Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.
Cerrarcerrar
Contacto Facebook Twitter

Blog Con Aval Sí

Marketing y Ventas: Consejos sobre Marketing y Ventas para pymes y autónomos

7 ideas sobre cómo reinventar un negocio

Una de las mayores ventajas de las pymes y los autónomos es su pequeño tamaño, el cual les confiere una gran versatilidad para adaptarse rápidamente a los cambios que tienen lugar en la economía y el mercado.

Cuando la competencia crece o la situación económica empeora, la capacidad para reinventar un negocio es clave para mantenerse a flote o incluso crecer.

Ideas prácticas para relanzar tu negocio con éxito

1. Aprovecha las debilidades de la competencia.

Toda crisis encierra una oportunidad, solo necesitas cambiar la perspectiva. Así lo demuestra el eslogan de la empresa estadounidense Santa Fe Finishing: “Convertimos tus problemas en ganancias”.

Con la deslocalización de la producción de las empresas textiles, estos emprendedores notaron que llegaban más prendas con taras, pero el envío de vuelta al país de producción era demasiado costoso, por lo que decidieron brindarles un servicio económico para arreglar allí mismo las prendas.


2. Aumenta tu público.

Si tu nicho de consumidores es demasiado pequeño, deberías plantearte ampliar tu mercado objetivo. Esa ha sido la estrategia para impulsar los negocios que ha seguido Inditex. El gigante de la moda, luego de conquistar un público específico con Zara, comenzó a expandirse con nuevas marcas que captaron la atención de otros clientes, como Bershka, enfocada en el público femenino más joven y Massimo Dutti, dirigida a la clase media-alta.


3. Incluye nuevos productos.

Para relanzar un negocio, puedes introducir nuevos productos que enriquezcan tu oferta. Dove, la marca de productos de higiene personal que comenzó su andadura vendiendo únicamente jabones de pH neutro que incorporaban crema humectante, es un buen ejemplo.

En la década de 1990 introdujo otros productos femeninos que la en todo el mundo y en 2010 volvió a ampliar su oferta lanzando una nueva línea para hombres. Seis décadas después de su constitución, ha desarrollado unos 130 productos.


4. Reenfoca el negocio.

Con la irrupción de Internet y los gigantes de la venta online como Amazon, muchos comercios minoristas están teniendo dificultades. Si es tu caso, una alternativa para impulsar el negocio consiste en reenfocar la actividad, como han hecho muchas tiendas de bicis, que han pasado de la venta de bicicletas y accesorios a convertirse en comunidades activas que ofrecen desde servicios de reparación de bicis y talleres de mecánica hasta la organización de rutas de ciclismo. 


5. Inventa un negocio híbrido.

Si tu negocio no va muy bien, puedes apostar por un modelo híbrido que resalte por su originalidad y aporte valor. LG, por ejemplo, abrió en París un bar donde los clientes podían tomarse unas copas o consumir algún refrigerio mientras hacían la colada.

También puedes crear una alianza estratégica con otro socio para compartir los gastos del local y brindar un servicio más completo a vuestros clientes.

6. Enriquece el servicio al cliente.

En algunos casos, para impulsar un negocio basta con incluir algunas mejoras en el servicio de atención al cliente. Muchas cafeterías, por ejemplo, han visto crecer su clientela simplemente ofreciendo WiFi gratis, pero existen muchos otros pequeños servicios con un costo mínimo que pueden hacerte destacar de la competencia.


7. Incluye las nuevas tendencias.

Lo peor para un negocio es quedarse desfasado, por lo que siempre es conveniente encontrar nuevas fuentes de inspiración que asombren a tus clientes. Una estrategia para reinventar un negocio consiste en incluir las nuevas tendencias aportando un valor adicional. Por ejemplo, si eres un fotógrafo que trabaja en exteriores, podrías comprar un dron para tomar nuevas perspectivas.

Categoría: Marketing y Ventas
Tags: Autónomos , Pymes
La ubicación comercial es clave para abrir tu negocio

Ray Kroc, el legendario promotor de McDonald’s, afirmaba que existen tres detalles esenciales para que un negocio sea exitoso: ubicación, ubicación y ubicación. Sin duda, en los negocios de venta al por menor o de servicios directos al cliente, la ubicación comercial puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso. Por eso, si estás pensando en abrir una actividad, deberías sopesar cuidadosamente la ubicación de tu negocio de cara al marketing y las ventas potenciales.

Cinco factores para elegir la ubicación comercial perfecta para tu negocio

1. Zona.

El barrio donde ubicar tu negocio dependerá básicamente del tipo de producto que vendas y el cliente que desees atraer, por lo que antes de elegir la ubicación comercial deberías hacer un breve estudio sociodemográfico. Si se trata de un producto de lujo, las millas de oro de las grandes ciudades son el sitio más adecuado, pero si es un despacho profesional o un negocio de servicios, querrás estar cerca de las zonas de influencia donde se mueven tus clientes potenciales. Un restaurante de comida rápida, por ejemplo, podría funcionar bien en las zonas universitarias, comerciales o empresariales donde abundan los clientes con prisas.

2. Facilidad de acceso.

La accesibilidad es un detalle importante a la hora de decidir dónde ubicar el negocio. Las avenidas peatonales suelen ser una buena opción, sobre todo para los restaurantes y las tiendas, ya que cuanto más tráfico peatonal tenga la calle, más probabilidades habrá de que las personas entren a tu negocio.

La existencia de aparcamientos cercanos, una boca de metro o una parada de autobús es un valor añadido. Y no olvides que pequeños detalles como un simple semáforo o un paso de cebra pueden suponer el doble de tráfico para un local comercial que otro situado unos metros más arriba.

3. Competencia.

La localización de un negocio también dependerá del grado de competencia. Como regla general, no es conveniente ofrecer el mismo tipo de producto o servicio que los negocios cercanos, ya que cuanto mayor sea la concentración de competidores, más pequeños serán los márgenes. Al contrario, si los negocios no representan una competencia directa, su presencia suele aumentar las probabilidades de ventas ya que las zonas comerciales atraen más clientes. Por supuesto, existen excepciones, como las tiendas de muebles, que pueden aumentar sus ventas si se concentran en una misma zona pues al tratarse de un desembolso significativo, las personas prefieren visitar varios negocios antes de comprar.

4. Proyectos urbanísticos.

Antes de elegir la localización de un negocio, sería conveniente conocer los proyectos urbanísticos previstos para la zona. Detalles como la peatonalización de la calle, la modificación del sentido de la circulación, la apertura de una boca de metro o pasar de aparcamiento gratuito a una línea azul o verde pueden marcar una diferencia importante en el funcionamiento del negocio.

5. Acera.

En las ciudades, algunas aceras tienen más tráfico que otras, por lo que la diferencia de precio entre los locales puede ser considerable. Dado que cuando las personas caminan suelen mirar a la derecha, un local ubicado a la derecha del sentido del desplazamiento principal tendrá más éxito que uno situado en la otra acera.

Internacionalización para empresas

La internalización de las pymes está ganando terreno. El año pasado, la Cámara de España destinó más de 23 millones de euros a apoyar la exportación, ayudando a 3.783 pymes a empezar a exportar o consolidar su presencia internacional. Este año, la Secretaría de Estado de Comercio ya ha puesto en marcha una línea específica para pymes con una dotación de 50 millones para proyectos de internacionalización.

Si estás pensando en solicitar un crédito pyme para dar el salto al mercado internacional, primero debes conocer las diferentes estrategias de internacionalización de empresas. La vía que elijas marcará la diferencia en términos de riesgos y recursos, siendo decisiva para el éxito.

Las estrategias más comunes de internacionalización para pymes

1. Venta directa.

La estrategia de internacionalización de las pymes suele empezar con exportaciones ocasionales, que después adquieren cierta regularidad, hasta que luego se decide establecer filiales de venta o incluso instalar directamente la producción.

Esta estrategia te proporciona un control total, pero es muy arriesgada, por lo que solo se recomienda si tienes muchos recursos y conoces bien el territorio. Una alternativa más cautelosa consiste en exportar mediante los agentes de comisión, que aportan sus conocimientos sobre las peculiaridades del mercado local.

2. Venta compartida.

Esta vía de internacionalización para pymes es una de las más convenientes ya que compartes con otra empresa los riesgos y unificáis recursos que normalmente no están al alcance de una empresa pequeña con menor volumen de negocios. Existen diferentes alternativas:

- Consorcios y grupos de exportación. Un grupo de empresas se asocia para realizar un estudio de mercados y poner en marcha una acción exportadora conjunta.

- Acuerdos de piggy back o portage. Una empresa pone su canal de ventas en el extranjero a disposición de tu pyme, a cambio de una comisión, de manera que puedas implementar tu estrategia de exportación en el mercado internacional sin asumir grandes gastos fijos. 

- Joint venture. Es un acuerdo de cooperación, normalmente entre una empresa extranjera y otra local, para crear una nueva compañía en la que aúnan sus recursos para entrar en un sector del mercado. Una de las empresas aporta el conocimiento del territorio y la red de comercialización, mientras la otra aporta su tecnología e imagen de marca. 

- Acuerdos de distribución cruzada. Consisten en intercambiar mercancía para distribuirla a otros países, de forma que cada empresa logra distribuir sus productos en un mercado donde no tenía presencia.

3. Venta subcontratada o indirecta.

Mediante este tipo de internacionalización, la venta se realiza usando intermediarios externos a la pyme. No necesitas realizar una gran inversión inicial ni destinar muchos recursos pues las ventas se realizan mediante importadores, que se encargarán de distribuir tu producto en el nuevo mercado o mediante una trading company, empresas especializadas en comercio internacional que compran en firme tus productos para luego distribuirlos y venderlos en otros países.

4. Licencia.

Existen otras formas de internacionalización menos costosas, como conceder a una empresa extranjera el derecho a usar tu marca y proceso productivo a cambio de un pago fijo inicial o periódico en base a las unidades vendidas, un porcentaje sobre las ventas totales o los beneficios. Así mantienes cierto control sobre la calidad, pero la empresa local corre con la mayoría de los costos.

5. Franquicia.

Es una especie de licencia especial para la distribución al detalle, de manera que no solo autorizas el uso de tu marca, sino que también proporcionas un producto o sistema estandarizado de operaciones y marketing en el punto de venta. Con esta estrategia aseguras la calidad, pero tendrás que encargarte de ultimar todos los detalles.

Incoterms las claves del Comercio Exterior

Antes de abrirse al comercio exterior, las pymes necesitan atar muchos cabos sueltos, sobre todo en lo que respecta al envío de mercancías. ¿En qué momento dejas de ser responsable de esa mercancía? ¿Hasta dónde debes costear su envío? ¿Quién paga las tasas aduaneras y se encarga del papeleo? Los Incoterms responden a esas preguntas, convirtiéndose en un punto vital de toda negociación comercial.

¿Qué son los Incoterms?

Los Incoterms son una serie de obligaciones y responsabilidades del comprador y vendedor definidas por la Cámara de Comercio Internacional (CCI) y aceptadas por el mercado internacional que se suelen incorporar en los contratos de venta. Esas cláusulas estandarizadas sirven para reducir la incertidumbre en las transacciones comerciales entre diferentes países y evitar posibles litigios pues distribuyen de manera clara las funciones y responsabilidades a lo largo del proceso de exportación e importación.

Los Incoterms regulan el comercio internacional encargándose de:

1. Distribuir los gastos logísticos y aduanales entre vendedor y comprador.

2. Especificar quienes deben encargarse del transporte internacional y nacional de la mercancía, así como de su embalaje, marcado, carga y descarga.

3. Determinar cuándo el vendedor transfiere los riesgos de pérdida, deterioro o hurto de las mercancías al comprador, de forma que cada empresa pueda tomar las medidas necesarias para minimizar las pérdidas económicas.

4. Establecer quién debe obtener los documentos para la importación y exportación de las mercancías, incluyendo los trámites aduaneros. 

¿Cómo usar los Incoterms?

- Indica en el contrato la revisión que usas. Dado que en el comercio internacional coexisten diferentes revisiones de los Incoterms, es importante que en el contrato de venta indiques el año de las reglas que aplicas, como por ejemplo: “Incoterms 2010”, que es la versión más reciente recomendada.

- Selecciona la regla que mejor se adapte a las mercancías y medio de transporte. Para elegir el Incoterm más adecuado al tipo de mercancía y medio de transporte, debes conocer el significado de cada regla y su sigla correspondiente. Existen reglas, como la EXW y FCA, que se suelen utilizar al transporte aéreo, por carretera o combinado. Otras, como la FAS y FOB, solo se aplican al envío marítimo y fluvial.

- Señala el lugar de entrega con precisión. Lo ideal es que menciones el sitio de entrega convenido en el contrato de venta, ya se trate de un puerto o una fábrica. Considera que en algunos Incoterms el lugar designado no es el mismo que el sitio de entrega sino el destino hasta donde pagaste el transporte. Para evitar cualquier tipo de equívoco que dé pie a reclamaciones, es mejor que indiques el lugar de entrega exacto, como puede ser: “FCA APM Terminals Barcelona, muelle Sud, España, Incoterms 2010”. Cuando proceda, no olvides especificar la fecha máxima de recogida pues si el comprador la incumple, cualquier daño que sufra la mercancía será responsabilidad suya.

- Determina qué ley se aplica. En caso de disputa, es conveniente que ambas partes tengan claro qué ley de comercio exterior se aplicará. Se puede elegir el derecho del país exportador o importador, o eliminar los nacionalismos jurídicos escogiendo un tercer país. Generalmente se recomienda el derecho suizo pues se trata de un Estado neutro cuyas leyes suelen ser más favorables para el exportador.

Ideas de negocio rentables en 2018

Abrir un negocio rentable no es tan sencillo. Es probable que al inicio tengas muchas ideas de negocios pero no sepas en cuál vale la pena invertir o quizá tienes una idea brillante pero el mercado aún no está preparado para asumirla.

Una buena estrategia, tanto para los autónomos como para las pymes, consiste en aprovechar las tendencias actuales que más interés despiertan pues así tendrás una parte del camino recorrido, al menos desde el punto de vista del marketing. Los negocios en auge son una apuesta más segura que ofrece una mayor rentabilidad a corto y medio plazo.

Pequeños negocios rentables en los que vale la pena invertir

- Drones.

El interés por los drones está aumentando: en España ya se han registrado 4.283 drones pero con la aprobación de la nueva normativa, mucho más flexible que la anterior puesto que permite volar de noche y cerca de los edificios, se abre un nuevo filón de negocio para invertir.

En los próximos cinco años la venta de drones civiles podría triplicarse, por lo que las posibilidades en este sector son enormes. Una de las nuevas tendencias por explorar son los drones selfie, un pequeño gadget con tecnología de reconocimiento facial que sigue a la persona para tomar fotos o vídeos.

- Tiendas online especializadas.

El comercio online no para de crecer, hasta el punto que España se ha convertido en el cuarto país con más ventas por Internet de Europa. Es cierto que colosos como Amazon lideran las ventas, pero aún existen espacios vacíos que puedes llenar, sobre todo en los sectores de nicho.

Puedes lanzar tu propia tienda online especializada o crear un sitio web cuyas ganancias provengan de las afiliaciones, una idea de negocio rentable pues la logística y sus costos corren a cargo de otras empresas.

- Bicis.

En España, las ventas de artículos de ciclismo superan los 1.500 millones de euros al año, un negocio que no para de crecer y que supera las ventas de cualquier otro deporte.

Este interés está impulsando todo tipo de ideas de negocios sobre dos ruedas, desde pequeños talleres de reparación hasta tiendas de alquiler, empresas especializadas en excursiones guiadas de cicloturismo y aparcamientos seguros para bicis cerca de los intercambiadores de autobuses y metro.

- Food truck.

Si amas la cocina, un food truck te dará la libertad que necesitas minimizando la inversión. En España esta tendencia es reciente, pero en países como Estados Unidos y Francia está consolidada entre los consumidores de todas las edades. Si esta idea de negocio te seduce, existen sitios como Foodtruckya en los que puedes alquilar estos vehículos durante un tiempo para que puedas valorar su rentabilidad.

- Crowdfunding.

El crowdfunding es una excelente herramienta para financiar ideas de negocios. Según el último análisis de Universo Crowdfunding, en España esta tendencia ha superado los 100 millones de recaudación anuales y se estima que seguirá creciendo. Sin embargo, encontrar mecenas no es tan sencillo.

En Kickstarter, por ejemplo, el promedio de mecenas es de 106, lo cual significa que hay muchos proyectos que ni siquiera llegan a esa cifra. Un proyecto exitoso apenas logra recaudar 3.000 euros. Por eso, especializarse en estas plataformas para brindar un servicio de asesoría personalizada es un excelente negocio de futuro.

Internacionalizar una empresa

El comercio internacional es una opción cada vez más interesante para las empresas, sobre todo para las pymes, que ven en el mercado exterior una oportunidad para consolidar su negocio y aumentar las ventas.

Abrir nuevas puertas te permitirá ampliar tu cartera de clientes y encontrar oportunidades de negocio interesantes, pero es fundamental que cuentes con un plan de internalización sólido que te permita minimizar los riesgos.

¿Cómo internacionalizar una empresa paso a paso?


- Establece tus objetivos de expansión.

Antes de lanzarse a internacionalizar una empresa, es fundamental analizar su situación actual en términos de capital, recursos humanos y productos estrella. Identifica tus debilidades y fortalezas, así como los recursos de los que dispones y los riesgos que estás dispuesto a asumir.

Estudia además la viabilidad económica de tus objetivos de expansión teniendo en cuenta qué necesitas para poner en marcha tu proyecto, los gastos en los que incurrirás y las ganancias que esperas obtener. Con esta información podrás elaborar un plan de internalización y, si necesitas una ayuda económica, recurrir a opciones como ICO Exportadores.

- Analiza los mercados potenciales.

El siguiente paso en la internalización consiste en decidir cuáles son los mercados a los que podrías expandirte, en los que tienes más posibilidades de vender tus productos. Tendrás que evaluar muchas variables, desde las leyes de importación y los aranceles hasta los estándares de calidad que se aplican en tu sector, el nivel de penetración de la competencia y los hábitos de consumo de tu público potencial. Quizá decidas entrar en un mercado con poca competencia o apuestes por aquellos que facilitan las exportaciones. Para analizar los mercados, puedes encontrar información valiosa en el ICEX.

- Proyecta la estrategia de entrada.

Cuando hayas elegido el mercado, el próximo paso en el plan de internalización es proyectar una estrategia de entrada al país. Vender directamente desde España es una alternativa simple sin grandes costes, pero te aleja de tus clientes mientras que implantarte en el país demanda una logística más compleja y una mayor inversión, pero te permitirá tener el máximo control de tu negocio.

Otra opción es recurrir a los agentes de ventas para aprovechar su conocimiento del mercado, aunque tendrás que pagarles una comisión y la logística seguirá recayendo sobre ti. También puedes apoyarte en un distribuidor con quien compartir gastos y responsabilidades, aunque tus márgenes de beneficios serán menores y corres el riesgo de perder el control sobre el posicionamiento de tus productos en el mercado.

- Determina la campaña de marketing.

Al internacionalizar una empresa suele ser necesario realizar algunos cambios en el producto, sobre todo desde el punto de vista del marketing, para diferenciarte de la competencia y adaptarte a las características de tu nuevo público. En las primeras etapas, uno de tus principales objetivos será el branding. Una regla de oro para triunfar es: mantén la esencia de tu marca pero adapta tu mensaje a la cultura local.

- Evalúa sistemáticamente.

El plan de internalización no termina cuando empiezas a vender productos, debes planificar revisiones trimestrales o semestrales en las que cuantifiques las ventas y analices tus ganancias para optimizar cualquier detalle que te permita ser más eficiente y maximizar la rentabilidad. 

Plan de empresa y utilidad

El mapa del emprendimiento español desvela que el 55 por ciento de los emprendedores de una startup fracasan antes de los tres años. Se estima que el 25 por ciento de ellos no tenían un plan de negocio que reflejara claramente la dirección que debía tomar su empresa.

El plan de empresa no es una garantía de éxito, pero es una herramienta esencial para todos los autónomos y las pequeñas y medianas empresas (pymes) que desean poner en marcha un negocio, ya que en este documento reflejan sus objetivos, las estrategias a seguir y los recursos necesarios, lo cual les facilita cambiar de rumbo cuando sea necesario y proyectar nuevas líneas de diversificación y crecimiento.

¿Qué es un plan de empresa?

Quizá has puesto en marcha tu actividad sin saber qué es un plan de negocios, pero este documento es una herramienta de trabajo y reflexión que te permitirá proyectarte durante los próximos años. De cierta forma, es la tarjeta de presentación de tu negocio ya que resume los principales objetivos de la empresa y define su actividad, así como los productos o servicios que ofreces

A menudo el plan de negocios de una empresa también incluye un estudio de mercado en el que se determina cuál es el público objetivo y se analiza a la competencia. Por tanto, puede convertirse en una potente herramienta de simulación que te ayudará a perfilar los diferentes escenarios posibles para que puedas prever los ingresos y los gastos. Además, en el plan de empresa se analiza la viabilidad técnica de la actividad, sus perspectivas de futuro y las estrategias y procedimientos necesarios para alcanzar las metas

¿Qué utilidad tiene el plan de negocios en una empresa?

1. Facilitar la administración.

El plan de empresa sirve como guía para poner en marcha cualquier tipo de negocio, es un instrumento de planificación que te ayudará a distribuir inteligentemente tus recursos y aplicar las mejores estrategias, para que puedas encontrar la vía más eficiente para conseguir tus objetivos. A la larga, te permitirá administrar mejor tu actividad ya que se convierte en un instrumento de planeación, organización, coordinación, control y evaluación. Te ayudará además a planificar los recursos que necesitas, así como a gestionarlos mejor minimizando el grado de riesgo e incertidumbre. 

2. Analizar la viabilidad.

El plan de empresa es una excelente herramienta para comprobar la factibilidad de un negocio, te permitirá determinar si puedes llevarlo a cabo o si necesitas recurrir a nuevas ideas o soluciones. Al calcular la inversión necesaria y la proyección de los ingresos y gastos, podrás conocer la rentabilidad de tu actividad y saber si es lo suficientemente atractiva en términos económicos.

3. Reducir riesgos y detectar oportunidades.

El plan de negocios incluye tanto un análisis económico como un estudio del mercado, con el objetivo de minimizar los riesgos y las probabilidades de fracasar. También te permitirá entrever nuevas oportunidades de negocios que se adapten a los objetivos de tu empresa para mejorar su rentabilidad.

4. Encontrar financiamiento.

Un buen plan de empresa es una excelente baza para obtener financiación. El plan de negocios permite demostrar a los posibles financiadores la viabilidad de tu propuesta, disminuyendo el riesgo de su inversión y haciéndola más atractiva. El plan de empresa muestra que tienes las ideas claras y que posees un proyecto sólido para sacarle provecho a esa inversión y pagar la deuda contraída.

CMS para e-commerce

El comercio electrónico (e-commerce) está creciendo vertiginosamente en España y ya mueve miles de millones de euros al año. Según el último Informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, Cuatro de cada diez internautas realizaron alguna compra online en el primer semestre de 2017. Eso significa que, si eres una pyme o autónomo y vendes productos, éste es el mejor momento para lanzar tu tienda online. 

CMS o sistema de gestión para e-commerce: De las plataformas más intuitivas a las más complejas y potentes

1. Prestashop.

Es uno de los CMS de e-commerce más usados, fundamentalmente por su sencillez y múltiples opciones de personalización. Sus diferentes módulos le confieren una gran versatilidad, no consume tantos recursos y facilita el posicionamiento en los buscadores. Cuenta con una plataforma multilenguaje y permite vender tanto productos físicos como digitales. Dispone además de una versión responsive por defecto, por lo que tendrás un resultado bastante profesional por un precio relativamente económico.

2. Magento.

Este CMS para e-commerce es una solución más avanzada, tanto en cuestiones de instalación como de uso, por lo que se recomienda para grandes proyectos. Cuenta con una versión gratuita, pero sus funcionalidades son muy limitadas, por lo que probablemente tendrás que pasarte a la versión de pago, que no es muy económica. Dado que consume muchos recursos, no podrás utilizar un hosting compartido, pero tiene a su favor que es una plataforma multilenguaje muy segura y potente.

3. osCommerce.

Fue uno de los CMS para e-commerce más potentes y populares pero se ha quedado un poco obsoleto y puede tener problemas de seguridad debido a la falta de actualización. Aún así, sigue siendo muy intuitivo y fácil de usar. Cuenta con muchos módulos gratuitos que te permitirán abaratar costes, aunque dado que la instalación inicial es muy básica, necesitarás aplicar varios cambios CSS para mejorar su aspecto.

4. Shopify.

Es un sistema de gestión ideal si no quieres realizar una gran inversión inicial y no dominas la programación. Esta plataforma está alojada en la nube, por lo que con el plan básico no tienes que contratar un hosting. En minutos podrás crear y personalizar tu tienda online con productos ilimitados, pero no podrás tocar el código para hacer personalizaciones más profundas y quizá tengas que recurrir a módulos de pago para añadir funcionalidades.

5. Bigcommerce.

Este CMS de e-commerce alojado en la nube destaca por su variedad de plantillas y múltiples opciones de personalización, algunas gratis y otras de pago. No tendrás que preocuparte por las cuestiones técnicas y podrás aprovechar sus funciones SEO para posicionar tu tienda online. Ofrece una seguridad muy robusta y brinda un conjunto de métricas de reporte y análisis muy completo para perfeccionar el diseño o tu estrategia de marketing.

Existen otras alternativas más sencillas para montar una tienda online pequeña, perfectas para pymes y autónomos que ya utilizan un gestor de contenidos. Los plugins para Wordpress como WooCommerce tienen un costo reducido y te permiten empezar con un hosting compartido. Si utilizas Joomla, Virtuemart brinda opciones interesantes para el marketing, es multilenguaje y resulta muy fácil de instalar y gestionar, mejorando el SEO de la tienda.

Los detalles básicos para elegir la plataforma de tu tienda online

Precio. El CMS para e-commerce más caro es Magento, pero antes de elegir calcula que además del paquete básico, tendrás que comprar algunas funcionalidades adicionales, un hosting y el certificado SSL.

Rendimiento y sencillez. Si tienes una tienda online pequeña, la combinación de Wordpress y WooCommerce o Joomla y Virtuemart es la opción más intuitiva y fácil. Si tienes más productos y deseas agilizar la gestión, deberías pensar en Prestashop y si vas a lo grande, en Magento.

Aplicaciones. Las funcionalidades de los diferentes CMS para e-commerce son un factor clave a la hora de elegir. Determina qué necesitas para tu tienda online, desde los idiomas hasta la estrategia de marketing para presentar los productos y el sistema de gestión de leads y clientes.

Categoría: Marketing y Ventas
Tags: E-commerce
Aprovechar las rebajas para impulsar tu negocio online

Durante las rebajas de invierno muchas pymes y autónomos aumentan su facturación, por lo que si tienes un negocio online, no deberías dejar escapar esta oportunidad.

El periodo de rebajas es un buen momento para ampliar la visibilidad de tu marca, fidelizar clientes o incluso lanzar nuevos productos. El secreto radica en la planificación.

Claves para planificar una buena estrategia de ventas durante las rebajas:

1. Haz un inventario exhaustivo

Es conveniente que antes del periodo de rebajas realices un inventario del stock, a partir del cual podrás diseñar un plan de descuentos en los diferentes productos. Para maximizar tus ganancias puedes comenzar aplicando un 30 por ciento de descuento e ir incrementándolo a medida que se vaya agotando el stock.


2. No te límites al descuento directo.

No afrontes el periodo de rebajas simplemente disminuyendo el precio de los productos, existen diferentes fórmulas para lograr que tus clientes compren más. Por ejemplo, puedes ofrecer el envío gratuito para compras superiores a determinada cifra, aplicar descuentos por la compra de cierta cantidad de artículos o incluir un producto nuevo de regalo que te interese promocionar. Otra alternativa es enviar “cupones de recuperación” a quienes lleven tiempo sin comprar para animarlos a participar en las rebajas.

3. Publicita los descuentos

Si tienes un negocio de comercio electrónico, las redes sociales deben ser tus principales aliadas. Hazle saber a tus seguidores que muy pronto llegarán las rebajas de invierno y lanza campañas segmentando a tu público según sus intereses, de manera que puedas proponerles los productos que mejor se ajustan a su perfil y necesidades. No olvides realizar una campaña de email marketing o enviar un SMS a tus clientes para avisarles que comienza el período de rebajas, asegurándote de incluir una llamada a la acción.


4. Aplica una estrategia de venta flexible

Antes de que comiencen las rebajas en enero, es recomendable que planifiques una estrategia de venta que incluya los productos que más te interesa vender. Dales una mayor visibilidad en tu negocio online y conviértelos en protagonistas de los anuncios publicitarios. También es fundamental que analices, día a día, el comportamiento de los visitantes para determinar qué productos están funcionando mejor y variar las ofertas en dependencia de los intereses de los compradores. Por ejemplo, puedes incluir un 2X1 compuesto por un producto de alta demanda y otro de menos salida.


5. Fideliza a los clientes

Puedes aprovechar el periodo de rebajas para fidelizar a los clientes a través de diferentes estrategias, como los cupones post-compra, que sirven para animar a las personas a volver a comprar ofreciéndoles un crédito o un descuento en su próxima adquisición. En ese caso, no olvides fijar una fecha máxima ya que así generarás la sensación de urgencia.

Prepara tu punto de venta para las rebajas

Las rebajas son una época perfecta para aumentar el volumen de facturación y deshacerte de muchos de los productos que quedan en stock, pero si quieres sacarles el máximo partido, no debes limitarte a reducir el precio, también es importante que pongas en marcha una estrategia de marketing en el punto de venta que atraiga la atención de los compradores potenciales.

Tres estrategias de marketing en el punto de venta para las rebajas

1. Cuida el diseño del escaparate

Cada uno de los elementos del escaparate debe tener un sentido y transmitir un mensaje eficaz. No sobrecargues el escaparate con carteles y muchos productos, recuerda que para lograr un gran impacto visual menos suele ser más.

Considera que las personas suelen asociar el color rojo a las rebajas, pero puedes utilizar el color de tu marca en combinación con otros colores que llamen la atención. La luz también puede convertirse en tu aliada si la focalizas sobre los productos en descuento sobre los que quieres dirigir la vista de los posibles compradores.

2. Organiza bien los productos dentro de la tienda

Los compradores de las rebajas no suelen detenerse a mirar todos los productos como en otros periodos del año, buscan directamente lo que les interesa o se dirigen hacia las mayores rebajas. Por eso es conveniente que separes los productos rebajados de los artículos nuevos. Puedes organizarlos por categorías y precio, indicando además el porcentaje de descuento ya que es obligatorio por ley indicar el precio antiguo y el nuevo. Lo ideal es que coloques los productos que más te interesa vender y los que tienen mayores descuentos a la entrada del punto de venta ya que serán un reclamo para quienes pasen por delante de tu local. Es mejor que coloques los productos nuevos al fondo o a un lado.

3. Atrae a los clientes con todos los sentidos

Una estrategia de marketing muy eficaz para captar la atención de los compradores potenciales consiste en estimular sus sentidos. No tienes que limitarte a colocar carteles de descuentos, la música también es perfecta para llamar la atención y crear un ambiente agradable ya que tiene un enorme poder en la mente del consumidor, genera emociones muy intensas y puede ayudarte a vender más.

También puedes aplicar el marketing olfativo en tu punto de venta, una estrategia que no solo te ayudará a llamar la atención de las personas sino que también hará que tu negocio sea más memorable pues se ha comprobado que los aromas perduran más en la memoria que las imágenes.

Lo importante es que estas estrategias estén en sintonía con la imagen de tu empresa.

Lo mejor del periodo de rebajas en el caso de las pymes, autónomos y el sector del retail en general es que tendrás varios días para analizar el comportamiento de los clientes, por lo que puedes cambiar la estrategia de marketing en el punto de venta si no es tan eficaz como pensabas.

Financiación PYMES Financiación Autónomos Mapa web Política de Privacidad Política de Cookies ©2018 Desarrollado por SGRSoft, S.L.
Seguridad Comunicación segura mediante certificado del servidor SSL y el acceso a la información protegida y se almacenada cifrada. Su IP de acceso 79.146.235.147