Utilizamos cookies, propias y de terceros, para mantener sus preferencias y analizar sus hábitos de navegación en nuestra página web, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. Más información en el apartado Política de Cookies de nuestra página web.


Aceptar Rechazar

Subida de la cuota de autónomos en 2020 ¿A qué se debe y cómo afecta?

04/02/2020
cuota autónomos 2020

Con el nuevo año también suelen llegar novedades fiscales a las que los autónomos deben estar pendientes. 2020 no será la excepción, la cuota de autónomos volverá a subir, encadenando una década en la que la cotización por la base mínima ha experimentado un incremento total del 15,56 %.

¿Por qué sube la cuota de autónomos?

El Real Decreto-ley 28/2018, de 28 de diciembre prevé un aumento progresivo de los tipos de cotización, aplicables por contingencias profesionales y por cese de actividad a los trabajadores autónomos incluidos en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos y en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores del Mar.

Esos incrementos están previstos hasta 2021, a partir de ese momento el tipo de cotización será el que se establezca en la Ley de Presupuestos Generales del Estado. De hecho, el aumento de la cuota de autónomos es independiente de las revisiones de las bases mínimas de cotización al RETA, que suele realizarse cada año cuando se presentan los Presupuestos Generales del Estado.

Esa subida anual se debe a una recomendación realizada en el Pacto de Toledo, en el cual se recogen diferentes acuerdos sobre el sistema de la Seguridad Social para estabilizar las reformas que se vayan introduciendo, independientemente del partido político que gobierne. El objetivo es ir acercando las cotizaciones de los autónomos a las de los trabajadores asalariados, una medida que ha contado con el apoyo de las organizaciones de autónomos más representativas.

¿Qué aumentos se aplicarán?

Desde el 1 de enero de 2019 todos los autónomos tienen que cotizar por contingencias profesionales, cese de actividad y formación bonificada, por eso se produjo un aumento del tipo general y de la base de cotización. Sin embargo, la ley también especifica un aumento progresivo durante los próximos años por: 

-       Tipo por contingencias profesionales del 0,9 % del año anterior, al 1,1 % en 2020 y al 1,3% en 2021.

-       Cese de actividad, pasando del 0,7 % actual al 0,8 % en 2020 y el 0,9 % en 2021.

Eso significa que la nueva cuota de autónomos a la Seguridad Social subirá un 0,3 %. Para un trabajador que cotice por la mínima, ese incremento supone 2,84 euros al mes, un total de 34,2 euros más anuales. En el caso de los autónomos societarios la subida mensual será de 3,64 euros, sumando 43,7 euros más al año.

Más cambios en el horizonte

La OCDE ha recomendado eliminar la posibilidad de que los autónomos elijan sus bases de cotización, una medida que avala el actual gobierno, que ya había propuesto aplicar un sistema de pago según los ingresos reales del autónomo.

Este cambio podría beneficiar a los autónomos que no alcancen los ingresos necesarios para equipararse al Salario Mínimo Interprofesional, los cuales pagarían una cuota más reducida. Sin embargo, es probable que suponga un aumento de las bases de cotización para muchos otros autónomos que cotizan por la base mínima pero que ganan más.

Según un informe de PwC, el 86,3% de los autónomos persona física cotizan por la base mínima pero el 70 % declaran un salario superior al salario mínimo interprofesional, por lo que este cambio supondría una subida de las cotizaciones para la mayoría de estos profesionales, si bien es una medida compleja de poner en práctica.

Otro cambio importante es el aumento del 5,56 % del salario mínimo interprofesional, que pasará a ser de 950 euros al mes. Eso podría significar que cambie la base mínima de cotización sobre la que se calcula la cuota que los autónomos deben pagar a la Seguridad Social, algo que ya ha ocurrido en el pasado. Se especula que, tras las negociaciones del gobierno con las principales asociaciones de trabajadores autónomos, ese incremento no supere el IPC, por lo que no sobrepasaría el 1 %, pero todavía no se conoce la cifra exacta.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Legal
Seguridad Comunicación segura mediante certificado del servidor SSL y el acceso a la información protegida y se almacenada cifrada. Su IP de acceso 3.236.97.49