Utilizamos cookies, propias y de terceros, para mantener sus preferencias y analizar sus hábitos de navegación en nuestra página web, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. Más información en el apartado Política de Cookies de nuestra página web.


Aceptar Rechazar

Blog Con Aval Sí

RRHH: Consejos para gestionar los RRHH

Página 1
Finiquito por jubilación anticipada

El aumento de la esperanza de vida ha hecho que la mayoría de los estados europeos aprueben leyes para incrementar, de manera gradual, la edad a la que podremos jubilarnos. Como resultado, pasaremos más tiempo en el mercado laboral, aunque también existe la posibilidad de recurrir a la jubilación anticipada.

¿Qué es la jubilación anticipada?

La jubilación anticipada brinda acceso a ciertos trabajadores a jubilarse antes de la edad que les corresponde legalmente. Existen dos tipos de jubilación anticipada: por cese involuntario y por cese voluntario.

La jubilación por cese involuntario es el resultado del despido del trabajador, quien sale del mercado de trabajo antes de tiempo debido a causas objetivas, como una reestructuración empresarial. La jubilación por cese voluntario es aquella a la que se acoge el trabajador por voluntad propia.

Los requisitos para acceder a la jubilación anticipada

En el caso de una jubilación anticipada por cese involuntario, podemos adelantarnos 4 años a la edad de jubilación, pero tendremos que cumplir las siguientes condiciones:

Haber cotizado un mínimo de33 años, a los que se les puede sumar un año de servicio militar u otra prestación social.

Haber cotizado al menos 2 años dentro de los 15 años anteriores a la solicitud de jubilación.

Estar inscrito como demandante de empleo desde al menos seis meses antes de solicitar la jubilación. De hecho, los autónomos no pueden acogerse a esta modalidad de jubilación anticipada.

Si se produce una jubilación anticipada por cese voluntario, podemos adelantarnos 2 años a la jubilación legal, pero los requisitos varían:

-          Haber cotizado un mínimo de 35 años, a los que se les puede añadir un año de servicio militar u otro tipo de prestación social.

-          Haber cotizado al menos 2 años dentro de los 15 años anteriores al momento en que se solicita la jubilación.

-          El importe de la pensión no debe ser inferior a la pensión mínima que, por la situación familiar, nos correspondería al cumplir la edad ordinaria para acceder a la jubilación.

A esta modalidad de jubilación anticipada sí pueden acogerse los autónomos.

Finiquito por jubilación anticipada

El finiquito es un documento de liquidación que refleja las cuentas pendientes de la empresa con el empleado en el momento en que la relación laboral llega a su fin. A diferencia de la indemnización, que solo se aplica tras un despido improcedente o por causas objetivas, el finiquito es obligatorio, independientemente de las razones por las que cesa la relación laboral.

Para calcular el finiquito por jubilación anticipada se tienen en cuenta diferentes factores:

Salario mensual hasta la finalización del contrato. La empresa debe pagar al empleado los días trabajados del mes en curso.

Vacaciones no disfrutadas. Si el empleado ha acumulado días de vacaciones que no ha disfrutado, debe cobrarlos al final del contrato.

Parte proporcional de las pagas extras. Si las pagas no se cobran prorrateadas, ya que en ese caso se incluirían dentro del salario pendiente de pago, también se deben añadir al finiquito.

Horas extraordinarias. Si el empleado ha hecho horas extraordinarias que la empresa no ha pagado, debe contabilizarlas en el finiquito, así como cualquier plus o extra que no haya cobrado.

Si se produce una jubilación anticipada por cese involuntario, el trabajador también tendrá derecho a la indemnización por despido. Ese importe varía en dependencia del motivo de la extinción del contrato.

¿Qué hacer si no estamos de acuerdo con el finiquito por jubilación anticipada?

Lo habitual es que la empresa entregue el finiquito el último día en que acudamos al puesto de trabajo, aunque la ley no establece un plazo específico, a menos que el convenio colectivo lo señale. Para evitar abusos, en el momento de firmar el finiquito debe estar presente algún representante legal.

En cualquier caso, si no estamos de acuerdo, no tenemos la obligación de firmar el finiquito, aunque no recibiremos la cantidad establecida. Si firmamos el documento, las obligaciones de la empresa cesan y no tenemos derecho a reclamar.

Si la empresa no nos facilita el finiquito, podemos reclamar la cantidad que nos corresponde presentando una papeleta de conciliación ante el servicio de mediación, arbitraje y conciliación (SMAC). Este paso es obligatorio antes de presentar una demanda en el juzgado. Es importante recordar que disponemos de un año para reclamar la cantidad que la empresa nos debe abonar, pasado ese plazo la cantidad prescribirá.

Autor: ConAvalSí
Categoría: RRHH
ERTE

La propagación del Covid-19 y las medidas de aislamiento social que se han tomado para contener su avance han frenado la economía española en seco, obligando a todas las empresas no esenciales a cerrar. Para detener la destrucción masiva de puestos de trabajo el gobierno ha tomado diferentes medidas, como dar la posibilidad a las empresas afectadas de aplicar un ERTE por razones de fuerza mayor.

¿Qué es el ERTE?

El Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) consiste en que la empresa, tras negociar con sus trabajadores, suspende los contratos o una parte de ellos durante el tiempo que la actividad esté detenida o frenada. A diferencia del ERE, esa desvinculación no es definitiva, el trabajador regresará a su puesto de trabajo cuando la actividad se reponga. Mientras tanto, cobrará la prestación por desempleo que le corresponde.

Las empresas pueden aprobar un ERTE por razones económicas, técnicas, organizativas o de producción. En las condiciones actuales se debe a una causa de fuerza mayor, por lo que el ERTE durará el tiempo que se extienda el estado de alarma. Dado su carácter excepcional, se puede aprobar en apenas 5 días y con efecto retroactivo.

¿Cuáles son las condiciones para acceder a la prestación de desempleo?

Con la legislación previa, el trabajador solo tenía derecho a la prestación por desempleo si había cotizado 12 meses en seis años. En las nuevas medidas, ese requisito se ha eliminado, de manera que todos los trabajadores afectados por un ERTE podrán cobrar el desempleo, aunque no hayan cotizado el periodo mínimo necesario.

El ERTE por coronavirus tampoco consumirá parte de la prestación de desempleo que hayan acumulado los trabajadores. De hecho, también mantienen la antigüedad en la empresa, ya que ese tiempo se computa.

¿Cómo se gestiona la solicitud de paro?

Los trabajadores no deben realizar ningún trámite, la empresa es la encargada de gestionar el ERTE. Vale aclarar que solo podrán aplicarlo aquellas empresas que estén, efectivamente, afectadas por la declaración del estado de alarma y el coronavirus.

La empresa tendrá que solicitar el procedimiento de despido temporal por fuerza mayor ante la Dirección Provincial del SEPE correspondiente o en el Ministerio de Trabajo, si trabaja en más de una región, indicando qué empleados están afectados por la medida.

¿Cuánto cobrarás?

Como regla general, el trabajador cobrará el 70 % de la base de cotización, según un cálculo en el que se consideran los 180 últimos días cotizados, o menos si no se llega a esa cantidad. La prestación mínima para una persona sin hijos es de 671,40 euros. No obstante, algunas empresas pueden llegar a un acuerdo interno al despedir al trabajador para realizar un complemento salarial del 10 % o incluso el 30 % restante, de manera que pueda cobrar su salario íntegro.

¿Te pueden despedir después del ERTE?

Las empresas que se acojan a un ERTE también están exoneradas de pagar el 75 % de la aportación a la Seguridad Social por sus empleados. Si se trata de una pyme con menos de 50 trabajadores, quedará exonerada por completo de esa obligación. La condición es que la empresa se comprometa a mantener el empleo.

El Real Decreto de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19 incluye una disposición específica en la que se indica que el ERTE está “sujeto al compromiso de la empresa de mantener el empleo durante el plazo de seis meses desde la fecha de reanudación de la actividad”. Si la empresa incumple y despide al trabajador, tendrá que devolver las exenciones.

A pesar de ello, si después del estado de alarma y pasados esos seis meses, la empresa no logra recuperarse y no puede hacer frente a sus obligaciones, puede presentar despidos individuales o un ERE, en cuyo caso los trabajadores recibirán la indemnización por despido por causa objetiva.

Autor: ConAvalSí
Categoría: RRHH
perfil jóvenes emprendedores

El ecosistema emprendedor en España ha mejorado mucho en los últimos años, atrayendo inversión extranjera que busca proyectos innovadores y rentables. Muchos de esos proyectos son impulsados por jóvenes emprendedores que no quieren simplemente un puesto de trabajo, sino que se sienten identificados con lo que hacen y desean aportar valor a la sociedad.

¿En qué sectores se emprende más?

En España, 5,5 personas de cada 100 han emprendido algún proyecto empresarial en los últimos cinco años, según el I Informe sobre emprendimiento y empresas jóvenes que crean empleo. El 83,6 % de esas personas ejercen su actividad como empresarios individuales y el 16,4 % restante funge como socio en una empresa.

Los sectores en los que más se ha emprendido coinciden con aquellos que tienen más peso en la economía española: Comercio y servicios personales, Servicios a las empresas, Construcción y Hostelería y restauración. El sector de las Telecomunicaciones se queda rezagado ya que solo representa un 2,4 % de los nuevos proyectos empresariales.

¿Cuál es el perfil del emprendedor en España?

El perfil del emprendedor revela que se trata de personas relativamente jóvenes. El 61,3 % de las personas emprendedoras tienen entre 25 y 45 años de edad y el 3,4 % tienen menos de 25 años.

La brecha de género todavía subsiste: el 62,4 % de los emprendedores son hombres. No obstante, en los últimos años esa distancia se ha reducido, las mujeres emprendedoras ya representan el 37,6 %. A pesar de que hay menos mujeres emprendedoras, sus tasas de abandono son 10 puntos porcentuales más bajas que las de los hombres. Eso significa que los negocios montados por mujeres suelen tener más éxito a lo largo del tiempo. 

En lo que respecta a la formación, el 39,5 % de los emprendedores tienen, al menos, estudios primarios o han completado un ciclo formativo de grado medio. El 24,9 % tiene bachillerato o formación profesional y el 14,9 % posee una titulación, un máster o incluso un doctorado.

El emprendimiento sigue concentrándose en las urbes. El 51,5 % de las personas que emprenden viven en una ciudad de más de 40 000 habitantes. Sin embargo, esta tendencia cambia en algunas comunidades autónomas, donde el emprendimiento se enfoca en ciudades más pequeñas o zonas rurales.

Las características de los jóvenes emprendedores

Cuando pensamos en jóvenes talentos emprendedores acuden a nuestra mente la imagen de Steve Jobs o Mark Zuckerberg. Al igual que estos icónicos emprendedores, los jóvenes que deciden montar su propio negocio suelen tener ideas innovadoras que dan soluciones a problemas específicos y satisfacen demandas concretas del mercado.

Se trata de jóvenes que no temen al fracaso, uno de los principales obstáculos para el emprendimiento en España. A diferencia de los emprendedores convencionales, los jóvenes exploran nuevos modelos de negocio y formas de comunicación que les permitan acelerar el crecimiento de su empresa. Son capaces de establecer alianzas estratégicas con otros emprendedores o empresas que puedan aportar valor a su negocio.

También suelen recurrir a fuentes de financiación alternativas a la banca, como el crowdfunding. De hecho, suelen montar negocios responsables socialmente y son conscientes de la importancia del trabajo en equipo, por lo que crean entornos laborales colaborativos que atraen al talento.

Otra de las características del perfil del emprendedor joven es su flexibilidad para cambiar los planes iniciales. Se mantienen abiertos a nuevas ideas y propuestas que puedan mejorar el plan de negocio original. Los jóvenes emprendedores no solo son capaces de adaptarse a los cambios en las tendencias del mercado, sino que incluso las crean, lo que les permite ir un paso por delante de la competencia.

Autor: ConAvalSí
Categoría: RRHH
employer branding

Una gran visión sin grandes personas es irrelevante”, afirmó el consultor de negocios Jim Collins. Ya seas autónomo o tengas una pyme, necesitas rodearte de personas capaces y talentosas que te ayuden a llevar adelante tu negocio. Desarrollar el employer branding (marca empleadora) es la mejor estrategia para atraer y retener a ese talento.

¿Qué es el employer branding?

El employer branding es la imagen que la empresa proyecta de cara a los empleados, tanto aquellos que se encuentran en plantilla como los que desea contratar. Cuando esa imagen es positiva, el negocio no solo será capaz de atraer talento, sino que estará en mejor posición para conservarlo, ya que habrá creado unas condiciones laborales en las que es deseable trabajar. A la larga, una buena marca empleadora permitirá a la empresa ser más competitiva en el sector donde opera.  

¿Cómo funciona el employer branding?

El employer branding es una filosofía de trabajo que se desarrolla dentro de la organización, pero cuya onda expansiva llega al exterior. Cuando el autónomo o la pyme crea un ambiente laboral en el que da gusto trabajar, esa imagen se proyecta hacia fuera, mejorando la percepción del negocio.

Por esa razón, el employer branding opera en dos niveles:

Nivel interno. El employer branding aplicado en este nivel aumenta la motivación y satisfacción laboral de los empleados, fortaleciendo su compromiso con la organización y facilitando su retención.

Nivel externo. El employer branding, al crear las condiciones ideales para que los empleados puedan crecer profesionalmente, también es eficaz para atraer nuevo talento, ya se trate de jóvenes recién graduados o profesionales con experiencia.

Las ventajas del employer branding para pymes y autónomos

El 55 % de los profesionales españoles consideran que la conciliación es un factor relevante a la hora de elegir la empresa donde trabajar y el 43 % valoran la flexibilidad horaria por encima de factores como la salud financiera de la organización, según reveló un informe de Randstad. Eso significa que cada vez hay más trabajadores que tienen en cuenta otros elementos más allá del salario, como la posibilidad de desarrollarse profesionalmente o sentirse a gusto en el ambiente de trabajo. En este escenario, el employer branding se convierte en una pieza clave para cualquier negocio, ya sea una pyme o un autónomo.

Diferenciación frente a la competencia. En un mercado cada vez más saturado, donde muchas empresas intentan atraer talento publicitándose como “líderes en el sector” y ofreciendo “salarios competitivos”, el employer branding te permitirá ir un paso más allá, de manera que puedas diferenciar tu marca empleadora y fortalezcas tu reputación.

Aumenta el compromiso de los empleados. Cuando tus empleados no solo tienen buenas condiciones económicas, sino que también pueden trabajar en un clima agradable y cuentan con otros beneficios, como un horario flexible o la posibilidad de emprender nuevos proyectos dentro del propio negocio, su motivación aumentará. El employer branding también fomenta la confianza en la empresa y en los proyectos que se llevan a cabo, de manera que los empleados se sentirán más comprometidos con su trabajo y darán lo mejor de sí.

Atrae talento. Una buena marca empleadora atrae a profesionales talentosos dispuestos a trabajar en la empresa, los cuales contribuirán al desarrollo del negocio proponiendo nuevas ideas y soluciones creativas que permitan optimizar los servicios o el proceso de producción.

Disminuye la rotación de personal. Cuando los trabajadores se sienten satisfechos en su puesto de trabajo, es menos probable que lo dejen para irse a otra empresa. Por eso, el employer branding disminuye la rotación de personal y todos los gastos que ello conlleva.

A la larga, todos los beneficios del employer branding refuerzan la reputación de la marca, mejoran los resultados empresariales y favorecen el crecimiento del negocio.

Autor: ConAvalSí
Categoría: RRHH
Programas para hacer nóminas

Elaborar las nóminas es una de las tareas más importantes y que más tiempo demanda en la gestión laboral de una empresa. Su adecuada gestión no solo te permitirá ahorrar tiempo, sino que también repercutirá positivamente en las cuentas de tu pyme y en el ambiente laboral. Optar por un programa de nóminas te permitirá automatizar y optimizar gran parte de ese proceso, para que puedas destinar los recursos que liberas a hacer crecer tu negocio.

Ventajas de tener un programa de nóminas

Mayor eficacia y control

Con un programa de nóminas podrás llevar un control más preciso de toda la gestión laboral y las operaciones relacionadas con los empleados, para que puedas tomar mejores decisiones en esta área clave.

Reducir gastos

Los softwares de gestión laboral son muy fáciles de usar, por lo que no necesitarás contratar a un experto en recursos humanos que pase horas calculando las nóminas de los empleados. A la larga, ello implica un ahorro para tu negocio.

Disminuir los errores

Usar un programa de nóminas te ayuda a minimizar los errores humanos y trabajar de manera más eficiente. Al automatizar los cálculos y muchas de las tareas administrativas, reduces los fallos y agilizas el proceso.

Seguridad de uso.

Estos programas cuentan con un sistema de seguridad que protege la información de los trabajadores, lo cual te ayudará a cumplir con la ley de protección de datos. Además, permiten realizar copias de seguridad para salvaguardar todas las operaciones.

Actualización permanente

Muchos de los programas de nóminas están conectados al sistema RED, de manera que permiten enviar los diferentes modelos cómodamente. También te mantendrán actualizado de las novedades en el ámbito legislativo.

Los mejores programas para gestionar las nóminas en tu pyme

Nominasol. Este programa de nóminas, que funciona bajo una red local, permite múltiples usuarios, ejercicios y empresas. Te ayudará a confeccionar las nóminas, gestionar los seguros sociales, ajustar los salarios, calcular los finiquitos e incluso contempla las jornadas irregulares por horas. Además, te enviará avisos de vencimiento de contrato 20 días antes y te presenta las tablas oficiales de la Seguridad Social actualizadas.

Altai. Este programa, que funciona online y es multiempresa, te permitirá calcular las nóminas de los empleados y aplicar descuentos por préstamos o anticipos o añadir bonos y antigüedad. También genera contratos laborales y partes de accidentes, de manera que podrás dar seguimiento al movimiento del personal. Tiene opciones muy interesantes para realizar variaciones masivas en el mes, que te ahorrarán mucho tiempo y te permitirá enviar rápidamente los diferentes modelos a la Agencia Tributaria.

Sage NominaPlus. Con este programa de nóminas podrás trabajar desde tu ordenador u online. Te ayudará a dar seguimiento a los trabajadores y sus incidencias, así como a calcular los salarios y generar los pagos de manera eficiente y segura. Permite la liquidación de impuestos y seguros sociales gracias a su vínculo con el Sistema RED, que facilita la presentación telemática de los modelos.

Nómina3. Este software de gestión laboral se instala en el ordenador y permite dar un seguimiento completo a los trabajadores, desde sus vacaciones hasta las bajas médicas o la maternidad. Vinculado al Sistema RED, también facilita la presentación de los documentos de cotización a la Seguridad Social y, por supuesto, permite calcular los salarios, las pagas extraordinarias y las vacaciones.

10DiezNom. Este programa de nóminas se puede utilizar online o instalar en el ordenador. Te ayudará a calcular las nóminas a nivel individual o colectivo, teniendo en cuenta las incidencias y bonificaciones. Realiza el cálculo automático del IRPF, incluye todos los regímenes especiales, lleva las estadísticas de personal, gestiona las contrataciones de los trabajadores fijos discontinuos y genera los ficheros de cotización, afiliación y Seguridad Social a través de Sistema Red y Siltra.

Por último, recuerda que para elegir un programa de nóminas realmente eficaz debes partir de las necesidades de tu pyme. Si necesitas que varias personas accedan a la vez, por ejemplo, tendrás que decantarte por un programa multipuesto, pero si quieres acceder desde cualquier lugar y dispositivo, tendrás que elegir un programa que almacene los datos en la nube.

Autor: ConAvalSí
Categoría: RRHH
Outsourcing

Si tu negocio está afrontando problemas en su funcionamiento, tiene costes elevados o simplemente quieres aumentar su productividad profesionalizando algunos servicios, el outsourcing puede ser la mejor solución. Externalizar algunas funciones de tu pyme te ayudará a dinamizar las operaciones, ahorrar costes, ser más eficiente y crecer.

¿Qué es el outsourcing?

El outsourcing es un proceso mediante el cual una empresa externaliza ciertos servicios o procesos, generalmente para lograr una mayor rentabilidad y eficiencia. Mediante la externalización se identifican aquellos procesos o servicios que podría desarrollar de manera más eficiente una empresa externa, aprovechando sus conocimientos, tecnología y experiencia. De esta manera, la empresa libera recursos importantes que puede destinar a promover el crecimiento de su negocio.

Ventajas del outsourcing para las pymes

Ahorrar costes. Externalizar algunos servicios te permitirá ahorrar costes, sobre todo en términos de personal, implantación de nuevos desarrollos e inversiones en activos. Un informe de Expansión reveló que las empresas que apuestan por el outsourcing pueden incrementar su productividad hasta un 30 % y disminuir sus gastos fijos en un 20 %.

Mejorar los servicios y/o productos. La externalización te permitirá aprovechar el conocimiento y la infraestructura de las empresas que contrates, de manera que puedas ofrecer un servicio o producto de mayor calidad a tus clientes.

Ganar en competitividad. Al externalizar determinados servicios podrás centrarte en especializar a tu pyme, lo cual te dará una ventaja frente a tus competidores. El outsourcing también dotará a tu empresa de una estructura más flexible que facilitará la adaptación ante los cambios del mercado.

Ampliar tu empresa. Con los recursos que ahorras al externalizar los servicios y el tiempo que tendrás a tu disposición, podrás hacer crecer tu empresa, invirtiendo en las actividades clave para el negocio. De hecho, si planeas ampliar tu negocio, recuerda que puedes contar con el aval de una SGR.

Inconvenientes del outsourcing

Mayor vulnerabilidad de la información confidencial ya que al externalizar determinados procesos tendrás que compartir datos con otras empresas, ya sea información contable, de recursos humanos o del propio proceso de fabricación.

Problemas de comunicación dados por malentendidos o retrasos en la transmisión de información con la empresa contratada, que pueden llegar a representar una pérdida económica o un daño reputacional de cara a tus clientes.

Pérdida de calidad ya que en muchos casos las empresas subcontratadas trabajan simultáneamente con varios clientes, por lo que existe el riesgo de que se produzcan retrasos en las entregas, lo cual puede dañar la confianza de los clientes y representar un problema para fidelizarlos.

¿Qué servicios puedes externalizar?

Las empresas suelen externalizar sus servicios “secundarios”, aquellos que no conforman el núcleo duro de la actividad económica de la pyme. Como regla general, podrás externalizar servicios administrativos, de seguridad y limpieza o incluso de logística, tecnología o comercialización.

Para decidir qué servicios puedes externalizar en tu pyme, debes tener en cuenta tres factores esenciales:

  1. Frecuencia de uso. Si se trata de una actividad puntual, que tu pyme demanda solo una vez al mes, no tiene sentido que contrates a personal para que la realice, por lo que es probable que sea más rentable externalizarla.
  2. Costes de la operación. Pregúntate si el outsourcing es una alternativa más económica en comparación con la inversión que demanda realizar la actividad al interno de la empresa. Analiza los costes a largo plazo de ambas opciones, tanto a nivel de infraestructura como de personal.
  3. Cualificación del personal. Si necesitas personal cualificado para determinadas actividades, pero su costo es muy elevado, es probable que sea más conveniente externalizar ese proceso. Una de las mayores ventajas del outsourcing es que puedes contar con profesionales que te permitan nivelar la balanza con los grandes competidores de tu sector, sin tener que asumir grandes gastos.
Autor: ConAvalSí
Categoría: RRHH
Teletrabajo

El número de personas que trabaja, al menos de manera ocasional, desde su casa ha ido aumentando desde 2006. En la actualidad, 1,43 millones de españoles han adoptado el teletrabajo, lo cual significa que 1 de cada 14 empleados trabaja desde su hogar, según el Monitor Adecco de Oportunidades y Satisfacción en el Empleo. La Comunidad de Madrid, Andalucía y la Comunidad Valenciana lideran esta tendencia, en ellas más del 8 % del total de los empleados trabaja en casa. Si tienes una pyme, deberías conocer las ventajas del teletrabajo para valorar su implementación.

¿Qué es el teletrabajo?

El teletrabajo es una forma flexible de organización de la actividad laboral en la que el trabajador no se encuentra físicamente en la sede de la empresa, sino que desempeña su actividad profesional desde otra ubicación, ya sea su casa, un hotel o incluso un cibercafé.

Existen diferentes modalidades de teletrabajo. Algunas empresas tienen teletrabajadores a tiempo completo que acuden muy poco a la oficina, solo para las reuniones más importantes o la presentación de los resultados, y otras aplican esta fórmula a tiempo parcial, de manera que algunos días el trabajador se encuentra en la empresa y otros días trabaja fuera de ella.

¿Cómo funciona el teletrabajo?

El teletrabajo se sustenta en las tecnologías de la información y las comunicaciones. Como empresa, necesitas poner en marcha un sistema interno que facilite el trabajo a distancia, la comunicación con los empleados y el seguimiento de los proyectos en curso.

Herramientas como una intranet, el correo electrónico, los sistemas de videoconferencia o las plataformas de gestión de proyectos son esenciales para que el teletrabajo fluya. Con el sistema de comunicación y control adecuado, podrás lograr que tu equipo trabaje de manera eficiente sin necesidad de desplazarse todos los días hasta la oficina.

¿Cuáles son las ventajas del teletrabajo para tu empresa?

Disminuir los costes del negocio. Implementar el teletrabajo te ayudará a reducir los costes de tu empresa. No solo disminuye el coste por producción, sino que también se reducen los costes fijos del negocio y se optimiza el uso de los puestos de trabajo que quedan en la oficina.

Aumentar la productividad. Es más productivo trabajar por objetivos que por horas, aunque es imprescindible que en la empresa prime una cultura de la responsabilidad compartida por todos los trabajadores. Un metaanálisis realizado en la Universidad de Calgary demostró que el teletrabajo aumenta la productividad, fortalece el compromiso con la empresa y mejora el desempeño laboral.

Expandir el negocio con una inversión mínima. Una de las mayores ventajas del teletrabajo es que disminuye la necesidad de equipamiento e infraestructura, lo cual te brinda la posibilidad de expandir tu negocio con una inversión mínima ya que no necesitas implementar grandes cambios a nivel estructural.

Facilitar la conciliación de los trabajadores. El teletrabajo brinda una gran flexibilidad horaria, lo cual permite que el trabajador concilie mejor su vida personal y profesional. Todo eso se revierte en una mayor satisfacción y motivación laboral. Además, con el teletrabajo se reduce el absentismo laboral ya que cada trabajador puede organizar mejor su semana de trabajo según sus necesidades.

Reducir los problemas laborales. El hecho de que los trabajadores no tengan que compartir el mismo espacio en la oficina evita los típicos conflictos causados por el roce cotidiano, de manera que el teletrabajo contribuye a disminuir los problemas de clima laboral. Se trata de un detalle importante ya que el Estudio sobre la Retención del Talento Tecnológico reveló que un 46 % de los profesionales buscaría otro empleo si el ambiente en la oficina fuera malo, independientemente del salario y el proyecto en que trabajen.

Atraer y retener el talento. La posibilidad de reclutar a profesionales más cualificados, sin importar su ubicación o disponibilidad de desplazamiento, abre un nuevo universo de posibilidades para incorporar a personas talentosas a tu pyme. El teletrabajo también mejora tu marca empleadora y contribuye a retener ese talento.

Autor: ConAvalSí
Categoría: RRHH
Que es el despido objetivo

En ocasiones las empresas se ven obligadas a despedir trabajadores, ya sea porque han perdido ingresos o porque no pueden mantener la misma estructura organizativa. Para evitar problemas laborales y judiciales, además de costosas indemnizaciones, deben justificar esos despidos, de manera que no sean declarados improcedentes. La ley contempla diferentes tipos de despidos laborales, entre ellos el despido objetivo.

¿Qué es el despido objetivo?

El Estatuto de Trabajadores indica que las empresas pueden extinguir el contrato laboral a un trabajador cuando se producen causas objetivas, es lo que se conoce como despido objetivo. Esto significa que los motivos del despido deben estar debidamente acreditados, ya sea porque la empresa tiene problemas económicos o porque el trabajador no es eficaz en su puesto.

¿Cuáles son las causas del despido objetivo?

El despido por causas objetivas puede deberse a una deficiencia del trabajador:

-       Ineptitud del trabajador, descubierta después de haber comenzado a trabajar en la empresa pues si se conocía con anterioridad no se considera una razón para rescindir su contrato.

-       Inadaptación a los cambios técnicos que se han aplicado en su puesto de trabajo, siempre que esas transformaciones sean razonables, el trabajador haya pasado un curso para facilitar la adaptación y hayan pasado como mínimo dos meses desde que se introdujo la modificación o terminó el curso.

-       Faltas de asistencia al trabajo, aunque estén justificadas, pero sean intermitentes, de manera que representen el 20 % de las jornadas hábiles en dos meses consecutivos, cuando el total de faltas de asistencia en los 12 meses anteriores represente el 5 % de las jornadas hábiles, o el 25 % en cuatro meses discontinuos en un periodo de un año.

No se computan las ausencias por huelga legal, accidente de trabajo, maternidad y paternidad, riesgo durante el embarazo y la lactancia, las licencias y vacaciones o una enfermedad o accidente no laboral cuando la baja ha sido emitida por los servicios sanitarios oficiales y dure más de veinte días consecutivos.

-       Insuficiencia de fondos para el contrato, en el caso de aquellos contratos concertados con la administración pública o entidades sin ánimo de lucro, cuando cesa la dotación económica prevista para los mismos.

El despido objetivo también puede producirse por problemas de la empresa:

-       Causas económicas. La empresa puede recurrir al despido objetivo cuando esté sufriendo pérdidas económicas o las prevea debido a una disminución persistente de los ingresos o ventas; es decir, cuando durante tres trimestres consecutivos el nivel de ingresos sea inferior al registrado en el mismo trimestre del año anterior.

-       Causas técnicas. Cuando se producen cambios en los medios o instrumentos de producción que la empresa necesite amortizar, como en el caso de los procesos de informatización, la automatización de tareas que se realizaban de manera manual o la renovación de maquinaria que implique menos mano de obra.

-       Causas organizativas. Cuando la empresa aplica cambios en los sistemas o métodos de trabajo del personal o reestructura la producción. Las causas más comunes de este despido objetivo son la deslocalización de la producción o la externalización de ciertos servicios que antes se realizaban en la empresa, ya sean logísticos, administrativos o productivos.

-       Causas productivas. Cuando se producen cambios en la demanda de los productos o servicios que la empresa comercializa, generalmente debido a una contracción del mercado.

-       Causas de fuerza mayor. La empresa también puede recurrir al despido por causas objetivas cuando sufre imprevistos que le impiden realizar su actividad. Puede tratarse de eventos catastróficos como un incendio, terremoto o inundación o la pérdida de la licencia administrativa.

¿Cómo debe proceder la empresa ante un despido objetivo?

La empresa debe informar por escrito al empleado 15 días antes de que se produzca el cese de sus actividades, indicando la causa del despido objetivo. Durante ese periodo, el trabajador tiene derecho a utilizar 6 horas de su jornada laboral para buscar un nuevo empleo, sin que su retribución se vea afectada.

Cuando se comunica el despido, la empresa debe entregar al trabajador la indemnización o finiquito a la que tiene derecho, aunque también puede abonarla cuando se extinga el contrato, siempre que lo especifique en la comunicación de despido. La indemnización será de 20 días por año trabajado con un máximo de 12 mensualidades.

Autor: ConAvalSí
Categoría: RRHH
Qué es el contrato mercantil

El contrato mercantil es un documento esencial para que los autónomos puedan trabajar con otras empresas. Poner por escrito todos los detalles de la relación comercial te brindará más tranquilidad ya que representa un resguardo desde el punto de vista legal. Por tanto, si estás pensando en darte de alta como autónomo, deberías conocer este tipo de contrato.

¿Qué es el contrato mercantil?

El contrato mercantil determina las pautas de la prestación de servicios entre dos personas físicas o jurídicas. Se trata de un acuerdo mutuo, voluntario y en igualdad de condiciones en el que la parte contratante, normalmente una empresa, se compromete a pagar cierta suma a quien presta los servicios, generalmente el autónomo.

A diferencia del contrato laboral, con el contrato mercantil el autónomo actúa como un trabajador independiente, no depende de la empresa ni está bajo su dirección. Eso implica que la empresa no tiene que realizar pagos a la Seguridad Social, ya que estos corren a cargo del autónomo, y que no recibirá una indemnización por la finalización del contrato, a menos que este sea rescindido unilateralmente y en sus cláusulas prevea una penalización.

¿Cuáles son las ventajas del contrato mercantil para los autónomos?

Minimiza los riesgos y brinda estabilidad.

Trabajar para clientes sin un contrato firmado implica que la relación comercial se puede romper en cualquier momento sin previo aviso, lo cual puede dejar al autónomo en una posición de precariedad. Con un contrato mercantil de autónomo te blindas ante esa posibilidad ya que puedes incluir una cláusula de penalización económica en caso de que la empresa decida prescindir de tus servicios antes del tiempo previsto por causas ajenas a ti. Así tendrás una mayor estabilidad laboral y unos ingresos más estables.

Flexibilidad en el trabajo.

A diferencia del contrato laboral, con un contrato de autónomo eres tu propio jefe, de manera que tienes cierta libertad para planificar el trabajo y la jornada laboral, siempre dentro de los límites pactados en el contrato. Esa autonomía te permitirá conciliar mejor tu vida laboral y personal.

Más ingresos y clientes.

Dado que puedes firmar diferentes contratos mercantiles con distintas empresas, según tu capacidad de trabajo, la posibilidad de aumentar los ingresos a fin de mes es mayor. Los contratos a autónomos también representan un ahorro para las empresas ya que eliminan los costes que representa un empleado, por lo que pueden pagarte más por tus servicios. Y si tu cartera de clientes crece, puedes contratar otros empleados como autónomo.

¿Qué tipos de contratos mercantiles existen?

Existen diferentes tipos de contratos mercantiles, según el tipo de relación comercial que se establece. En los contratos de cambio, por ejemplo, se intercambia un bien o servicio por otro, pero también existen contratos de préstamo, seguros o de garantía.

En el día a día del autónomo los contratos de colaboración son los más comunes. Son aquellos en los que una parte se compromete a realizar una actividad para la otra con el objetivo de conseguir un resultado específico. Los más comunes son los contratos de comisión, edición o agencia.

Otro tipo de contrato comercial común que han subscrito 188.000 autónomos en España, según datos de la Agencia EFE, es el TRADE (Trabajadores Autónomos Económicamente Dependientes). Este contrato se firma cuando el autónomo recibe un 75% o más de sus ingresos de un solo cliente, por lo que tiene una dependencia de este. A diferencia de otros contratos mercantiles, en este caso el autónomo tiene derecho a cobrar una prestación por desempleo si es despedido o si el cliente incumple su parte del acuerdo. También puede disfrutar de 18 días de vacaciones no remuneradas y de permiso de maternidad.

¿Cómo se realiza un contrato mercantil?

Para que el contrato mercantil sea legítimo debe contener al menos esta información:

-          Identificación de las partes implicadas. El contrato mercantil debe tener el NIF, nombre comercial, razón social y domicilio de la empresa y el autónomo, así como la firma de ambos.

-          Objeto del contrato. El documento debe dejar claro cuáles son los servicios brindados.

-          Obligaciones y derechos. El contrato mercantil debe recoger las condiciones con las que ambas partes se comprometen, así como las posibles penalizaciones en caso de incumplimiento de las mismas.

-          Duración. Es conveniente indicar el periodo de validez del contrato, señalando la fecha de inicio y fin de la relación comercial.

-          Forma de pago. El contrato comercial debe reflejar la forma de pago, el precio total del servicio incluidos los impuestos, la manera en que se abona y los plazos de pago.

Dado que la empresa no cotiza por el autónomo ni le paga una nómina mensual, debes emitir una factura cuando termines el trabajo. Esas ganancias están sujetas a los impuestos y debes pagar las cuotas a la Seguridad Social.

Autor: ConAvalSí
Categoría: RRHH
funciones de recursos humanos

Una gran visión sin grandes personas es irrelevante”, escribió Jim Collins, consultor de negocios y gestión empresarial. Las personas son el alma de una empresa, por lo que no solo tienes que asegurarte de contratar a los mejores sino también de retenerlos y formarlos. Todas esas son funciones de Recursos Humanos, un departamento que no es exclusivo de las grandes empresas, sino que puede aportar mucho valor a las pymes.

¿Cuáles son las funciones de RRHH?

Selección del personal

La selección de personal es una de las funciones más conocidas de Recursos Humanos. Este departamento se encarga de reclutar a las personas más adecuadas para un puesto, no solo aquellas que tengan la formación y competencias necesarias, sino que además compartan los valores de la empresa.

RRHH lanzará la convocatoria, comprobará los currículos, realizará las entrevistas y aplicará las pruebas de aptitud. Suya también es la tarea de describir los puestos de trabajo, de manera que no se produzca un solapamiento de funciones y tareas que afecte la productividad de la pyme.

Gestión de personal

Recursos Humanos no solo se encarga de las contrataciones sino también de la administración del personal, asumiendo toda la gestión documental de los trabajadores. Entre las funciones de RRHH se encuentra supervisar los permisos y vacaciones de los trabajadores, así como los días trabajados, las bajas por enfermedad y las horas extra. También confecciona el inventario de personal, gracias al cual se puede planificar a medio y largo plazo las necesidades de personal, teniendo en cuenta la rotación del mismo y el crecimiento de la empresa.

Retribución laboral

Todos los aspectos relacionados con la retribución laboral entran dentro de las funciones de Recursos Humanos. Este departamento no se limita a determinar las nóminas y bonificaciones, sino que realiza un trabajo más profundo. Analiza cuál es la retribución más adecuada para cada puesto de trabajo y diseña las escalas laborales, realizando además la evaluación de desempeño de los trabajadores. También se encarga de planificar la política de incentivos de la empresa y proponer medidas de conciliación laboral.

Formación de los trabajadores

Entre las funciones de RRHH se encuentra la formación de los trabajadores, la cual es esencial para el desarrollo de la empresa. Este departamento analiza las necesidades formativas de la pyme y el potencial de sus trabajadores para diseñar el plan de formación más adecuado. Gestiona todo lo relacionado con la búsqueda y planificación de los cursos de formación, así como las bonificaciones a las que la pyme tiene derecho.

Legislación y relaciones laborales

El departamento de RRHH asume todo lo relacionado con la legislación laboral, desde los convenios colectivos hasta la negociación con los representantes de los trabajadores si surge algún conflicto laboral. Determina qué tipo de contratos son más adecuados y se encarga de formalizarlos, así como de elaborar el régimen disciplinario que se aplicará en la empresa.

La prevención de riesgos laborales es otra de las funciones de Recursos Humanos. Este departamento establece el nivel de protección adecuado para la salud de los trabajadores y marca las condiciones mínimas de higiene y seguridad que se deben cumplir en cada puesto de trabajo.

Comunicación interna y clima laboral

La gestión de la comunicación interna y el clima laboral son las funciones de RRHH menos conocidas, pero de vital importancia para la empresa. Este departamento debe asegurarse de que existan los canales adecuados para que la comunicación fluya con rapidez y claridad en la organización.

También realizará estudios de clima laboral y analizará las causas del absentismo para proponer cambios que aumenten la motivación laboral y el compromiso de los trabajadores con la organización. Su aplicación mejorará la satisfacción laboral, impulsará la marca empleadora y aumentará la productividad.

En resumen, el departamento de RRHH no solo se encarga de optimizar la gestión del personal, sino que también te brinda información valiosa sobre todo lo que ocurre en tu pyme para que puedas tomar decisiones estratégicas que hagan crecer tu negocio.

Autor: ConAvalSí
Categoría: RRHH
Seguridad Comunicación segura mediante certificado del servidor SSL y el acceso a la información protegida y se almacenada cifrada. Su IP de acceso 3.236.97.49