Consentimiento legal de cookies

Utilizamos cookies, propias y de terceros, para mantener sus preferencias y analizar sus hábitos de navegación en nuestra página web, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. Más información en el apartado Política de Cookies de nuestra página web.

Guardar preferencias Aceptar todas las cookies

Pymes, ¿cómo acceder a las nuevas ayudas para reforzar su solvencia?

15/06/2021
ayudas restructurar deuda para pymes

Si tienes un negocio y solicitaste los préstamos otorgados a través de las líneas Covid I y Covid II, podrás acceder a las nuevas ayudas para pymes que permiten la negociación de la deuda. En mayo se publicó en el BOE el Código de Buenas Prácticas que apoya la solvencia de las pymes y los autónomos en dificultades que recibieron financiación con aval público del Instituto de Crédito Oficial (ICO), la Compañía Española de Reafianzamiento (Cersa) y la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación (CESCE).

Las tres medidas principales de las nuevas ayudas para pymes son:

  1. Extender el plazo de amortización de los créditos avalados. Las pymes con deudas iguales o inferiores a 1,8 millones de euros, que ya hayan sido objeto de una extensión del plazo, pueden solicitar una prórroga adicional de otros 2 años. Las empresas que no se hayan beneficiado de esa ampliación pueden solicitar una extensión de 5 años. El tope de la deuda es menor para las empresas pesqueras, 270 000 euros, y 225 000 para las agrícolas. En cualquier caso, la extensión de la deuda no superará los 10 años.
  2. Mantener el aval cuando los créditos se conviertan en préstamos participativos. La entidad bancaria debe considerar la posibilidad de convertir las operaciones de financiación con aval público en préstamos participativos no convertibles en capital. Así, la empresa podrá reforzar sus recursos, ya que este tipo de préstamos se cataloga como capital desde el punto de vista mercantil.
  3. Acordar una reducción de la deuda pendiente. Es un último recurso que permite a la pyme negociar con el banco la reducción del capital pendiente de pago, de manera que la entidad reclame una parte del importe reducido al avalista y asuma otra parte. El importe a reducir puede ser de hasta el 50 % del principal avalado pendiente de cada operación, si la caída de la facturación en 2020 fue inferior al 70 %. Si las pérdidas fueron superiores, ese importe puede aumentar hasta el 75 %.

Cabe aclarar que los bancos concederán la extensión del vencimiento de los créditos cuando el cliente cumple los requisitos, pero pueden decidir sobre la conversión en préstamo participativo o la quita de la deuda pendiente.

¿Cuáles son los requisitos para solicitar las ayudas?

Puedes solicitar la aplicación de una o varias medidas, ya sea de una vez o de forma sucesiva, ante el banco con el que tengas la deuda mayor con aval público, ya que este se encargará de coordinar e informar al resto de acreedores para llegar a un acuerdo.

Para ampliar el plazo de devolución del crédito avalado, tendrás que, entre otros requisitos:

  • Demostrar que tu facturación cayó un 30 % en 2020. Si tu facturación no disminuyó tanto, puedes pedir la extensión del plazo de vencimiento, pero el banco no está obligado a concederla.
  • Estar al corriente en el pago del crédito avalado u otro otorgado por el mismo banco, por lo que no debes haber incurrido en un impago de más de 90 días.
  • No aparecer en los ficheros de morosos de la Central de Información de Riesgos del Banco de España (CIRBE), ni estar sujeto a un procedimiento concursal.
  • No haber sido condenado con anterioridad por delitos contra Hacienda o la Seguridad Social.

Para solicitar la conversión del préstamo en participativo, sin perder las coberturas del aval o la reducción de la deuda pendiente, además de los requisitos anteriores, tendrás que presentar un resultado negativo después de impuestos en la cuenta de pérdidas y ganancias del ejercicio 2020.

¿Qué entidades están adheridas al Código de Buenas Prácticas?

El Código de Buenas Prácticas es de adhesión voluntaria por parte de las entidades financieras. La Secretaría General del Tesoro publicará los nombres de las entidades que se sumen. Las entidades que lo hagan informarán a sus clientes y se comprometen a facilitar la renegociación.

Esas entidades financieras remitirán trimestralmente al Banco de España la información que requiera la Comisión de Control, en la que participarán vocales designados por el ICO, Cersa y Cesgar, entre otros. De hecho, las SGR se han adherido recientemente a este código en calidad de entidades financieras.

¿Cuáles son los plazos para solicitar estas ayudas?

El plazo para solicitar estas nuevas ayudas para pymes vence el 15 de octubre de 2021. Las entidades financieras tendrán 45 días, desde que reciban la petición con la documentación completa, para realizar una propuesta a la pyme o autónomo.

Seguridad Comunicación segura mediante certificado del servidor SSL y el acceso a la información protegida y se almacenada cifrada. Su IP de acceso 3.236.55.22