Consentimiento legal de cookies

Utilizamos cookies, propias y de terceros, para mantener sus preferencias y analizar sus hábitos de navegación en nuestra página web, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. Más información en el apartado Política de Cookies de nuestra página web.

Guardar preferencias Aceptar todas las cookies

Blog Con Aval Sí

Marketing y Ventas: Consejos sobre Marketing y Ventas para pymes y autónomos

Página 1
hackathon

La era digital ha acelerado el mercado, demandando la puesta en marcha más rápida de las ideas de negocios y el lanzamiento de productos y servicios, por lo que las empresas necesitan renovarse continuamente para evitar caer en la obsolescencia. Para seguir siendo competitivas, las pymes deben abrazar nuevos modelos de negocio y metodologías de trabajo que les permitan seguir el ritmo. Una manera rápida, creativa y efectiva de buscar soluciones consiste en celebrar un hackathon.

¿Qué es un hackathon?

El término hackathon es la unión de las palabras hacker y marathon, de manera que se trata de un evento competitivo en el que expertos en tecnología, como diseñadores, programadores y desarrolladores, colaboran para encontrar soluciones a un problema dentro de un plazo de tiempo determinado.

El objetivo de este tipo de eventos es promover la colaboración entre profesionales para desarrollar un prototipo funcional, ya sea de un sitio web, aplicación o robot, que se pueda poner en marcha para resolver un problema concreto.

Cabe aclarar que, aunque el hackathon suele ser un maratón de código para generar soluciones digitales, esta iniciativa se está extendiendo a otros sectores, permitiendo que diferentes profesionales colaboren para resolver problemas. Facebook y Google han sido pioneros en celebrar este tipo de eventos, pero la NASA, algunas entidades bancarias y todo tipo de empresas también los están aplicando. 

¿Cómo funciona un hackathon?

Generalmente el hackathon se desarrolla en entornos diseñados para fomentar la creatividad y facilitar la generación de nuevos conceptos, prototipos e ideas innovadoras. El evento dura 24 o 48 horas, pero si el problema es complejo, puede prolongarse durante varios días.

En el hackathon se define el problema a resolver, así como las normas del evento y las herramientas que los profesionales pueden utilizar. Puede realizarse de manera virtual o presencial, aunque se suelen formar grupos pequeños de entre dos y cinco personas.

Cuando termina, cada grupo presenta su prototipo de producto o propuesta de servicio. La elección de la idea más original, viable y eficaz puede quedar en manos de un jurado especializado o ser votada por los mismos participantes.

Los beneficios de desarrollar un hackathon para las empresas

-        Enfocarse en la solución de un problema. Muchas veces las tareas cotidianas y los imprevistos terminan limitando la creatividad y la innovación en las empresas, sobre todo en las pymes. Organizar un hackathon permite enfocarse en un problema que la empresa necesita resolver, identificar la necesidad subyacente y obtener diferentes soluciones que puede implementar en poco tiempo.

-        Acortar el proceso de desarrollo. Una de las ventajas más interesantes del hackathon es que facilita la sinergia entre empleados de la empresa, colaboradores y profesionales externos. Esas nuevas miradas permiten abordar el problema desde diferentes ángulos y perspectivas, así como obtener distintas soluciones que, de otro modo, podrían haber costado semanas o incluso meses de trabajo. Por tanto, la celebración de este tipo de eventos puede acortar los tiempos de desarrollo de un producto o servicio.

-        Aumentar la motivación laboral. Cuando los empleados tienen que realizar las mismas tareas, es probable que se desmotiven, lo cual afectará a su productividad. El hackathon rompe su rutina, supone un desafío nuevo y los anima a salir de su zona de confort. Estos eventos desarrollan las habilidades blandas de los empleados, les ayudan a reforzar sus competencias técnicas y les permiten aprender nuevas metodologías de trabajo. También son una oportunidad excelente para ampliar su red de contactos externa e interna.

-        Reclutar talento. Un hackathon es uno de los mejores sitios para detectar y reclutar talento. En este tipo de eventos se puede constatar el potencial de los profesionales, identificar sus fortalezas y ver cómo trabajan bajo presión. De hecho, ya existen empresas que usan los hackatones como herramienta para reclutar personal, con un coste menor que los métodos de selección tradicionales.

-        Mejorar la marca empleadora. Los hackathones son una oportunidad para mejorar la marca empleadora de la empresa y transmitir una imagen más moderna, innovadora y disruptiva que atraiga a profesionales talentosos. Este tipo de eventos también pueden recibir una buena cobertura mediática, sobre todo si son los primeros que se realizan en determinada industria, por lo que contribuyen a reforzar la conciencia de marca.

 

Autor: ConAvalSí
Categoría: Marketing y Ventas
Design Thinking

En un mercado altamente competitivo, las empresas que deseen seguir siendo relevantes deben innovar continuamente. También deben mantener un contacto sistemático con su público objetivo para comprender mejor los cambios en sus necesidades y poder satisfacerlas. Por estas razones, no es extraño que en los últimos tiempos se emplee cada vez más el término Design Thinking.

¿Qué es Design Thinking?

El Design Thinking se refiere a un conjunto de conocimientos y procedimientos cognitivos, estratégicos y prácticos, que utilizan los diseñadores en el proceso de diseño de productos o servicios. Conjuga tanto una metodología para generar ideas innovadoras como un enfoque creativo de resolución de problemas, que los diseñadores emplean para crear nuevo valor.

Sus orígenes se remontan a la década de 1960, cuando los diseñadores comenzaron a aplicar los procesos y la metodología científica a los aspectos del diseño para comprender mejor cómo funciona el proceso intelectual y qué factores influyen en el mismo, fundamentalmente cuando hay que resolver problemas multidimensionales complejos.

Muy pronto las empresas aplicaron los principios del Design Thinking para mejorar sus procesos de diseño, fomentar la creatividad de los equipos de trabajo y crear nuevos productos y servicios que satisficieran las necesidades de sus clientes.

Los 3 principios del Design Thinking

  1. Empatía
  2. El Design Thinking pone en el centro del diseño al usuario y limita el influjo de las suposiciones del diseñador para que este comprenda cómo piensa el consumidor. Por ese motivo, uno de los principios del Design Thinking más importantes es la empatía. Los diseñadores deben ponerse en el lugar de la audiencia para detectar sus necesidades y problemas específicos, en base a los cuales podrán proponer soluciones creativas.

  3. Pensamiento divergente
  4. Un principio del Design Thinking fundamental consiste en fomentar el pensamiento divergente en los equipos de diseño. Este tipo de pensamiento, más espontáneo y fluido que el pensamiento lógico, permite explorar diferentes soluciones. De hecho, el Design Thinking estimula precisamente la creatividad y la exploración de distintas perspectivas y caminos para resolver los problemas, dando como resultado soluciones originales y disruptivas.

  5. Experimentación
  6. El Design Thinking es un método eminentemente iterativo, por lo que la experimentación es uno de sus principios cardinales. Anima a los diseñadores a probar diferentes ideas para constatar cuáles funcionan y cuáles no. Se basa en la construcción de prototipos o productos mínimos viables para comprobar si la idea funciona o hay que realizar modificaciones antes de lanzarla al mercado.

Los 5 pasos para aplicar el Design Thinking

El Instituto de Diseño Hasso Plattner de Stanford propuso un modelo de Design Thinking relativamente fácil de aplicar en el ámbito empresarial, compuesto por cinco etapas:

  1. Empatizar: investigar las necesidades de los usuarios
  2. La primera etapa del Design Thinking se enfoca en investigar al público objetivo para desarrollar una visión empática del problema que se intenta resolver. En esta fase, los diseñadores pueden consultar a expertos y realizar observaciones, encuestas o entrevistas para comprender mejor a los usuarios, sus necesidades, expectativas, experiencias y motivaciones. Así, podrán dejar de lado sus suposiciones y desarrollar una visión más realista sobre las personas que usarán el producto o servicio.

  3. Definir: determinar los problemas de sus usuarios
  4. La segunda fase del Design Thinking consiste en definir el problema desde la perspectiva del usuario. El diseñador utiliza la información recopilada en la fase anterior para delimitar las necesidades concretas de su público objetivo y el problema que debe resolver. También comienza a pensar en las características, funciones y elementos que sirvan para resolver el problema y se plantea las preguntas clave para encontrar las soluciones.

  5. Idear: desafiar las suposiciones y generar ideas
  6. En la tercera etapa del Design Thinking, el equipo de diseño comienza a generar ideas e identifica las soluciones más innovadoras. Los diseñadores abandonan sus suposiciones iniciales y se centran por completo en el usuario para ver el problema desde diferentes perspectivas y proponer soluciones creativas. Generalmente se utilizan diferentes técnicas psicológicas para promover la creatividad, como la tormenta de ideas o el método Scamper. Al final, se eligen las mejores ideas.

  7. Prototipar: empezar a crear soluciones
  8. En esta fase del Design Thinking el equipo de diseño comienza a crear soluciones, generalmente produciendo una serie de versiones reducidas y económicas del producto para investigar su viabilidad y comprobar si puede solucionar el problema. Es una fase experimental, cuyo objetivo es identificar la mejor solución posible y ayudar a los diseñadores a formarse una idea más clara sobre las limitaciones del producto y el uso que le darán los consumidores.

  9. Probar: poner a prueba las soluciones
  10. El último paso del Design Thinking es comprobar las soluciones para entender mejor el funcionamiento del producto y la respuesta de los usuarios. Los diseñadores ponen a prueba el producto acabado para determinar las modificaciones o mejoras que se deben realizar, así como para descartar soluciones alternativas. También comprueban cómo las personas interactúan con el producto y qué piensan de este. En este punto, no es inusual que sea necesario retroceder a una etapa anterior del proceso para replantearse algunos aspectos de la concepción del producto o servicio.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Marketing y Ventas
Cómo usar las redes sociales en las pymes
Implementar un sitio web corporativo ya no es suficiente, si quieres llegar a tus clientes potenciales también debes mantener una presencia activa en las redes sociales. Hoy por hoy, el 62% de los consumidores afirman que han comprado productos que han compartido sus amigos, y la red social que más peso tiene en sus decisiones de compra es Facebook, según reveló este informe.

El primer paso consiste en elegir inteligentemente las redes sociales para empresasEs mejor que concentres tus esfuerzos en aquellos medios que realmente pueden aportar valor a tu negocio, que tener muchas cuentas descuidadas que transmitan una mala imagen de tu marca. El segundo paso consiste en optimizar tus acciones de marketing para amplificar tu mensaje y llegar a tu público objetivo de manera eficaz.

Siete estrategias para aprovechar al máximo las redes sociales en las empresas

  1. Analiza el éxito de tus publicaciones

  2. La mayoría de las redes sociales cuenta con un sistema de métricas que revelan el alcance de las publicaciones y el engagement que han generado. Esos indicadores son muy importantes porque te permitirán conocer mejor las necesidades e intereses de tu audiencia para que puedas crear publicaciones más eficaces que generen más conversiones, eligiendo los temas relevantes y usando llamadas a la acción más poderosas.

    Puedes enfocarte fundamentalmente en las métricas de interacciones, como las veces que tus seguidores han compartido tu contenido, las menciones a tu marca o publicaciones, así como el número de comentarios que recibes. Si quieres ir un paso más allá, puedes analizar las conversiones; o sea, el número de usuarios que ha llegado a realizar la acción que deseabas, como descargar un dosier, pedir una demo, suscribirse, rellenar un formulario o comprar directamente un producto.

  3. Utiliza el formato adecuado

  4. Para sacar el máximo partido a las redes sociales en las pymes, debes determinar cuál es el formato más adecuado para conectar con tu audiencia y ampliar tu alcance. Un estudio realizado por Metricool reveló que pequeños detalles, como usar imágenes sin filtro en Instagram, puede incrementar en un 21% las interacciones. En Facebook, por ejemplo, los vídeos generan más engagement, pero en Instagram son las imágenes en formato carrusel. 

    En cambio, si te diriges a un público profesional a través de redes como LinkedIn, las infografías aportan dinamismo a la información, mientras que en redes como Youtube o TikTok los vídeos son los reyes indiscutibles. También puedes salir de tu zona de confort y experimentar con nuevos formatos, como Videos 360º, Live photos, realidad virtual o IGTV. Haz diferentes pruebas para determinar cuál es el formato que mejor convierte en tu negocio, teniendo en cuenta factores como su alcance y coste de producción.

  5. Aprovecha las herramientas de segmentación

  6. Las acciones de marketing en las redes sociales son más eficaces cuando se dirigen a una audiencia que realmente está interesada en tu producto o servicio. Si vas a promocionar un descuento en tu tienda física, por ejemplo, no tiene mucho sentido que lo vea un internauta de Estados Unidos. 

    La posibilidad de realizar una segmentación geográfica es una de las opciones más interesantes de las redes sociales para las empresas, de manera que podrás mostrar los anuncios o el contenido a los usuarios según su ubicación. El uso inteligente de filtros te permitirá maximizar el retorno de la inversión: puedes aplicarlos para encontrar y conectar con tus prospectos determinando desde sus datos demográficos hasta sus ingresos e intereses.

  7. Aporta valor a través del contenido

  8. Las redes sociales no suelen ser un canal de venta directa, pero potencian las acciones de branding y son una herramienta poderosa para influir sobre la decisión final de los consumidores. Eso significa que las redes sociales en las pymes deben ser una vía para conectar con el público, generando primero curiosidad y luego fidelidad.

    La clave radica en aportar valor. Comparte contenidos originales y de calidad que capten la atención de tu público. Aborda temas que realmente preocupen o interesen a tu audiencia, teniendo en cuenta sus necesidades y preferencias. Una estrategia muy sencilla para detectarlos consiste en dar seguimiento a sus comentarios y los contenidos que suelen compartir. En cualquier caso, puedes ampliar la información existente o simplificarla para que los usuarios la comprendan mejor.

  9. Humaniza tu marca

  10. Las nuevas generaciones de consumidores se están alejando cada vez más de las marcas protocolarias y formales porque quieren negocios cercanos que les hagan sentir especiales. Las redes sociales permiten mantener un contacto más estrecho con la audiencia, de manera que son una excelente herramienta para mostrar el lado más humano de tu pyme.

    Una estrategia sencilla consiste en mostrar lo que ocurre entre bastidores en tu negocio. Recuerda que las personas se identifican con otras personas, de manera que puedes contar las historias de los empleados de tu empresa o mostrar su día a día. No olvides brindar una atención amable y personalizada. Empatiza con los problemas de tus clientes e intenta resolverlos lo antes posible. Asegúrate de mantener un diálogo constante con ellos para comprender qué necesitan y cómo hacerlos sentir especiales.

  11. Lanza concursos y sorteos

  12. Una de las estrategias más habituales en el marketing en redes sociales consiste en realizar concursos o sorteos, sobre todo en el caso de los negocios que están dando sus primeros pasos y necesitan construir una base de clientes. En general, los concursos o sorteos en las redes sociales suelen realizarse con el objetivo de aumentar el número de seguidores o generar más engagement, pero también puedes usarlos para crear notoriedad de marca, generar leads de clientes potenciales o incluso para dar a conocer un nuevo producto o servicio.

    Una de las claves para que funcionen consiste en elegir el premio adecuado, algo que realmente interese a tu público. También es importante que la dinámica sea sencilla, de manera que las personas puedan entenderla y participen con facilidad, aunque al mismo tiempo debe responder a los objetivos de la campaña, de manera que, si quieres generar tráfico hacia tu web o deseas aumentar las ventas online, podrías diseñar una dinámica que incluya visitar la página web y suscribirse a tu boletín electrónico.

    Otra posibilidad es realizar cobranding, una técnica que usan muchas empresas en sus concursos en las redes sociales para lograr un impacto mayor. Consiste en hacer un sorteo conjunto para atraer a seguidores de la otra marca y ganar reconocimiento en un segmento de clientes diferente.

  13. Acorta la distancia entre el mundo online y offline

  14. Las acciones de marketing en las redes sociales no terminan en Internet. Puedes motivar a las personas que visitan tu negocio a dejar una valoración del servicio que han recibido en las redes sociales. De esa manera, cuando otros usuarios te busquen en Internet, esas recomendaciones se convertirán en puntos a tu favor que te ayudarán a atraer a nuevos clientes. 

    También puedes animarlos para que geoetiqueten tu negocio, ofreciendo un descuento en la próxima compra. Recuerda que cuando las personas usan sus móviles para buscar negocios locales, están muy cerca de realizar una compra. Tener geolocalizado tu negocio en los buscadores no solo permitirá que los clientes potenciales te encuentren rápidamente, sino que también podría darte una ventaja sobre la competencia, ya que podrías aparecer como una de las principales opciones para los consumidores que se encuentran en tu área geográfica.

    Por último, no olvides que el uso de las redes sociales en las empresas es un arma de doble filo: puede ayudarles a convertirse en una lovemark, incrementando sus ventas con un grupo nutrido de clientes fieles o, al contrario, puede dañar seriamente su reputación. Por eso, la gestión de las redes sociales debe formar parte de un plan de marketing bien diseñado, no dejes espacio para la improvisación.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Marketing y Ventas
efecto diderot para vender mas

Uno de los principales objetivos de los emprendedores es aumentar la facturación de su negocio. Para lograrlo, existen diferentes estrategias, desde aplicar precios flexibles hasta utilizar productos gancho, aunque una de las más eficaces es la venta cruzada, que se sustenta en un fenómeno psicológico conocido como efecto Diderot.

¿Qué es el efecto Diderot?

En 1765, la emperatriz rusa Catalina la Grande supo que el filósofo francés Denis Diderot tenía problemas económicos. Para ayudarle, compró toda su biblioteca, aunque le pidió que la custodiara en su propia casa. Diderot decidió darse un pequeño lujo con aquel regalo caído del cielo, de manera que se compró un precioso albornoz escarlata.

Sin embargo, aquella prenda de lujo desentonaba en su humilde hogar, de manera que comenzó a reemplazar sus viejos grabados sin marcos por otros nuevos, tiró la vieja silla de paja y su escritorio para comprar otros más acordes con su nuevo estatus. En poco tiempo había redecorado toda la casa, que estaba a tono con su albornoz, pero también dilapidó todo el dinero.

A esa espiral de consumo se le conoce como “efecto Diderot” y todos la hemos vivido en alguna ocasión. Ese fenómeno psicológico hace referencia al hecho de que una venta puede impulsar la adquisición casi automática de otros productos relacionados con el primero y que lo complementan, lo cual dispara el gasto de los consumidores.

En el hogar, por ejemplo, comprar unas cortinas nuevas puede conducir a reemplazar todo el mobiliario. En el sector de la moda, la adquisición de una camisa puede conllevar a comprar un “total look” y en el ámbito de la tecnología, la compra de un móvil conduce inevitablemente a adquirir una funda y un protector de pantalla. El efecto Diderot se basa en la necesidad de sentir que los productos se encuentran alineados con la nueva imagen que deseamos transmitir.

La venta cruzada, una estrategia con la que todos ganan

La venta cruzada o cross selling se basa precisamente en el efecto Diderot. Consiste en proponer a los consumidores productos complementarios al que han adquirido, con el objetivo de aumentar el ticket de compra. Esta práctica es bastante común en las tiendas online de moda, en la que proponen otras prendas para completar el look.

El propio Amazon reconoce que el cross selling, que propone de manera sugerente indicando que los “clientes que compraron este artículo también compraron” o “comprados juntos con frecuencia”, representa al menos el 35 % de sus ventas.

Una de las principales ventajas de la venta cruzada es que disminuye los costes logísticos pues suele ser más económico gestionar un pedido que contenga varios productos. También mejora la eficiencia de inventario y aprovecha para introducir productos menos conocidos o deshacerse del stock residual, lo cual permite ampliar la oferta a los clientes.

Con la venta cruzada el cliente también gana. Cuando la tienda agrega valor anticipándose a sus necesidades, mejora la experiencia de usuario y su nivel de satisfacción, aumentando las probabilidades de que esa persona se convierta en un cliente habitual.

Las reglas de oro para aplicar el efecto Diderot a la venta cruzada

El filósofo Diderot terminó arrepintiéndose de sus compras. Como regla general, solo la primera compra genera satisfacción, mientras que las adquisiciones vinculadas suelen producir cierto desasosiego. Para evitar ese fenómeno y lograr que el cliente se sienta satisfecho es importante seguir estas reglas:

  • Recomendar solo aquellos elementos necesarios para que el producto o servicio funcione mejor, como un soporte para colocar el navegador GPS en el coche.
  • Sugerir artículos que mejoren la comodidad o el aspecto del producto principal, como una funda para guardar los auriculares de diadema.
  • Confeccionar paquetes con los productos que se suelen comprar juntos, como puede ser un soldador con el alambre de soldadura, de manera que el cliente no tenga que buscar los accesorios que necesita por separado.
  • Aplicar un descuento en los artículos complementarios para animar al cliente a adquirirlos de inmediato, reafirmando la idea de que ha tomado una buena decisión de compra.
Autor: ConAvalSí
Categoría: Marketing y Ventas
aumentar las ventas

Una buena idea de negocio no es suficiente para tener éxito. A menudo el destino de una empresa está íntimamente ligado a su estrategia de ventas. Sin ventas no hay beneficios y, si éstas no son constantes, es difícil planificar el funcionamiento del negocio a medio y largo plazo. Para aumentar las ventas necesitas partir de un conocimiento sólido del mercado, tener clara tu propuesta única de valor, segmentar bien a tu target y aprovechar los diferentes canales de comunicación para llegar hasta las personas interesadas en tus productos o servicios.

Claves para aumentar las ventas de tu negocio

1. Analiza el mercado

Antes de diseñar un proceso de ventas, debes conocer el mercado. Necesitas saber quiénes son tus principales competidores, cuáles son sus tácticas para captar y fidelizar clientes y qué estrategias de precios aplican. El objetivo no es copiar lo que hace la competencia, sino encontrar nichos desatendidos e innovar para poder diferenciarte.

También debes conocer muy bien a tu público objetivo. No te limites a su perfil sociodemográfico, profundiza en sus necesidades, gustos, intereses, hábitos de compra, situación familiar y estilo de vida. Cuanta más información recopiles, mejor podrás segmentar para diseñar ofertas personalizadas que te ayuden a aumentar las ventas.

Un buen análisis de mercado te permitirá identificar las tendencias actuales y anticiparte a las futuras para ganar una ventaja competitiva. Podrás adaptar mejor tus productos o servicios a las necesidades de los consumidores para mejorar su satisfacción.

2. Céntrate en tu ventaja competitiva

Todas las empresas tienen competidores, el secreto para destacar en un mercado cada vez más saturado consiste en la diferenciación. Si quieres aumentar las ventas, necesitas encontrar tu propuesta única de valor y potenciarla. 

La propuesta única de valor es lo que distingue a tu negocio, aquello en lo que debes concentrar tu energía ya que es el motivo por el que los clientes eligen tus productos o servicios. Esa propuesta debe estar enfocada en el beneficio que recibe el cliente y el problema real que resuelve. También debe ser relevante y atractiva, de manera que genere un impacto positivo memorable.

Cuando encuentres esa ventaja competitiva, asegúrate de comunicarla de manera clara a tu público objetivo. A tus clientes debe quedarles claro cómo tu producto o servicio puede ayudarles a solucionar su problema o satisfacer su necesidad.

3. Prepara un calendario de marketing

A lo largo del año existen algunas fechas que representan una oportunidad importante para aumentar las ventas. La Navidad, el Día de la Madre o del Padre, el Black Friday, la Semana Santa o San Valentín son algunas de las fechas más importantes en las que los consumidores suelen gastar más, por lo que debes planificar con antelación tu estrategia de ventas para impulsar los productos o servicios más demandados

El calendario de marketing te permitirá organizar todas las acciones logísticas y publicitarias necesarias con un margen de tiempo considerable para que todo vaya sobre ruedas. Tendrás una visión más clara del camino que recorrerás a lo largo del año, podrás asignar inteligentemente los recursos y, sobre todo, podrás adelantarte a la competencia para vender más.

4. Facilita el proceso de compra

No importa si vendes productos en Internet, directamente al público o a otras empresas, si el proceso de compra es complejo y el cliente encuentra dificultades a lo largo del mismo, es probable que desista y termine comprando a la competencia.

Un estudio reveló que el 87 % de los consumidores abandonan la compra si el proceso es muy complicado y el 55 % de ellos no volverá. Para evitarlo, cerciórate de que tu proceso de compra es lo más sencillo posible. Adoptar nuevas formas de pago más populares y seguras, como Bizum, pedir solo la información esencial, ofrecer llamados a la acción claros y facilitar la corrección de errores en los formularios de pago son algunas estrategias sencillas que pueden aumentar tus ventas.

5. Optimiza la atención al cliente

Un estudio de Microsoft reveló que el 61 % de los consumidores ha dejado de comprar una marca debido a una mala atención al cliente. Al contrario, si un cliente se siente satisfecho, no solo es más probable que vuelva a comprar, sino que podría recomendar tus productos o servicios a personas de su entorno más cercano, ayudándote a aumentar las ventas. 

Considera que en la actualidad gran parte de los clientes esperan que las empresas personalicen su experiencia de compra brindándoles información que les ayuden a decidir, mostrándose disponibles para resolver sus dudas y ofreciendo diferentes opciones de entrega. Por consiguiente, una entrega rápida, la tramitación eficaz de sus dudas o quejas, así como un buen servicio de postventa pueden ayudarte a generar confianza y fidelizar clientes que luego podrían convertirse en embajadores de tu marca.

6. Ofrece servicios adicionales

Cada vez más consumidores desean que su experiencia de compra vaya más allá de la transacción, de manera que brindarles servicios adicionales será un punto a tu favor. Las entregas a domicilio, la instalación y el servicio técnico o de mantenimiento, por ejemplo, pueden ayudarte a proyectar una imagen más profesional y hacer que destaques de la competencia.

La clave consiste en ofrecer un valor añadido, algo que realmente facilite la vida a tus clientes o mejore sus propios negocios. Otra opción consiste en proporcionar servicios complementarios dirigidos a fomentar la confianza, como pueden ser las devoluciones gratuitas, ampliar el periodo de garantía u ofrecer un periodo de prueba gratuito.

7. Aplica técnicas de venta eficaces

Existen diferentes técnicas que pueden ayudarte a aumentar las ventas con una inversión mínima. El cross selling o venta cruzada, por ejemplo, consiste en proponer al cliente productos complementarios al que está a punto de comprar para animarle a aumentar el ticket de compra y mejorar su experiencia. Es una estrategia que utilizan con éxito la mayoría de las marcas de moda cuando presentan complementos o prendas diferentes para completar el atuendo justo antes de terminar la compra.

También puedes aplicar el up selling o venta adicional, que consiste en ofrecer un producto similar, pero de una gama superior, para lograr que el desembolso del cliente sea mayor. Esta estrategia de venta es muy común en las tiendas de electrónica. Amazon, por ejemplo, realiza una comparación entre las características del producto que le interesa al usuario y otros de una gama superior, aunque siempre dentro de cierto rango de precios. Prueba diferentes técnicas de venta y aplica las que sean más eficaces para tu negocio.

8. Aprovecha el potencial de las redes sociales

Las redes sociales no son una plataforma de venta directa, pero te permitirán establecer contactos que pueden transformarse en futuros clientes ya que son una valiosa herramienta para fortalecer tu marca y llegar a un público más amplio. Utilízalas como una vía de comunicación para transmitir confianza y cercanía mostrando el lado más humano de tu marca.

Solo debes asegurarte de elegir las redes sociales que usa tu público objetivo y adaptar tu mensaje a los formatos más populares en las mismas. Puedes usarlas para promocionar tus ofertas, pero también debes crear contenidos interesantes e informativos que aporten valor a tus seguidores. Sus servicios de publicidad también son una opción interesante para realizar campañas bien segmentadas que te permitan ganar notoriedad de marca o dar a conocer tus nuevos productos o servicios.

9. Mejora el merchandising

En ocasiones, para aumentar las ventas basta introducir pequeños cambios en tu estrategia de merchandising. Valora si un cambio en el empaque del producto, el diseño web, la decoración del escaparate o la disposición del mobiliario puede hacer que tus productos sean más atractivos y visibles para el cliente.

Si tienes un negocio físico, por ejemplo, uno de tus objetivos principales será incrementar el número de puntos calientes eliminando cualquier tipo de barrera física o sensorial y situando en ellos los productos de alta rotación para animar a los clientes a recorrer una mayor superficie y ver más productos. En cambio, si tienes un e-commerce debes conocer su mapa de calor para optimizar el diseño de aquellas zonas que reciben más atención y aumentar las conversiones.

10. Invierte en publicidad

Muchos emprendedores esperan que el negocio crezca por sí solo. Sin embargo, en un mercado tan competitivo como el actual, necesitas promocionar tu marca a través de diferentes canales. No es casual que en 2021 la inversión publicitaria total alcanzara los 11 601,9 millones de euros en España, un aumento del 7,8 % respecto al año anterior, según el informe InfoAdex.

Las empresas siguen apostando fundamentalmente por la publicidad digital, pero la radio y la publicidad exterior también han crecido mucho. Por tanto, determina el presupuesto que destinarás a la publicidad y elige los medios de comunicación más adecuados para que tu mensaje llegue al público que te interesa.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Marketing y Ventas
producto minimo viable

En un mercado en continua evolución, las empresas necesitan implementar métodos de trabajo flexibles y eficientes que les permitan poner a prueba sus productos o servicios antes de lanzarlos. El método lean startup se utiliza para pasar del diseño de un proyecto a su puesta en práctica de manera más segura, usando la retroalimentación de los clientes.

Lean startup es una metodología de trabajo basada en el aprendizaje validado. Consiste en ir lanzando distintas propuestas del producto o servicio con algunas variaciones, durante un periodo de tiempo determinado, para comprobar la respuesta y nivel de aceptación de los usuarios. Así, se acortan los ciclos de desarrollo mientras se reduce el riesgo que implica lanzar nuevos productos o servicios. El producto mínimo viable es un concepto clave en esa metodología de trabajo.

¿Qué es el producto mínimo viable?

Un producto mínimo viable (PMV) es una especie de prototipo con las funciones básicas que le permiten al emprendedor aprender sobre los consumidores con un mínimo esfuerzo e inversión, para comprobar si su solución será bien aceptada y puede avanzar en su idea de negocio o necesita aplicar cambios.

El PMV aporta numerosas ventajas a las pymes y autónomos. En primer lugar, permite optimizar los recursos económicos y minimiza el grado de incertidumbre, que siempre representa el lanzamiento de nuevos productos o servicios. De hecho, facilita la creación de un producto o servicio a medida de los clientes que incluya las características más relevantes que realmente aporten un valor añadido. Así, se evita diseñar, crear, comercializar y distribuir un producto que prácticamente nadie necesita ni está dispuesto a comprar.

En segundo lugar, el producto mínimo viable también permite a los emprendedores conocer mejor a su público objetivo, así como detectar a los early adopters y los clientes potenciales, para afinar el plan de marketing. Un PMV sirve para identificar los mejores canales de comunicación y las estrategias publicitarias más efectivas y rentables para llegar hasta la audiencia.

En tercer lugar, el producto mínimo viable ayuda a estimar el potencial de crecimiento de un negocio y la rentabilidad del mismo, basándose en el interés que muestra el público. También permite recopilar datos financieros fiables que facilitan el acceso a la financiación o la búsqueda de inversores potenciales interesados en la idea de negocio.

¿Cómo hacer un producto mínimo viable en tres pasos?

  1. Concreta tus ideas en un producto

  2. El primer paso para crear un producto mínimo viable consiste en establecer una hipótesis de trabajo. Las hipótesis te ayudarán a identificar mejor tu público, validar su problema o detectar las características deseables del producto o modelo de negocio. En cualquier caso, asegúrate de que la versión del producto que utilices tenga las características necesarias para solucionar el problema. Puedes utilizar un vídeo demostrativo explicando los beneficios de tu producto o servicio, como hizo Dropbox en sus inicios, crear una maqueta que facilite la interacción o aplicar pruebas A/B para elegir las características que funcionan mejor.

  3. Mide el rendimiento

  4. En esta etapa, se realizan pequeñas pruebas de producto para verificar tus hipótesis de trabajo. Por eso, debes determinar métricas fiables que te permitan evaluar con precisión los resultados. Lo ideal es elegir métricas accionables que muestren claramente la relación entre causa y efecto, como pueden ser las conversiones en el caso de un ecommerce, las descargas para las aplicaciones móviles, las transacciones en los casos de SaaS o el tráfico para los contenidos.

  5. Aplica los resultados

  6. Los resultados de las mediciones son la brújula que te irá orientando para crear el producto mínimo viable. En esta etapa, debes aplicar los ajustes necesarios para que tu producto o servicio responda a las necesidades del mercado. Si validaste tu hipótesis, puedes seguir adelante y lanzar el producto o servicio. Si no es así, tendrás que cambiar lo que no está funcionando y probar otras hipótesis con un nuevo PMV hasta que des en el clavo.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Marketing y Ventas
utilizar Bizum en tu negocio online

El comercio online no para de crecer. Cada vez más personas realizan compras por Internet, de manera que muchas empresas están abriendo sus propias tiendas online. Sin embargo, para vender online es necesario facilitar el proceso de compra al consumidor, de manera que el procedimiento sea sencillo, comprensible y seguro.

La tasa promedio de abandono del carrito se sitúa en un 68,8 % y casi uno de cada cinco compradores abandona su pedido porque el proceso de pago es demasiado largo o complicado, según un estudio del Baymard Institute. El 17 % lo hace porque no se fía de introducir su número de tarjeta de crédito y el 7 % porque la web no ofrece suficientes métodos de pago. Se estima que optimizar el proceso de pago podría mejorar en un 35 % la tasa de conversión. Por tanto, instalar Bizum te ayudará a vencer las reticencias de los usuarios interesados en tus productos.

¿Qué es Bizum?

Bizum es un servicio gratuito que permite enviar y recibir dinero, así como realizar compras y donaciones al instante desde el móvil, en menos de 25 segundos. Su eficacia y comodidad lo han convertido en uno de los métodos de pago más populares en España y muchos bancos ya lo han integrado en sus aplicaciones, de manera que el consumidor ni siquiera tiene que descargar una app adicional.

Lo más interesante es que para pagar las compras online, el usuario solo debe indicar su número de teléfono en el comercio electrónico y validar la operación para que el dinero sea transmitido de forma segura. Puede comprar con tranquilidad porque no tiene que introducir los datos de su tarjeta de crédito, aunque Bizum está vinculado a su cuenta bancaria, de manera que también representa una garantía para las empresas, puesto que los propios bancos detectan cualquier tipo de operación fraudulenta. Además, Bizum es una solución de pago segura porque incorpora un doble factor de validación y cumple con la normativa europea de pagos PSD2.

¿Cómo instalar Bizum en tu comercio electrónico?

Para integrar Bizum en tu tienda online, primero debes contactar a tu banco para conocer sus condiciones comerciales y contratar el servicio. Considera que Bizum es gratuito, pero las comisiones por las transacciones dependerán de cada entidad bancaria. 

En sentido general, los bancos no suelen cobrar por activar el servicio del Bizum, aunque pueden establecer algunas limitaciones en su uso, como un importe mínimo y máximo por cada operación, un número máximo de operaciones recibidas por un cliente al mes o un límite en la duración del envío pendiente de un no cliente.

El segundo paso consiste en integrar Bizum en tu pasarela de pago, un proceso bastante sencillo y rápido cuando dispones de pasarelas de pago como Paycomet, Sipay o Monei. Ten en cuenta que en la actualidad las plataformas que admiten el servicio de Bizum son: PrestaShop, WooCommerce, Magento, Oscommerce, Opencart, VirtueMart y Zencart.

Luego tendrás que descargar los módulos de integración y la documentación en los que se describen todos los requisitos y pasos técnicos para su implementación. Por último, debes agregar el botón de pago de Bizum a tu web para que los clientes puedan usarlo.

¿Cómo sacarle el máximo partido a Bizum en tu empresa?  

Para sacarle provecho a Bizum, es conveniente que integres su botón de pago en tu checkout, de manera que sea bien visible para los usuarios, no solo en el último paso de la compra sino también en las etapas más tempranas, como en el catálogo de productos, cuando el consumidor está tomando su decisión de compra.

También deberías comunicar a tus seguidores que pueden realizar pagos a través de Bizum. Puedes lanzar una campaña en las redes sociales y enviar un comunicado a tus suscriptores del boletín electrónico. Aunque Bizum está muy extendido, aprovecha ese contacto para explicar sus beneficios y modo de funcionamiento, destacando aspectos como la rapidez y seguridad en el proceso de compra para generar confianza en los clientes potenciales más reticentes.

 

 

Autor: ConAvalSí
Categoría: Marketing y Ventas
tik tok para pymes

Desde que se lanzó a nivel internacional en 2017, la popularidad de Tik Tok no ha parado de crecer. El año pasado superó, por primera vez, la barrera de los mil millones de usuarios activos mensuales y en España ya suma unos 22 millones de usuarios, de los cuales 8,8 millones son habituales. Gracias a esas cifras y al elevado nivel de engagement, Tik Tok se ha convertido en una red social muy interesante para hacer publicidad que te ayudará a conectar con tu público objetivo.

El futuro de Tik Tok para empresas

La red social no ha tardado en implementar una plataforma de marketing para empresas llamada “TikTok for Business” con la cual pretende ayudar a las marcas a conectar con los principales usuarios de la red. Tik Tok para empresas proporciona algunas funciones de Inteligencia Artificial para que los anunciantes analicen los intereses y preferencias del público, mediante sus interacciones con el contenido, y orienten mejor sus campañas.

También se está convirtiendo en una red social muy interesante para las ventas online, gracias a su acuerdo con Shopify, que intenta facilitar que los ecommerces difundan sus mensajes publicitarios en dicha plataforma. Básicamente, Shopify aprovecha el elevado nivel de engagement que genera TikTok para animar a los usuarios a hacer clic en los productos y comprarlos cómodamente. Es probable que, en el futuro, la principal línea de monetización de TikTok sea el ecommerce, de manera que las marcas podrán compartir contenidos interesantes en esta red social, que generen ventas directas.

Tik Tok para pymes: ¿Cómo incluir esta red social en tu estrategia de marketing?

  • Analiza a tu audiencia en TikTok. La mayoría de los usuarios de Tik Tok tienen entre 19 y 24 años, aunque la franja de edad entre 30 y 40 años está creciendo. Se trata, fundamentalmente, de millennials y jóvenes de la generación Z, que tendrá mayor poder adquisitivo en las próximas décadas. Investiga sus intereses, preferencias y hábitos de consumo para que puedas conectar mejor con ellos.
  • Establece tu estrategia de contenidos. Tik Tok es una red donde se comparten vídeos cortos, de 15 segundos a tres minutos, que destacan por su espontaneidad. La propia plataforma aconseja a las marcas: “Haced TikToks, no anuncios”. No se trata simplemente de subir vídeos desenfadados que llamen la atención, sino de pensar en cómo conectar con tu audiencia para que generen sus propios contenidos relacionados con tus productos o servicios. Puedes echar un vistazo a las tendencias de la aplicación para inspirarte y planificar tu estrategia de contenidos.
  • Usa inteligentemente los hashtags. En TikTok se lanzan ‘hashtag challenge’, a través de los cuales se anima a otros usuarios a crear o recrear el contenido y añadirle tu hashtag de marca. Por ejemplo, Dreamwork Pictures organizó un desafío para promocionar su nuevo show de Netflix a través del que invitaba a los usuarios de TikTok a crear un vídeo en el que bailaran al tema de la canción y lo publicaran con el hashtag #SpiritRidingFree. Su campaña llegó a más de 34,4 millones de usuarios. Los hashtags te permiten llamar la atención sobre tu marca, resaltando su visión y propuesta de valor, de manera que no solo son publicidad para tu pyme, sino que también impulsan las interacciones y generan un mayor nivel de compromiso.
  • Evalúa tus resultados. Para incluir Tik Tok en tu estrategia de marketing, necesitas medir los resultados de tus publicaciones. Sin embargo, esta red social brinda menos datos para segmentar las campañas y medir su impacto, así que tendrás que aprovechar sus tres métricas principales: seguidores, vistas del vídeo y visitas del perfil. En cada vídeo podrás ver, además, el número de likes, comentarios y compartidos, indicadores del nivel de engagement generado. Así, podrás saber qué contenidos funcionan mejor y qué ajustes debes hacer para generar más engagement y alcanzar tus objetivos.
Autor: ConAvalSí
Categoría: Marketing y Ventas
Podcast para promocionar mi negocio

Hace menos de una década era un formato prácticamente desconocido, pero en muy poco tiempo ha logrado captar la atención del 51 % de la población española, que ya escucha podcasts de vez en cuando, según una encuesta de Spotify. Esta tendencia ha crecido en medio de la pandemia, generando una audiencia cada vez más fidelizada, hasta el punto de que más del 30% de los españoles reconoce escuchar podcasts con bastante frecuencia. Por tanto, si quieres promocionar tu negocio, hacer un podcast es una excelente idea.

¿Qué es un podcast?

Un podcast es básicamente una grabación de audio que se suele hacer por capítulos o partes para compartirlos a través de Internet, de manera que los usuarios pueden suscribirse a través de plataformas como Ivoox, Spotify o Podium Podcast. Así recibirán las nuevas entregas de manera automática y tienen la posibilidad de descargar los archivos en sus dispositivos para escucharlos cuando quieran.

Las ventajas del podcast para los negocios

Crear un podcast puede ser muy beneficioso para tu negocio. Ante todo, se trata de un formato de contenido cómodo que tus clientes potenciales pueden consumir con facilidad a través de sus móviles o tabletas, mientras realizan las tareas del hogar, hacen ejercicio o van de camino al trabajo. Eso aumenta considerablemente su alcance potencial, sobre todo en comparación con el contenido escrito, de manera que te permitirá llegar a un mayor número de personas.

Además de su sencillez, el podcast es una estrategia de marketing rentable, en especial para los autónomos y las pymes, ya que, en comparación con otras soluciones de marketing, demanda una inversión menor. Solo necesitas un micrófono y un software para editar las grabaciones, puesto que muchas de las plataformas de alojamiento de podcast tienen planes gratuitos.

Un podcast con contenido de calidad también te permitirá posicionarte como un referente en tu sector y generar confianza hacia tu negocio. Es una excelente herramienta para transmitir una imagen más cercana y humana de tu marca, así como para establecer un vínculo emocional más fuerte con tu público objetivo, creando una sensación de complicidad e intimidad que beneficiará a tu negocio.

Las tres reglas de oro para preparar un podcast empresarial

  1. Conoce a tu audiencia
  2. Un podcast no es un anuncio. No se trata de vender tus productos o servicios directamente, sino de conectar con las personas que te escuchan. Por tanto, necesitas entender qué les interesa y entretiene. Ten siempre en mente el perfil de tu cliente ideal. Recuerda que no es lo mismo un podcast enfocado a profesionales de la salud que a personas interesadas en mejorar su salud. Realizar encuestas online y mantener una comunicación fluida con tus seguidores te permitirá descubrir qué temas les interesan.

  3. Elige los contenidos inteligentemente
  4. Preparar un podcast requiere un mínimo de tiempo y recursos, por lo que es importante que afines los temas. Identifica los contenidos que mejor han funcionado en tu blog corporativo o redes sociales para que tengas un punto de partida. Piensa en qué puedes aportar de único. Podrías crear tutoriales, contar historias que te ayuden a conectar con tu público o realizar entrevistas a invitados. Cuando tengas claro el contenido, crea un guion que te ayude a estructurar el podcast, pero asegúrate de dejar espacio a la espontaneidad y a la naturalidad.

  5. Sé original y no olvides llamar a la acción

    Un podcast para promocionar tu negocio debe estar en sintonía con tu branding empresarial, además de tener una identidad propia dentro del negocio. Elige un nombre interesante y original, pero diferente del nombre de tu empresa. Mantén una identidad gráfica fácilmente reconocible, que te distinga de la competencia, y no olvides incluir una llamada a la acción al final del podcast para lograr tu objetivo final: convertir los oyentes en clientes.

Por último, recuerda editar el podcast para eliminar el ruido de fondo, añadir otras pistas y subir o bajar el volumen. Existen herramientas de edición gratuitas, como Audacity, que son muy fáciles de utilizar. Y recuerda que las personas prefieren los audios cortos, de unos 20 minutos, así que intenta ser breve para no aburrir a tu audiencia.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Marketing y Ventas
branded content

En los tiempos que corren, los consumidores están expuestos a un bombardeo publicitario constante, por lo que muchos recurren a soluciones como los bloqueadores de publicidad y otros desarrollan una auténtica ceguera a los anuncios. En ese contexto, las marcas necesitan encontrar estrategias menos invasivas para conectar con su público objetivo y transmitirles sus valores. El branded content es una de esas alternativas.

Según el último informe “Content Scope”, el branded content ya es imparable. La inversión destinada a este tipo de marketing ha crecido un 19% en los dos últimos años en España. La estrategia de contenidos se trabaja cada vez más a largo plazo, muestra de ello es que el número de empresas que cuentan con equipos especializados en branded content casi se ha duplicado desde 2019.

¿Qué es el branded content?

El branded content es una pieza esencial del inbound marketing, ya que consiste en generar contenidos vinculados a la marca que faciliten la conexión con el público. Esta estrategia de marketing no intenta vender un producto o servicio directamente, como en los anuncios publicitarios, su principal objetivo es transmitir los valores de la marca para generar una respuesta positiva en el público.

El branded content es una herramienta de marketing muy flexible que permite trabajar tanto con contenidos para los medios de comunicación convencionales, como para las redes sociales y otros medios digitales. No solo acepta diferentes formatos, sino que también persigue diferentes objetivos.

Los contenidos informativos, por ejemplo, son un tipo de branded content con un estilo más periodístico que profundiza en aspectos destacados de la marca, mientras que los contenidos educativos sirven para posicionar la marca como un referente en cierto ámbito del conocimiento. El branded content también admite contenidos enfocados en el entretenimiento, que captan la atención del público y favorecen la interacción, mientras que los contenidos perceptivos buscan establecer una conexión emocional.

Ventajas del branded content para tu negocio

  1. Generar engagement
  2. Crear contenidos de valor te permitirá conectar con tu público objetivo e involucrarlo con tu marca. A diferencia de los anuncios tradicionales que se consumen de manera pasiva, el branded content busca generar respuestas en los usuarios para aumentar su nivel de implicación y compromiso con la marca.

    Esta estrategia de marketing, intenta que los consumidores tengan un papel activo e interactúen con la marca, identificándose con sus valores y desarrollando una relación de confianza. Un excelente ejemplo de branded content que potencia el engagement es el “Consultorio Nivea” de la conocida marca de cosméticos, donde los usuarios pueden plantear sus dudas a una dermatóloga profesional.

  3. Conseguir leads de calidad
  4. El branded content también es una técnica eficaz para lograr registros. Una buena campaña de contenido de marca puede llevar tráfico a tu web, de manera que podrás comenzar el proceso de lead nurturing para convertir a esos usuarios en clientes o incluso fans de tu marca.

    La clave radica en proporcionar contenidos que el público realmente quiera consumir porque aportan valor. Un buen ejemplo de branded content es la aplicación Runtastic de Adidas. Con millones de descargas en todo el mundo, la marca acompaña a los usuarios en sus actividades deportivas y les ayuda a cumplir sus objetivos.

  5. Mejorar el posicionamiento de marca, generando una conexión emocional
  6. Un contenido de valor hará que tu marca destaque sobre la competencia, te permitirá ganar notoriedad o, incluso, convertirte en un referente en tu sector. El branded content va más allá de un simple eslogan, cuenta una historia que emociona a la audiencia.

    Podrás vincular esas emociones positivas a tu marca, ser más memorable y entrar en el Top of Mind de los consumidores. Es lo que ha hecho Balay, una marca que ha dejado de anunciar electrodomésticos para centrarse en las historias de sus trabajadores. Su ejemplo de branded content demuestra cómo humanizar una marca y crear una conexión emocional con el público.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Marketing y Ventas
Seguridad Comunicación segura mediante certificado del servidor SSL y el acceso a la información protegida y se almacenada cifrada. Su IP de acceso 3.238.199.4