Utilizamos cookies, propias y de terceros, para mantener sus preferencias y analizar sus hábitos de navegación en nuestra página web, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. Más información en el apartado Política de Cookies de nuestra página web.


Aceptar Rechazar

¿Cómo crear una pyme, paso a paso, en España?

29/07/2019
crear una pyme en España

El año pasado se crearon 55 000 pymes más que en 2017 en España, según el VIII informe de CESGAR. Con la recuperación económica, muchos emprendedores se han animado a poner en marcha sus ideas de negocio, de manera que si tú también estás pensando en crear tu empresa, te explicamos, paso a paso, cómo formalizar su constitución para que puedas comenzar a facturar lo más rápido posible.

10 pasos para formalizar la constitución de tu pyme

1. Elige la forma jurídica

El primer paso para crear una pyme es decidir su forma jurídica, la cual dependerá de factores como la naturaleza de la actividad, el alcance del proyecto, el número de socios y la responsabilidad legal que estás dispuesto a asumir. Si no tienes socios, puedes crear una sociedad limitada unipersonal (SLU), pero si vas a asociarte con otras personas, podrías crear una sociedad de responsabilidad limitada (SL).

2. Obtén la certificación negativa del nombre

En el Registro Mercantil Central, ya sea en sus oficinas físicas o en su sede online, debes solicitar la certificación negativa de la denominación de tu empresa, un documento que te sirve para acreditar que no existe otra sociedad operando con ese mismo nombre.

3. Redacta los estatutos sociales

Los estatutos sociales regulan el papel de los socios en la empresa, así como la manera en que se administrará la sociedad, cómo se distribuirán las utilidades y pérdidas, cuál será el fondo de reserva y cómo se pueden transmitir las participaciones. Dejar todo claro desde el inicio es esencial para evitar problemas a largo plazo.

4. Abre una cuenta bancaria a nombre de la empresa

Según el tipo de sociedad que constituyas, tendrás que depositar un capital social en una cuenta bancaria a nombre de la empresa. En el caso de una sociedad limitada, el capital mínimo establecido por ley es de 3 000 euros.

5. Solicita el número de identificación fiscal en la Agencia Tributaria

Debes rellenar el modelo 036, que puedes presentar telemáticamente. Recibirás un NIF provisional con el que puedes comenzar a facturar y recibirás el definitivo en un plazo de seis meses, cuando presentes una copia de la escritura de constitución de la sociedad.

6. Firma la escritura pública ante notario

Si tienes socios, tendréis que acudir ante un notario para firmar la escritura pública de constitución de la sociedad. Tendrás que presentar una serie de documentos, entre ellos los estatutos sociales, la certificación negativa del nombre de la empresa, la certificación bancaria del depósito del capital social y los documentos de identificación de cada uno de los socios.

7. Inscribe la empresa en el Registro Mercantil

Acude a la oficina del Registro Mercantil de la provincia donde esté domiciliado tu negocio e inscríbelo. Tendrás que presentar todos los documentos que acrediten la constitución de la sociedad. Y no olvides legalizar los libros de sociedades. Para realizar este trámite tienes un plazo de dos meses a partir del momento en que firmes la escritura de la constitución.

8. Date de alta en IAE

Debes tramitar el alta en el Impuesto sobre Actividades Económicas en la Agencia Tributaria, indicando la actividad empresarial que vas a desarrollar. Si vas a ejercer como administrador de la sociedad, también tendrás que darte de alta en el censo de empresarios de la Agencia Tributaria y en el RETA, donde figurarás como autónomo societario. Ten en cuenta que los autónomos societarios no pueden acogerse a las bonificaciones para autónomos y que tu cuota de la Seguridad Social será más elevada que la de los autónomos inscritos en el régimen general.

9. Registra patentes y marcas

El hecho de que hayas inscrito tu empresa en el Registro Mercantil no te garantiza que tu logotipo, eslogan o cualquier cosa que crees estén protegidos. Necesitas registrarlos en la Oficina Española de Patentes y Marcas.

10. Obtén el certificado electrónico

La Administración está apostando cada vez más por los medios electrónicos, de manera que tendrás que obtener el certificado electrónico para tu empresa, el cual te facilitará muchos trámites y te ahorrará muchísimo tiempo. La buena noticia es que puedes solicitar el certificado electrónico como administrador único por Internet.

Por último, recuerda que, según el tipo de actividad que vayas a desarrollar, quizá tengas que solicitar una licencia municipal de apertura, con la cual acreditas que tu oficina, comercio o nave industrial cumple los requisitos de la normativa vigente.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Nuevos Negocios
Seguridad Comunicación segura mediante certificado del servidor SSL y el acceso a la información protegida y se almacenada cifrada. Su IP de acceso 54.36.150.78