Utilizamos cookies, propias y de terceros, para mantener sus preferencias y analizar sus hábitos de navegación en nuestra página web, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. Más información en el apartado Política de Cookies de nuestra página web.


Aceptar Rechazar

Blog Con Aval Sí

Nuevos Negocios: Nuevos negocios para pymes y autónomos

aval para el alquiler

Si estás pensando en abrir un negocio, es probable que necesites alquilar un local comercial, nave industrial u oficina. Además del importe del alquiler y del coste de las obras que tengas que realizar, debes calcular otro detalle: las garantías del pago de la renta. Es probable que el arrendador te exija un aval para asegurarse de que puedes pagar el alquiler pactado en el contrato.  

¿Cuándo necesitas un aval para alquilar?

En el momento en que negocies el alquiler, es habitual que el propietario exija todas aquellas garantías que considere oportunas para blindar el contrato. Además de la fianza legal, que según el artículo 36 de la Ley de Arrendamientos Urbanos asciende a dos mensualidades de renta en el caso de los locales comerciales y se debe entregar en el momento en que se firme el contrato, es habitual que los propietarios soliciten un aval para el alquiler.

Mediante un aval, el avalista se hace cargo de las obligaciones que ha contraído ante el arrendador, en caso de que no pueda cumplir con los pagos del alquiler. Los avales bancarios son los más comunes. A través de ellos, el banco garantiza el pago de la renta pactada durante un periodo de 3 o 6 meses, según las condiciones del contrato.

La solicitud del aval para alquilar recae sobre el propietario. Es habitual que lo pida cuando se trata de empresas pequeñas o de reciente constitución porque suelen suponer un mayor riesgo de impago. Lo confirma el VIII Informe de Financiación de la Pyme, en el que se apreció que la necesidad de garantías es mayor en las empresas que tienen menos de 10 años de antigüedad.

Si trabajas en el sector de las telecomunicaciones y la información, hostelería y restauración, construcción, o brindas servicios a empresas, también es más probable que te pidan un aval para el alquiler. Si la renta es muy elevada, el arrendador también solicitará garantías, ya que el impago representaría una pérdida considerable.

En otros casos, sobre todo cuando se trata de un local con mucha demanda, presentar por iniciativa propia un aval para el alquiler podría sumarte puntos respecto a las otras empresas que estén interesadas en el local, ayudándote a brindar una imagen más profesional y solvente.

¿Cómo conseguir un aval para alquiler?

Con la ayuda de una SGR podrás conseguir un aval para el alquiler. Gracias a ese contrato de afianzamiento, mediante el cual la SGR garantiza la operación de alquiler, podrías negociar en mejores condiciones el precio y las condiciones del alquiler. No es casual que el 65,6 por ciento de las pymes que han recurrido a los avales de las SGR reconozcan que les han ayudado a reducir los costes de las operaciones, según reveló el citado informe de SGR-Cesgar (¿se puede poner link a la web de Cesgar o al informe otra vez?).

El primer paso para conseguir el aval es elegir la SGR que mejor se adapte a las características de tu negocio. Investiga qué SGR opera en la zona donde se encuentra tu empresa e infórmate sobre sus requisitos para conceder avales para las operaciones de arrendamiento.

Lo usual es que exijan que la empresa no esté en concurso de acreedores y se encuentre al corriente de los pagos en la Seguridad Social y la Agencia Tributaria. También tendrás que presentar tu plan de negocios y tu información crediticia, para que la SGR evalúe el nivel de riesgo que encierra la operación.

Si la SGR acepta tu solicitud, te informará sobre los costes de la operación, que suelen consistir en una comisión de estudio y otra sobre el aval, las cuales dependen directamente de las garantías solicitadas. También tendrás que aportar capital según el importe total cubierto, convirtiéndote en socio de la SGR, pero podrás recuperar esa inversión cuando cese el contrato de alquiler y ya no necesites el aval.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Nuevos Negocios
financiar pymes

La financiación es fundamental para todas las empresas, ya sea en sus inicios para arrancar el proyecto o más adelante para expandirse. No es casual que el 65,6 % de los emprendedores españoles atribuyan el fracaso de su negocio a la falta de respaldo financiero, según un estudio realizado por la Escuela de Organización Industrial. Eso significa que para tener éxito en tu negocio, necesitas contar con un buen plan de financiación.

Tipos de financiación proveniente de fuentes externas

Préstamos. Como empresa, puedes solicitar un préstamo a corto plazo, a devolver antes de un año, o a largo plazo, con un periodo de devolución más largo. Los préstamos a corto plazo se suelen usar para financiar el circulante, cubrir necesidades puntuales de tu actividad o realizar inversiones con un plazo de amortización reducido. Los préstamos a largo plazo se utilizan para financiar inversiones más grandes, generalmente con la vista puesta en el crecimiento empresarial.

Línea de crédito. La póliza de crédito está pensada para casos de emergencia, cuando necesites liquidez inmediata. Es una reserva económica que te concede la entidad bancaria durante un periodo de tiempo. La principal ventaja de esta opción de financiamiento frente al préstamo es que puedes disponer de ella inmediatamente.

Leasing. Este tipo de financiación es muy interesante ya que podrás aprovechar los bienes muebles o inmuebles sin realizar una inversión inicial considerable. Es un contrato de alquiler con opción a compra, de manera que vas pagando unas rentas mensuales y al término del plazo, puedes adquirir el bien pagando un precio residual o devolverlo al arrendador.

Crédito comercial. Es un aplazamiento del pago de las facturas a los proveedores, generalmente de 60 días. Así la empresa puede planificar cómodamente los tiempos de amortización y gana tiempo para vender los productos y/o financiar su actividad con el dinero de terceros.

Anticipo de facturas. El cliente abona de antemano una cantidad determinada por los productos o servicios contratados, de manera que la empresa obtiene la liquidez necesaria para financiar sus operaciones hasta que se realice el pago completo. Con esta opción de financiamiento también garantizas una parte del pago, un detalle esencial considerando que el retraso en el pago de las facturas es de 77 días.

Crowdfunding. Es una opción de financiamiento colectivo, particularmente interesante para las empresas innovadoras o que operan en el sector tecnológico. El proyecto se promociona a través de plataformas como Kickstarter, para que las personas lo financien. A cambio, se suele brindar acceso al producto a precios especiales o se ofrece la posibilidad de hacerse con un pequeño porcentaje de la compañía.

Opciones de financiamiento interno

La financiación de una empresa también puede provenir de fondos propios, de manera que esta no genera gastos adicionales.

Reservas. Son fondos propios que provienen de los beneficios obtenidos por la empresa que no se han repartido en dividendos, sino que se destinan a próximas inversiones.

Subvenciones. Son aquellas ayudas que brinda la administración pública a fondo perdido, que no representan un coste para la empresa. Como no tienes que devolver el capital, este pasa a formar parte del patrimonio de la empresa.

Empréstitos. Las empresas suelen recurrir al empréstito cuando necesitan una gran inversión que no pueden obtener de una sola fuente. Emiten activos financieros de renta fija (deuda corporativa), ya sean pagarés, que normalmente vencen en menos de un año, bonos simples, que se emiten a corto y medio plazo, u obligaciones, las cuales se emiten a largo plazo. Con esta opción de financiamiento, los acreedores reciben una retribución periódica hasta la fecha de vencimiento y la empresa garantiza el empréstito con sus propios activos o con los inmuebles.

Acciones. Las empresas pueden emitir diferentes tipos de acciones con las cuales financiarse. Además de las acciones corrientes, que dan posibilidad de voto a los accionistas, también se encuentran las acciones sin derecho a voto, que ofrecen más dividendos de los beneficios, pero no permiten tomar decisiones en la empresa.

Ventajas de tener un aval

Si necesitas una ayuda financiera adicional para tu empresa, recuerda que con el aval de una SGR podrás negociar condiciones más ventajosas para un crédito bancario, ya sea un tipo de interés más bajo, un plazo de amortización más largo o incluso obtener más capital. Además, contarás con una asesoría especializada, que te ayudará a poner en marcha el plan de financiación más conveniente para tu empresa.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Nuevos Negocios
Microsegmentación

En un mercado tan saturado y competitivo como el actual, muchos emprendedores se están haciendo un espacio gracias a la microsegmentación. Tal es el caso de Shared Practices, un negocio que se enfoca en los dentistas recién graduados para brindarles las herramientas que necesitan para poner en marcha su primera clínica, o Design Cuts, que propone recursos y herramientas de calidad a los diseñadores web a precios muy competitivos.

¿Qué es la microsegmentación?

La microsegmentación consiste en dividir al target en grupos más pequeños que comparten una característica y/o necesidad común. Esos segmentos de mercado no suelen representar una masa crítica para las grandes compañías, por lo que suelen ser un nicho desatendido. No obstante, dado que tienen una necesidad insatisfecha y están dispuestos a consumir productos o servicios hechos a su medida, representan una cuota de mercado interesante para las pequeñas y medianas empresas que estén dispuestas a desarrollar una estrategia de comercialización personalizada y busquen un sector con poca competencia.

5 ventajas de microsegmentar

  1. Identificar y satisfacer las necesidades de un segmento específico del mercado. Con un estudio de mercado podrás detectar los nichos desatendidos y profundizar en sus necesidades y demandas descubriendo oportunidades de negocio que no han sido explotadas para crear productos y/o servicios a su medida.
  2. Focalizar la estrategia de marketing. Tener un perfil preciso de tu buyer persona te permitirá diseñar e implementar estrategias de marketing específicas que sean más eficaces y brinden un mejor retorno de la inversión.
  3. Aprovechar mejor los recursos. Con la microsegmentación podrás comprender mejor las características y demandas de tu buyer persona, de manera que podrás establecer prioridades en tu negocio y asignar los recursos de manera más eficiente para lograr los objetivos que te has planteado.
  4. Facilitar el posicionamiento de marca. La microsegmentación te permitirá posicionarte en el Top of Mind del consumidor, brindando a tu negocio un lugar relevante entre tus competidores. Y a medida que mejore tu posicionamiento de marca, más crecerá tu empresa.
  5. Aumentar el índice de fidelización. Brindar productos y/o servicios personalizados mejorará la satisfacción de tus clientes, aumentará su identificación con tu marca y te ayudará a fidelizarlos.

¿Cómo aprovechar un nicho gracias a la microsegmentación?

Antes de poner en marcha un negocio, debes plantearte si el segmento de mercado que has detectado es suficientemente grande como para que tu empresa sea rentable. Elabora un plan de negocio que incluya una adecuada segmentación de mercado y una estimación realista de las ventas.

Sé el primero. Para tener éxito con la microsegmentación, lo ideal es que seas pionero en el segmento de mercado que has elegido, o al menos uno de los primeros en ofrecer ese tipo de producto o servicio.

Segmenta, segmenta, segmenta. Cuando determines tu target, realiza otra segmentación de mercado para perfilar dos o tres grupos, en base a los cuales podrás diseñar una estrategia de marketing diferenciada. Así concentrarás mejor tus esfuerzos y recursos.

Especialízate. El secreto de la microsegmentación radica en la especialización. Necesitas diseñar productos o servicios especializados que atraigan a ese nicho de mercado dispuesto a pagar por la exclusividad.

Apuesta por la calidad y la innovación. Casi cualquier producto o servicio se puede copiar rápidamente, por lo que es importante que pongas en el centro de tu negocio la calidad y te mantengas innovando. Asegúrate además de que tu buyer persona comprende tu propuesta única de valor.

Personaliza. El 71 % de los consumidores se sienten frustrados cuando su experiencia de compra es impersonal, pero el 49 % reconoce haber realizado una compra no planificada gracias a una recomendación personalizada, según este estudio. Mantener una relación directa y personalizada con tu buyer persona, buscando fórmulas para adaptar tus productos o servicios a tus necesidades puede ser la clave para que tu negocio tenga éxito.

Céntrate en la fidelización. Conseguir un nuevo cliente cuesta diez veces más que retenerlo, según la EAE Business School. Cuando trabajas con un segmento de mercado tan pequeño, la fidelización se sobredimensiona, por lo que necesitas diseñar una estrategia para retener al mayor número de clientes posible.
Autor: ConAvalSí
Categoría: Nuevos Negocios
¿Cómo ahorrar dinero para emprender?

Empezar una aventura empresarial puede ser apasionante, pero también encierra numerosos riesgos, sobre todo desde el punto de vista económico, ya que las probabilidades de que el primer negocio fracase son del 50 %, según el Mapa del Emprendimiento. La falta de financiación, los sobrecostes y no contar con un modelo de negocio claro son los principales factores que llevan a la quiebra a una nueva empresa. Recurrir a diferentes métodos de ahorro te permitirá crear un buen colchón financiero que te ayude a mantenerte a flote durante los primeros años.

¿Por qué hay que ahorrar dinero antes de emprender?

El emprendedor actual es ambicioso y aspira a desarrollar un modelo de negocio que le permita crecer rápidamente, pero sus expectativas no siempre se corresponden con la realidad. El Mapa del Emprendimiento detectó que existe una brecha entre los ingresos reales y las expectativas del emprendedor, la cual se va acortando a medida que el negocio genera más beneficios y el empresario conoce mejor el mercado y el funcionamiento de su actividad.

Esto significa que debes asumir que tu negocio no será rentable de la noche a la mañana. Encontrar financiación y poner en marcha la maquinaria empresarial requiere tiempo y paciencia. El tiempo para superar el punto muerto y ser rentable depende de múltiples factores, desde el sector donde operas hasta la inversión que has hecho y los ingresos que generas. Algunos negocios rentables superaron el punto muerto en apenas un año, pero generalmente hay que esperar al menos dos años.

Mientras tanto, necesitas tener unos ahorros que te permitan vivir. Es probable que hasta que tu negocio no sea rentable no puedas pagarte una nómina o que tengas que echar mano a tus ahorros para dar liquidez a la empresa. La buena noticia es que cuando tu negocio despegue, el crecimiento de los beneficios será exponencial.

Formas de ahorrar dinero

Analiza objetivamente tu situación económica

Antes de poner en práctica cualquier método de ahorro, necesitas conocer tu solvencia económica. Revisa tus movimientos bancarios durante los últimos doce meses y determina qué cantidad necesitas durante un par de años para satisfacer tus necesidades básicas y/o las de tu familia.

Ahorra el 20 % de tus ingresos eliminando los gastos superfluos

Lo ideal es que ahorres mensualmente al menos un 20 % de tus ingresos, aunque si al inicio te resulta difícil puedes comenzar ahorrando un 5 %. Transfiere esos fondos a otra cuenta, para que no caigas en la tentación de utilizarlos. La clave radica en detectar todos los gastos innecesarios y eliminarlos, abrazando hábitos de vida más espartanos. Cuando pongas en marcha la empresa, agradecerás tener ese colchón financiero.

Lleva un registro de tus ingresos y gastos

Llevar un registro mensual, semanal o incluso diario de tus ingresos y gastos te irá preparando para administrar tu empresa, además de ayudarte a detectar los gastos superfluos. Puedes anotarlos en un cuaderno o utilizar aplicaciones como Fintonic, que te permite gestionar los datos de diferentes cuentas, obtener balances para saber en qué estás gastando el dinero, además de avisarte si superas el umbral de gasto que has establecido. Esta aplicación es perfecta para detectar esos “gastos hormiga” que, al final, suman a la cuenta, y limitan tu capacidad de ahorro.

Complementa tus ingresos con otras actividades

Una forma de ahorrar dinero para emprender consiste en buscar fuentes de ingresos complementarias a tu nómina. Puedes dar clases particulares, trabajar como comercial en tus horas libres, escribir para webs especializadas o realizar cualquier otro trabajo con el que te sientas cómodo y para el que tengas formación. Destina esas ganancias adicionales a tu futuro negocio.

Calcula la inversión inicial necesaria

Si estás dando tus primeros pasos en el mundo del emprendimiento, deberías comenzar con un negocio que requiera poca inversión. Si la idea funciona, luego podrás hacerla crecer apoyándote en líneas de financiación, socios o inversores. Para saber qué capital necesitas durante los primeros años debes realizar un estudio de mercado minucioso y diseñar tu plan de negocio. Ve ahorrando hasta conseguir esa suma y, si necesitas un empujón adicional, recuerda que con el aval de una SGR podrás negociar condiciones más ventajosas para obtener un préstamo bancario.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Nuevos Negocios
Financiación para jóvenes emprendedores

En España, el 62 % de los jóvenes menores de 35 años desea emprender su propio negocio, según reveló el Estudio Global de Emprendimiento Amway. Este colectivo, sin embargo, representa solo el 25,3 % de los emprendedores en su fase inicial, según el Informe GEM. Esa brecha no se debe a la falta de ideas de negocio o al miedo al fracaso, sino a las escasas opciones de financiación disponibles para los jóvenes emprendedores.

¿Quiénes son considerados jóvenes emprendedores?

Los jóvenes emprendedores son todas aquellas personas con menos de 40 años de edad que tienen una idea de negocio y quieren emprender un proyecto por su cuenta. Se trata de una generación con ideas innovadoras, que está dispuesta a enfrentar retos y no se enfoca únicamente en la viabilidad económica de sus proyectos, sino que también les preocupa su impacto social.

¿Dónde encontrar financiación para jóvenes emprendedores?

ENISA (Empresa Nacional de Innovación) es una entidad que depende del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, cuyo objetivo principal es ofrecer préstamos de apoyo a las pymes que necesiten financiación para emprender un proyecto innovador. Hasta la fecha, ha invertido 910 millones de euros en financiar a 5.400 empresas.

Esta entidad cuenta con diferentes líneas de financiación, ajustadas a las distintas fases por las que atraviesan las iniciativas empresariales. A diferencia de los préstamos bancarios, ENISA funciona mediante préstamos participativos, de manera que para conceder el crédito a los emprendedores solo pide que tengan un buen plan de negocios y un proyecto viable.

A cambio de esas facilidades, ENISA obtiene una participación en los beneficios de la empresa financiada, además de cobrar unos intereses vinculados a la evolución económica de la pyme. Esta entidad ha puesto en marcha una línea de financiación para jóvenes emprendedores que se puede utilizar para adquirir activos fijos o cubrir el circulante.

¿Cuáles son los requisitos para conseguir la financiación?

-          Ser una pyme de reciente constitución, que no tenga más de dos años de antigüedad y cuya actividad principal se desarrolle en el territorio nacional.

-          Tener personalidad jurídica propia independiente de la de los socios.

-          Presentar un modelo de negocio innovador, que proporcione ventajas competitivas evidentes en el mercado.

-          Demostrar la viabilidad técnica y económica del proyecto empresarial a lo largo del tiempo.

-          La mayoría del capital debe pertenecer a socios que tengan menos de 40 años de edad.

-          Los socios deben aportar, al menos, un 50 % del préstamo, ya sea mediante fondos propios o capital.

-          Depositar las cuentas del último ejercicio cerrado en el Registro Mercantil u otro registro público al que se pueda acceder.

¿Cuáles son las condiciones de esta financiación para jóvenes emprendedores?

El importe mínimo del préstamo es de 25.000 euros hasta un máximo de 75.000 euros. Para conceder ese crédito a emprendedores, ENISA tendrá en cuenta los fondos propios de la empresa y la solidez de su estructura financiera.

El vencimiento del préstamo es de un máximo de 7 años, con un periodo de carencia máximo de 5 años. Prevé una comisión de apertura del 0,5 % y se aplicará un tipo de interés en dos tramos, con un límite máximo entre el 3 y 6 %.

Vale aclarar que este tipo de financiación para jóvenes emprendedores no demanda garantías, pero recuerda que, si necesitas una ayuda adicional para acceder al crédito, con un aval de SGR podrás negociar en mejores condiciones para ampliar los plazos de devolución u obtener intereses más bajos. Contarás, además, con la asesoría de expertos que analizarán tu modelo de negocio para ayudarte a encontrar el tipo de financiación que mejor se ajuste a las necesidades de tu pyme.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Nuevos Negocios
Conseguir un aval

Si tienes un negocio, es probable que en algún momento necesites un préstamo o una línea de crédito para financiar el circulante, ampliar tu almacén o poner en marcha un proceso de internacionalización. Aunque las condiciones de financiación han mejorado, los autónomos y las pymes siguen encontrando trabas para acceder a los préstamos, fundamentalmente debido al precio de la financiación y la falta de garantías, según reveló el VII Informe Cesgar.

Conseguir un aval te brindará una posición más ventajosa frente a la entidad bancaria para que puedas negociar plazos de devolución más cómodos o intereses más bajos. También podría facilitarte el acceso a una mayor financiación y pondrá a tu disposición un asesoramiento financiero personalizado.

¿Qué documentación necesito para conseguir un aval si soy autónomo?

Cada SGR establece sus propios requisitos, aunque en sentido general para conseguir el aval los autónomos deben presentar los siguientes documentos:

Solicitud de aval, en la cual debes indicar tus datos, si se trata de un préstamo o un crédito, su importe y el plazo de devolución, o si necesitas un aval técnico. También debes indicar el objeto de la operación y si existen otros avalistas o créditos bancarios.

Memoria de la actividad económica en la que indiques tus principales objetivos, así como los productos y/o servicios que ofreces.

Cuenta de Pérdidas y Ganancias de los dos últimos ejercicios cerrados y del actual.

IRPF, .resumen anual de IVA, Modelo 347 y último recibo de pago a la Seguridad Social.

¿Qué documentación presentar para conseguir un aval en el caso de las pymes?

Solicitud de aval

Escrituras de constitución de la sociedad.

Impuesto de Sociedades de los dos últimos ejercicios cerrados.

Balance y Cuenta de Pérdidas y Ganancias del ejercicio en curso.

Resumen anual de IVA en curso, Modelo 347 del último ejercicio.

En caso de las sociedades de reciente constitución, deberán presentar su plan de negocio. En éste debes describir tu actividad y productos o servicios, incluyendo un estudio de mercado y un análisis de la competencia. Debes presentar, además, el plan de inversión, con la previsión de los resultados a tres años para demostrar que tienes un modelo de negocio sólido que te permita devolver el préstamo.

Ten en cuenta que la SGR valorará positivamente que estés incursionando en un sector en auge. Contar con un proyecto de internacionalización o con planes para invertir en I+D son otros factores que inclinarán la balanza a tu favor. También se valora muy positivamente la formación profesional y la experiencia laboral en el sector.

Pasos a seguir para conseguir un aval

Para conseguir un aval, necesitas contactar con  una SGR, y una vez que presentes la solicitud, expertos de la SGR valorarán tu petición. Si consideran que es viable, te informarán sobre los costes de la operación y además, tendrás que hacerte socio de la SGR adquiriendo participaciones en un porcentaje equivalente al importe que quieres avalar, cuando termine la operación, podrás recuperar tu dinero.
Autor: ConAvalSí
Categoría: Nuevos Negocios
Primera inversión de tu empresa

El año pasado, el 51,2 % de las pymes que solicitaron financiación bancaria consideran que la obtuvieron en mejores condiciones en comparación con dos años atrás, sobre todo porque ha mejorado el tiempo de respuesta de la entidad financiera y el volumen de financiación, según el informe CEPYME.

No cabe duda de que las condiciones de financiación han mejorado para las pequeñas empresas, pero los préstamos para iniciar un negocio siguen siendo una asignatura pendiente ya que sin historial crediticio y un balance de cuentas que mostrar, muchas entidades bancarias se resisten a conceder un préstamo.

¿Cómo conseguir un crédito para iniciar mi negocio?

Existen diferentes modelos de financiación a los que puedes recurrir para obtener esa primera inversión que necesitas para poner en marcha tu idea de negocio. El préstamo bancario es una de las alternativas más comunes ya que te permitirá mantener el control total sobre el capital. Estos préstamos suelen estar sujetos a intereses que oscilan entre el 3,5 % y 7,5 % anual, en función del banco, el capital solicitado y el nivel de riesgo que represente tu proyecto.

Para aumentar las probabilidades de que te concedan el préstamo para abrir un negocio es recomendable que:

Tengas un buen historial crediticio. El banco lleva un registro de tus actividades financieras, incluidos los préstamos y el uso de la tarjeta de crédito. Si ya has solicitado otros préstamos, aunque sea a nivel personal, y has pagado en tiempo, la entidad bancaria lo valorará positivamente y es más probable que financie tu idea de negocio.

Presentes un plan de empresa detallado mediante el cual demuestres la viabilidad de tu idea de negocio. Describe tus productos o servicios, realiza un estudio de mercado en el que analices concienzudamente a la competencia y especifica los recursos que necesitarás para poner en marcha tu actividad. Un buen plan de empresa demuestra que tienes las ideas claras y que cuentas con un proyecto sólido que te permitirá pagar la deuda contraída.

Muestres un contrato con un cliente. Contar con un cliente antes de poner en marcha el negocio es una garantía adicional que el banco valorará positivamente ya que demuestra que existe un público interesado en tus productos o servicios, lo cual disminuye el nivel de riesgo que representa el crédito.

Consigas un aval fiable. El 46,7 % de las pymes que solicitan un crédito se ven obligadas a presentar garantías, una solicitud más común a las empresas con menos de 5 años de vida, según reveló el último informe de CESGAR. Contar con un aval no solo te permitirá brindar una imagen más profesional, sino que disminuirá el riesgo al que se expone el banco y aumentarán las probabilidades de que te concedan el préstamo para iniciar tu negocio.

¿Cómo me puede ayudar una SGR?

Según el mismo informe, el 18 % de las pymes considera que la falta de garantías solicitadas por los bancos es uno de los principales obstáculos para acceder a la financiación. Las SGR pueden ayudarte a conseguir tu primera inversión actuando como avalistas de tu proyecto.

Con el aval de una SGR no solo podrás tener acceso al préstamo para abrir un negocio, sino que también tendrás la oportunidad de mejorar sus condiciones. De hecho, el informe de CESGAR también indica que el 34,7 % de las pymes aún lamenta que los plazos de devolución son demasiado cortos y el 32,1 % indica que los gastos y comisiones que se exigen son muy altos. Con la ayuda de una SGR podrás negociar una reducción de los tipos de interés y la ampliación de los plazos de amortización.

¿Cuáles son los requisitos?

Antes de solicitar un aval de una SGR es importante que te informes sobre sus requisitos. Cada SGR tiene sus propias exigencias para avalar un proyecto de negocio, aunque por lo general demandan que la pyme no se encuentre en concurso de acreedores y esté al corriente de los pagos en la Seguridad Social y la Agencia Tributaria.

Para conocer los requisitos específicos, tendrás que enviar tu solicitud a la SGR que hayas elegido a través del portal ConAvalSí. Una vez que presentes la documentación, la SGR valorará tu proyecto y te informará sobre los costes de la operación.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Nuevos Negocios
Negocios en internet

El comercio online no para de crecer: 7 de cada 10 internautas compran por Internet, lo que representa un mercado de 19,4 millones de españoles, según el Estudio Anual eCommerce. La red ofrece oportunidades muy interesantes para montar un negocio exitoso, pero si estás pensando en trabajar desde casa y ganar dinero por Internet, es mejor que diseñes un buen plan de empresa y cuentes con la confianza de un aval SGR porque la competencia en este sector también es muy grande.

¿Cuándo podemos comenzar nuestro negocio en Internet?

Emprender un negocio en Internet suele ser más económico y sencillo que en el mundo físico, pero no es una garantía de éxito ni significa que obtendrás ganancias rápidamente. Puedes abrir una tienda online con una inversión mínima, pero necesitarás mucho más para que el negocio funcione.

La baja inversión, no tener suficiente flujo de caja o no ser capaces de diferenciarse de la competencia son las principales causas por las que el 80% de los negocios online fracasan, según Practical Ecommerce. Eso significa que antes de comenzar un negocio en Internet necesitas tener claras tus fuentes de financiación y los costes fijos que tendrás que afrontar.

Para ganar dinero por Internet de manera legal necesitas darte de alta al menos como autónomo, lo cual implica unos costes fijos destinados a cubrir las cuotas de la Seguridad Social. También tendrás otros costes mensuales, como la conexión Internet, el hosting, que debe ser fiable y rápido, así como el mantenimiento del e-commerce o cualquier otra plataforma que necesites para tu negocio.

Uno de los mayores costes de los negocios en Internet es el marketing ya que necesitas atraer visitas al sitio web y convertir los leads en clientes. Tendrás que invertir en una buena estrategia SEO y SEM que te permita promocionar tu marca y productos mientras ganas visibilidad en los buscadores y las redes sociales. Por tanto, no solo necesitas una buena idea de negocio sino también un respaldo económico.

¿Qué ventajas puede aportarte un aval SGR?

Encontrar financiación por los cauces convencionales no es fácil, sobre todo cuando se trata de startups tecnológicas o empresas de reciente creación. Las entidades bancarias pueden negar el crédito a una empresa nueva solo porque no tiene un historial crediticio que la respalde. Para una SGR, sin embargo, ese proyecto puede ser perfectamente viable. Contar con un aval de una SGR para emprender tu negocio en Internet te reporta grandes beneficios:

Facilita el acceso a las fuentes de financiación en mejores condiciones. El aval de una SGR te coloca en una posición más fuerte que te permitirá negociar tipos de interés más bajos o un plazo de devolución más amplio que te brinde un buen margen de maniobra. Al tratarse de una garantía, también podrías acceder a un mayor importe de financiación para impulsar tu negocio.

Brinda el apoyo de expertos en financiación que te asesorarán a lo largo del proyecto. La SGR analiza tu caso en particular y tu plan de negocio para proponerte las mejores soluciones y ayudarte a tener éxito.

Ofrece una imagen más profesional que genera confianza en los futuros inversores que quieras atraer a tu negocio ya que cuentas con el respaldo de una SGR.

¿Cómo conseguir el aval de una SGR?

El aval SGR es un contrato de afianzamiento mediante el cual una Sociedad de Garantía Recíproca garantiza la operación y le asegura a la entidad que te brinda el crédito que vas a cumplir con tus obligaciones. Gracias a este aval, no solo tendrás acceso al crédito que necesitas para comenzar tu negocio, sino que también podrás negociar unas condiciones más ventajosas.

Busca la SGR adecuada a tus necesidades. En ConAvalSí te lo ponemos fácil. En nuestra web encontrarás toda la información necesaria para encontrar la SGR que necesites: requisitos, información, pasos a seguir… Todo lo que necesario para conseguir tu aval. Una vez tengas todas las dudas resueltas, puedes navegar por nuestro mapa interactivo y encontrar la SGR más cercana a donde se encuentre tu empresa.

 Asegúrate de cumplir los requisitos. Cada SGR establece sus propias condiciones para ofrecer un aval, por lo que tendrás que estudiarlas detenidamente. Dos requisitos habituales que demandan es que la empresa no esté en concurso de acreedores y no tenga deudas con Hacienda ni la Seguridad Social.

Diseña un plan de negocio viable. Para obtener el aval tendrás que presentar un plan de negocio que demuestre la viabilidad de tu empresa online. Refleja tu cuota de mercado, realiza un análisis profundo de la competencia, destaca los nichos descuidados, indica los costes fijos y proyecta las ganancias que esperas obtener en relación a la inversión que necesitas.

La SGR valorará tu plan de negocio y decidirá si es viable. Si da el visto bueno, te contactará para explicarte los costes de la operación y los pasos a seguir.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Nuevos Negocios
Estudio de mercado para pymes y autónomos

Para poner en marcha una empresa o lanzar un nuevo producto o servicio, es fundamental conocer el mercado, saber cuáles son las necesidades de los compradores y en qué dirección se está moviendo la competencia. Las grandes empresas realizan estudios de mercado para disminuir su nivel de riesgo y proyectar mejor su estrategia, pero esta herramienta también es muy útil para las pymes y autónomos.

¿Qué es un estudio de mercado?

El estudio de mercado es un proceso de recolección y análisis de datos e información sobre los clientes y competidores, que se realiza generalmente para crear un plan de negocios viable o lanzar un nuevo producto o servicio.

El objetivo del estudio de mercado en una empresa es conocer el perfil y comportamiento del prospecto o cliente potencial, ante el lanzamiento o reposicionamiento del producto o servicio. También permite identificar elementos innovadores que puedan representar una oportunidad de negocio para anticiparse a la competencia.

¿Para qué sirve el estudio de mercado a las pymes?

Segmentarás mejor a tu target.

Un estudio de mercado te permitirá conocer y comprender mejor las características de tu prospecto. Usando diferentes herramientas de segmentación podrás crear distintos perfiles de consumidores que te permitirán diseñar mejor tu producto o servicio o lanzar una campaña de marketing más eficaz para promocionarlo.

Conocerás mejor a la competencia.

El estudio de mercado también implica un análisis profundo de tu sector y la competencia. Podrás saber qué están haciendo tus competidores, descubrir las estrategias que funcionan y detectar nichos desatendidos o necesidades insatisfechas en los consumidores.

Minimizarás los riesgos.

El estudio de mercado te brinda diferentes herramientas de análisis que puedes usar para tomar decisiones estratégicas que te permitan minimizar los riesgos que suelen entrañar los cambios e innovaciones. Conocer los movimientos de los compradores y vendedores te permitirá tomar decisiones más acertadas para el crecimiento de tu negocio, descartando aquellas que tienen más probabilidades de fracasar.

Ahorrarás costes y tiempo.

El estudio de mercado te permitirá conocer las tendencias y planificar mejor los recursos de tu negocio, lo cual se revertirá en un ahorro de costes y tiempo. También podrás saber cómo cambian los gustos y preferencias de los consumidores para adaptarte rápidamente a ellos y aventajar a la competencia.

¿Cómo realizar un estudio de mercado en una empresa?

Define tu objetivo

Antes de comenzar, debes definir qué quieres lograr con tu investigación. ¿Quieres determinar la viabilidad y rentabilidad de un nuevo producto o servicio antes de introducirlo en el mercado? ¿O quizá necesitas analizar el posicionamiento de tu empresa?

Recoge información

Recopila información de terceros haciendo uso, por ejemplo, de Internet, donde podrás encontrar informes especializados en tu sector con estadísticas y datos útiles, sobre todo en los sitios web del Instituto Nacional de Estadística y las Cámaras de Comercio e Industria. También puedes recurrir a herramientas y técnicas propias como la observación directa de la competencia, encuestas o entrevistas en profundidad a los clientes y/o grupos de discusión.

Analiza la competencia

Una parte del estudio de mercado se centra en descubrir cómo están trabajando las empresas similares a la tuya. Determina quiénes son los líderes del mercado para que puedas saber qué estrategias están funcionando y cuáles no. Identifica oportunidades interesantes y nuevas tendencias. En plataformas como eInforma podrás conocer detalles sobre sus cuentas anuales y la evolución de las ventas, pero en sus propios sitios web y redes sociales también podrás hallar pistas sobre sus estrategias de marketing.

Define a tu target

El estudio de mercado te permitirá realizar un perfil de tu prospecto, teniendo en cuenta no solo sus datos demográficos sino también sus intereses, comportamientos de compra, aficiones y valores. Al segmentar a tu público podrás lanzar campañas de marketing más específicas que conviertan mejor.

Realiza un análisis DAFO

El estudio de mercado termina con un análisis de las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades de tu empresa en el mercado. Así podrás tener claro cómo enfocar tu estrategia de negocios y qué puntos necesitas reforzar.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Nuevos Negocios
Ideas de negocios para 2019

Una buena idea de negocio parte de las tendencias actuales, pero se proyecta en el futuro. Un negocio rentable y sólido a lo largo del tiempo es aquel que no solo satisface las necesidades de los consumidores, sino que también vislumbra los cambios que se producirán en el sector en los próximos años, para adelantarse a la competencia. El año pasado te dimos algunas ideas de negocio rentables en 2018, ahora volvemos a la carga con nuevas ideas de negocio para 2019.

¿Cuáles son los negocios más rentables para emprender en 2019?

Servicios para viviendas vacacionales

El fenómeno de la vivienda vacacional sigue creciendo y fidelizando a sus clientes. En los últimos dos años el uso de las viviendas vacacionales aumentó un 32,8 % frente al crecimiento del 2,5 % que experimentaron los hoteles, según el Barómetro del Alquiler Vacacional en España. Más allá del típico servicio de limpieza, hay otros negocios para emprender en la industria de la hospitalidad. Puedes ofrecer servicios de marketing para mejorar la visibilidad de las viviendas vacacionales, por ejemplo, comercializar packs de bienvenida a precios competitivos o gestionar las reservas y entradas y salidas de los huéspedes.

Marketing de afiliación

Las ventas online no paran de crecer. La facturación del comercio electrónico en España alcanzó los 30.406 millones de euros en 2017, lo que representa un 25,7 % más que el año precedente, según El Economista. Puedes aprovechar la buena salud de este sector a través del marketing de afiliación. Se trata de un negocio rentable ya que requiere una inversión mínima y no tendrás que encargarte de la logística y los envíos sino tan solo de la publicidad a cambio de una comisión por cada venta. El secreto radica en construir un sitio web vertical, preferentemente en un nicho desatendido, para facilitar su posicionamiento en los buscadores e incrementar tus ganancias.

Alimentos ecológicos

¿Sabías que España es el primer productor europeo de alimentos ecológicos y uno de los diez mayores consumidores a nivel mundial? El sector de la alimentación ecológica mueve 1.686 millones de euros, según ABC, y aún hay mucho margen de crecimiento. Puedes poner en marcha una tienda online de café ecológico, una bebida cuyo consumo también va en aumento, montar una empresa de catering de productos ecológicos o instalar máquinas expendedoras de alimentos ecológicos y saludables, una opción que podría encontrar respaldo en la administración pública y en las clínicas y colegios.

Proveedor de servicios IoT

Internet de las Cosas (IoT) ya ha llegado. El índice de penetración a nivel mundial de los dispositivos IoT es del 23 % y en España ya alcanza el 17 %, según un informe de Deloitte. La domótica ha irrumpido en los hogares, donde cada vez hay más sistemas de iluminación, climatización y entretenimiento inteligente. Para que estos dispositivos funcionen de manera adecuada e integrada en una casa domótica, es necesario contar con una infraestructura, sensores y un sistema de soporte permanente. Por tanto, poner en marcha esta idea de negocio en 2019 te permitirá ser un pionero en el sector.

Instalador de puntos de recarga eléctricos

La Unión Europea prohibirá los coches de combustión interna en 2050, el empujón final que los coches eléctricos necesitan para popularizarse definitivamente. En España están ganando terreno: el año pasado se matricularon 13.021 unidades, entre eléctricos puros e híbridos enchufables, lo cual representa un incremento del 110,6 % respecto al 2016, según la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de Vehículo Eléctrico. Aunque ya existen negocios rentables que se dedican a la instalación de puntos de recarga para los vehículos eléctricos, el mercado puede absorber a otros profesionales, sobre todo si brindas un servicio personalizado que ayude a los consumidores a aprovechar las ayudas estatales o autonómicas que existen.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Nuevos Negocios
Seguridad Comunicación segura mediante certificado del servidor SSL y el acceso a la información protegida y se almacenada cifrada. Su IP de acceso 201.214.111.236