Utilizamos cookies, propias y de terceros, para mantener sus preferencias y analizar sus hábitos de navegación en nuestra página web, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. Más información en el apartado Política de Cookies de nuestra página web.


Aceptar Rechazar

Blog Con Aval Sí

Internacionalización: Internacionalización de pymes y empresas

Confirming internacional

La facturación y la gestión de pagos son tareas cotidianas para cualquier empresa, pero si trabajas con proveedores en el extranjero estarás expuesto a los retrasos en los pagos internacionales, a elevadas comisiones sobre las transferencias y a las fluctuaciones de divisas. El confirming internacional te ahorrará muchos dolores de cabeza. No es casual que sea una de las opciones de financiación mejor valoradas por las pymes, junto al factoring y el renting, según el VII Informe Cesgar.

¿Qué es el confirming internacional?

El confirming es un servicio de gestión de pagos mediante el cual la empresa ofrece a su proveedor la posibilidad de cobrar de manera anticipada las facturas a través de un banco, que actúa como acreedor. El confirming internacional aplica ese mismo sistema de gestión de pagos a los proveedores extranjeros facilitando a la empresa confirmadora el pago de las compras y brindando liquidez inmediata al proveedor.

¿Cómo funciona el confirming internacional?

El confirming internacional funciona de manera muy sencilla. La empresa importadora debe indicar al banco que desea abrir una línea de confirming y negociar las órdenes de pago a plazo a realizar a los proveedores.

Luego la empresa documenta la transacción comercial a través de la factura e informa a la entidad financiera de la conformidad, la cantidad a pagar al proveedor y la fecha de vencimiento de la misma.

Entonces, el banco ofrece dos opciones al proveedor o empresa exportadora: esperar hasta el vencimiento para cobrar la factura o anticipar el cobro.

¿Qué costes tiene el confirming internacional?

Cuando se activa una línea de confirming internacional, generalmente la empresa confirmadora debe hacer frente a los costes de apertura, los cuales varían según la entidad bancaria, el nivel de riesgo que esta considere que representa la empresa y los servicios prestados por la gestión de los pagos y la cobertura.

Por otra parte, si el proveedor elige anticipar la factura, tendrá que asumir los costes financieros de la transacción, pagando un tipo de interés según el importe y plazo anticipado. Aun así, la operación sigue siendo conveniente desde el punto de vista económico, ya que su coste suele ser inferior al de los anticipos o descuentos tradicionales.

Ventajas de usar el confirming

El confirming internacional es una solución ventajosa tanto para la empresa importadora como para la exportadora, puesto que:

Permite a la empresa importadora negociar mejores condiciones con el proveedor en lo que respecta a los precios y/o la entrega de mercancía, ya que cuenta con el respaldo financiero de una entidad bancaria, lo cual también transmite una imagen más profesional y solvente.

Brinda tranquilidad y seguridad al proveedor, pues tiene el pago garantizado y conoce los tiempos de la transacción, un detalle fundamental cuando se trata de pagos entre diferentes países. Además, anticipando el cobro de la factura, podrá obtener la liquidez necesaria para seguir adelante con su negocio.

Disminuye los costes administrativos y operativos, ya que la entidad bancaria se encarga de gestionar los pagos a proveedores, de manera que la empresa no tiene que dedicar recursos humanos a esas tareas. Además, tendrá un mayor margen de maniobra para ajustar los plazos y condiciones de recepción de la mercancía.

No afecta a la situación económica, ya que el confirming internacional no suma CIRBE a ninguna de las dos empresas. La Central de Información de Riesgos, que recoge la información de los préstamos, créditos, avales y garantías que cada entidad de crédito mantiene con sus clientes, no tiene en cuenta ese tipo de financiación, por lo que el confirming no aumenta el riesgo vivo. De esta forma, el negocio puede mantener su capacidad de endeudamiento para realizar otras inversiones.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Internacionalización
primera importación

Las importaciones pueden representar una gran oportunidad para hacer crecer tu empresa. No es casual que el 32 % de las empresas españolas realicen importaciones, según el informe de Club Inter Pyme. No obstante, importar también representa un riesgo, de manera que para tener éxito en tu primera importación, necesitas mantener bajo control una serie de detalles, desde los plazos de entrega y las condiciones de pago hasta la documentación aduanera necesaria.

Ventajas de importar para emprender

Ampliar el número de proveedores. Con la importación amplías tu base de proveedores, lo cual te permitirá disminuir la dependencia de los proveedores nacionales y evitar situaciones coyunturales que puedan afectar tu negocio.

Mejorar la competitividad de la empresa. Abrirte a proveedores extranjeros puede ofrecerte una ventaja competitiva en el mercado, ya sea en términos de precio del producto, de calidad o acceso a tecnología de última generación.

Disminuir los costes. La importación de productos puede ayudarte a reducir los costos que representan los insumos y algunos gastos fijos de personal o producción.

Maximizar la capacidad de distribución. Al incorporar una capacidad productiva externa a la estructura de distribución de tu empresa, podrás centrarte en optimizar tu sistema de distribución, de manera que incrementes las ventas y mejores la satisfacción de tus clientes.

Un buen proveedor, clave para el éxito de la importación

Una de las decisiones más importantes para que tu primera importación tenga éxito es la elección del proveedor. Muchas empresas suelen comenzar su búsqueda por China y otros países vecinos ya que estos se han convertido en auténticas fábricas mundiales, pero debes tener en cuenta que en algunos casos, los costes de envío y el tiempo que tarda en llegar la mercancía pueden hacer que la opción aparentemente más conveniente no sea tan económica.

Como importar por primera vez no es sencillo, podrías plantearte aprovechar las similitudes económicas, políticas, culturales y/o legales que ofrece el nearshore. El citado informe confirma que el 54,9 % de las importaciones de las empresas españolas provienen precisamente de la Unión Europea y solo un 20 % de Asia. Países como Portugal, República Checa, Hungría, Polonia, Eslovaquia, Rumanía y Bulgaria podrían ser tu punto de partida para encontrar proveedores.

En cualquier caso, es conveniente que cuentes con el asesoramiento de empresas especializadas en el mercado local. Estas empresas pueden presentarte a diferentes proveedores, ayudarte a negociar los Incoterms, inspeccionar las fábricas que has elegido, revisar la calidad del pedido y gestionar su transporte.

Trámites a tener en cuenta para importar

Si vas a importar mercancía para venderla en España, esta debe cumplir con los estándares de calidad que exige la Unión Europea. El Servicio Oficial de Inspección, Vigilancia y Regulación de las Exportaciones (SOIVRE) es el organismo encargado de supervisar y controlar todo tipo de mercancías, asegurándose de cumplir con la ley de control a la importación.

Debes cerciorarte de que la mercancía que importas cuente con ese visto bueno, para lo cual quizá tengas que recurrir a una empresa certificadora que homologue la calidad del producto al estándar europeo, siendo fundamental que la misma sea reconocida en España.

También debes asegurarte de tener toda la documentación en regla pues si no es así, la mercancía no podrá entrar al país y se quedará retenida en aduana hasta que se solucione el problema, lo cual podría representar un gasto importante. Existen tres documentos básicos que necesitas para que tu primera importación transcurra sin incidentes:

Factura comercial. Sirve como comprobante de venta y refleja tanto las condiciones de venta de la mercancía como sus especificaciones.

Packing list. Es un complemento de la factura en el que se detallan los contenidos del paquete.

Conocimiento de embarque o carta de porte aéreo. Es el documento de embarque en puerto o aeropuerto, que refleja las condiciones del contrato para que se acepte la carga en el barco o avión.

Y no olvides seguir al pie de la letra los trámites necesarios para el comercio exterior, de manera que puedas importar con todas las garantías y dentro de la ley.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Internacionalización
Nearshore

Uno de los mayores retos de las empresas consiste en reducir sus costes, por lo que los emprendedores buscan continuamente nuevas estrategias que les permitan ser más competitivos en un entorno cada vez más saturado y globalizado. El nearshore es una alternativa muy interesante que ha cobrado auge en las dos últimas décadas en el mercado europeo.

¿Qué es el nearshore?

El nearshore, también conocido como nearshoring, es un tipo de subcontratación o externalización de algunos de los servicios o actividades de la empresa hacia países que permiten reducir costes, generalmente debido a que los salarios son más bajos.

A diferencia del offshore, la empresa que elige el nearshore se decanta por países cercanos para beneficiarse de su proximidad geográfica, los vínculos económicos y políticos y las similitudes culturales y legales. En Europa los principales destinos nearshore son: España, Portugal, República Checa, Hungría, Polonia, Eslovaquia, Rumanía y Bulgaria.

Cinco ventajas del nearshore para tu empresa

Ahorro de costes

El 80 % de las empresas que se deslocalizan pretenden ahorrar costes, según señaló un estudio realizado en la Universidad de Navarra. La principal ventaja del nearshore es que permite disminuir los costes fijos, sobre todo en términos de salarios y cargas sociales. Con esta estrategia de outsourcing podrás tener una plantilla más pequeña y dedicar menos tiempo y recursos a la gestión del personal, de manera que representa un ahorro por partida doble.

Potencia el crecimiento de la empresa

El ahorro económico que representa el nearshore se puede reinvertir en otras áreas del negocio para hacerlo crecer. La externalización de algunos servicios también te permitirá ganar escalabilidad, de manera que puedas poner en marcha una estrategia de internacionalización sólida que incremente los ingresos de tu pyme.

Mayor competitividad

La posibilidad de externalizar algunos de los procesos también le confiere una estructura más flexible a tu negocio, por lo que podrás responder de forma más ágil a los cambios del mercado. Todo ello te permitirá ser más competitivo, en comparación con las grandes empresas que tienen estructuras más rígidas. Además, la reducción de costes que implica el nearshore te brinda la posibilidad de bajar los precios y ganar una mayor cuota de mercado.

Proximidad geográfica

El nearshore representa una doble ventaja. Por una parte, la cercanía geográfica permite ahorrar costes en el envío de mercancías, así como evitar las típicas trabas y costes aduaneros que se afrontan al comerciar con países fuera de la Unión Europea. También implica una reducción del tiempo de transporte y un servicio más eficaz al cliente. Por otra parte, el hecho de que no existan más de tres o cuatro horas de diferencia, facilita la comunicación y el control de los tiempos, además de ser un factor esencial para empresas que necesitan un call center, por ejemplo.

Similitudes culturales y lazos económicos

Tener una cultura similar facilita el proceso de externalización, contribuyendo a evitar retrasos y malentendidos. La existencia de lazos económicos entre los países también agiliza el proceso burocrático. Si el país que eliges para el nearshore cuenta, además, con una normativa mercantil y fiscal similar a la de España, evitarás sanciones por el desconocimiento de la ley.

¿Qué servicios puedo contratar como nearshore?

La tecnología informática, los call centers y la contabilidad son las actividades más deslocalizadas, aunque eso no significa que no puedas apostar por el nearshore para externalizar otras operaciones de tu pyme. Puedes contratar los servicios nearshore para:

  1. Externalizar los servicios secundarios que no forman parte del núcleo duro de tu negocio.
  2. Externalizar los servicios que utilizas de manera puntual, de manera que no tiene sentido contratar a personal para que se encargue de ellos.
  3. Externalizar los servicios que no puedes asumir por cuestiones económicas, ya que sería mucho más costoso formar y mantener al personal para lograr la misma calidad que puede brindarte una empresa nearshore por un precio más competitivo.
Autor: ConAvalSí
Categoría: Internacionalización
Cómo exportar mi producto

Cada vez más pymes deciden ampliar su mercado fuera de las fronteras nacionales. El informe de Club Inter Pyme reveló que el 14 % de las empresas españolas exporta sus productos y el 54 % realiza actividades de importación y exportación. No cabe duda de que la internacionalización representa nuevas oportunidades de negocio, pero la elección del primer país al cual exportar es el factor fundamental para el éxito de toda la estrategia de exportación.

Las ventajas de exportar para tu pyme

Aumentar el volumen de negocio.

Exportar tus productos a nuevos mercados representa una oportunidad de negocio para hacer crecer tu pyme ya que podrás encontrar nuevos clientes y aumentar la facturación.

Lograr reconocimiento internacional.

Una sólida estrategia de internacionalización te permitirá mejorar el reconocimiento de marca, logrando que esta traspase las fronteras nacionales y se posicione a nivel global. Como resultado, tu pyme ganará prestigio y generará más confianza en los bancos, proveedores, instituciones y clientes.

Diversificar los riesgos.

Encontrar nuevos mercados a los cuales exportar tus productos te ayudará a diversificar el riesgo, de manera que, en caso de recesión o contracción del mercado nacional, tu pyme amortiguará mejor el golpe.

Ganar en competitividad.

La internacionalización te permite usar la economía de escala para abaratar los costes de producción, lo cual hará que tu pyme sea más competitiva en los mercados donde opera.

Siete criterios para elegir un país para importar

Crecimiento económico del país

Un crecimiento sostenido de la economía implica un aumento de la demanda, de manera que podrás rentabilizar más rápido la inversión. Por ello, si quieres exportar un producto y lograr que tu negocio sea rentable, necesitas tener en cuenta las proyecciones de crecimiento del PIB de los países que te interesan.

Renta del país

La paridad del poder adquisitivo (PPA) es un indicador fundamental para determinar si tus productos tienen un mercado. Este indicador resume tanto la producción de bienes y servicios como su consumo y el nivel de precios, teniendo en cuenta la variación de los tipos de cambio, de manera que podrás formarte una idea fiable de la capacidad media de compra. Puedes consultar estos datos por países en el Banco Mundial.

Volumen y variación de las importaciones

El volumen de las importaciones de un país, una información que puedes consultar en Datos Macro, es un indicador del tamaño del mercado. También debes tener en cuenta la variación de las importaciones en los últimos años. Un crecimiento superior al 10 % indica que existe un mercado con capacidad para asumir tus productos, pero un crecimiento reducido o un descenso señala que es un mal momento para acceder a ese mercado. El hecho de que las importaciones desde España sean elevadas es un buen signo que te facilitará el acceso pues revela que esos productos ya son conocidos y se han hecho con una cuota de mercado.

Obstáculos arancelarios y técnicos

Los aranceles a la importación suponen un incremento del coste del producto que tendrás que repercutir sobre su precio, lo cual podría significar que tus productos son menos competitivos que los de factura local. Por tanto, asegúrate de que las tasas no sean muy elevadas. Otro aspecto relevante son los obstáculos técnicos que plantean los países a la importación, como demandar licencias especiales o engorrosos procesos de certificación y homologación que, a menudo, se alargan en el tiempo y representan un coste elevado.

Riesgos comerciales y fiscales

Antes de elegir un mercado, necesitas valorar los riesgos a los que se expone tu negocio. Las amenazas más comunes son el retraso en los pagos, los impagos y las variaciones en el tipo de cambio. También debes tener en cuenta que las empresas de algunos países tienen problemas para acceder al sistema bancario internacional y realizar los pagos. Infórmate además sobre la normativa que regula la repatriación de los beneficios.

Facilidad de acceso

Algunos países, sobre todo aquellos que quieren dinamizar su economía, brindan facilidades para emprender un negocio, ya sea simplificando los trámites burocráticos para la importación o exigiendo menos garantías a la hora de solicitar créditos. No olvides informarte sobre los procedimientos de reclamación que se aplican en el país y si existen convenios que protejan a las empresas de la confiscación o nacionalización.

Estabilidad del país

La estabilidad política también es un factor importante si quieres exportar tus productos ya que un cambio repentino en las leyes podría poner en riesgo tu negocio. Aspectos como la transparencia de la administración a la hora de brindar información y conceder licitaciones públicas jugarán a tu favor, pero un nivel elevado de corrupción jugará en tu contra. Puedes consultar el ranking de corrupción y transparencia a nivel global en este mapa.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Internacionalización
Operaciones intracomunitarias

Cada vez más pymes deciden emprender el camino de la internacionalización, a pesar de que el 54% de ellas cree que acceder ahora a nuevos mercados internacionales es más difícil, según EuropaPress. Una estrategia para poner a prueba el músculo financiero y logístico de tu pyme consiste en comerciar con los países de la Unión Europea ya que, debido al mercado común, las operaciones intracomunitarias se agilizan y los trámites necesarios para el comercio exterior son más sencillos.

¿Qué son las operaciones intracomunitarias?

Las operaciones intracomunitarias son todas las actividades comerciales que realizan las empresas con clientes fuera de España pero que pertenecen a la Unión Europea, cuyas respectivas administraciones se mantienen conectadas para intercambiar y verificar información. Cuando vendes o compras algo a otro país miembro, estás realizando una operación intracomunitaria que está sujeta a ciertas normas y obligaciones tributarias.

Tipos de operaciones intracomunitarias

Según el tipo de transacción que se lleve a cabo, las operaciones intracomunitarias se dividen en:

Entrega intracomunitaria de bienes o servicios. Tu pyme exporta los productos al país o brinda sus servicios, ya sea vendiendo directamente al consumidor final o comerciando con una empresa.

Adquisición intracomunitaria de bienes o servicios. Tu pyme importa los productos o contrata un servicio de una empresa perteneciente a un país de la Unión Europea.

¿Cómo se aplica el IVA en las operaciones intracomunitarias?

Como regla general, las operaciones intracomunitarias están exentas de IVA, de manera que tributan en el país de destino. Sin embargo, para que el proveedor en origen pueda justificar la no repercusión de ese IVA y la aplicación de la exención, debe probar que la mercancía o los servicios se dirigen a un país comunitario. Por ese motivo es importante que las dos empresas que intervengan cuenten con el Número de Operador Intracomunitario, o NIF intracomunitario, y estén dados de alta en el censo VIES.

El hecho de que una de las empresas no posea el NIF intracomunitario no le impide realizar operaciones con otros países de la Unión Europea, aunque el tratamiento fiscal será diferente. Por eso, si te planteas importar o exportar de otro país miembro con cierta regularidad, es conveniente que tengas toda la documentación en regla.

Si tu pyme es quien emite la factura, existen diferentes escenarios:

Si ambos tienen NIF intracomunitario, debes emitir la factura a tu cliente sin IVA. No obstante, debes reflejar esa operación en el modelo 303 de declaración de IVA y en el modelo 349 de Declaración Recapitulativa de Operaciones Intracomunitarias. Este último modelo es meramente informativo ya que la Agencia Tributaria también recibirá el 349 de tu cliente y lo comparará con el tuyo para comprobar que todos los datos concuerdan.

Si tu cliente no tiene NIF intracomunitario, debes emitir la factura con IVA. En ese caso, tu cliente pagará el IVA y luego deberás liquidarlo en el modelo 303.

Si no tienes NIF intracomunitario pero tu cliente sí, tendrás que emitir la factura con IVA. Tu cliente pagará el IVA y luego tendrás que liquidarlo al final del trimestre.

Si ninguna de las partes implicadas tiene NIF intracomunitario, tendrás que aplicar el IVA en la factura y liquidarlo al final del trimestre.

Si se trata de una adquisición intracomunitaria; es decir, tu pyme es quien recibe la factura porque ha comprado productos o contratado servicios a otra empresa de un país comunitario, las normas son las mismas. Por tanto, si ambos tenéis NIF intracomunitario no tendrás que pagar el IVA de su país. En el resto de los casos, tendrás que pagar el IVA que se aplique en el país de tu proveedor.

Si quieres recuperar el IVA pagado dentro de la Unión Europea, tienes que presentar el modelo 360 de gestión de devoluciones a empresarios y profesionales, indicando los datos del proveedor y la factura, aunque tendrás que cumplir estos requisitos.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Internacionalización
Ventajas Empresas exportadoras

El escenario económico actual ha motivado a muchas empresas a buscar nuevas oportunidades fuera de las fronteras nacionales. En España las empresas exportadoras se han triplicado desde la crisis y su número sigue creciendo. Muestra de ello es que en 2017 las exportaciones marcaron un récord histórico alcanzando los 277.126 millones de euros, lo cual supone un incremento del 8,9 %, según el Ministerio de Economía y Empresa.

No cabe duda de que el comercio exterior representa una gran oportunidad para las pymes, pero antes de internacionalizar una empresa es fundamental cerciorarse de que cuenta con las ventajas competitivas necesarias para entrar en un nuevo mercado.

¿Qué es una empresa exportadora?

Las empresas exportadoras son aquellas que comercializan sus productos o servicios fuera de las fronteras nacionales. Una vez que la empresa se ha consolidado en el mercado nacional y tiene una marca reconocida, comienza un proceso de internacionalización a través del cual explora nuevos mercados. Para tener éxito, la empresa debe ser capaz de adaptar su estrategia de marketing y comercialización a las peculiaridades del país, aplicando en la medida de lo posible la economía de escala.

¿Cuáles son las ventajas de las exportaciones?

Diversificar el riesgo.Una de las principales ventajas de abrirse al comercio exterior consiste en llegar a nuevos mercados y clientes, los cuales implican una mayor diversificación del riesgo. No dependerás únicamente del mercado nacional, de manera que una contracción en su consumo no afectará tanto a tu negocio. Cuando diversificas logras minimizar el impacto de las situaciones económicas adversas en los mercados donde operas, ya que puedes compensar esas pérdidas o impagos con las ganancias que obtienes en los otros mercados.

Proyectar una imagen empresarial más sólida. La posibilidad de ampliar los procesos productivos, entrar en nuevos mercados y enriquecer la cartera de clientes brinda a las pymes una mayor estabilidad desde el punto de vista financiero. Una empresa exportadora capaz de competir a nivel internacional también proyecta una imagen más sólida y fiable. El valor percibido de un negocio que opera en el comercio exterior suele aumentar, no solo a nivel de consumidor sino también entre los proveedores, accionistas y entidades financieras.

Ganar en competitividad y rentabilidad. La posibilidad de aplicar la economía de escala es una de las mayores ventajas de las empresas exportadoras pues al abaratar los costes de producción, logran reducir el precio final al consumidor. La economía de escala también permite mejorar la calidad final del producto y aumentar la productividad, de manera que la empresa logra ser más eficiente y competitiva en el mercado. Como resultado, la actividad exportadora suele influir positivamente en la rentabilidad financiera, de manera que los socios obtienen un mayor beneficio económico respecto a la inversión.

Aumentar los ingresos.Encontrar nuevos clientes en el mercado internacional suele generar un incremento de la facturación. Las ventas de las empresas exportadoras suelen crecer, en comparación con aquellas que se limitan al territorio nacional. Según un estudio realizado por la consultora Millward Brown, la facturación de las empresas españolas que llevan más de cinco años operando en el comercio exterior aumenta un 40 %.

Mejorar el posicionamiento de marca. La internacionalización potencia el posicionamiento de la marca, también en el país de origen. Una mejora en la reputación en los nuevos mercados genera un cambio positivo en las actitudes hacia la marca, tanto de los consumidores como del resto de los actores implicados. Las empresas que han sabido construir una marca internacional, adquieren ventajas competitivas que aportan un valor añadido a sus productos y servicios.

Si estás pensando en convertir tu pyme en una empresa de exportación, es conveniente que le eches un vistazo a los documentos necesarios para exportar desde España y, si necesitas una ayuda adicional, puedes solicitar un aval internacional para exportaciones.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Internacionalización
Trámites para el comercio exterior

Para acceder al mercado exterior no solo necesitas planificar una estrategia de internacionalización adecuada que te permita distribuir tus recursos de manera óptima y minimizar los riesgos, sino que también debes conocer cuáles son los trámites de comercio exterior a seguir. Cumplir con los trámites aduaneros y tributarios para internacionalizar una empresa te evitará contratiempos de última hora que pueden traducirse en costosas pérdidas económicas.

¿Qué trámites de comercio exterior deben realizar las pymes?

Darse de alta en el Registro de Exportadores (REX).

Puedes realizar este trámite por Internet en la sede electrónica de la Agencia Tributaria. Básicamente, se trata de un sistema de autocertificación del origen preferencial de las mercancías que tiene como objetivo simplificar los trámites de exportación.

Clasificar la mercancía.

Los productos que exportas deben tener una numeración arancelaria que se usa para identificar el tipo de mercancía. Dentro de la Unión Europea debes regirte por los códigos TARIC pero si exportas a otros países tendrás que usar el convenio de la Organización Mundial de Aduanas. Si necesitas garantizar la clasificación de las mercancías, puedes solicitar por escrito la información arancelaria vinculante (IAV), un certificado que expide la Aduana con una clasificación de las mercancías válida ante cualquier administración aduanera de la Comunidad Europea.

Registro de devolución mensual del IVA.

Sin importar el volumen de operaciones de tu pyme, puedes recibir mensualmente la devolución del IVA. No obstante, debes estar inscrito en el Registro de Devolución Mensual que gestiona la Agencia Tributaria. Si no solicitas la devolución mensual del IVA mediante el modelo 036 o 039, solo podrás solicitar el saldo que tengas a tu favor cuando llegue el período de liquidación de cada año natural.

El Instituto Español de Comercio Exterior especifica que el resto de los trámites de comercio exterior varían según el mercado donde operes.

Trámites si vas a trabajar dentro de la Unión Europea

Inscribirte en el Registro de Operadores Intracomunitarios (Censo VIES).

Una vez que presentes el modelo 036, en menos de tres meses recibirás tu número de operador intracomunitario, que debes incluir en tus facturas. Dado que las entregas intracomunitarias de mercancía están exentas de IVA, este sistema electrónico aúna la información de las empresas en una base de datos conjunta. Es tu deber asegurarte de que la empresa con la cual trabajas también tenga su número de operador intracomunitario.

Realizar la Declaración Recapitulativa de Operaciones Intracomunitarias.

Compila el modelo 349 reflejando las operaciones intracomunitarias que ha realizado tu pyme. Lo usual es presentar esta declaración de manera mensual o trimestral, pero si los importes son bajos puedes presentarla una vez al año.

Hacer la declaración de Intrastat.

En esta declaración debes detallar las ventas y compras entre países intracomunitarios, con el objetivo de llevar a cabo una compensación fiscal sin liquidación de impuestos. Solo la debes realizar si tu pyme acumula 400.000 euros de importe facturado en el ejercicio anterior o el actual.

Trámites para internacionalizar la empresa fuera de la Unión Europea

Obtener el número de registro e identificación de operadores económicos (EORI).

Con este número, que puedes solicitar en la sede electrónica de Hacienda, identificarás a tu pyme como exportadora o importadora. De hecho, hasta que no lo tengas, la mercancía no podrá salir de la aduana ni podrás pedir la devolución del IVA.

Presentar el Documento Único Administrativo (DUA).

Se trata de una declaración impresa que se entrega a las autoridades aduaneras con información sobre el producto de la operación comercial, como su valor, cantidad y destino.

Solicitar la identificación como Operador Económico Autorizado (OEA).

Este trámite de comercio exterior no es obligatorio, pero sí recomendable. Sirve para identificar a tu pyme como un operador económico de confianza y cumplidor, por lo que tendrás ciertas ventajas en materia de seguridad y protección, así como simplificaciones aduaneras. El Departamento de Aduanas y la Agencia Tributaria determinarán si cumples los requisitos.

Según el país donde operes y los acuerdos comerciales que tenga la Comunidad Europea con ellos, tendrás que rellenar otros documentos para exportar, como el certificado de circulación de mercancías EUR.1, el certificado de circulación de mercancías A.TR o la Información Vinculante en Materia de Origen (IVO).

Autor: ConAvalSí
Categoría: Internacionalización
Aval internacional para exportaciones

La crisis financiera de 2008 produjo una contracción de la economía española que afectó a muchas pymes. Un aspecto clave para la recuperación a nivel nacional fue la internacionalización de las empresas, la cual también ayudó a salir a flote a muchas pymes. El mecanismo más usado para entrar en los mercados exteriores fue la exportación, una solución sencilla que requiere poca inversión ideal para las pymes, quienes, por su tamaño relativamente pequeño, suelen necesitar una ayuda para exportar, ya sean créditos o avales y garantías internacionales.

¿Qué es un aval internacional?

Toda relación comercial siempre implica cierto grado de riesgo, sobre todo a nivel internacional. Por eso no es inusual que las grandes empresas o los organismos públicos soliciten un aval internacional que sirva de garantía para acceder a los procesos de licitación o a operaciones comerciales de cierta envergadura.

El aval internacional es un compromiso ante un tercero, quien garantiza que la empresa cumplirá con sus obligaciones económicas o técnicas. Si esa empresa no puede cumplir las condiciones del contrato, el avalista responderá por ella.

Existen diferentes tipos de avales internacionales, algunos están dirigidos a garantizar el pago de ciertas operaciones y otros aseguran la devolución de los anticipos a cuenta si el contrato no se lleva a término.

Los avales internacionales que más se solicitan suelen ser de licitación, para acceder a ofertas de organismos públicos o privados. También son comunes los avales de cumplimiento, dirigidos a cubrir los daños por el incumplimiento de las obligaciones contractuales, y los avales de concesión de créditos, para garantizar la solvencia de la empresa ante una entidad bancaria extranjera.

¿Cuáles son las ventajas de contar con un aval internacional?

Acceso a licitaciones y grandes proyectos

El aval internacional te permitirá obtener las licitaciones que demandan la presentación de garantías, de manera que podrás acceder a proyectos importantes de mayor envergadura.

Brinda una imagen de solvencia y transmite confianza y seguridad.

Un aval internacional te abrirá las puertas a nuevos negocios ya que brinda la imagen de una empresa sólida, solvente y profesional, lo cual transmite confianza y brinda seguridad.

Amplía la capacidad de negociación.

Un aval internacional mejora la capacidad crediticia de la empresa, brindándole una mayor capacidad para negociar los créditos, para reducir los tipos de interés o ampliar los plazos de amortización.

Apoyo y asesoramiento.

Muchas de las entidades que conceden avales internacionales también brindan un servicio de asesoramiento en materia financiera que puede ser una gran ayuda para exportar.

¿Cómo conseguir un aval internacional?

Las Sociedades de Garantía Recíproca, SGR brindan avales y garantías internacionales para las empresas que quieren internacionalizarse, a través de estos instrumentos:

ICEX-CERSA

El Instituto de Crédito Exterior y CERSA tienen firmado un convenio de colaboración para apoyar a las pymes que quieran internacionalizarse y acceder a licitaciones internacionales brindando avales con un límite máximo por operación que oscila entre 600. 000 y 1.000.000 de eurosdepenciendo del tipo de aval.

ICO
Existen diferentes líneas ICO encaminadas a facilitar a las pymes el proceso de internacionalización. El
Programa de Garantías Internacionales, por ejemplo, otorga una garantía bancaria a la empresa para que pueda participar en procesos de licitaciones internacionales y formalice contratos adjudicados en el exterior en los cuales se exija la aportación de garantías.

Para acceder a estos avales las pymes deben cumplir con ciertos requisitos:

  • No haber tenido pérdidas sistemáticas en los últimos ejercicios.
  • Estar al corriente de las obligaciones con Hacienda y la Seguridad Social.
  • Presentar un proyecto de viabilidad económica.
  • Contar con un aval de las Sociedades de Garantía Recíproca, entidades que se encargan de respaldar a las pymes actuando como garantes para facilitarles el acceso a la financiación o a las licitaciones internacionales.

Brinda una imagen de solvencia y transmite confianza y seguridad.

Un aval internacional te abrirá las puertas a nuevos negocios ya que brinda la imagen de una empresa sólida, solvente y profesional, lo cual transmite confianza y brinda seguridad.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Internacionalización
Cómo crear un plan de negocios internacional para pymes

Si crees que tu empresa está preparada para la internacionalización, ha llegado el momento de crear tu plan de negocios internacional. Ese plan de expansión te servirá de guía para planificar y distribuir de forma más eficiente tus recursos, de manera que puedas alcanzar tus objetivos y acceder a un nuevo mercado. También te ayudará a minimizar los riesgos, analizar la viabilidad de tus estrategias de internacionalización y detectar nuevas oportunidades o captar a inversores interesados en tu proyecto.

¿Qué es un plan de negocios internacional?

El plan de negocios internacional resume el proyecto de expansión fuera del territorio nacional de tu pyme, marcando la hoja de ruta a seguir y convirtiéndose en la carta de presentación de tu nuevo proyecto empresarial. Ese documento es una valiosa herramienta de trabajo ya que no solo define tus objetivos de negocios en el nuevo mercado sino también las vías para conseguirlos, permitiendo evaluar la viabilidad de tu idea de negocio.

¿Cómo hacer tu plan de negocios internacional?

Resumen ejecutivo.

El plan de empresa suele tener muchas páginas, por lo que es conveniente resumir toda esa información en apenas una o dos páginas que sean lo suficientemente atractivas como para animar a los posibles inversores a leer el resto.

Propuesta de valor única.

¿Qué te diferencia de la competencia? ¿Qué valor exclusivo puedes brindar a tus clientes? ¿Por qué vale la pena comprar tu producto o contratar tus servicios? En esta sección debes responder esas preguntas, describir tus productos o servicios indicando sus características distintivas y reflejar tu ventaja competitiva.

Segmentación de los clientes.

¿Quién es tu target? Describe el mercado objetivo de tu pyme recopilando la mayor cantidad de datos posible, desde la edad y nivel de ingresos de tu prospecto hasta sus comportamientos de compra e intereses.

Análisis de la situación empresarial internacional.

Es un análisis de los detalles relevantes para tu negocio a nivel económico, político y legal del país al que quieres acceder. Analiza la estructura y estabilidad gubernamental del país, así como el nivel de control estatal sobre las empresas privadas. Incluye las leyes que afectan tu negocio y los requisitos de importación. Resume además los aspectos culturales que puedan brindarte una ventaja competitiva o convertirse en un obstáculo.

Viabilidad económica.

¿Necesitas una inyección de capital o contarás con recursos propios? ¿Qué costes y ganancias a corto, medio y largo plazo prevés? ¿Qué flujo de efectivo proyectas para el primer año? ¿Cuáles son los costos de adquisición de los clientes? ¿Y los costos de distribución? ¿Cuánto tendrás que destinar a los recursos humanos? Cuantos más detalles incluyas, mejor podrás analizar la viabilidad económica de tu plan.

Análisis de la competencia.

Un buen plan de negocios debe contener un análisis pormenorizado de la competencia.

¿Tu producto o servicio es único o ya existe en el mercado? ¿Qué nivel de penetración han alcanzado tus competidores? ¿Qué nichos han dejado descuidados? Analiza sus puntos fuertes y errores, intentando aportar un valor diferencial.

Análisis DAFO.

Esta herramienta es esencial en el plan de negocios internacional ya que ofrece una perspectiva general de la situación de tu pyme en el nuevo mercado. Debes indicar las amenazas que existen en el mercado, así como las oportunidades que representa. Por otra parte, refleja las fortalezas de tu pyme para llevar adelante ese plan de expansión, así como los factores internos que pueden convertirse en obstáculos y necesitas solucionar cuanto antes.

Alianzas estratégicas.

El proceso de expansión internacional puede llegar a ser muy complicado, sobre todo desde el punto de vista logístico, por lo que establecer alianzas estratégicas puede facilitarte el camino y ahorrar costes. Proyecta tu estrategia de entrada y analiza qué apoyos necesitarás, en dependencia de si quieres vender directamente desde España, implantarte en el país, usar agentes de ventas o recurrir a un distribuidor.

Plan de marketing.

¿Cómo piensas presentar tu producto o servicio? Es probable que tengas que ajustar las campañas de marketing nacional para lograr el impacto deseado en una cultura diferente. El principal objetivo de este plan es saber cuánto te costará que el cliente compre tu producto, ayudándote a perfilar una estrategia para posicionarte en el nuevo mercado lo antes posible.

Por último, recuerda que el plan de negocios internacional no es un producto rígido sino más bien un documento de trabajo que puedes modificar a medida que descubras mejores estrategias y vayas conociendo nuevos detalles.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Internacionalización
Está preparada tu empresa para la internacionalización

Abrirse al mercado internacional es una decisión importante que no puede estar motivada únicamente por una contracción del nacional, debe ser una fase natural en tu camino de expansión empresarial. Internacionalizar una empresa puede hacerte ganar en competitividad y acelerar el ritmo de crecimiento, pero antes de dar ese paso debes asegurarte de que tu pyme tiene la fuerza suficiente. Te desvelamos cuáles son los aspectos más importantes que debes evaluar en ese análisis de viabilidad. 

Las señales que indican que tu empresa está lista para la internacionalización:

1. Tienes un producto interesante para otros mercados.

Sin un buen producto, no tiene sentido plantearse una estrategia de internacionalización. El producto debe ser lo suficientemente interesante como para hacerse un hueco en el nuevo mercado y debe tener un precio competitivo alineado con el mercado local. No olvides que sobre ese precio tendrás que recargar aranceles, costes de transportación, certificaciones de calidad y permisos varios.

 
2. Cuentas con un área comercial y de marketing.

Externalizar este servicio no es conveniente, lo ideal es que tengas un área comercial y de marketing en la cual apoyarte para diseñar las estrategias de ventas para internacionalizar la empresa. Esta área será la encargada de estudiar los nuevos mercados, analizar las prospecciones de ventas, establecer una red comercial encontrando a importadores, distribuidores o representantes y registrar las marcas correspondientes.

3. Puedes poner en marcha un sistema de economía a escala.

Si produces los productos que vendes, la economía a escala te permitirá fabricar para distintos mercados sin incrementar los costes o incluso abaratándolos. Para dar ese paso necesitarás comprar la materia prima en grandes cantidades, desarrollar un sistema que te permita controlar mejor todo el proceso y tener un equipo humano comprometido y competente.

4. Te respalda un sistema de logística y transporte sólido.

Hace poco, KFC tuvo que cerrar cientos de sus establecimientos en el Reino Unido debido a que su nuevo socio logístico no fue capaz de suplir sus demandas. La elección del medio del transporte y transportista es esencial en tu estrategia para internacionalizar la empresa pues no sólo te permitirá entregar con mayor rapidez y flexibilidad, ganando la confianza de tus nuevos clientes, sino que también minimizará los costes por retrasos o daños en la mercancía

5. Tienes un buen músculo financiero.

Todo proceso de internacionalización de una empresa demanda una inversión inicial. Antes de emprender esta aventura, debes asegurarte de que cuentas con la capacidad financiera necesaria pues no solo tendrás que mantener tu flujo de caja sino también dar cobertura a las nuevas operaciones. Considera que el retorno de la inversión suele ser a medio o largo plazo, por lo que debes cerciorarte de tener suficiente oxígeno para no abandonar a mitad del camino.

6. Tu personal está preparado para la expansión de la empresa.

Para internacionalizar una empresa con éxito es necesario cambiar la mentalidad laboral. Tus empleados tendrán que afrontar nuevos desafíos, por lo que es probable que algunos necesiten una formación adicional. El departamento financiero y legal, por ejemplo, tendrá que ponerse al día con el sistema internacional, el responsable de almacén tendrá que formarse en logística y transporte internacional y tus comerciales tendrán que buscar activamente nuevos mercados para tus productos.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Internacionalización
Seguridad Comunicación segura mediante certificado del servidor SSL y el acceso a la información protegida y se almacenada cifrada. Su IP de acceso 201.214.111.236