actividad, en 2020 la cuota de autónomos a la Seguridad Social también debía haber subido un 0,3 %, pasando a un tipo de cotización del 30,3 %. Por tanto, un autónomo que cotizara por la base mínima tendría que haber pagado 2,8 euros más al mes, hasta los 286,15 euros, mientras que el autónomo que cotizara por la máxima tendría que haber pagado 12,2 euros más cada mes.

Sin embargo, la Tesorería General de la Seguridad Social postergó esa subida debido a la pandemia. El Gobierno solo la hizo efectiva el pasado mes de octubre, pero la aplicó con carácter retroactivo, lo cual significa que los autónomos tendrán que pagar a lo largo de 2021 los cargos pendientes del 2020.

Los autónomos tienen pendientes ocho meses de incremento, ya que la Seguridad Social aplicó una primera compensación de la deuda en noviembre, aplicando un recargo adicional de entre 2,8 y 12,2 euros más, según la base de cotización. Esa deuda se irá liquidando de manera progresiva y, aunque todavía no se conocen las fechas exactas en que se cobrará, es probable que se siga saldando la diferencia a lo largo del 2021.

¿Cómo queda la nueva cuota de autónomos en 2021?

En 2021 se volverá a aplicar otro incremento de los tipos de cotización por cese de actividad y contingencias profesionales, de manera que el tipo de cotización total aumentará hasta el 30,6 %. Esto supone un incremento de entre 2,8 y 12,2 euros más al mes, dependiendo de si el autónomo cotiza por la base mínima o por la máxima. 

Por tanto, en 2021, el autónomo que cotice por la base mínima pagará 289 euros y 1.245,4 euros aquel que cotice por la máxima. La cuota del autónomo societario y de aquellos que tienen 10 o más trabajadores a su cargo quedaría en 365,88 euros al mes. Todavía no se conoce en qué momento se aplicará ese aumento, pero es probable que se produzca a inicios de año.

No obstante, debido a las cuotas atrasadas de 2020 (entre 22,4 y 97,6 euros según la base de cotización), es probable que durante los próximos meses la Seguridad Social sume el incremento de entre 2,8 y 12 euros previsto para 2021 y otros 2,8 o 12,2 euros para amortizar la deuda acumulada, dividiéndola en mensualidades. De esta manera, durante los primeros meses de 2021 la nueva cuota del autónomo que cotice por la base mínima podría ser de 291,8 euros.

¿Afectan estas subidas a la tarifa plana?

El aumento de la cuota de autónomos no se aplica a los beneficiarios de la tarifa plana. En ese caso, la cotización es una cuantía fija de 60 euros durante los primeros 12 meses a partir del alta, desde enero de 2019, momento en el que ya se había incrementado la cuota. Esa tarifa plana también se aplica a los nuevos autónomos que la soliciten en 2021.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Legal
¿Cómo finalizar un ERTE? Todos los pasos necesarios

El Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) es una herramienta que permite a las empresas suspender o reducir la jornada laboral de sus trabajadores para hacer frente a periodos difíciles en el negocio. El pasado mes de marzo muchas empresas se acogieron a esta alternativa para lidiar con los cierres forzosos debido al confinamiento por la pandemia de coronavirus. Sin embargo, la “nueva normalidad” ha permitido que algunos negocios recuperen su actividad y reincorporen a sus empleados, por lo que deben finalizar el ERTE.

Las empresas son las encargadas de comunicar la baja en la prestación de todos los trabajadores afectados por la suspensión o reducción de jornada o, en su defecto, la asesoría encargada de estos trámites. La empresa debe comunicar a sus empleados cuándo retomarán la actividad laboral, pero los trabajadores no deben realizar ninguna gestión adicional.

¿Cómo tramitar el fin de ERTE de toda la plantilla?

Dado que los ERTE se han prorrogado e ido adaptando a las circunstancias cambiantes que ha supuesto la pandemia, desde el 30 de septiembre de 2020 la empresa debe presentar este formulario para comunicar la baja de todos los trabajadores, el cual es similar a la solicitud colectiva que originó la prestación.

En ese formulario en formato Excel deben constar los datos de la empresa o de la asesoría que realiza el trámite. También se debe indicar el código de cuenta de cotización (CCC) de la empresa, el número que asigna la Tesorería General de la Seguridad Social a los empresarios y sujetos responsables del pago de las cuotas al Sistema de la Seguridad Social. Obviamente, ese código debe coincidir con el indicado en la solicitud colectiva inicial que se remitió al SEPE.

Hay que señalar, además, el número de trabajadores y el día en que se incorporarán a la actividad laboral. De hecho, cualquier error en la fecha que genere el abono de cantidades indebidas en la prestación a los trabajadores se reclamará posteriormente a la empresa.

La empresa puede incluir en un fichero diferentes centros de trabajo, siempre que hayan finalizado el ERTE y se encuentren en la misma provincia. Si esos centros de trabajo se encuentran en provincias diferentes, será necesario rellenar una plantilla por cada provincia, la cual se enviará a las respectivas direcciones provinciales del SEPE.

No obstante, en este modelo solo se pueden incluir los centros en los que todos los trabajadores hayan terminado el periodo de suspensión o reducción de jornada. O sea, solo se utiliza cuando la empresa finaliza el ERTE y toda la plantilla vuelve al trabajo, ya que el formulario ha sido diseñado para comunicar la baja colectiva de las prestaciones de todos los empleados que se encuentran bajo el mismo código de cotización.

¿Cómo tramitar el fin de ERTE individuales?

Si la empresa todavía no está en condiciones de retomar su actividad a máxima capacidad y solo activará una parte de la plantilla, tendrá que enviar otro formulario. En este caso, debe indicar el NIF/NIE de los trabajadores que finalizan un ERTE y el CCC del centro de trabajo al que están asignados, así como la fecha de baja de la prestación. De esta manera, podrá mantener de alta en la prestación a los trabajadores que sigan afectados por el ERTE.

¿Qué plazo tiene la empresa para comunicar el fin del ERTE?

Para no generar pagos indebidos, la empresa debe comunicar las bajas de prestaciones del mes antes del día 25 del mes en curso. No obstante, desde el mismo SEPE indican que puede acumular las reincorporaciones para realizar menos envíos, pero siempre que éstas se produzcan durante el plazo establecido.

Los formularios se pueden enviar a la Dirección Provincial del SEPE de la provincia donde se encuentra el centro de trabajo mediante el Registro Electrónico Común de las Administraciones Públicas, al que se puede acceder mediante certificado digital o cl@ve. Otra opción más sencilla consiste en enviar el archivo por correo electrónico al SEPE de la provincia.

Autor: ConAvalSí
Categoría: RRHH
vídeo marketing

En un mercado cada vez más competitivo, en el que los consumidores se ven bombardeados constantemente por anuncios publicitarios, a las marcas más pequeñas les resulta difícil destacar. Explorar nuevas formas de promoción, como el vídeo marketing, puede marcar la diferencia, permitiéndote llegar a un público mayor con el que puedes conectar para convertirlos en tus clientes.

¿Qué es el vídeo marketing?

El vídeo marketing es una estrategia de marketing basada en el uso de material audiovisual con el objetivo de promocionar una marca, servicio o producto. Los anuncios que vemos en televisión son el tipo de vídeo marketing más común, pero no son los únicos.

Existen vídeos corporativos, que plasman la cultura empresarial, y vídeos demostrativos de productos y servicios, que resaltan la propuesta de valor y estimulan las ventas. Los vídeos formativos son otra vía para conectar con el público, así como el videoblog, un formato que está ganando protagonismo por su carácter más personal.

Las ventajas del vídeo marketing para pymes y autónomos

Aumenta el engagement. El formato vídeo permite transmitir el mensaje de manera más original y entretenida, favoreciendo además el vínculo emocional con los consumidores.

Consolida el recuerdo de marca. Los vídeos tienen un gran potencial para captar la atención al transmitir la información a través de diferentes vías: imagen, música, texto y voz en off, lo cual hace que la marca sea más memorable.

Genera tráfico de referencia. Los contenidos alojados en plataformas de vídeo suelen convertirse en una fuente de tráfico para el sitio web corporativo o la tienda online.

Mayor alcance. Los vídeos son un tipo de contenido fácil de consumir, por lo que tienen un gran potencial para volverse virales, de manera que una buena campaña de vídeo marketing puede llegar a un público mucho más amplio del previsto inicialmente.

Mejora las conversiones. Casi el 50 % de los internautas ven vídeos relacionados con un producto o servicio antes de visitar una tienda, por lo que no es extraño que estos puedan incrementar en un 144 % las compras, según datos de HubSpot.

Potencia el SEO orgánico. Dado que buscadores como Google favorecen los contenidos con vídeo, estos facilitan el posicionamiento en las palabras clave que más te interesen.

Las claves para sacarle provecho al vídeo marketing

Traza una estrategia. Cualquier vídeo debe formar parte de un plan de marketing general, de manera que su contenido refleje el estilo y los valores de la marca. Por tanto, antes de grabar un vídeo, debes tener claro el público al que te diriges, el formato más adecuado y la propuesta de valor que te diferencia de la competencia. Considera que los vídeos no deben centrarse únicamente en vender, sino que deben aportar valor para que el consumidor recuerde tu marca cuando esté tomando su decisión de compra.

Elige inteligentemente el contenido. Elabora el vídeo pensando en las características, necesidades, preferencias e incluso el lenguaje que usa tu público. Asegúrate de incluir elementos novedosos y creativos que generen una respuesta positiva. También es recomendable recurrir al storytelling, cuenta una historia que emocione y resuene en tu público. Y no olvides comenzar con buen pie porque los primeros 30 segundos son clave para convencer a los consumidores de que vale la pena ver tu vídeo.

Crea vídeos de calidad. La calidad es esencial para que una campaña de vídeo marketing tenga éxito. Los vídeos no solo deben tener una buena resolución, sino también un buen sonido. Un audio deficiente puede arruinar un buen vídeo. Utiliza un buen equipo de grabación y presta atención a las interferencias y ruidos para que no distraigan al público. Y no olvides incluir música o jugar con los silencios.

Elige los canales adecuados. La elección de los canales de difusión es esencial para sacarle provecho a una campaña de vídeo marketing. Aunque YouTube es la plataforma de vídeos por excelencia, si tu público objetivo se encuentra en otra red social, tendrás que utilizarla. Presta especial atención a detalles como la imagen y los textos que acompañan al vídeo, pues no solo influyen en su posicionamiento, sino que también son un reclamo para que los usuarios vean el vídeo.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Marketing y Ventas
infraestructura TI de una empresa

La infraestructura de tecnología de la información (TI) se ha convertido en un área estratégica dentro de las empresas para afrontar las exigencias de un mercado en constante evolución y de unos consumidores que eligen y compran cada vez más en el entorno digital. No obstante, cuando la infraestructura TI de una empresa no está bien diseñada puede representar unos costes elevados que lastran la eficiencia y los beneficios corporativos.

Tres soluciones para ahorrar en infraestructura TI y ser más eficientes

Aplicar sistemas de monitoreo de infraestructura TI

La infraestructura TI de una empresa siempre está expuesta a problemas, por lo que es importante estar preparados para solucionarlos con rapidez y minimizar su impacto negativo en el negocio. Para lograrlo, hay que aplicar sistemas de monitoreo que permitan identificar fallas, indisponibilidad y/o exceso de solicitudes.

Realizar pruebas continuas a través de DevOps ayuda a identificar defectos del software de manera temprana, antes de que afecten al funcionamiento de la empresa. También permiten aplicar mejoras continuas para que la empresa pueda sacar el máximo provecho a su inversión en TI. Así se implanta un sistema más robusto y se hace un uso más racional de los recursos.

Evaluar diferentes modelos de licencias

El modelo On-premise, que consiste en comprar el software para instalarlo en la empresa y pagar cada año por su mantenimiento y actualización, está quedando desfasado, ya que aunque brinda más seguridad, tiene un costo elevado. Cada vez más empresas están apostando por el modelo de suscripción, también conocido como modelo SaaS, en el que se paga por el uso del software, pero no se adquieren las licencias, de manera que es mucho más rentable.

De hecho, los modelos de suscripción son ideales para empresas que están creciendo rápidamente o experimentan cambios constantes, ya que permiten ajustar las funciones y recursos a las diferentes necesidades del negocio. Las facilidades de pago son otra ventaja de este tipo de licencia, pues se puede ahorrar realizando una compra anual o extender los pagos en cantidades más pequeñas si se dispone de un presupuesto ajustado.

Otra alternativa para ahorrar en infraestructura TI es el Hybrid Cloud, una mezcla de SaaS y On-premise. En práctica, una parte de los datos y las aplicaciones se guardan en la empresa y la otra en los servidores de un proveedor especializado, mientras la nube híbrida conecta ambos sistemas de manera fluida. Esta solución permite ahorrar costes manteniendo el control del software, siendo muy ágil y escalable, por lo que facilita la digitalización de las pymes.

Apostar por inversiones en la nube y programas de código abierto

A las grandes empresas les resulta más rentable, a largo plazo, invertir en centros de datos dedicados, pero para las pymes la inversión en infraestructura TI de alto nivel suele representar un coste operativo demasiado elevado. Una alternativa consiste en mantener esos centros de datos en la nube. Así se ahorran costes de instalación, ejecución, administración, seguridad y actualización de la tecnología, mientras se automatizan procesos y se mejora la eficiencia operativa.

Otra opción para reducir los gastos en infraestructura TI de una empresa consiste en optar por las soluciones de código abierto. Así no se dependerá de un proveedor individual que pueda bloquear la empresa, sino que el software es proporcionado por desarrolladores especializados. Al contar con múltiples colaboradores, es más fácil detectar y solucionar fallas de seguridad y problemas de rendimiento, así como modificar la tecnología para ajustarla a necesidades de TI únicas.

En cualquier caso, hay que tener presente que cada empresa tiene necesidades tecnológicas diferentes que deben estar alineadas con sus objetivos comerciales y de negocio. Por eso, lo ideal es contratar un servicio de consultoría de TI que realice un diagnóstico individualizado para proponer soluciones que ayuden a reducir los gastos y lograr una infraestructura TI más eficiente.

Seguridad Comunicación segura mediante certificado del servidor SSL y el acceso a la información protegida y se almacenada cifrada. Su IP de acceso 3.236.55.22