Consentimiento legal de cookies

Utilizamos cookies, propias y de terceros, para mantener sus preferencias y analizar sus hábitos de navegación en nuestra página web, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. Más información en el apartado Política de Cookies de nuestra página web.

Guardar preferencias Aceptar todas las cookies

Define tu estrategia de negocio con el análisis CAME

11/05/2021
analisis CAME

Ya estés dando tus primeros pasos en el mundo del emprendimiento o necesites reorientar la actividad de tu empresa, debes contar con un plan de negocios claro que te permita racionalizar tus recursos y conseguir tus objetivos. El análisis CAME es una herramienta imprescindible que te ayudará a determinar las estrategias más adecuadas para alcanzar el éxito empresarial.

¿Qué es el análisis CAME?

Cuando conoces las debilidades y fortalezas de tu negocio, así como las oportunidades y amenazas a las que se expone, puedes definir las mejores estrategias para alcanzar tus objetivos. El análisis CAME es la técnica que te permitirá establecer un plan de acción después de aplicar la matriz DAFO.

CAME es un acrónimo de Corregir, Afrontar, Mantener y Explotar. Cada una de esas acciones se aplica sobre los principales factores que hayas identificado en tu análisis DAFO:

Corregir las debilidades de tu negocio. Las debilidades son problemas intrínsecos a tu negocio que le restan competitividad en el mercado donde operas. Aplicar acciones correctivas te permitirá solventar o atenuar esas dificultades.

Afrontar las amenazas externas para tu negocio. Las amenazas son factores externos que suponen un riesgo para la estabilidad o el crecimiento de tu negocio. Aunque no siempre puedes controlar esos factores, debes aplicar estrategias de afrontamiento encaminadas a reducir su impacto.

Mantener las fortalezas de tu negocio. Las fortalezas son los puntos en los que destaca tu negocio en el mercado y aportan un valor añadido. Para ganar en competitividad, necesitas seguir desarrollando esas fortalezas con estrategias que te ayuden a sacarles el máximo partido.

Explotar las oportunidades que ofrece el mercado. Los cambios en la sociedad y el mercado pueden representar nuevas oportunidades de desarrollo para tu negocio. Es importante que seas capaz de detectarlas antes que la competencia y cuentes con un plan sólido para aprovecharlas.

Las cuatro estrategias CAME que pueden guiar tu negocio

Si eres un autónomo o tienes una pyme, es probable que dispongas de recursos limitados, por lo que es difícil trabajar todos los aspectos de tu negocio al mismo tiempo. La solución más inteligente es priorizar teniendo en cuenta diferentes factores, desde el presupuesto y el personal del que dispones hasta el tiempo que tardarás en implementar la estrategia CAME y su impacto potencial a medio y largo plazo. En base a esa información, puedes elegir una de estas estrategias CAME:

  1. Estrategia ofensiva. Esta estrategia se enfoca en explotar las fortalezas de tu negocio y aprovechar las oportunidades que ofrece el mercado. Se centra, fundamentalmente, en mejorar el posicionamiento en el mercado, por lo que es ideal para las pymes y los autónomos que aportan un valor diferenciador que los hace únicos.
  2. Estrategia defensiva. Esta estrategia se basa en desarrollar las fortalezas del negocio, aprovechando sus ventajas competitivas, para afrontar las amenazas del mercado. Suele ser una táctica eficaz para los negocios sólidos, que pueden usar su experiencia y posicionamiento para hacer frente a la competencia.
  3. Estrategia de supervivencia. Esta estrategia se centra en enfrentar las amenazas externas que ponen en riesgo el negocio, intentando corregir los problemas y dificultades intrínsecos a la empresa. Suele ser válida para los negocios que están dando sus primeros pasos y tienen ideas muy novedosas, pero se enfrentan a un mercado muy cambiante.
  4. Estrategia de reorientación. Esta estrategia implica cambiar el rumbo del negocio, incluso de manera radical, para aprovechar las nuevas oportunidades que han surgido en el mercado. Es una oportunidad para incursionar en mercados menos competitivos o satisfacer nuevas necesidades de los consumidores.

Para aplicar el plan de acción CAME, es conveniente crear un calendario que recoja las tareas necesarias. Sé preciso: indica la persona responsable, el coste de cada acción, las fechas en que se realizarán, los objetivos a alcanzar y los indicadores para evaluar los resultados. Así, cada trabajador sabrá cómo puede contribuir al negocio y podrás reorientar la estrategia CAME si no está brindando los resultados esperados.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Nuevos Negocios
Seguridad Comunicación segura mediante certificado del servidor SSL y el acceso a la información protegida y se almacenada cifrada. Su IP de acceso 3.234.252.109