Utilizamos cookies, propias y de terceros, para mantener sus preferencias y analizar sus hábitos de navegación en nuestra página web, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. Más información en el apartado Política de Cookies de nuestra página web.


Aceptar Rechazar
Contacto Facebook Twitter

Blog Con Aval Sí

Marketing y Ventas: Consejos sobre Marketing y Ventas para pymes y autónomos

Cómo promocionar mi marca personal

Cuando pensamos en una marca, solemos asociarla con la marca de una empresa, pero en un mercado laboral cada vez más competitivo y exigente, es imprescindible desarrollar una marca personal que nos permita destacar. Una marca personal sólida aumenta las probabilidades de tener éxito en el plano profesional, tanto si tienes una pyme como si trabajas como autónomo o por cuenta ajena.

¿Qué es la marca personal?

La marca personal es la imagen profesional y personal que proyectas como resultado de tus acciones. Es todo aquello, desde tu reputación, características de personalidad y resultados profesionales, que te distingue de los demás y te hace único. Es el valor diferencial que aportas y te convierte en un profesional valioso para otras empresas.

El proceso para construir y gestionar tu marca personal se denomina personal branding e incluye todas aquellas acciones dirigidas a construir un nombre y una imagen en la mente de tu target. La estrategia de branding consiste en determinar qué aspectos te interesa resaltar, cómo los vas a mostrar y a través de qué canales, para lograr tus objetivos profesionales.

Cinco estrategias de branding para impulsar tu marca personal

Lanza una campaña de email marketing

El correo electrónico sigue siendo una potente herramienta de marketing para llamar la atención y generar engagement. Un estudio reciente comprobó que las campañas de email marketing también reportan el mejor retorno de la inversión. La clave consiste en aportar auténtico valor a través de ese contenido, intentando que los textos no tengan un carácter demasiado comercial, sino que te ayuden a posicionarte como un referente en tu sector.

Pon en marcha una campaña de branding en Facebook

Con esta estrategia de branding podrás llegar a los reclutadores, ejecutivos, profesionales o empresas que te interesan. Este tipo de campaña en Facebook no es muy costosa, puedes obtener buenos resultados invirtiendo menos de 100 euros al mes. Un estudio realizado por MetriCool reveló que el CPM medio de las campañas en esta red social es de 1,26 dólares, pero varía según la segmentación y el formato elegido ya que los vídeos suelen ser más baratos. Las campañas de reconocimiento de marca suelen ser las más económicas, tienen un CPM de 0,48 dólares.

Escribe contenido de calidad

Para impulsar tu marca personal en el entorno online es casi imprescindible tener un blog donde publiques regularmente contenido de calidad que te permita ganar reconocimiento en tu sector. Si haces un buen trabajo SEOesos mismos artículos te servirán para posicionarte en los buscadores y atraer a posibles clientes interesados en tus productos o servicios. Otra estrategia complementaria consiste en escribir artículos en webs y revistas de prestigio de tu profesión.

Usa las redes sociales para difundir tus contenidos

Cuando escribas un artículo de calidad, difúndelo en tus redes sociales, sobre todo en LinkedIn, una plataforma perfecta para promocionar tu marca personal y conectar con otros profesionales. Lo ideal es que el 70 % del contenido que publiques en tus redes sociales sea de carácter profesional y el 30 % restante personal. Así transmitirás una imagen más cercana.

Crea un canal de YouTube o un podcast

Los índices de penetración del vídeo y el podcast se han disparado en los últimos años ya que muchas personas prefieren consumir este tipo de contenido en vez de leer. Estos canales de comunicación te permiten crear una mayor conexión con tu target, consolidarte como un experto en tu sector y demostrar cualidades importantes para tu marca personal como la confianza en ti mismo, el carisma o las habilidades comunicativas.

Para que tu estrategia de branding brinde buenos resultados, debes mantener la unidad y coherencia de marca. Utiliza siempre el mismo logo, colores y tono de comunicación, intentando transmitir los mismos valores a través de todos los canales que uses.

Categoría: Marketing y Ventas
Tags: Autónomos , Pymes
Cómo usar las redes sociales en las pymes

Implementar un sitio web corporativo ya no es suficiente, si quieres llegar a tus clientes potenciales también debes tener una presencia activa en las redes sociales. Hoy por hoy, el 62% de los consumidores afirman que han comprado productos que han compartido sus amigos, y la red social que más peso tiene en sus decisiones de compra es Facebook, según reveló este informe.

El primer paso consiste en elegir inteligentemente las redes sociales para empresas. Es mejor que concentres tus esfuerzos en aquellas redes sociales que realmente aportan valor que tener muchas cuentas descuidadas que transmitan una mala imagen de tu marca. El segundo paso consiste en optimizar tus acciones de marketing para amplificar tu mensaje y llegar a tu target.

Cinco estrategias para aprovechar al máximo las redes sociales en las empresas

Analiza el éxito de tus publicaciones.

La mayoría de las redes sociales cuentan con un sistema de métricas que revelan el alcance de tus publicaciones y el engagement que han generado. Estos indicadores son muy importantes pues te permitirán conocer mejor las necesidades e intereses de tu audiencia para que puedas crear publicaciones cada vez más eficaces que generen más conversiones basándote en los temas relevantes para tu prospecto y en llamados a la acción más poderosos.

Utiliza el formato adecuado.

Para sacar el máximo partido a las redes sociales en las pymes, debes determinar cuál es el formato más adecuado para conectar con tu prospecto y ampliar tu alcance. Un estudio realizado por Metricool reveló que pequeños detalles como usar imágenes sin filtro en Instagram puede incrementar en un 21% las interacciones. En Facebook, por ejemplo, los vídeos generan más engagement pero en Instagram son las imágenes en formato carrusel. Haz diferentes pruebas para determinar cuál es el formato que mejor convierte en tu negocio teniendo en cuenta factores como su alcance y costo de producción.

Sácale el zumo a las herramientas de segmentación.

Las acciones de marketing en las redes sociales son más eficaces cuando se dirigen a una audiencia realmente interesada en tu producto o servicio. Si vas a promocionar un descuento en tu tienda física, por ejemplo, no tiene mucho sentido que lo vea un internauta de Estados Unidos. La posibilidad de realizar una segmentación geográfica es una de las opciones más interesantes de las redes sociales para las empresas, de manera que podrás mostrar los anuncios o el contenido a los usuarios según su ubicación. El uso inteligente de filtros te permitirá maximizar el retorno de la inversión: puedes aplicarlos para encontrar y conectar con tus prospectos determinando desde sus datos demográficos hasta sus ingresos e intereses.

Aporta valor.

Las redes sociales no suelen ser un canal de venta directa, pero potencian las acciones de branding y son una poderosa herramienta para influir sobre la decisión final de los consumidores. Eso significa que las redes sociales en pymes deben ser una vía para conectar con los prospectos generando primero curiosidad y luego fidelidad. La clave radica en aportar auténtico valor: aborda temas que preocupen o interesen a tu prospecto. Una estrategia muy sencilla para detectarlos consiste en dar seguimiento a sus comentarios.

Acorta la distancia entre el mundo online y offline.

Motiva a las personas que visitan tu negocio a dejar una valoración del servicio recibido. Cuando te busquen en Internet, esas recomendaciones se convertirán en puntos a tu favor para atraer a nuevos clientes. También puedes animarles a que geoetiqueten tu negocio ofreciendo un descuento en la próxima compra. Recuerda que cuando las personas usan su smartphone para buscar negocios locales, el camino hasta la compra suele ser muy corto.

Por último, no olvides que el uso de las redes sociales en las empresas es un arma de doble filo: puede ayudarlas a convertirse en una lovemark incrementando sus ventas con un grupo nutrido de clientes fieles o, al contrario, puede dañar seriamente la reputación. Por eso, la gestión de las redes sociales debe formar parte de un plan de marketing bien diseñado, no debes dejar espacio para la improvisación.

 

Cómo crear un plan de negocios internacional para pymes

Si crees que tu empresa está preparada para la internacionalización, ha llegado el momento de crear tu plan de negocios internacional. Ese plan de expansión te servirá de guía para planificar y distribuir de forma más eficiente tus recursos, de manera que puedas alcanzar tus objetivos y acceder a un nuevo mercado. También te ayudará a minimizar los riesgos, analizar la viabilidad de tus estrategias de internacionalización y detectar nuevas oportunidades o captar a inversores interesados en tu proyecto.

¿Qué es un plan de negocios internacional?

El plan de negocios internacional resume el proyecto de expansión fuera del territorio nacional de tu pyme, marcando la hoja de ruta a seguir y convirtiéndose en la carta de presentación de tu nuevo proyecto empresarial. Ese documento es una valiosa herramienta de trabajo ya que no solo define tus objetivos de negocios en el nuevo mercado sino también las vías para conseguirlos, permitiendo evaluar la viabilidad de tu idea de negocio.

¿Cómo hacer tu plan de negocios internacional?

Resumen ejecutivo.

El plan de empresa suele tener muchas páginas, por lo que es conveniente resumir toda esa información en apenas una o dos páginas que sean lo suficientemente atractivas como para animar a los posibles inversores a leer el resto.

Propuesta de valor única.

¿Qué te diferencia de la competencia? ¿Qué valor exclusivo puedes brindar a tus clientes? ¿Por qué vale la pena comprar tu producto o contratar tus servicios? En esta sección debes responder esas preguntas, describir tus productos o servicios indicando sus características distintivas y reflejar tu ventaja competitiva.

Segmentación de los clientes.

¿Quién es tu target? Describe el mercado objetivo de tu pyme recopilando la mayor cantidad de datos posible, desde la edad y nivel de ingresos de tu prospecto hasta sus comportamientos de compra e intereses.

Análisis de la situación empresarial internacional.

Es un análisis de los detalles relevantes para tu negocio a nivel económico, político y legal del país al que quieres acceder. Analiza la estructura y estabilidad gubernamental del país, así como el nivel de control estatal sobre las empresas privadas. Incluye las leyes que afectan tu negocio y los requisitos de importación. Resume además los aspectos culturales que puedan brindarte una ventaja competitiva o convertirse en un obstáculo.

Viabilidad económica.

¿Necesitas una inyección de capital o contarás con recursos propios? ¿Qué costes y ganancias a corto, medio y largo plazo prevés? ¿Qué flujo de efectivo proyectas para el primer año? ¿Cuáles son los costos de adquisición de los clientes? ¿Y los costos de distribución? ¿Cuánto tendrás que destinar a los recursos humanos? Cuantos más detalles incluyas, mejor podrás analizar la viabilidad económica de tu plan.

Análisis de la competencia.

Un buen plan de negocios debe contener un análisis pormenorizado de la competencia.

¿Tu producto o servicio es único o ya existe en el mercado? ¿Qué nivel de penetración han alcanzado tus competidores? ¿Qué nichos han dejado descuidados? Analiza sus puntos fuertes y errores, intentando aportar un valor diferencial.

Análisis DAFO.

Esta herramienta es esencial en el plan de negocios internacional ya que ofrece una perspectiva general de la situación de tu pyme en el nuevo mercado. Debes indicar las amenazas que existen en el mercado, así como las oportunidades que representa. Por otra parte, refleja las fortalezas de tu pyme para llevar adelante ese plan de expansión, así como los factores internos que pueden convertirse en obstáculos y necesitas solucionar cuanto antes.

Alianzas estratégicas.

El proceso de expansión internacional puede llegar a ser muy complicado, sobre todo desde el punto de vista logístico, por lo que establecer alianzas estratégicas puede facilitarte el camino y ahorrar costes. Proyecta tu estrategia de entrada y analiza qué apoyos necesitarás, en dependencia de si quieres vender directamente desde España, implantarte en el país, usar agentes de ventas o recurrir a un distribuidor.

Plan de marketing.

¿Cómo piensas presentar tu producto o servicio? Es probable que tengas que ajustar las campañas de marketing nacional para lograr el impacto deseado en una cultura diferente. El principal objetivo de este plan es saber cuánto te costará que el cliente compre tu producto, ayudándote a perfilar una estrategia para posicionarte en el nuevo mercado lo antes posible.

Por último, recuerda que el plan de negocios internacional no es un producto rígido sino más bien un documento de trabajo que puedes modificar a medida que descubras mejores estrategias y vayas conociendo nuevos detalles.

Categoría: Marketing y Ventas
Tags: Pymes
Claves del Neuromarketing para pymes

Los profesionales del marketing y la publicidad tienen una nueva herramienta muy poderosa en sus manos: el Neuromarketing. Este campo de investigación conjuga las Neurociencias y el Marketing para comprender las respuestas cognitivas y emocionales de los consumidores ante los estímulos publicitarios, escudriñando en su cerebro. El objetivo es diseñar campañas de marketing más eficaces, que llamen la atención de los consumidores e incrementen el retorno de la inversión. ¿Cómo puedes usar los principios del Neuromarketing en tu pyme?

Cinco ideas de Neuromarketing para pymes

Elige inteligentemente los colores de tu marca y negocio.

El color genera una respuesta emocional intensa, aunque no siempre somos consciente de ella. El rojo, por ejemplo, estimula el apetito acelerando nuestro metabolismo y el amarillo atrapa poderosamente nuestra atención, por lo que no es casualidad que sean los colores preferidos de los restaurantes de comida rápida como McDonald’s. Al contrario, los restaurantes formales prefieren el azul ya que relaja a los comensales, haciendo que pasen más tiempo en el local y consuman más.

Involucra el olfato.

Los aromas impactan directamente en el cerebro emocional, burlando las barreras del cerebro racional. Sentir un aroma conocido puede generar sacudidas emocionales muy profundas que nos impulsen a comprar activando emociones como la nostalgia. Si tienes un negocio de cara al público, puedes utilizar los aromas con diferentes objetivos, como hace la cadena estadounidense de repostería Cinnabon, que coloca sus hornos en la entrada del local para que el olor a bollos recién horneados atraiga a los clientes.

Usa la música a tu favor.

La música también es un dardo dirigido al cerebro emocional. Los especialistas en Neuromarketing han comprobado que algunas piezas musicales nos animan a caminar más rápido por la tienda y otras a detenernos y mirar con calma los productos. El tipo de música incluso determina los productos que elegimos. Un experimento clásico de la Psicología realizado en la Universidad de Leicester desveló que cuando en una tienda de vinos se escuchaba música francesa, las ventas de los vinos galos aumentaban, pero cuando se escuchaba música alemana los vinos teutones eran los más vendidos.

Juega con los adjetivos.

 Los neurocientíficos han comprobado que cuando leemos ciertas acciones o adjetivos relacionados con sensaciones físicas, en nuestro cerebro se activan las mismas zonas que se ponen en marcha cuando vivimos en carne propia esas experiencias. Los estudios realizados en el área del Neuromarketing han revelado que un truco tan sencillo como usar etiquetas descriptivas puede incrementar las ventas hasta en un 27%. Los adjetivos sensoriales son los mejores puesto que adelantan a nivel cerebral la experiencia que tendremos con el producto o servicio, de manera que estimulan el deseo de comprar.

Activa las emociones adecuadas.

Cuando debemos tomar una decisión, sea cual sea, primero se activa nuestro cerebro emocional, el cual valora rápidamente las opciones posibles generando una respuesta de agrado o rechazo. El Neuromarketing para pymes propone aprovechar las emociones de los consumidores potenciales para generar una predisposición positiva hacia el producto o servicio. PayPal, por ejemplo, después de realizar una serie de experimentos de Neuromarketing, descubrió que sus clientes respondían mejor ante la publicidad enfocada en la velocidad y la conveniencia que cuando se activaban emociones como la seguridad y la protección. Solo tienes que descubrir los botones emocionales de tu público.

Con estas técnicas del Neuromarketing podrás mejorar el posicionamiento emocional de tu marca generando un impacto positivo que la haga más memorable. También podrás diseñar de manera óptima el entorno, ya se trate de un local físico o una tienda online, para mejorar la experiencia y el grado de satisfacción de tus clientes, lo cual se revertirá en más ventas.

Técnicas de cierre de ventas

El proceso de ventas pasa a través de una serie de etapas que comienzan con la prospección, para determinar el público objetivo al que vas a vender tu producto o servicio, y termina con el servicio de posventa, esencial para conocer la satisfacción del cliente y dejar la puerta abierta a ventas futuras. En este proceso hay una fase crucial: el cierre. Una buena estrategia de ventas no solo debe despertar la curiosidad del prospecto sino también facilitar su decisión de compra.

Técnicas de ventas para cerrar una compra

Cierre por equivocación.

 Esta técnica de venta demanda un conocimiento profundo de la comunicación extraverbal. Tienes que mantenerte atento a las señales de interés que envía el prospecto y, cuando notes que está preparado para realizar la compra, juegas con la equivocación. Al asumir la venta, ayudas a la persona a dar un paso más hacia la decisión de compra, de manera que le será más difícil echarse atrás y rechazarla. Puedes aplicar esta técnica de cierre de ventas preguntándole, por ejemplo, qué tipo de acabado quiere o a qué dirección debes enviar el producto.

Cierre Benjamin Franklin.

 Benjamin Franklin solía tomar sus decisiones de manera muy racional, haciendo una lista detallada de pros y contras. Esta técnica de ventas inspirada en su método sigue siendo eficaz, sobre todo cuando el prospecto parecía estar listo para realizar la compra, pero se echa a atrás presentando una nueva objeción. Toma papel y lápiz para anotar sus contras y luego, en el lado contrario, apunta todos los beneficios del producto o servicio. Es importante que no discutas la veracidad de las objeciones pues el objetivo de esta estrategia de venta es simplemente mostrar que las razones para comprar superan los inconvenientes.

Cierre por urgencia.

Si notas que el prospecto está muy interesado, puedes usar la escasez a tu favor para cerrar la venta. El efecto de la escasez indica que la disponibilidad limitada de un producto o servicio incrementa su valor. Puedes resaltar que se trata de las últimas unidades, una edición limitada o que la oferta terminará dentro de poco. Esta técnica de ventas es especialmente eficaz cuando el prospecto es consciente del valor del producto o servicio ya que la perspectiva de perderlo aumenta el deseo de tenerlo y lo anima a tomar la decisión de compra.

Cierre por rebote.

Esta estrategia de ventas es perfecta para despejar las objeciones finales del prospecto y utilizarlas a tu favor. Por ejemplo, si la persona afirma que le interesa el producto, pero alega que su configuración es muy compleja, puedes mostrarle un artículo similar más sencillo o proponerle la ayuda del servicio de asistencia. Tu objetivo es demostrar que su objeción es salvable, de manera que el prospecto no la pueda usar como excusa para no comprar.

Cierre por amarre.

Esta técnica de venta se basa en conseguir respuestas afirmativas del prospecto, ya sea de forma verbal o extraverbal. La clave consiste en ir planteando una serie de preguntas o enunciados con los que la persona esté de acuerdo para generar un clima de sintonía y confianza que favorezca la venta. Así incrementas paulatinamente su nivel de aceptación hacia el producto o servicio y derribas sus barreras psicológicas.

No olvides que el objetivo de cualquier técnica de cierre de ventas es ayudar al prospecto a tomar la decisión de compra, eliminando cualquier tipo de barrera psicológica que aún exista. Eso significa que no existen técnicas de venta infalibles que puedas aplicar con todas las personas y en todas las circunstancias. Para cerrar un acuerdo necesitas desarrollar la habilidad de ponerte en el lugar del otro, comprender qué le detiene y gestionar esas objeciones inteligentemente.

Proceso de ventas

Si estás comenzando un negocio o tienes una idea de negocio, dejar todo en manos de la buena suerte o la inspiración no es una buena idea. Para tener éxito necesitas dominar algunos conceptos fundamentales del marketing: saber qué es el proceso de ventas y cuáles son sus fases. Así podrás detectar cómo progresan las oportunidades a medida que avanzas en el embudo de ventas e ir añadiendo valor en cada etapa al cliente potencial. También podrás realizar previsiones de ventas y saber cuánto tiempo aproximado necesitas para cerrar cada venta.

¿Qué es el proceso de ventas?

El proceso de ventas es la secuencia de fases necesarias para convertir las oportunidades en una venta, desde que se genera un lead hasta que se concluye el negocio. Obviamente, todos los procesos de venta no son iguales ni siguen las mismas etapas, depende del tipo de negocio, la naturaleza de tus productos o servicios e incluso el tipo de cliente.

Si trabajas como autónomo, es probable que realices más ventas transaccionales, de manera que cada venta se concluirá durante el contacto con un cliente. Si tienes una pyme, es posible que realices ventas complejas con un ciclo más largo.

¿Cuáles son las fases del proceso de ventas?

1.Prospección.

En esta primera fase del proceso de venta tienes que buscar a tus clientes potenciales. Puedes comenzar identificando a las personas que llegan a tu sitio web, te siguen en las redes sociales o comentan en tu blog. Todos no se convertirán en clientes, debes identificar el prospecto; o sea, las personas que tienen una necesidad que puedes satisfacer, tienen la capacidad económica para comprar el producto o servicio que ofreces y tienen poder de decisión en su empresa, un detalle fundamental cuando se intenta vender a otras pymes.

2.Acercamiento.

En esta etapa del proceso de venta debes profundizar en esos prospectos. Puedes comenzar con datos básicos como el nombre, edad, género, profesión e intereses. Para crear esa base de datos puedes usar tu sitio web, a partir de un lead magnet que aporte valor a los visitantes y les anime a rellenar un formulario en el que te brinden esos datos básicos. Ofrece un ebook o un whitepapersobre un tema que les interese o diseña una oferta exclusiva para los clientes subscritos.

3.Presentación del mensaje.

Utiliza la información que tienes sobre tus prospectos para segmentarlos y perfilar diferentes mensajes que respondan a sus necesidades y deseos. Luego contáctalos directamente a través de las redes sociales, el correo electrónico o una llamada telefónica. No le presiones para que tome una decisión de compra, aprovecha ese momento para obtener más datos que te permitan enriquecer su perfil. En esta fase del proceso de ventas solo debes despertar su curiosidad y lograr que se interese por tu empresa y quiera conocer más sobre tus productos o servicios.

4.Negociación.

Esta etapa es esencial para realizar la venta ya que debes convencer a tu prospecto de que tu producto o servicio realmente puede satisfacer sus necesidades. No temas a las objeciones, preguntas o dudas del prospecto ya que en realidad son una muestra de interés que denotan que necesita más información antes de tomar la decisión de compra.

5.Cierre de la venta.

No basta con que el prospecto haya aceptado la compra, es probable que tengáis que seguir negociando otros detalles, como las condiciones de entrega o los plazos de pago. Muchas ventas se esfuman precisamente en esta etapa porque ambas partes no logran ponerse de acuerdo en detalles esenciales que pueden representar un coste añadido para la pyme o el autónomo. Por tanto, afronta esta fase del proceso de venta con calma y, si es necesario, pídele permiso al prospecto para volver a contactarlo.

6.Servicio de postventa.

Para fidelizar a un cliente debes brindar un buen servicio de postventa. El comprador debe saber que estás ahí para solucionar cualquier problema, lo cual sentará las bases para una relación de confianza que más adelante te permitirá ofrecerle otros productos o servicios. También es vital que sepas si le gustó el producto o se siente satisfecho con el servicio, una retroalimentación muy valiosa que te permitirá mejorar tus ofertas.

¿Cómo hacer una factura electrónica?

En la era digital, las facturas convencionales están dejando paso a la factura electrónica, un documento que se genera, respalda y envía únicamente a través de los medios digitales. La facturación electrónica permite ahorrar costos, reduce el tiempo de gestión, disminuye las probabilidades de falsificación y agiliza las transacciones, por lo que no es extraño que la Administración Tributaria haya reconocido su validez, a la par de la factura impresa.

¿Quiénes deben emitir facturas electrónicas?

Desde enero de 2015, todos aquellos que trabajan con la Administración Pública están obligados a emitir facturas electrónicas, a menos que el importe no supere los 5.000 euros y la administración acepte la facturación convencional. Con esta medida se ha incrementado el control sobre los pagos, con el objetivo de reducir la morosidad y los costes económicos que esta representa para los proveedores.

Las pymes medianas y las grandes empresas que operan en el sector privado también tienen la obligación de facturar electrónicamente a todas las compañías que lo soliciten. Si eres autónomo o tienes una pyme pequeña, la ley señala que “la expedición de la factura electrónica estará condicionada a que su destinatario haya dado su consentimiento.

¿Cómo hacer una factura electrónica?

Los detalles relacionados con las obligaciones de facturación están recogidos en el Real Decreto 1619/2012, donde se indica que la factura electrónica está sujeta a los mismos requisitos exigidos a las facturas convencionales.

Para hacer una factura online no tienes que instalar un software especial, pero debes asegurarte de que sea legible y tienes que garantizar que se pueda descargar e imprimir. Las facturas electrónicas que se emiten entre autónomos y pymes se suelen realizar en formato PDF, JPG o TXT y luego se contabilizan de manera manual.

No obstante, contar con un programa de facturación facilitará todo el proceso ya que, además de emitir facturas en formato XML, las contabiliza automáticamente, lo cual representa un ahorro de tiempo y recursos.

¿Cómo validar el origen e integridad de las facturas electrónicas?

Ya no es obligatorio que las facturas online tengan la firma digital certificada, si bien es una muestra de profesionalidad puesto que permite reconocer el origen de la factura y la integridad de sus datos. No obstante, si facturas a la Administración Pública, es imprescindible que esas facturas estén firmadas electrónicamente y realizadas con el programa Facturae, como señalan en su sitio web.

Otro método para garantizar la autenticidad e integridad de las facturas online consiste en usar el intercambio electrónico de datos (EDI), un estándar internacional que utilizan las empresas para intercambiar electrónicamente datos. La AEOC explica detalladamente cómo implementar el EDI en tu pyme.

En cualquier caso, la ley indica que para validar las facturas electrónicas emitidas entre pymes y autónomos basta aplicar los controles de gestión habituales que usas en tu negocio, lo cual significa crear una pista de auditoría fiable que establezca una conexión entre la factura y la entrega de los bienes o la prestación del servicio. La factura electrónica debe ser lo más precisa y detallada posible, avalada con justificantes, asientos contables, transacciones identificables y/o contratos.

Categoría: Marketing y Ventas
Tags: Autónomos , Pymes
publicidad para mi primera campaña

Si estás iniciando un negocio y quieres dar a conocer tu marca, estás planificando el lanzamiento de un nuevo producto o simplemente quieres ampliar tu público potencial y reforzar tu identidad de marca, poner en marcha una campaña de publicidad es una idea excelente. El primer paso, para no caer en una espiral de gastos en anuncios que no reportan el retorno de la inversión esperado, es determinar cuánto invertir en publicidad.

¿Cómo calcular el presupuesto de publicidad para pymes y autónomos?

Muchas pymes y autónomos se lanzan a invertir en publicidad sin tener claros sus objetivos. Sin embargo, no es lo mismo dar a conocer una empresa que acaba de empezar o un nuevo producto, que reforzar la identidad de marca en la mente de tus clientes o lanzar una campaña de venta agresiva.

 
Como regla general, cuanto más global y ambicioso sea tu objetivo, más tendrás que invertir en publicidad, por lo que si estás planificando tu primera campaña, lo ideal es que te plantees metas concretas y te centres en un target muy específico, a ser posible geolocalizado.

Las empresas consolidadas calculan cuánto invertir en publicidad considerando sus objetivos de ventas, datos históricos y márgenes de beneficio. Si has comenzado tu actividad hace poco, no tendrás datos históricos de ventas con los cuales trabajar, por lo que debes preguntarte cuántos clientes necesitas para cubrir tus gastos y alcanzar el umbral de rentabilidad. Calcula tus costes fijos y variables, así como el margen de beneficio sin promocionar tu producto o servicio para luego determinar cuánto puedes gastar de manera que ese margen siga siendo atractivo.

Por ejemplo, en una campaña de publicidad online, un CPC (Costo por Clic) medio y realista es de 1 euro mientras que el ratio de conversión, los usuarios que llegan a tu landing page y convierten, oscila entre el 1 y 1,5%. Eso significa que con un ratio de conversión del 1% tendrás que invertir 100 euros para realizar una venta. Si tu margen de beneficio actual no te permite cubrir ese gasto, tendrás que pensar fórmulas más creativas para modificar algunas de las variables de esa ecuación.

La creatividad ahorra dinero

En una campaña de publicidad para pymes y autónomos, la creatividad es esencial. Considera que un anuncio publicitario en los medios masivos convencionales como la televisión y la radio suele demandar una inversión mayor que la publicidad online a través de las redes sociales, los buscadores y los banners en sitios web especializados.

Lo ideal es que planifiques una estrategia de medios y vayas monitorizando los resultados para que puedas optimizar las campañas o incluso detenerlas si no están dando los resultados previstos, de manera que puedas decantarte por los medios y formatos que te ofrecen un mejor ratio de conversión.

Si eres autónomo o una pyme pequeña y cuentas con un presupuesto limitado, explorar las técnicas del marketing de guerrilla te ayudará a diseñar campañas publicitarias poco convencionales con un gran alcance y una inversión mínima. Con creatividad e inteligencia, podrás sacarle el máximo partido a tu presupuesto.

Categoría: Marketing y Ventas
Tags: Autónomos , Pymes
Calendario de Marketing: Fechas clave para hacer crecer tu negocio

El calendario de marketing es una herramienta muy valiosa que te permitirá planificar tus campañas publicitarias con un buen margen de tiempo. No solo podrás adelantarte a la competencia, sino que te resultará más fácil alcanzar tus objetivos de ventas pues podrás ir optimizando las acciones publicitarias y detectar las mejores oportunidades. Sólo tienes que determinar las fechas adecuadas para tu negocio.

Cualquier fecha no vale

El año está repleto de fechas significativas, pero todas no son válidas para desarrollar un buen calendario de marketing. Bombardear a tus clientes con rebajas continuas puede saturarlos, disminuyendo el impacto de las campañas más importantes.

Antes de elegir las fechas, debes determinar tus objetivos de marketing y target (público al que te diriges), pues así podrás programar campañas más personalizadas que te permitan maximizar el retorno de la inversión y preparar bien tu punto de venta para las rebajas.

Si llevas una agencia de viajes, por ejemplo, la Semana Santa, las vacaciones de verano y la Navidad son momentos ideales para lanzar descuentos y promociones. Si vendes juguetes no puedes perderte la Navidad y el Día de Reyes pero si tienes una tienda de ropa, el Black Friday y las rebajas de cambio de temporada serán tus fechas más significativas.

Fechas importantes en el calendario de marketing anual

- 7 de enero. Comienzan las rebajas de invierno, una oportunidad para que los pequeños comercios den salida a sus existencias de ropa de abrigo.

- Día de los Reyes Magos. El 6 de enero es vital para las jugueterías, un sector con una elevada estacionalidad ya que más del 47% por ciento de la facturación de todo el año se registra precisamente durante el mes de diciembre y la primera semana de enero.

- Día de San Valentín. El 14 de febrero representa una excelente oportunidad para la mayoría de los negocios. La venta de bombones se dispara en un 60%, las floristerías hacen aproximadamente un 8% de su facturación anual y los restaurantes reciben un 50% más de reservas.

- Día del Padre. El 19 de marzo las tiendas de ropa y las perfumerías incrementan sus ventas ya que los regalos preferidos para los padres siguen siendo tradicionales.

- Semana Santa. La Semana Santa es un potente motor económico en todas las localidades de ocio. Los restaurantes, pequeños comercios, agencias de viajes y alojamientos ven crecer su facturación en estos días.

- 23 de abril. El sector editorial no está atravesando su mejor momento, pero el Día del Libro anima a muchos lectores a adquirir las novedades, convirtiendo este mes en el agosto de los libros. 

- Día de la Madre. Las ventas de perfumes aumentan aproximadamente en un 40 por ciento durante los días que anteceden al 6 de mayo y las floristerías incrementan su ticket de compra en una media de 15 euros, aunque esta fecha también representa un gran empujón para muchos otros pequeños negocios.

- 1 de julio. Comienzan las rebajas de verano.

- Campaña de vuelta al cole. Si tienes un negocio de ropa infantil, una papelería o incluso una tienda de muebles, debes marcarte esta fecha en tu calendario de marketing. Las ventas de productos como flexos, escritorios, agendas, libretas y mochilas suelen aumentar en torno al 50 por ciento. 

- Black Friday. Estas rebajas, que en el calendario de marketing de este año corresponden al 23 de noviembre, marcan el pistoletazo de salida para las compras navideñas. Aunque la moda y la tecnología tienen más tirón, cada vez más negocios aprovechan su influjo, por lo que deberías planificar bien tu estrategia para aumentar las ventas online para el Black Friday.

- Cyber Monday. El lunes siguiente al Black Friday, que este año será el 26 de noviembre, las rebajas se trasladan a Internet, momento que muchos consumidores aprovechan ya que los comerciantes realizan descuentos más agresivos para deshacerse de lo que no vendieron el fin de semana. 

- Campaña de Navidad. La Navidad es una fecha vital para tu calendario de marketing puesto que el consumo se dispara prácticamente en todos los sectores. El año pasado, las ventas aumentaron alrededor de un 4 por ciento, por lo que es conveniente que planifiques con antelación las técnicas de marketing para tu campaña de Navidad.

Categoría: Marketing y Ventas
Tags: Autónomos , Pymes
Está preparada tu empresa para la internacionalización

Abrirse al mercado internacional es una decisión importante que no puede estar motivada únicamente por una contracción del nacional, debe ser una fase natural en tu camino de expansión empresarial. Internacionalizar una empresa puede hacerte ganar en competitividad y acelerar el ritmo de crecimiento, pero antes de dar ese paso debes asegurarte de que tu pyme tiene la fuerza suficiente. Te desvelamos cuáles son los aspectos más importantes que debes evaluar en ese análisis de viabilidad. 

Las señales que indican que tu empresa está lista para la internacionalización:

1. Tienes un producto interesante para otros mercados.

Sin un buen producto, no tiene sentido plantearse una estrategia de internacionalización. El producto debe ser lo suficientemente interesante como para hacerse un hueco en el nuevo mercado y debe tener un precio competitivo alineado con el mercado local. No olvides que sobre ese precio tendrás que recargar aranceles, costes de transportación, certificaciones de calidad y permisos varios.

 
2. Cuentas con un área comercial y de marketing.

Externalizar este servicio no es conveniente, lo ideal es que tengas un área comercial y de marketing en la cual apoyarte para diseñar las estrategias de ventas para internacionalizar la empresa. Esta área será la encargada de estudiar los nuevos mercados, analizar las prospecciones de ventas, establecer una red comercial encontrando a importadores, distribuidores o representantes y registrar las marcas correspondientes.

3. Puedes poner en marcha un sistema de economía a escala.

Si produces los productos que vendes, la economía a escala te permitirá fabricar para distintos mercados sin incrementar los costes o incluso abaratándolos. Para dar ese paso necesitarás comprar la materia prima en grandes cantidades, desarrollar un sistema que te permita controlar mejor todo el proceso y tener un equipo humano comprometido y competente.

4. Te respalda un sistema de logística y transporte sólido.

Hace poco, KFC tuvo que cerrar cientos de sus establecimientos en el Reino Unido debido a que su nuevo socio logístico no fue capaz de suplir sus demandas. La elección del medio del transporte y transportista es esencial en tu estrategia para internacionalizar la empresa pues no sólo te permitirá entregar con mayor rapidez y flexibilidad, ganando la confianza de tus nuevos clientes, sino que también minimizará los costes por retrasos o daños en la mercancía

5. Tienes un buen músculo financiero.

Todo proceso de internacionalización de una empresa demanda una inversión inicial. Antes de emprender esta aventura, debes asegurarte de que cuentas con la capacidad financiera necesaria pues no solo tendrás que mantener tu flujo de caja sino también dar cobertura a las nuevas operaciones. Considera que el retorno de la inversión suele ser a medio o largo plazo, por lo que debes cerciorarte de tener suficiente oxígeno para no abandonar a mitad del camino.

6. Tu personal está preparado para la expansión de la empresa.

Para internacionalizar una empresa con éxito es necesario cambiar la mentalidad laboral. Tus empleados tendrán que afrontar nuevos desafíos, por lo que es probable que algunos necesiten una formación adicional. El departamento financiero y legal, por ejemplo, tendrá que ponerse al día con el sistema internacional, el responsable de almacén tendrá que formarse en logística y transporte internacional y tus comerciales tendrán que buscar activamente nuevos mercados para tus productos.

Seguridad Comunicación segura mediante certificado del servidor SSL y el acceso a la información protegida y se almacenada cifrada. Su IP de acceso 37.134.82.141