Consentimiento legal de cookies

Utilizamos cookies, propias y de terceros, para mantener sus preferencias y analizar sus hábitos de navegación en nuestra página web, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. Más información en el apartado Política de Cookies de nuestra página web.

Guardar preferencias Aceptar todas las cookies

Blog Con Aval Sí

Página 1
Metodología Lean Startup

Tener una buena idea de negocio no basta para emprender una actividad exitosa. Si lanzas tu producto o servicio sin tantear el mercado, no sabrás qué nivel de aceptación tendrá y aumentan las probabilidades de que fracase. Con la metodología Lean Startup podrás minimizar los riesgos que implica el emprendimiento y el lanzamiento de productos nuevos.

¿Qué es la metodología Lean Startup?

La metodología Lean Startup es un sistema basado en el aprendizaje, validado para determinar el valor de una idea de negocio antes de ponerla en marcha. Este método trabaja con la retroalimentación del público objetivo para ir dando forma al producto final y poder escalar el negocio.

Es un enfoque sistemático que permite ir definiendo cada vez con mayor claridad los ciclos de desarrollo, a través del lanzamiento de diferentes propuestas en las que se van adaptando los productos o servicios a las necesidades de los clientes potenciales y la demanda del mercado.

Con el ciclo metodológico Lean Startup no solo disminuyes la exposición al riesgo, sino que también reduces costes, ya que optimizas el proceso de producción y te centras en las características que aportan más valor al público objetivo. A la larga, ello redunda en una mayor satisfacción de los clientes, ya que tus productos o servicios realmente se ajustan a sus necesidades.

¿Cómo aplicar la metodología Lean Startup en 3 pasos?

El principal objetivo de la metodología Lean Startup consiste en transformar las ideas en productos para evaluar cómo reacciona el público objetivo. Así, podrás decidir si vale la pena seguir adelante o tienes que pivotar. Los pasos a seguir son:

  1. Crea
  2. Antes de lanzar un producto, la primera pregunta que debes plantearte es: ¿se debe fabricar? Es decir, si el producto que tienes en mente puede resolver un problema real de los consumidores. Para determinar las necesidades y preocupaciones de tu público objetivo, puedes aplicar encuestas o entrevistas a grupos focales.

    En esta fase también debes comprobar si esas personas están dispuestas a pagar por tu producto o servicio. Para ello, debes crear un producto mínimo viable (PMV), que sería un prototipo o versión del producto que quieres lanzar. Ese producto debe tener las características básicas para darlo a conocer y recopilar los datos que necesitas para determinar qué funciona y qué no.

  3. Mide
  4. Si no mides, no podrás saber si tu idea de negocio tendrá éxito. Desde el mismo momento en que lances tu producto mínimo viable, debes empezar a evaluar tus hipótesis de trabajo. Para ello, tendrás que identificar los indicadores de rendimiento (KPIs) más relevantes para tu negocio, como el porcentaje de activación, el engagement o la conversión.

    En este paso de la metodología Lean Startup podrás medir la reacción de los consumidores a las características del producto para distinguir las más importantes de aquellas prescindibles. Así, podrás valorar si se ajusta a lo que quiere tu público objetivo y comprobar qué acogida ha tenido. Con estos datos podrás calcular con mayor precisión los costes y estimar las ventas.

  5. Aprende
  6. Todos los datos que has recopilado te permitirán conocer mejor a tu público objetivo para tomar decisiones de negocio fundamentadas en las evidencias. Si tu producto ha tenido una buena acogida, puedes seguir adelante y realizar los cambios que sean necesarios para depurar la idea y optimizar costes.

    En cambio, si el experimento ha demostrado que tu producto no es viable, tendrás que pivotar; o sea, corregir el curso y repetir el ciclo metodológico de Lean Startup, formulando nuevas hipótesis y poniendo a prueba otros productos o ideas de negocio.

Muchos negocios han aplicado esta metodología, aunque Dropbox es uno de los ejemplos de Lean Startup más emblemáticos. La empresa de transferencia de archivos comenzó con un producto mínimo viable en forma de vídeo de 3 minutos en el que mostraba sus funcionalidades a los consumidores. Así, comprobó si había demanda de ese tipo de producto, captó a una audiencia inicial usando una lista de espera y utilizó los comentarios de los usuarios para crear un producto que respondiera a sus necesidades.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Nuevos Negocios
Mentoring en la empresa

La capacitación es una necesidad básica de todas las pymes que quieran ser eficientes y competitivas, puesto que siempre se producen nuevas incorporaciones y ascensos que demandan una formación específica. En ese contexto, el mentoring es una de las estrategias de capacitación más utilizadas, aunque a menudo se aplica de manera informal, sobre todo en las pymes.

¿Qué es el mentoring empresarial?

El mentoring es un proceso de enseñanza en el ámbito profesional, una modalidad de capacitación en la que interviene una persona con más experiencia y conocimientos, que asume el rol de mentor, y la persona que recibirá esa formación para ampliar sus habilidades, el mentee

A diferencia del coaching, que se enfoca en el desarrollo personal trabajando sobre ciertas actitudes, creencias o hábitos limitantes; el mentoring empresarial se centra más en el plano profesional. Es una herramienta de enseñanza práctica para que el trabajador adquiera las competencias y conocimientos que necesita para ejercer sus funciones en el ámbito laboral.

Las funciones del mentoring empresarial

Transmitir el saber hacer. El mentoring es una modalidad de capacitación ideal para transmitir a los nuevos empleados todo el conocimiento que han acumulado los profesionales más cualificados de la empresa que llevan años trabajando en ella. Ese aprendizaje tiene un componente eminentemente práctico, pues se transmite a través de las experiencias y afrontando los problemas laborales reales.

Desarrollar el potencial de los empleados. El mentoring tiene un componente altamente individualizado, que implica reconocer las fortalezas y capacidades del mentee. De hecho, una de las tareas del mentor consiste en identificar las habilidades profesionales más importantes para la empresa y trabajar para desarrollarlas en el mentee.

Acortar la curva de aprendizaje. Una de las principales funciones del mentoring consiste en reducir la curva de aprendizaje de los nuevos empleados, de manera que puedan adaptarse rápidamente a la empresa y dominen las habilidades que necesitan para desempeñar eficientemente su trabajo.

Acompañar a los empleados. El mentoring no se enfoca únicamente en el desarrollo profesional, sino que también es un proceso de acompañamiento de los nuevos empleados en la empresa. Con la ayuda del mentor, el mentee va conociendo las normas de la organización y se va apropiando de la cultura organizacional.

Identificar obstáculos para la empresa. El mentoring empresarial suele proporcionar un conocimiento más profundo de los empleados, sus relaciones y nivel de desempeño, por lo que también es una herramienta que permite identificar obstáculos que limiten el desarrollo profesional del equipo o la organización.

Los beneficios del mentoring para las pymes

El mentoring empresarial es provechoso para todos. Al recibir apoyo profesional, el mentee puede desempeñar sus funciones con mayor confianza y seguridad, además de acortar su curva de aprendizaje, lo cual mejorará su productividad y le brindará más oportunidades de seguir creciendo dentro de la empresa. Este trabajador no solo adquirirá las habilidades profesionales necesarias, sino que también compartirá los valores y la visión global de la empresa, desarrollando un mayor sentido de pertenencia.

El mentor también se beneficia de la enseñanza, puesto que puede seguir desarrollando sus habilidades profesionales y mejorar su liderazgo. El mentoring representa, además, un reconocimiento profesional que suele influir positivamente en su motivación y desempeño.

La empresa logra un aumento de la eficiencia y la productividad, gracias al entorno de perfeccionamiento que genera el programa de mentoring, el cual potencia la motivación y satisfacción de los trabajadores, aumentando la retención laboral. El mentoring te permite brindar una formación específica que facilita la integración de los nuevos empleados, con un costo mínimo para tu negocio.

¿Cómo aplicar un programa de mentoring en tu negocio?

En las pymes, el mentoring se suele aplicar de manera informal, pero si quieres sacarle el máximo partido, es conveniente que diseñes un programa siguiendo estos pasos:

1. Determina los objetivos

Todo programa de mentoring demanda una planificación y organización. Por tanto, debe tener unos objetivos claros, centrarse en ciertas áreas y apuntar al desarrollo de determinadas competencias profesionales. Tu programa de mentoring puede enfocarse en la incorporación de nuevos empleados a la empresa, el desarrollo de líderes o la retención del personal.

En cualquier caso, es importante que tus objetivos sean específicos, medibles, realistas, alcanzables y acotados en el tiempo. De hecho, es conveniente que estimes las horas que se dedicarán a cada acción individual y la duración del programa. También debes definir algunos indicadores medibles que te permitan comprobar la eficacia del mentoring y sus beneficios.

2. Selecciona a los mentores

El éxito del mentoring depende, en gran medida, del mentor, por lo que es importante que selecciones a personas con experiencia, que tengan habilidades de liderazgo, estén comprometidas con tu empresa y sepan transmitir sus conocimientos.

Valora la posibilidad de brindarles una formación externa en técnicas de mentoring. La capacitación formal sentará unas bases sólidas para tu programa de mentoring y les proporcionará las herramientas que necesitan para guiar adecuadamente a sus mentees.

3. Supervisa el proceso

El seguimiento del plan de mentoring es crucial. Debes ir midiendo tanto el grado de satisfacción de los trabajadores implicados como la evolución de los indicadores relevantes para tu negocio. Por tanto, establece un plan de seguimiento semanal o mensual para verificar que la información fluye correctamente entre el mentor y el mentee.

Solicita informes de seguimiento para comprobar los avances, aprendizajes y grado de satisfacción, aunque siempre teniendo en cuenta que el proceso de mentoring es confidencial. Analiza las incidencias en el programa y corrige las dificultades o imprecisiones.

Ejemplos de mentoring en empresas

Las grandes empresas son conscientes de la importancia del mentoring, por eso cuentan con programas de capacitación para sus empleados que les ayudan a desarrollar al máximo su potencial profesional, labrarse una carrera en la organización y aportar más valor al negocio.

Boeing, por ejemplo, cuenta con un programa de tutoría corporativa para ayudar a sus empleados a desarrollar las habilidades que necesitan para tener éxito en la organización y definir su plan de carrera profesional. En cambio, en el Centro de Liderazgo de Boeing se empareja a los líderes senior de la empresa con los empleados más jóvenes para que puedan enseñarles sus habilidades de liderazgo.

Caterpillar también cuenta con un programa de mentoring empresarial muy robusto. De hecho, su programa es uno de los más largos, ya que se extiende durante dos o tres años. Esta empresa empareja a sus trabajadores más antiguos con los más jóvenes para que les enseñen las habilidades específicas que los mentees necesitan para tener éxito en su área de acción.

Intel, la empresa de tecnología, también implementa diferentes programas de mentoring para sus empleados, desde programas formales relacionados con las especializaciones hasta oportunidades grupales y otras tutorías más informales que se realizan dentro de la organización para que los nuevos empleados desarrollen las destrezas que necesitan y perfilen su trayectoria profesional en la empresa.

Sin embargo, uno de los ejemplos de mentoring en empresas más interesantes proviene de General Electric. Esta multinacional ha implementado un programa de tutoría inversa en el cual los empleados más jóvenes son quienes guían a aquellos que tienen más experiencia. De esta forma, les ayudan a desarrollar las nuevas habilidades tecnológicas que necesitan para no quedarse rezagados en un campo en continua transformación.

Autor: ConAvalSí
Categoría: RRHH
vies

Cuando las empresas comienzan a crecer, uno de sus primeros pasos suele ser expandir sus operaciones fuera del territorio nacional. Muchas comienzan trabajando con otras empresas de la Unión Europea, no solo por la cercanía geográfica sino también porque los trámites burocráticos son más sencillos y rápidos. Si estás pensando en operar a nivel intracomunitario, debes tener claro qué es el VIES y cómo consultarlo.

¿Qué es el VIES?

Cuando una empresa o profesional realiza operaciones con compañías de otros países de la Unión Europea, debe comunicarlo a la Agencia Tributaria. El VIES (acrónimo del inglés VAT Information Exchange System) es el sistema electrónico de validación de números de IVA de los agentes económicos registrados en la Unión Europea para realizar operaciones transfronterizas de bienes y servicios.

Por tanto, se trata de un censo que permite llevar un control de las empresas y profesionales que realizan operaciones sujetas a IVA en otros estados miembros. También actúa como un motor de búsqueda para saber si un profesional o empresa cuenta con un NIF-IVA válido para operar en el marco intracomunitario.

La utilidad de estar registrado en el VIES

Estar registrado en el VIES facilita las relaciones comerciales entre las empresas y profesionales de los diferentes países de la Unión Europea. En sentido general, las operaciones comerciales dentro la Unión Europea están sujetas a IVA. No obstante, cuando el intercambio se produce entre empresas inscritas en el Registro de Operadores Intracomunitarios (ROI) se aplica un mecanismo especial de tributación en el que ambas se benefician de la exención del impuesto.

Con el registro en el ROI la empresa o el profesional obtiene un código único de IVA (denominado NIF-IVA o VAT) que le identifica en sus operaciones intracomunitarias en el censo VIES. Si ambas partes cuentan con ese número de identificación fiscal activo a nivel intracomunitario, pueden emitir facturas exentas de IVA.

De hecho, la Agencia Tributaria señala que un profesional o empresa debe solicitar el número VAT cuando realice compras o ventas intracomunitarias de bienes en los que se aplica el IVA o preste servicios en otro país miembro de la Unión Europea a un destinatario que sea sujeto pasivo. También deben solicitarlo las empresas o profesionales que reciban de una compañía de fuera de España y Baleares un servicio en el que sea aplicable la inversión del sujeto pasivo.

¿Cómo inscribirse en el VIES?

El procedimiento de solicitud para inscribirse en el VIES es relativamente sencillo. Primero, debes darte de alta como operador intracomunitario en el ROI. Para ello, cuando rellenes el modelo 036 debes marcar las casillas 582 y 584 e indicar la fecha exacta en la que quieres empezar a operar de manera intracomunitaria.

Cuando estés registrado en el ROI, la Agencia Tributaria te asignará un NIF-IVA. Entonces aparecerás en el censo VIES con ese número identificativo ya que Hacienda te incluirá automáticamente. No obstante, ten en cuenta que la Agencia Tributaria dispone de un máximo de 3 meses para estimar o denegar tu solicitud. Si no responde en ese plazo de tiempo, se considera que la ha denegado y no estarás registrado en el censo VIES.

¿Cómo consultar el VIES?

Es importante que antes de emitir una factura a una empresa europea, consultes el VIES para verificar si puedes aplicar la exención del IVA. Puedes comprobarlo a través de la página web de la Unión Europea o en la Agencia Tributaria.

Considera que una respuesta no válida no siempre significa que no existe el número NIF-IVA. Puede ser que todavía no se haya activado para las transacciones intracomunitarias o que no se haya finalizado el registro, ya que en algunos países es obligatorio registrar por separado las transacciones dentro de la Unión Europea. En ese caso, tendrás que comprobarlo directamente en la Agencia Tributaria del país correspondiente.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Internacionalización
tipos de IVA

Todos los autónomos y pymes, así como las sociedades mercantiles, promotores inmobiliarios y arrendadores de bienes o inmuebles, deben presentar la declaración de IVA. Si olvidas liquidar el IVA y Hacienda te lo notifica, te expondrás a una sanción que equivale a pagar el 100 % del valor del impuesto. Los errores en la factura a la hora de aplicar el tipo de IVA también se sancionan. Por eso, es importante que tengas claro qué tipos de IVA existen en España y a qué productos o servicios se aplican.

¿Qué es el IVA?

El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) es un tributo indirecto que se aplica al consumo doméstico de bienes y servicios, de manera que recae sobre el consumidor final. Los autónomos y las pymes actúan básicamente como intermediarios entre Hacienda y ese consumidor. Por eso, debes pagar la diferencia entre el IVA que repercutes y cobras a tus clientes, y el que has soportado al comprar a tus proveedores.

En práctica, debes aplicar el IVA a los productos o servicios que ofreces e ingresarlo en las arcas públicas. En cambio, puedes deducir de tus declaraciones o liquidaciones el IVA que pagas por los productos o servicios que adquieres para desempeñar tu trabajo.

¿Cómo se aplica el IVA en las facturas?

Para aplicar correctamente el IVA en tus facturas es importante que entiendas tres conceptos básicos:

  • Base imponible. Es el importe total de la contraprestación de las operaciones sujetas al impuesto; o sea, la cantidad sobre la que se calculan los impuestos.
  • Tipo impositivo. Es el porcentaje que se aplica a cada contraprestación sujeta al impuesto.
  • Cuota tributaria. Es el resultado de aplicar el tipo impositivo a la base imponible.

Para aplicar el IVA en tus facturas, debes partir de la base imponible. Multiplica esa cifra por el tipo impositivo en decimales; por ejemplo, si aplicas el IVA general del 21 %, multiplicarás por 0,21. Así obtendrás la cuota tributaria, que luego tendrás que sumar a la base imponible para obtener el importe final que pagará el cliente.

¿Cuáles son los tipos de IVA en España?

La legislación actual distingue tres tipos de IVA, los cuales se diferencian por el porcentaje que se aplica. La idea general es que cuanto más esencial sea un producto, más pequeño será el IVA que se aplica, ya que se considera de primera necesidad.

IVA general

El tipo general del 21 % se aplica por defecto a cualquier producto o servicio. Algunos de los productos y servicios más comunes sujetos al IVA general son:

  • Tabaco y bebidas alcohólicas
  • Cosméticos y productos de higiene personal.
  • Servicios de peluquería.
  • Accesorios, recambios y piezas de repuesto de equipos, aparatos e instrumental médico.
  • Suministro y recepción de servicios de radiodifusión y televisión digital.
  • Material escolar como cuadernos, hojas de papel o rotuladores.
  • Locales de ocio.

IVA reducido

El tipo reducido es del 10 % y se aplica a algunos alimentos, transporte de viajeros y servicios de hostelería o viviendas como, por ejemplo:

  • Medicamentos para uso animal.
  • Transporte de viajeros y sus equipajes.
  • Productos farmacéuticos de uso directo del consumidor, como gasas, vendas, compresas, tampones, protege slips y preservativos.
  • Productos de uso personal de quienes sufren una discapacidad, como las gafas graduadas, lentillas y productos destinados a su cuidado.
  • Entradas a bibliotecas, archivos, centros de documentación, museos, galerías de arte y pinacotecas.
  • Bienes utilizados en la realización de actividades agrícolas, forestales o ganaderas, como semillas, fertilizantes, herbicidas, plaguicidas o plásticos para los cultivos.
  • Servicios de hostelería, campamento y balneario, los de restaurantes y el suministro de comidas y bebidas para consumir en el acto.
  • Servicios de limpieza de las vías públicas, parques y jardines públicos.
  • Exposiciones y ferias de carácter comercial.
  • Ejecuciones de obras de renovación y reparación realizadas en las viviendas.

IVA superreducido

Con este tipo del 4 % se gravan los productos de primera necesidad, fundamentalmente alimentarios, aunque también se incluyen los medicamentos y productos para las personas con discapacidad. Algunos de los productos o servicios sujetos al IVA superreducido son:

  • Alimentos básicos, como el pan común, harinas panificables, leche, queso, huevos, frutas, verduras, hortalizas, legumbres, tubérculos y cereales.
  • Medicamentos de uso humano y preparados oficiales.
  • Vehículos para personas con movilidad reducida y sillas de ruedas que se destinen a su uso exclusivo.
  • Prótesis, órtesis e implantes internos para personas que tienen alguna discapacidad.
  • Viviendas de protección oficial de régimen especial o de promoción pública, siempre y cuando las entreguen los promotores.

En la web de la Agencia Tributaria puedes consultar todos los tipos de IVA vigentes.

Productos y servicios exentos de IVA en España

No todos los productos y servicios están sujetos a IVA, existen algunas excepciones: 

  • Asistencia médica y sanitaria. Todos los servicios relacionados con la asistencia médica y sanitaria, tanto pública como privada, están exentos de IVA. No deben aplicar IVA todas aquellas prestaciones de asistencia médica, quirúrgica y sanitaria relacionadas con el diagnóstico, la prevención y el tratamiento de enfermedades, incluyendo los servicios de psicólogos clínicos, logopedas, dentistas y ópticos. No obstante, se mantienen sujetas a IVA las intervenciones de cirugía estética no reparadora, los tratamientos alternativos como la acupuntura, digitopuntura y mesoterapia, así como las peritaciones médicas, las charlas y conferencias.
  • Servicios educativos. Todas las actividades de las escuelas públicas y privadas también están exentas de IVA, así como las clases particulares que ofrezcan las personas físicas sobre las materias que se encuentran en los planes de estudio del sistema educativo. Quedan excluidas las actividades extraescolares, que están sujetas a IVA.
  • Servicios de seguros. Todas las operaciones de seguro, reaseguro y capitalización están exentas de IVA, de manera que las primas que pagan los asegurados a las compañías de seguros no incluyen ese impuesto, si bien este sector está sujeto a otros recargos y tributos.
  • Operaciones financieras. Muchas de las operaciones que se realizan en las entidades bancarias están exentas de IVA, como los créditos, préstamos, transferencias, depósitos en efectivo, tarjetas de crédito, prestación de fianzas, avales y cauciones, así como las operaciones necesarias para la gestión de préstamos y créditos.
  • Operaciones inmobiliarias. Algunas operaciones inmobiliarias están exentas de IVA, como la entrega de terrenos rústicos o que no sean edificables, incluidas las construcciones situadas en ellos que sean indispensables para la explotación agraria. Asimismo, quedan exentos de IVA los terrenos destinados a parques y jardines públicos y las superficies viales de uso público. También se excluye el arrendamiento de viviendas utilizadas exclusivamente con fin habitacional, siempre y cuando no se haga un uso mixto incluyendo un despacho profesional.
  • Actividades sociales, culturales y deportivas de carácter social. Siempre que este tipo de actividades corran a cargo de asociaciones privadas sin ánimo de lucro, en las que el presidente desempeñe su cargo gratuitamente, quedan exentas de IVA. Tal es el caso de actividades realizadas en bibliotecas y museos para menores de 25 años, eventos de autofinanciación o actividades dirigidas a minorías étnicas.

Las novedades en los tipos de IVA 2021

En 2021 se han puesto en marcha algunas novedades en la aplicación de los tipos de IVA en España y otras entrarán en vigor a lo largo del año. Por ejemplo, se ha incrementado el tipo impositivo que se aplica a las bebidas refrescantes, zumos y gaseosas con azúcares o edulcorantes añadidos del 10 al 21 %.

Los cambios en los tipos de IVA 2021 también afectan a la venta online. Las empresas que facturen más de 10 000 euros anuales por ventas a consumidores de otros países de la Unión Europea tienen la obligación de facturar con el tipo de IVA que se aplique en el país del consumidor. Por ejemplo, si vendes a personas de Alemania, tendrás que aplicar el IVA alemán. No tienes que darte de alta a efectos fiscales en los países donde vendes, pero debes presentar las liquidaciones de ese IVA en España.

Las plataformas online y comercios electrónicos que importen productos de fuera de la Unión Europea y los vendan en el espacio comunitario deben aplicar el IVA del país de destino a todos los bienes cuyo valor no supere los 150 euros y que no estén sujetos a impuestos especiales. De hecho, se elimina la exención IVA para las importaciones de menos de 22 euros, lo cual significa que es obligatorio liquidar el IVA a la importación, sea cual sea el importe.

Otra novedad en los tipos de IVA 2021 afecta a los marketplaces como Amazon, los cuales se empiezan a considerar vendedores y deben gestionar el IVA cuando la empresa que usa sus servicios no está establecida en la Unión Europea e importa bienes de fuera de la misma.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Legal
Retribución flexible

Si quieres tener empleados satisfechos, debes centrar tus esfuerzos en tres factores: un trato respetuoso, una compensación económica justa y beneficios laborales. La retribución flexible los potencia todos, por eso muchas empresas están aplicando esa fórmula y el 80 % de los empleados piensa que es un complemento ideal de su salario.

¿Qué es la retribución flexible?

La retribución flexible, o salario en especie, como también se le conoce, es un sistema retributivo mediante el cual pagas a tus empleados una parte de su sueldo en efectivo y otra en productos o servicios. En el ámbito empresarial, la tendencia es a personalizar cada vez más ese plan de retribución flexible para que ofrezca realmente un valor añadido a los empleados.

En práctica, la empresa desarrolla un plan de retribución flexible en el que incluye una serie de servicios que pueden ser útiles e interesantes para sus empleados. Luego, los trabajadores deciden qué servicios desean y qué importe de su salario destinarán a cada uno de ellos, siempre dentro del margen determinado por el Real Decreto sobre el IRPF, según el cual el salario en especie no puede superar el 30% del sueldo bruto del empleado.

Los servicios y productos más comunes en los planes de retribución flexible

Los servicios y productos que suelen incluir las empresas en el plan de retribución flexible tienen descuentos en el precio o cuentan con ventajas fiscales. Algunas de las propuestas más comunes en los planes de retribución flexible para pymes son:

  • Seguros de salud y/o de vida. Muchos planes de retribución flexible incluyen pólizas de salud o de vida para los empleados y sus familiares más cercanos, como el cónyuge y los hijos. Al tratarse de contrataciones masivas, generalmente se negocian precios más económicos. Además, los seguros médicos están exentos de tributación hasta los 500 euros por persona al año.
  • Ticket restaurante. Este tipo de bono es muy conveniente para las empresas, ya que simplifica los costes administrativos por la gestión de las dietas y es completamente deducible del Impuesto de Sociedades. También beneficia al trabajador, pues le facilita la gestión de la comida y representa un ahorro diario de hasta 11 euros exentos de IRPF.
  • Bono de transporte. Casi todos los empleados asumen un gasto fijo para trasladarse de su casa al trabajo, por lo que se trata de un tipo de retribución flexible muy conveniente. De hecho, las tarjetas de transporte no tributan hasta los 1 500 euros al año, con un importe máximo mensual de 136,6 euros.
  • Cursos de formación. En un mercado laboral tan cambiante y competitivo como el actual, la formación es esencial. Todos los cursos de formación relevantes para la carrera profesional de los empleados o para el puesto de trabajo que desempeñan están exentos de tributar. Además de las ventajas fiscales, también son fundamentales para promover el talento interno y fomentar la motivación de los trabajadores.
  • Cheques de guardería. Muchos de los trabajadores también son padres y madres, de manera que los cheques de guardería, que no tienen límite de exención de impuestos para los hijos menores de tres años, son una opción muy interesante para fomentar la conciliación familiar. Además, su importe puede deducirse por completo del Impuesto de Sociedades.
  • Planes de pensiones. Los planes de pensiones privados permiten a los trabajadores complementar la pensión pública cuando se jubilen para disfrutar de una mayor estabilidad económica durante esos años. Este tipo de aportaciones puede deducirse de la base imponible del Impuesto de Sociedades.
  • Cuotas de gimnasio. Incluir esta propuesta en los planes de retribución flexible para pymes fomenta un estilo de vida más saludable entre los trabajadores y contribuye a reducir las bajas laborales por enfermedad. Parte de la cuota de los gimnasios también puede deducirse del Impuesto de Sociedades.

Otras opciones de retribución flexible consisten en ofrecer acciones de la empresa a los trabajadores, facilitarles coches de empresa o alquiler de vehículos, así como costear los gastos de la vivienda si tienen que desplazarse durante un tiempo a otra ciudad o país por motivos laborales.

Las principales ventajas de la retribución flexible para las pymes

Mejora el poder adquisitivo de los empleados sin aumentar los costes para tu empresa

La retribución flexible puede aumentar, al menos en un 8 %, el salario del empleado gracias a las exenciones fiscales y los descuentos que puedes lograr como pyme en los productos y servicios que ofreces, los cuales pueden representar un ahorro medio del 10,6 %.

El secreto radica en la economía a escala, ya que al ser una empresa tendrás más margen para negociar rebajas en los productos o servicios, las cuales se trasladan a tus empleados. Sin embargo, la retribución flexible no implica un coste adicional para ti.

Como resultado, tus empleados no solo se beneficiarán de esos productos y/o servicios a un coste reducido, sino que, al pagarlos directamente del salario bruto, la parte proporcional sobre la que se calcula el IRPF termina siendo inferior, lo cual le permite tributar menos manteniendo la misma base de cotización.

Potencia la motivación y la productividad de tus trabajadores

Un buen plan de retribución flexible que tenga en cuenta las necesidades de tus trabajadores influirá positivamente en su motivación laboral. Si tus empleados se sienten valorados, su nivel de satisfacción aumentará, lo cual mejorará su rendimiento y, por ende, la productividad laboral

Demostrar un interés auténtico por el bienestar de tus trabajadores también aumentará su sentido de pertenencia y nivel de compromiso con la empresa. Los empleados sentirán que forman parte de la cultura organizacional y desarrollarán una actitud más proactiva y resolutiva que termina siendo beneficiosa para la consecución de los objetivos de negocio.

Contribuye a retener el talento y reduce la rotación del personal

Una de las causas principales de la elevada rotación de personal es la búsqueda de mejores condiciones de trabajo. Según un informe de la empresa de recursos humanos Randstad, el 55 % de los españoles busca un buen equilibrio entre el trabajo y la vida personal, el 43 % un entorno de trabajo estimulante y el 36% oportunidades de progresar en su carrera profesional.

Eso significa que, si has invertido en la formación de tu personal o has logrado atraer a profesionales talentosos, aplicar un plan de retribución flexible es una excelente estrategia para retenerlos. De esta manera, no solo les proporcionas un valor añadido, sino que también les demuestras que aprecias su trabajo y reconoces su contribución al negocio.

Mejora la marca empleadora de tu empresa

Entre las ventajas de la retribución flexible para las pymes también se encuentra la mejora de la imagen de tu negocio de cara a clientes, proveedores y profesionales del sector. Esos planes pueden aumentar el prestigio social de tu negocio, mejorar su posicionamiento y contribuir a diferenciarte de la competencia.

Implementar un plan de retribución flexible que incluya programas de conciliación, planes de formación y ventajas adicionales para los trabajadores impactará positivamente en tu marca empleadora. No solo fortalecerás la cultura corporativa generando un clima laboral positivo para tus empleados, sino que también aumentarás el número de candidatos interesados en trabajar en tu empresa.

Autor: ConAvalSí
Categoría: RRHH
aquisgran financiacion para pymes

La crisis de 2008 demostró que las empresas españolas tenían una dependencia excesiva de la financiación bancaria. Desde entonces, se han ido desarrollando diferentes alternativas de financiación más flexibles y receptivas a las necesidades financieras de las pymes y los autónomos.

Ahora, las SGR, conscientes del desafío que enfrentan los emprendedores a la hora de financiar sus proyectos, han lanzado Aquisgrán, un nuevo instrumento financiero que permitirá impulsar el crecimiento y la competitividad de las pymes.

¿Qué es Aquisgrán?

Aquisgrán es un fondo de titulización, promovido por SGR-CESGAR, cuyo objetivo principal es mejorar el acceso al crédito a pymes y autónomos, tanto a aquellos que no pueden acceder al crédito bancario como a los que quieren diversificar sus fuentes de financiación.

Se trata de una forma de financiación novedosa y escalable, que permite canalizar recursos financieros considerables a las pymes y autónomos para ayudarles a impulsar sus negocios. De hecho, como los bonos que emite Aquisgrán cotizarán en la Bolsa, las pymes tendrán el mismo acceso a los mercados de capitales que las grandes empresas.

¿Cómo funciona Aquisgrán?

Cuando las pymes o los autónomos solicitan financiación a través de las SGR, éstas asumen el riesgo de la operación al avalarla. CERSA, la Compañía Española de Reafianzamiento, dependiente del Ministerio de Industria, reavala a su vez las operaciones concedidas por las SGR.

Hasta ahora, toda la financiación avalada por las SGR era provista exclusivamente por los bancos. A partir de ahora, y gracias a la existencia de Aquisgrán, los socios de las SGR podrán acceder a financiación complementaria a la bancaria. Esto será posible porque Aquisgrán emitirá bonos, respaldados con los préstamos avalados por las SGR, bonos que en una primera fase serán suscritos por el Instituto de Crédito Oficial (ICO), con la garantía del Fondo Europeo de Inversiones (FEI). De hecho el FEI ve a Aquisgrán como un proyecto innovador y de gran potencial, que puede ser replicado en otros países de Europa.

Dado que los bonos cotizarán en el Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF), en una segunda fase podrán ser suscritos por inversores institucionales. De esta manera, mediante este proceso de desintermediación financiera, se conseguirá canalizar el ahorro privado nacional e internacional hacia la inversión productiva de las pymes españolas.

Créditos más flexibles con mejores condiciones

Los créditos Aquisgrán se ofrecerán en condiciones muy ventajosas. Por ejemplo, en su inicio los préstamos, que serán de hasta 200.000 euros, tendrán un tipo de interés del 1,6 % anual, fijo durante toda su vida,  lo que protege a la pyme de una posible subida del Euribor. Su plazo puede ser de hasta diez años, con hasta dos años de carencia. Dado que el sistema informático de Aquisgrán está conectado con el de las SGR, el préstamo puede ser formalizado y desembolsado en tan solo una semana a partir de la aprobación de su aval por la SGR.

Además, la financiación de Aquisgrán no implica para los prestatarios condiciones adicionales, como domiciliaciones, seguros o tarjetas, que podrían suponer un coste extra. Y los préstamos de Aquisgrán serán compatibles con los otros servicios y tipos de financiación que las pymes y los autónomos reciben de su banco habitual, con el que podrán seguir trabajando como hasta ahora.

Estas condiciones son aplicables para las pymes y autónomos de todos los sectores, a excepción de los que operen en el sector inmobiliario, aunque Aquisgrán dará prioridad a préstamos que financien inversiones en sostenibilidad climática, un objetivo que también es esencial para el FEI.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Legal
crowdfunding

La mayoría de las empresas necesitan recurrir a la financiación externa en algún momento de su vida, ya sea para superar una etapa difícil, lanzar un nuevo proyecto o internacionalizarse. El crowdfunding es una alternativa a la financiación convencional, sobre todo cuando es difícil acceder a esta o tiene costes muy elevados. Este tipo de financiación te permitirá mantener un mayor control sobre tu proyecto e incluso puede servirte para validar de manera rápida y fiable tu modelo de negocio o el producto que quieres lanzar.

¿Qué es el crowdfunding?

El crowdfunding, cuyo significado es micromecenazgo en castellano, es una fuente de financiación en la que el capital se obtiene a través de pequeñas aportaciones individuales. Es una forma de financiación colectiva a la que se suele recurrir para financiar proyectos novedosos de diversa índole, que suelen tener un impacto positivo a nivel social o ambiental. 


De hecho, existen diferentes modelos de crowdfunding. Las personas pueden realizar donaciones sin recibir nada a cambio o pueden ser recompensadas por su contribución, generalmente con el producto o servicio que están financiando.

También existe un modelo de crowdfunding por acciones, en el que los mecenas reciben participaciones de la empresa, y un modelo de royalties, en el que cobran una parte de los beneficios. Otro modelo interesante es el crowdlending, en cuyo caso las aportaciones fungen como un préstamo, de manera que la empresa debe devolverlo y pagar un tipo de interés por el capital prestado.

¿Cómo funciona el crowdfunding?

Las plataformas de crowdfunding suelen operar online, de manera que personas de todo el mundo pueden financiar los proyectos que les resulten interesantes. Primero, tendrás que enviar tu proyecto o idea a la plataforma. La comunidad o la propia plataforma lo valorará y analizará el modelo de crowdfunding más adecuado.

Si el proyecto es aceptado, se publicará en la plataforma, donde permanecerá durante un período de tiempo para que los mecenas puedan hacer las aportaciones. Tras ese plazo, se cierra el proyecto y se comprueba si ha alcanzado los objetivos de financiación.

Las principales plataformas de crowdfunding

Existen muchas plataformas de crowdfunding, pero si estás pensando en elegir esta vía de financiación, es importante que compruebes que se trata de una plataforma autorizada por los organismos reguladores correspondientes.

  1. Kickstarter. Esta plataforma de crowdfunding se enfoca en ayudar a artistas, músicos, cineastas, diseñadores y otros creadores de contenidos, a hacer realidad sus ideas. Desde su lanzamiento en 2009, ha contribuido a la realización de 207 200 proyectos. No obstante, su modelo de financiación es de “todo o nada”, de manera que si el proyecto no cumple los objetivos en el tiempo previsto, los mecenas recuperan su dinero.
  2. Indiegogo. Esta opción de crowdfunding también sirve como plataforma de lanzamiento de nuevos productos antes de que se generalicen. Desde su creación, en 2008, ha contribuido a que más de 800 000 ideas innovadoras cobren vida. Su principal ventaja es que dispone de una financiación flexible que no está sujeta a fondos o plazos. 
  3. Ulule. Catalogada como la primera plataforma de crowdfunding en Europa, lidera proyectos de impacto positivo. Desde que se fundó en 2010 ha dado vida a unos 30 000 proyectos de todo tipo. Funciona con el modelo de “todo o nada”, por lo que, si no se alcanzan los objetivos, los mecenas recuperan su dinero, pero no tendrás que pagar comisiones. 
  4. Patreon. Es una de las plataformas de crowdfunding más singulares ya que se enfoca en los creadores de contenidos digitales, ya sean blogueros, youtubers, músicos o streamers. Cuenta con más de 200 000 creadores activos, los cuales encuentran un público fiel que les genera ingresos recurrentes a través de membresías de pago.
  5. Lánzanos. Promocionada como la primera plataforma de crowdfunding en España, desde 2015 ha financiado 2 780 proyectos. Además de encontrar financiación, podrás recibir formación y aprovechar el conocimiento de los expertos. Otro detalle a considerar es que para optar a la financiación, los proyectos deben contar con votos suficientes de la comunidad.
Autor: ConAvalSí
Categoría: Nuevos Negocios
ventajas pluriactividad

¿Sabías que puedes tener un contrato por cuenta ajena y trabajar como autónomo a la vez? Muchas personas eligen desarrollar dos actividades profesionales cuando quieren poner en marcha una idea de negocio sin arriesgar demasiado o para complementar su salario. En esos casos, se encuentran en situación de pluriactividad.

Pluriempleo y pluriactividad: ¿En qué se diferencian?

Pluriactividad y pluriempleo no son lo mismo. Un pluriempleado es aquel que trabaja en dos o más empresas a la vez, pero cotiza únicamente en el Régimen General. En cambio, la pluriactividad implica cotizar en más de un Régimen de la Seguridad Social. Por ejemplo, como trabajador por cuenta ajena tendrás que cotizar en el Régimen General, pero como autónomo también debes cotizar en el RETA.

Las ventajas de la pluriactividad para los autónomos

Mayor seguridad económica

La pluriactividad te proporciona cierta seguridad financiera para afrontar tu proyecto vital, ya que no dependerás de una fuente de ingresos. Trabajar por cuenta ajena representa una fuente de ingresos estable que disminuye el riesgo al que te expones cuando emprendes una idea de negocio, brindándote más tranquilidad para que puedas ir creciendo poco a poco.

Prescindir de coberturas en el RETA

Si trabajas por cuenta ajena y te das de alta como autónomo en situación de pluriactividad, puedes ahorrar en tu cotización, ya que, para evitar duplicidades, tienes la posibilidad de excluir algunas de las coberturas que abona tu empleador. Puedes prescindir de la cobertura por contingencias comunes en el RETA porque si enfermas o sufres un accidente, estarás cubierto con el Régimen General. Y si has cotizado doble, puedes solicitar la devolución del exceso de cotización.

Acceso a ayudas y bonificaciones

Al darte de alta como autónomo, tienes la posibilidad de elegir la tarifa plana, de manera que durante un año solo tendrás que pagar 60 euros al mes. Si quieres aprovechar esta ayuda, debe ser la primera vez que trabajas como autónomo o tienes que haber pasado dos años sin haber recibido bonificaciones. No podrás ser administrador de una empresa, ni tener deudas con Hacienda o la Seguridad Social.

Elegir la base de cotización

Si no eliges la tarifa plana, como autónomo en régimen de pluriactividad puedes decidir tu base de cotización según tu jornada laboral. Si trabajas por cuenta ajena y tienes una jornada laboral completa, los primeros 18 meses tienes derecho a una reducción del 50 % de la base mínima de cotización y durante los segundos dieciocho meses, tendrás una reducción del 75 %. Si trabajas por cuenta ajena y tienes una jornada laboral parcial superior al 50 %, durante los primeros 18 meses se aplicará una reducción del 75 % de la base mínima de cotización y del 85 % durante los segundos dieciocho meses.

Cobrar dos pensiones

Otra de las ventajas de la pluriactividad llega en el momento de la jubilación. Cuando tengas la edad de jubilación, podrás cobrar el 50 % de la pensión, siempre que no sea parcial ni anticipada, y seguir desarrollando tu trabajo como autónomo o en la empresa, ya sea a tiempo completo o parcial. Mientras tanto, tu pensión se revalorizará y cuando dejes de trabajar, comenzarás a cobrar su importe íntegro. Esta opción se conoce como “pensionista activo”.

Además, podrías cobrar dos pensiones. En ese caso, tendrás que acreditar que has cotizado al menos 15 años en cada régimen por separado y que has estado en situación de pluriactividad durante ese mismo periodo de tiempo. También debes haber pasado en situación de pluriactividad al menos dos años de los últimos 15 antes de la edad de jubilación. Si solo tienes derecho a una pensión en uno de los regímenes, las dos bases de cotización se sumarán para calcular la base reguladora, de manera que recibirás una pensión mayor que si solo hubieses trabajado por cuenta propia o como autónomo.

 

 

 

Autor: ConAvalSí
Categoría: Legal
Qué es un aval

La mayoría de los negocios necesitan financiación externa en algún momento, ya sea en sus inicios para comenzar la actividad o más adelante para ampliar sus operaciones o sobrellevar una mala racha. Uno de los principales escollos que encuentran las pymes y los autónomos en su camino a la financiación suele ser el aval, un requisito que exigen muchas entidades financieras para proteger su inversión.

¿Qué es un aval?

El aval es un contrato en el que se refleja el compromiso de cumplimiento de ciertas obligaciones ante un tercero. En práctica, una persona o entidad se compromete a garantizar tu deuda o las obligaciones no dinerarias que hayas contraído ante el acreedor, ya se trate de un banco, la Administración u otra empresa. Para que ese compromiso sea válido, debe existir un contrato por escrito, que se suele oficializar con un aval notarial para proporcionarle un mayor respaldo legal.

¿Qué partes intervienen en un aval?

  • Avalado. Es quien contrata el aval y se compromete a cumplir con la obligación principal, ya se trate de una pyme, un autónomo o una persona física.
  • Beneficiario. Es el receptor del aval, quien ha solicitado la presentación del mismo, generalmente la entidad bancaria o la Administración pública.
  • Avalista. Es la empresa u organización, como las Sociedades de Garantía Recíproca, que garantiza por medio del aval que el avalado cumplirá sus obligaciones, respondiendo por éste ante el beneficiario en caso de incumplimiento.

Los tipos de avales

  • Aval financiero. Este tipo de aval suele ser necesario cuando solicitas un préstamo o crédito, ya que así el banco se asegura de recibir el pago. Se utiliza para respaldar las obligaciones financieras que contraen las empresas frente a terceros, ya se trate de líneas de crédito, préstamos bancarios o letras financieras. Como este aval reduce el riesgo al que se expone el beneficiario, suele mejorar las condiciones de negociación para que las pymes y autónomos puedan obtener tipos de interés más bajos y plazos de devolución más amplios. También son una opción válida para cubrir el aplazamiento de pago o los préstamos ante la Administración.
  • Aval técnico. Estos avales garantizan que cumplirás con los compromisos no dinerarios que hayas contraído. Son comunes para respaldar importaciones y la ejecución de obras. También suelen ser un requisito para participar en concursos públicos y licitaciones, así como para garantizar las obligaciones legales contraídas con la Administración cuando se reciben subvenciones estatales. La principal diferencia entre el aval técnico y económico radica en que el primero garantiza el cumplimiento de tus obligaciones contractuales, mientras que el segundo cubre tus compromisos de índole financiera.
  • Aval comercial. Esta modalidad de aval se usa en las compraventas para garantizar el pago de la cantidad acordada. Se puede utilizar para avalar todo tipo de bienes, así como el fraccionamiento de los pagos a los proveedores, las sumas que entregas de manera anticipada y los pagos a cuenta. También se puede utilizar para avalar pagos rotativos, como los que se realizan cuando recibes suministros periódicos.

¿Cuándo se necesita un aval?

A lo largo de la vida de una empresa, es probable que atraviese diferentes situaciones en las que necesite un aval. En 2019, por ejemplo, el 34,8% de las pymes españolas necesitaron financiación, según el IX Informe de Financiación de la Pyme. Sin embargo, el 40 % de ellas encontraron obstáculos para acceder a ésta. Las dos dificultades más comunes fueron el elevado precio de la financiación, ya sea por los tipos de interés y los costes asociados, y la falta de garantías solicitadas. 

La mayoría de las empresas pide avales financieros para acompañar las solicitudes de financiación bancaria al circulante. Generalmente, se trata de préstamos a corto plazo que la empresa utiliza para hacer frente a los pagos.

Los avales técnicos son menos comunes, el año pasado solo los solicitaron el 4,9 por ciento de las empresas para garantizar que iban a entregar el producto o servicio contratado en tiempo y forma, según el IX Informe de Financiación de la Pyme. Es probable que necesites recurrir a estos avales si vas a participar en licitaciones y concursos públicos, ya que la Administración querrá cerciorarse de que puedes cumplir con las obligaciones que contraigas. También los necesitarás para acceder a proyectos de gran envergadura en el sector privado.

Las empresas también suelen solicitar avales para obtener la financiación bancaria que necesitan para realizar inversiones. Esos avales pueden servirte para mejorar la infraestructura de tu empresa, ampliar el almacén, contratar más personal o, incluso, poner en marcha un proceso de internacionalización.

Las empresas de reciente constitución, que suelen tener más dificultades para acceder a préstamos por la falta de historial crediticio y garantías, también recurren a menudo a los avales para financiar la compra de equipamiento o el alquiler del local.

¿Cómo obtener un aval?

  1. Cada entidad determina el proceso a seguir para los solicitantes de avales, pero suelen establecer dos requisitos fundamentales: la empresa no puede estar en concurso de acreedores y debe encontrarse al corriente de los pagos en la Seguridad Social y la Agencia Tributaria.
  2. Tendrás que presentar diferentes documentos, entre ellos la memoria de la actividad económica, donde se reflejen tus principales objetivos de negocio, así como los productos y/o servicios que ofreces. También tendrás que presentar la cuenta de pérdidas y ganancias de los dos últimos ejercicios cerrados y del actual. Si se trata de una empresa nueva, tendrás que presentar el plan de negocio, en el cual debe quedar claro su viabilidad y la estimación de los beneficios, ya que estos serán los que te permitan devolver el préstamo.
  3. Con esta información en mano, el banco o la SGR evaluará el nivel de riesgo que representa la operación, y decidirá si puede avalarte o no. Si consideran que la operación es viable, te informarán sobre los costes y condiciones ulteriores.

SGR: La vía más sencilla, rápida y económica para obtener un aval

Durante 2020, las Sociedades de Garantía Recíproca (SGR) concedieron una cifra récord de avales que supuso la inyección de 2.730 millones de euros a pymes y autónomos, lo cual ha contribuido al mantenimiento de cerca de 275.300 puestos de trabajo, según datos de CESGAR.

El principal objetivo de estas sociedades es facilitar el acceso a la financiación a pymes y autónomos. El aval de una SGR te sitúa en una posición más ventajosa para negociar con la entidad bancaria, de manera que podrías obtener una reducción de los tipos de interés y/o una ampliación de los plazos de devolución.

La gama de productos para autónomos de las SGR y los avales para pymes es muy amplia. Pueden avalarte tanto si necesitas un microcrédito de 25.000 euros, como si solicitas un préstamo de hasta 100.000 euros, ya sea ante entidades bancarias o el ICO. También pueden ayudarte si necesitas aplazar el pago de las compras a proveedores, recibir un anticipo de subvenciones o realizar operaciones de leasing.

Una característica que distingue a las SGR del resto de entidades financieras es que financian a largo plazo los proyectos empresariales. El 90% de los proyectos financiados son a más de 3 años, de los cuales el 45% son a más de 8 años.

¿Qué coste tiene un aval?

El aval es un producto de riesgo, por lo que siempre tiene un coste para quien lo contrata. Ese coste no depende de si el beneficiario ejecuta o no el aval, sino que se aplica en forma de tipos de interés y/o comisiones de gestión.

Una de las principales ventajas de los avales de las SGR es que tienen costos más reducidos. Estas sociedades suelen aplicar una comisión de estudio y una comisión de aval anual. Cuando acepten tu proyecto, tendrás que adquirir participaciones en proporción al préstamo solicitado, pero cuando termine la operación podrás recuperar ese capital.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Contabilidad
Confirming internacional

La facturación y la gestión de pagos son tareas cotidianas en cualquier empresa, pero si trabajas con proveedores en el extranjero, estarás expuesto a los retrasos en los pagos internacionales, a elevadas comisiones sobre las transferencias y a las fluctuaciones de divisas. En ese caso, el confirming internacional te ahorrará muchos dolores de cabeza.

No es casual que el 5,8 % de las pymes haya recurrido a esta fórmula en 2019 y sea una de las mejor valoradas, según el IX Informe sobre la Financiación de la pyme en España. Ese año, más del 70 % del crédito comercial que existía en el mercado español correspondía a cesiones de factoring y confirming, según la Asociación Española deFactoring. A lo largo de 2020, el confirming siguió creciendo. Las pymes lo usaron como una estrategia para preservar los flujos de pagos a proveedores, asegurarse la financiación y contar con el circulante y la liquidez necesarios.

¿Qué es el confirming internacional?

El confirming es un servicio de gestión de pagos mediante el cual una empresa puede ofrecer a su proveedor la posibilidad de cobrar de manera anticipada las facturas, a través de una entidad financiera que actúa como acreedor. En práctica, esa entidad adelanta el importe de las facturas a los proveedores, de manera que estos pueden cobrarlas, generalmente, antes de la fecha de vencimiento.

En esta operación intervienen tres actores. Por una parte, la entidad financiera que presta el servicio. Normalmente se trata de un banco, en cuyo caso se hace referencia al confirming bancario. Cuando el servicio corre a cargo de otro tipo de empresas financieras, se denomina confirming no bancario.

Por otra parte, se encuentra el cliente o deudor, que es la empresa que contrata los servicios de la entidad financiera para que realice los pagos a su nombre; así como el acreedor o proveedor, que es quien cobrará la factura a través del banco o la entidad financiera.

El confirming internacional aplica ese mismo sistema de gestión de pagos, pero enfocado en los proveedores extranjeros, de manera que facilita a la empresa confirmadora el pago de las compras y brinda liquidez inmediata al proveedor.

Tipos de confirming

El confirming se puede clasificar según la fecha en que se produce el pago de las facturas:

  • Confirming sin anticipación de crédito. En esta modalidad el banco o entidad financiera gestiona los pagos de la empresa a sus proveedores, pero estos se realizan en la fecha del vencimiento, de manera que no se anticipa el crédito.
  • Confirming con anticipación de crédito. La empresa y el proveedor acuerdan una fecha de pago anterior a la del vencimiento de la factura, aplicando un descuento por el pronto pago. Este tipo de confirming actúa como una herramienta de financiación para el proveedor, ya que le permite disponer del dinero antes de tiempo. 

El confirming también se puede catalogar según el nivel de riesgo que implica:

  • Confirming con recurso. En esta modalidad, el proveedor asume el riesgo de impago, ya que no cobrará si la empresa no deposita en la entidad financiera el importe de la factura en la fecha de vencimiento, de manera que no existe seguridad en el cobro.
  • Confirming sin recurso. En este caso, la entidad financiera es quien asume el riesgo, ya que le asegura al proveedor el cobro de la factura pendiente, con independencia de si la empresa paga o no.

¿Cómo funciona el confirming internacional?

El confirming internacional funciona de manera muy sencilla. La empresa importadora debe indicar al banco o entidad financiera que desea abrir una línea de confirming y negociar las órdenes de pago a plazo a realizar a los proveedores.

Cuando el banco se compromete a realizar los pagos, la empresa documenta la transacción comercial a través de la factura e informa a la entidad financiera de la conformidad, la cantidad a pagar al proveedor y la fecha de vencimiento de la misma.

Entonces, el banco ofrece dos opciones al proveedor o empresa exportadora: esperar hasta el vencimiento para cobrar la factura o anticipar el cobro y correr con los gastos que ello represente. No obstante, independientemente de la opción elegida, el proveedor recibirá el pago a través de ese banco o entidad financiera.

En cambio, la empresa importadora debe depositar en el banco el importe de las facturas en la fecha pactada, ya sea el momento en que vence el pago, antes o después. Si el banco recibe el dinero tras el vencimiento de la deuda, el confirming también actúa como fuente de financiación para el cliente. Por tanto, la empresa tendrá que asumir los intereses y gastos que se apliquen.

¿Qué costes tiene el confirming internacional?

Cuando se activa una línea de confirming internacional, generalmente la empresa confirmadora debe hacer frente a los costes de apertura, los cuales varían según la entidad bancaria, el nivel de riesgo que esta considere que representa la empresa, y los servicios prestados por la gestión de los pagos y la cobertura.

Por otra parte, si el proveedor elige anticipar la factura, tendrá que asumir los costes financieros de la transacción, pagando un tipo de interés según el importe y plazo anticipado. A pesar de ello, la operación es conveniente desde el punto de vista económico, ya que su coste suele ser inferior al de los anticipos o descuentos tradicionales.

Ventajas de usar el confirming para las empresas

El confirming internacional es una solución ventajosa tanto para la empresa importadora como para la exportadora, puesto que:

  • Permite a la empresa importadora negociar mejores condiciones con el proveedor en lo que respecta a los precios y/o la entrega de mercancía, ya que cuenta con el respaldo de una entidad bancaria o financiera, lo cual también transmite una imagen más profesional y solvente.
  • Brinda tranquilidad y seguridad al proveedor, pues tiene el pago garantizado y conoce los tiempos de la transacción, un detalle fundamental cuando se trata de operaciones comerciales entre diferentes países. Además, anticipando el cobro de la factura, podrá obtener la liquidez necesaria para seguir adelante con su negocio con un coste mínimo. De hecho, el confirming le permite acceder a la financiación sin tener que demostrar su solvencia para obtener un crédito.
  • Disminuye los costes administrativos y operativos, ya que la entidad bancaria se encarga de gestionar los pagos a proveedores, de manera que la empresa no tiene que dedicar recursos humanos a esas tareas. Además, tendrá un mayor margen de maniobra para ajustar los plazos y las condiciones de recepción de la mercancía, a lo cual se le suma el ahorro de los costes que implica la emisión de cheques, pagarés o letras de cambio.
  • Gestión más eficaz de la tesorería, puesto que el confirming brinda la posibilidad de centralizar los pagos a diferentes proveedores, agrupándolos según la fecha de vencimiento de las facturas. También permite controlar y planificar mejor las necesidades de tesorería, evitar las incidencias con la domiciliación de los recibos y mejorar la liquidez, retrasando el pago a los proveedores sin afectar a estos.
  • No afecta a la situación económica, pues el confirming internacional no suma CIRBE a ninguna de las dos empresas. La Central de Información de Riesgos, que recoge la información de los préstamos, créditos, avales y garantías que cada entidad de crédito mantiene con sus clientes, no tiene en cuenta ese tipo de financiación, por lo que el confirming no aumenta el riesgo vivo. Así, el negocio mantiene su capacidad de endeudamiento para realizar otras inversiones.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Internacionalización
Seguridad Comunicación segura mediante certificado del servidor SSL y el acceso a la información protegida y se almacenada cifrada. Su IP de acceso 35.172.217.174