Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.
Cerrarcerrar
Contacto Facebook Twitter

¿Qué es un aval?

30/11/2017
Qué es un aval

La financiación para pymes y autónomos suele ser un escollo difícil de superar. Según la Confederación Española se Sociedades de Garantía (SGR-Cesgar), casi el 50 por ciento de las empresas que solicitan un crédito tienen problemas porque no pueden aportar las garantías necesarias. Si ese es tu caso, tendrás que presentar un aval, cuyo objetivo es minimizar el riesgo de la operación.

¿En qué consiste un aval?

El aval es un contrato en el que se refleja el compromiso de cumplimiento de ciertas obligaciones ante un tercero. En la práctica, una persona o entidad se compromete a garantizar tu deuda ante un acreedor. Para que ese compromiso sea válido, debe existir un contrato por escrito, que generalmente se firma ante notario.

Los más comunes son los avales económicos, para garantizar un pago futuro. El avalista puede ser de una persona física o jurídica que actúa en nombre propio y garantiza la operación con todos sus bienes, o puede tratarse de un aval bancario emitido por una entidad financiera. También existen avales técnicos, en los que el avalista garantiza que proporcionarás cierto servicio según las condiciones pactadas, habitualmente ante las administraciones.

SGR: La vía más sencilla, rápida y económica para obtener un aval

El 2016 las Sociedades de Garantía (SGR) concedieron un 13% más de avales que el año anterior. El principal objetivo de estas sociedades sin ánimo de lucro es facilitar la financiación para autónomos y pymes, brindándoles la posibilidad de reducir los tipos de interés de la deuda y ampliar los plazos de financiación.

La gama de productos para autónomos de las SGR y los avales para pymes es muy amplia. Pueden avalarte tanto si necesitas un microcrédito de 25.000 euros, como si solicitas un préstamo de hasta 100.000 euros, ya sea ante entidades bancarias o el ICO. También pueden ayudarte si necesitas aplazar el pago de las compras a proveedores, recibir un anticipo de subvenciones o realizar operaciones de leasing.

¿Qué comisiones debes pagar?

El aval suele tener tres tipos de comisiones. Te cobrarán una sola vez por el estudio y la apertura, y según el acuerdo que hayas firmado tendrás que pagar de manera trimestral, semestral o anual una comisión de riesgo. Debes sumar los gastos de notario, que normalmente ascienden al 0,3 por ciento de la operación. 

En el caso de las SGR, éstas aplican una comisión de estudio y, si aceptan tu proyecto, tendrás que adquirir participaciones en proporción a la deuda que vas a contraer. Además, debes pagar una comisión de aval anual.

Si bien, es un proceso sencillo.

SGR
Colaboradores
Supervisor
Financiación PYMES Financiación Autónomos Mapa web Política de Privacidad Política de Cookies ©2018 Desarrollado por SGRSoft, S.L.
Seguridad Comunicación segura mediante certificado del servidor SSL y el acceso a la información protegida y se almacenada cifrada. Su IP de acceso 49.207.194.72