Consentimiento legal de cookies

Utilizamos cookies, propias y de terceros, para mantener sus preferencias y analizar sus hábitos de navegación en nuestra página web, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. Más información en el apartado Política de Cookies de nuestra página web o configuralas o recházalas pulsando en nuestro gestor de configuración

Las cookies técnicas sirven para garantizar el correcto funcionamiento del portal web, así como para proporcionar comodidad y fluidez a la navegación del usuario.

Las cookies analíticas o de medición ayudan a los propietarios de páginas web a comprender como interactúan los visitantes con las páginas web reuniendo y proporcionando información de forma anónima.

Cookies para integrar funcionalidades de redes sociales en el sitio Web y compartir contenidos del sitio Web en dichas redes sociales.

Guardar preferencias Rechazar cookies Aceptar todas las cookies

Blog Con Aval Sí

Página 10
balance de comprobación de una empresa

El objetivo de toda empresa es ser rentable y obtener beneficios. Para lograrlo, necesita dar seguimiento a los movimientos del mercado y a sus operaciones. La contabilidad es su principal herramienta para llevar un registro detallado de los movimientos económicos, de manera que el empresario pueda conocer la situación financiera real del negocio, estar al tanto de los beneficios y pérdidas, así como conocer su solvencia para planificar la estrategia de cara al futuro. El balance de comprobación de sumas y saldos es una pieza esencial para llevar esa contabilidad.

¿Qué es el balance de comprobación de sumas y saldos?

El balance de comprobación, también conocido como balance de sumas y saldos, es una herramienta contable que se utiliza para realizar un resumen del estado financiero y las operaciones de la empresa durante un periodo de tiempo determinado. Refleja la suma del debe y el haber de las distintas cuentas, así como su saldo.

El propio Código de Comercio establece que todas las empresas tienen la obligación de realizar trimestralmente el balance de comprobación e incluirlo en el libro de inventarios. De hecho, el balance de sumas y saldos es muy útil porque refleja la contabilidad de la empresa, facilitando la toma de decisiones estratégicas y la preparación de las cuentas anuales. Permite constatar la fiabilidad de los saldos que se utilizan durante el ejercicio económico y comprueba que no existen asientos descuadrados en la contabilidad. Así, el empresario puede tener la certeza de que todo está en orden.

¿Cómo se realiza el balance de sumas y saldos?

El balance de comprobación de sumas y saldos debe contener el nombre del negocio, la identificación del estado al cual se refiere, así como el periodo o la fecha en que se realiza. También debe indicar el folio de cada cuenta y el nombre de las mismas. Además, debe incluir el total y saldo deudor y acreedor de las cuentas.

Para elaborar el balance de comprobación, es necesario tener registradas todas las operaciones en el Libro Diario y llevar cada asiento en el Libro Mayor, en el cual debe figurar cada cuenta en la que se anotan los importes de todos los cargos realizados en ella, así como los importes de los abonos.

En cada cuenta se suman los importes de los cargos y los importes de los abonos, respectivamente. Luego se calcula el saldo de cada cuenta, extrayendo la diferencia entre la suma de los cargos y la suma de los abonos.

A continuación, se realiza una tabla con una cuenta por fila. En las columnas se colocan la suma de todos los cargos, la suma de todos los abonos, los saldos acreedores y los saldos deudores. En las dos últimas columnas solo se indica el importe del saldo de la cuenta en una de ellas, según sea deudor o acreedor.

Por último, se suman todas las filas de cada columna para comprobar que la suma de los cargos realizados en todas las cuentas concuerda con la suma de todos los abonos hechos en todas las cuentas.

¿Qué hacer si el balance de comprobación no cuadra?

Si el balance de sumas y saldos no cuadra, es probable que se deba a un error en alguno de los asientos del Libro Diario o a un fallo durante la elaboración del propio balance. Por consiguiente, tendrás que repasar cuidadosamente los asientos del Diario en busca de la discrepancia.

Algunos de los errores de contabilidad más habituales son: omitir o repetir alguna cifra o cuenta, anotar de manera equivocada una partida donde no corresponde o un error en las fechas que haga contabilizar una operación antes o después de lo debido.

Categoría: Contabilidad
crear una pyme en España

El año pasado se crearon 102 169 nuevas empresas en España, lo cual significa que la actividad emprendedora registró su tercer máximo histórico desde el año 2008, superando la barrera de las 100 000 nuevas constituciones en un ejercicio, según reveló Axesor.

Tras la caída de la actividad empresarial provocada por la pandemia, una recuperación económica más rápida y sólida de lo previsto ha incitado al optimismo, de manera que muchos emprendedores se han animado a poner en marcha sus ideas de negocio. Si tú también estás pensando en abrir una empresa, te explicamos los requisitos y pasos para formalizar su constitución, de forma que puedas comenzar a facturar lo más rápido posible.

10 pasos para crear una empresa en España

1. Elige la forma jurídica

El primer paso para abrir una empresa es decidir su forma jurídica, la cual dependerá de factores como la naturaleza de la actividad, el alcance del proyecto, el número de socios y la responsabilidad legal que estás dispuesto a asumir. De esa elección también dependerán las obligaciones fiscales y de contabilidad que asumirás, así como la inversión económica inicial para la constitución de la empresa.

Si no tienes socios, puedes crear una sociedad limitada unipersonal (SLU) para restringir tu responsabilidad fiscal al capital aportado. En cambio, si vas a asociarte con otras personas, podrías crear una sociedad de responsabilidad limitada (SL). Otra posibilidad es crear una sociedad anónima (SA), cuyo capital puede ser fraccionado en acciones y repartido entre los socios, o una sociedad cooperativa, en cuyo caso necesitarás al menos tres socios y estos ejercerán al mismo tiempo como trabajadores de la empresa.

2. Obtén la certificación negativa del nombre

Entre los requisitos para montar una empresa se encuentra obtener la certificación negativa del nombre que hayas elegido para tu negocio. Puedes pedirla en el Registro Mercantil Central acudiendo a sus oficinas físicas, rellenando el formulario web en su sede online o remitiendo una carta por correo postal.

Este documento acredita que no existe otra sociedad operando con ese mismo nombre, por lo que evita duplicidades y problemas legales de cara al futuro. Si el nombre que solicitas está libre, quedará reservado durante seis meses. Transcurrido este periodo de tiempo, si no has inscrito la sociedad en el Registro Mercantil Provincial, el nombre quedará libre y otras entidades podrán reclamarlo. De hecho, la certificación negativa tiene una vigencia de tres meses, prorrogable por otros tres, el tiempo necesario para realizar el resto de los trámites legales para constituir la empresa.

3. Redacta los estatutos sociales

Los estatutos sociales rigen el funcionamiento de la empresa y, aunque se pueden modificar posteriormente, lo ideal es dejarlos claros desde el inicio para evitar posibles controversias entre los socios.

Deben reflejar la información básica de la empresa, como su denominación, domicilio social, duración prevista, objeto social y público al que se dirige. También deben recoger todo lo relacionado con el capital social inicial para constituir la empresa, así como la política de participaciones; es decir, su división entre los socios y formas y circunstancias de los traspasos.

Los estatutos sociales también deben incluir la estructura organizativa de la empresa, indicando desde cómo se administrará hasta qué retribución recibirá el administrador. Señalarán, además, cómo se votan las decisiones y cómo se distribuyen los beneficios y pérdidas entre los socios, cuál será el fondo de reserva y por qué causas y cauces se puede disolver la sociedad.

4. Abre una cuenta bancaria a nombre de la empresa

Uno de los requisitos para montar una empresa consiste en aportar un capital social mínimo. Según el tipo de sociedad que constituyas, tendrás que depositar ese dinero en una cuenta bancaria a nombre de la empresa. 

En el caso de una sociedad de responsabilidad limitada, el capital mínimo que establece la ley es de 3 000 euros, mientras que para las sociedades anónimas esa cifra asciende a 60 000 euros. En cambio, para las sociedades cooperativas, el capital social mínimo depende de la regulación autonómica y del sector de actividad, aunque normalmente oscila entre 1 500 y 3 000 euros.

5. Solicita el número de identificación fiscal en la Agencia Tributaria

El Número de Identificación Fiscal (NIF) es un código alfanumérico que tendrás que usar en todos los documentos relacionados con tu negocio, tanto para la constitución de la sociedad como para la presentación de impuestos y la facturación de la actividad.

Para obtener el NIF, tendrás que rellenar el modelo 036, que puedes presentar telemáticamente en la Agencia Tributaria. Recibirás un NIF provisional con el que puedes comenzar a facturar y en un plazo de seis meses te proporcionarán el definitivo, cuando presentes una copia de la escritura de constitución de la sociedad.

6. Firma la escritura pública ante notario

Si tienes socios, tendréis que acudir ante un notario para firmar la escritura pública de constitución de la sociedad. Tendrás que presentar una serie de documentos, entre ellos los estatutos sociales, la certificación negativa del nombre de la empresa expedida por el Registro Mercantil Central, la certificación bancaria del depósito del capital social y los documentos de identificación de cada uno de los socios.

Cabe aclarar que, si los socios están casados en régimen de separación de bienes, tendrán que presentar las capitulaciones matrimoniales. Si están casados en régimen de gananciales, el cónyuge tendrá que acudir a la firma de la escritura pública.

Si la aportación al capital social de alguno de los socios no es dineraria, deberá presentar una relación de los bienes en la que se desglose su descripción y valoración, así como la cantidad de acciones o participaciones que se atribuyen a esa aportación. Cuando se trata de bienes inmuebles, por ejemplo, tendrá que presentar los datos registrales.

7. Inscribe la empresa en el Registro Mercantil

El Registro Mercantil da constancia de la creación de la empresa. Al inscribir los actos de los empresarios, otorga a la sociedad plena capacidad jurídica y le permite ser reconocida por proveedores, entidades bancarias, inversores, entidades públicas y otras figuras con las que se relacionen. De hecho, todas las sociedades deben estar inscritas en el Registro Mercantil.

Para ello, solo tienes que acudir a la oficina del Registro Mercantil de la provincia donde esté domiciliado tu negocio e inscribirlo. Deberás presentar todos los documentos que acrediten la constitución de la sociedad, como la escritura pública y el NIF. Y no olvides legalizar los libros de sociedades. Para realizar este trámite tienes un plazo de dos meses desde el momento en que firmes la escritura de la constitución.

8. Date de alta en IAE

El Impuesto de Actividades Económicas se aplica a todas las pymes y autónomos que desempeñan una actividad profesional, empresarial o artística en España. Por consiguiente, para abrir una empresa tienes que tramitar el alta en el Impuesto sobre Actividades Económicas en la Agencia Tributaria, indicando la actividad empresarial que vas a desarrollar, un trámite que puedes hacer de manera presencial en las sedes físicas o directamente online. 

Si vas a ejercer como administrador de la sociedad, también tendrás que darte de alta en el censo de empresarios de la Agencia Tributaria y en el RETA, donde figurarás como autónomo societario. Ten en cuenta que los autónomos societarios no pueden acogerse a las bonificaciones para autónomos y que tu cuota de la Seguridad Social será más alta que la de los autónomos inscritos en el régimen general.

9. Registra patentes y marcas

Inscribir tu empresa en el Registro Mercantil no te garantiza que tu logotipo, eslogan o cualquier producto que crees estén protegidos. Necesitas registrarlos en la Oficina Española de Patentes y Marcas.

Tu marca es uno de los activos intangibles de tu negocio y cuando la registras, la proteges para que otras empresas o personas no puedan usarla, lo cual aporta un valor añadido a tu actividad. Por otra parte, registrar la patente te ofrecerá la titularidad y derecho exclusivo de explotación, impidiendo que terceros puedan plagiarla o usarla sin tu consentimiento.

10. Obtén el certificado electrónico

La Administración está apostando cada vez más por los medios electrónicos, por lo que el último paso para crear una empresa en España consiste en obtener el certificado electrónico para tu negocio, el cual te facilitará muchos trámites y te ahorrará muchísimo tiempo. La buena noticia es que puedes solicitar el certificado electrónico como administrador único por Internet.

Por último, recuerda que, según el tipo de actividad que vayas a desarrollar, quizá tengas que solicitar una licencia municipal de apertura, con la cual acreditarás que tu oficina, comercio o nave industrial cumple los requisitos de la normativa vigente.

Categoría: Nuevos Negocios
Coordinación de Actividades Empresariales (CAE)

La contratación y subcontratación de servicios es una práctica cada vez más habitual en las empresas para realizar aquellos trabajos que éstas no pueden asumir con los recursos propios. Esas prácticas pueden generar nuevos riesgos laborales, por lo que los empresarios deben coordinar adecuadamente ese trabajo para garantizar en todo momento la seguridad de los empleados, en especial cuando existe un alto grado de peligrosidad.

¿Qué es la CAE?

La CAE se refiere a la Coordinación de Actividades Empresariales, un protocolo de actuación que tiene como objetivo principal garantizar la seguridad y salud de los trabajadores. Responde a los principios de acción preventiva establecidos en el Real Decreto de Prevención de Riesgos Laborales, cuando en un mismo centro de trabajo confluyen empleados de dos empresas diferentes o distintos profesionales autónomos.

Las obligaciones de los empresarios principales y concurrentes

La ley indica que los empresarios titulares de las respectivas empresas que trabajen juntas tienen el deber de “informarse recíprocamente sobre los riesgos específicos de las actividades que desarrollen en el centro de trabajo, que puedan afectar a los trabajadores de las otras empresas concurrentes en el centro”. Esa información se debe detallar y proporcionar por escrito antes de que comiencen las actividades.

La normativa también establece dos actores fundamentales para el cumplimiento de la CAE y determina sus funciones y obligaciones:

-          Empresario principal

Es aquel que contrata o subcontrata con otros la realización de obras o servicios que se desarrollarán en su propio centro de trabajo. Este empresario tiene el deber de informar a los empresarios concurrentes sobre los riesgos intrínsecos a su centro de trabajo que puedan afectar a las actividades que estos desarrollarán, así como explicarles las medidas de prevención de esos riesgos y las pautas de emergencia que deben aplicar.

El empresario principal también tiene que garantizar la seguridad de los trabajadores de las otras empresas y cerciorarse de que los contratistas o subcontratistas cumplen con la normativa de prevención de riesgos laborales. De hecho, debe exigir a dichas empresas que acrediten por escrito que han cumplido sus obligaciones en materia de información y formación respecto a los trabajadores que van a prestar sus servicios en su centro de trabajo.

-          Empresario concurrente

Es aquel cuyos servicios han sido contratados o subcontratados. En este caso, tiene la obligación de establecer los medios de coordinación necesarios para prevenir los riesgos laborales, teniendo en cuenta el grado de peligrosidad de las actividades que desarrollará en la otra empresa. El empresario concurrente también es el encargado de comunicar a sus trabajadores la información y las instrucciones recibidas del empresario titular del centro de trabajo, para que estos cumplan con las mismas.

¿Qué documentos CAE necesita la pyme?

La documentación necesaria para cumplir con la Coordinación de Actividades Empresariales tiene un doble carácter: administrativo y preventivo. Por una parte, la documentación administrativa incluye el certificado que indica que la empresa está al corriente de sus obligaciones tributarias y con la Seguridad Social, el modelo TC1 de los trabajadores que señala las cuotas que corresponden a la empresa y a los empleados, así como con la póliza de responsabilidad civil que cubre el resarcimiento de los daños o perjuicios ocasionados a un tercero y su justificante de pago.

Por otra parte, la documentación preventiva incluye la evaluación de riesgos y los planes preventivos con medidas concretas para evitar los principales riesgos en la empresa. Obviamente, ese documento CAE varía según la actividad de la empresa y el sitio donde la realiza, pues no es lo mismo un negocio que se dedica a la jardinería que aquel que hace labores de limpieza o trabajos verticales y en alturas. La documentación CAE debe responder a las exigencias y riesgos específicos de la actividad que se lleva a cabo. La empresa también debe contar con la mutua de accidentes, una garantía adicional a la hora de gestionar las contingencias por accidentes de trabajo y enfermedad profesional del personal.

Categoría: Legal
que son los fondos next generation

La pandemia ha supuesto una dura prueba para la economía mundial y para muchas empresas. Por esa razón, la Unión Europea ha puesto en marcha un programa temporal de recuperación al que denominó NextGenerationEU.

Dotado de más de 800 mil millones de euros, es el mayor paquete de estímulo jamás financiado y su principal objetivo es reparar los daños económicos y sociales inmediatos que ha causado la Covid-19, pero con la vista puesta en el futuro para fomentar la construcción de una Europa más ecológica, digital y resiliente que esté mejor preparada para afrontar los retos venideros.

Los principales ámbitos en los que se invertirán los fondos NextGeneration

Los fondos de NextGenerationEU se materializarán a través de los Presupuestos Generales del Estado. España obtendrá 140 mil millones de euros, una cantidad que representa más del 11 % del PIB, de los cuales aproximadamente 72 mil millones serán a fondo perdido.

El Gobierno ha canalizado esas ayudas a través del “Plan de recuperación, transformación y resiliencia”, en el que se establecen cuatro ejes prioritarios:

  1. Transición ecológica. Se enfoca en reforzar la inversión pública y privada para reorientar el modelo productivo, impulsando una transición verde. Estos fondos se destinarán a proyectos de descarbonización, eficiencia energética, energías renovables, electrificación de la movilidad, soluciones de almacenamiento de energía y programas de economía circular que sean más respetuosos con el medio ambiente.
  2. Transformación digital. Una parte de los fondos NextGeneration se destinarán a acelerar la transición digital mediante inversiones y reformas que potencien las infraestructuras, competencias y tecnologías que sean necesarias para desarrollar una economía y una sociedad más digitales, humanistas e inclusivas.
  3. Cohesión social y territorial. Estos fondos se destinan a reforzar el Estado del bienestar y el sistema educativo, así como a impulsar un empleo de calidad, un sistema fiscal más justo, lidiar con los retos demográficos y mejorar las oportunidades de las nuevas generaciones.
  4. Igualdad. Fomenta medidas transversales en todos los sectores económicos orientadas a aumentar la tasa de empleo femenino, así como a mejorar el sistema de cuidados de larga duración, fomentar el potencial educativo, promover la igualdad de oportunidades y reducir la brecha digital.

¿Cómo llegarán los fondos NextGeneration a las pymes?

El programa “Impulso a la pyme”, al cual se ha destinado una inversión estimada de 4 894 millones de euros, tiene como objetivo facilitar el acceso de las pequeñas y medianas empresas a los fondos NextGeneration.

Contempla la aplicación de reformas que establezcan un marco regulatorio más favorable para las pymes y micropymes y que elimine los obstáculos que dificultan su crecimiento, favoreciendo su competitividad y resiliencia. También potencia las nuevas iniciativas emprendedoras, en especial en el ámbito tecnológico e industrial. Este programa prevé inversiones en cinco ámbitos estratégicos:

  1. Emprendimiento. Dirigido a potenciar el ecosistema emprendedor, prevé la financiación de líneas de apoyo económico a la actividad emprendedora de las pymes, así como de todas aquellas acciones enfocadas en desarrollar las capacidades emprendedoras y aplicar herramientas de gestión empresarial en fases tempranas.
  2. Crecimiento. Estos fondos se destinan a reforzar el crecimiento de las pymes, apoyar el emprendimiento industrial y reforzar el sistema de garantía recíproca, canalizándose a través de Cersa, mediante el Programa de Apoyo al Emprendimiento Industrial, que proporcionará financiación, avalada por SGR, a las pymes que realicen proyectos industriales de emprendimiento o crecimiento. Para ello, se bonificarán los costes de la financiación que solicite la pyme.
  3. Digitalización e innovación. Incluye subvenciones a las pymes que adopten soluciones digitales y apoya proyectos de digitalización de la cadena de valor en los diferentes sectores industriales.
  4. Apoyo al comercio. Son ayudas para la modernización del comercio, la incorporación de nuevas tecnologías, la creación de plataformas digitales de comercio y la apertura de nuevos canales de posicionamiento y distribución. También incluye financiación para los mercados sostenibles y la modernización de áreas comerciales o mercados municipales.
  5. Internacionalización. Estos fondos se emplearán en diferentes iniciativas que mejoren las capacidades e instrumentos del sistema de apoyo a la exportación, internacionalización e inversión exterior de las pymes.

Las pymes interesadas en solicitar estas ayudas deben estar atentas al calendario de convocatorias, ya que los fondos NextGeneration se ejecutarán a través de licitaciones, subvenciones y ayudas de los distintos Ministerios, Comunidades Autónomas y. en algunos casos, Ayuntamientos. En el caso del Programa de Apoyo al Emprendimiento Industrial, deberán dirigirse a la SGR correspondiente a través de www.conavalsí.com.

Categoría: Legal
producto minimo viable

En un mercado en continua evolución, las empresas necesitan implementar métodos de trabajo flexibles y eficientes que les permitan poner a prueba sus productos o servicios antes de lanzarlos. El método lean startup se utiliza para pasar del diseño de un proyecto a su puesta en práctica de manera más segura, usando la retroalimentación de los clientes.

Lean startup es una metodología de trabajo basada en el aprendizaje validado. Consiste en ir lanzando distintas propuestas del producto o servicio con algunas variaciones, durante un periodo de tiempo determinado, para comprobar la respuesta y nivel de aceptación de los usuarios. Así, se acortan los ciclos de desarrollo mientras se reduce el riesgo que implica lanzar nuevos productos o servicios. El producto mínimo viable es un concepto clave en esa metodología de trabajo.

¿Qué es el producto mínimo viable?

Un producto mínimo viable (PMV) es una especie de prototipo con las funciones básicas que le permiten al emprendedor aprender sobre los consumidores con un mínimo esfuerzo e inversión, para comprobar si su solución será bien aceptada y puede avanzar en su idea de negocio o necesita aplicar cambios.

El PMV aporta numerosas ventajas a las pymes y autónomos. En primer lugar, permite optimizar los recursos económicos y minimiza el grado de incertidumbre, que siempre representa el lanzamiento de nuevos productos o servicios. De hecho, facilita la creación de un producto o servicio a medida de los clientes que incluya las características más relevantes que realmente aporten un valor añadido. Así, se evita diseñar, crear, comercializar y distribuir un producto que prácticamente nadie necesita ni está dispuesto a comprar.

En segundo lugar, el producto mínimo viable también permite a los emprendedores conocer mejor a su público objetivo, así como detectar a los early adopters y los clientes potenciales, para afinar el plan de marketing. Un PMV sirve para identificar los mejores canales de comunicación y las estrategias publicitarias más efectivas y rentables para llegar hasta la audiencia.

En tercer lugar, el producto mínimo viable ayuda a estimar el potencial de crecimiento de un negocio y la rentabilidad del mismo, basándose en el interés que muestra el público. También permite recopilar datos financieros fiables que facilitan el acceso a la financiación o la búsqueda de inversores potenciales interesados en la idea de negocio.

¿Cómo hacer un producto mínimo viable en tres pasos?

  1. Concreta tus ideas en un producto

  2. El primer paso para crear un producto mínimo viable consiste en establecer una hipótesis de trabajo. Las hipótesis te ayudarán a identificar mejor tu público, validar su problema o detectar las características deseables del producto o modelo de negocio. En cualquier caso, asegúrate de que la versión del producto que utilices tenga las características necesarias para solucionar el problema. Puedes utilizar un vídeo demostrativo explicando los beneficios de tu producto o servicio, como hizo Dropbox en sus inicios, crear una maqueta que facilite la interacción o aplicar pruebas A/B para elegir las características que funcionan mejor.

  3. Mide el rendimiento

  4. En esta etapa, se realizan pequeñas pruebas de producto para verificar tus hipótesis de trabajo. Por eso, debes determinar métricas fiables que te permitan evaluar con precisión los resultados. Lo ideal es elegir métricas accionables que muestren claramente la relación entre causa y efecto, como pueden ser las conversiones en el caso de un ecommerce, las descargas para las aplicaciones móviles, las transacciones en los casos de SaaS o el tráfico para los contenidos.

  5. Aplica los resultados

  6. Los resultados de las mediciones son la brújula que te irá orientando para crear el producto mínimo viable. En esta etapa, debes aplicar los ajustes necesarios para que tu producto o servicio responda a las necesidades del mercado. Si validaste tu hipótesis, puedes seguir adelante y lanzar el producto o servicio. Si no es así, tendrás que cambiar lo que no está funcionando y probar otras hipótesis con un nuevo PMV hasta que des en el clavo.

Categoría: Marketing y Ventas
cuota autónomos 2022

Con el nuevo año, también suelen llegar novedades fiscales sobre las que los autónomos deben estar informados. 2022 no será la excepción, la cuota de autónomos ha vuelto a subir, encadenando una década en la que la cotización por la base mínima ha experimentado un incremento total del 15%, lo cual ha supuesto casi 500 euros más al año. Como resultado, en ese periodo de tiempo ha aumentado la brecha entre la carga que soportan los autónomos en España por el pago de sus seguros sociales y la de otros países de la Unión Europea.

¿Por qué la cuota de autónomos sube continuamente? Un poco de historia

Todos los trabajadores autónomos están obligados a cotizar en el RETA pagando la cuota correspondiente entre la base mínima y la máxima. Sin embargo, esa cuota no tiene una cuantía fija, sino que suele aumentar cada año.

El Real Decreto-ley 28/2018, de 28 de diciembre prevé un aumento progresivo de los tipos de cotización, aplicables por contingencias profesionales y por cese de actividad a los trabajadores autónomos, incluidos en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos y en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores del Mar.

Esos incrementos estaban previstos hasta 2021, momento a partir del cual el tipo de cotización sería el que estableciera la Ley de Presupuestos Generales del Estado. De hecho, el aumento de la cuota de autónomos es independiente de las revisiones de las bases mínimas de cotización al RETA, que suele realizarse cada año cuando se presentan los Presupuestos Generales del Estado.

Esa subida anual se debe a una recomendación realizada en el Pacto de Toledo, en el cual se recogen diferentes acuerdos sobre el sistema de la Seguridad Social para estabilizar las reformas que se vayan introduciendo, independientemente del partido político que gobierne. El objetivo es ir acercando las cotizaciones de los autónomos a las de los trabajadores asalariados, una medida que ha contado con el apoyo de las organizaciones de autónomos más representativas.

Por consiguiente, desde el 1 de enero de 2019 todos los autónomos tuvieron que cotizar por contingencias profesionales, cese de actividad y formación bonificada. Por eso se produjo un aumento del tipo general y de la base de cotización. Sin embargo, la ley también incluyó un aumento progresivo durante los próximos años por: 

Tipo por contingencias profesionales del 0,9 % del año anterior, al 1,1 % en 2020 y al 1,3% en 2021

Cese de actividad, pasando del 0,7 % actual al 0,8 % en 2020 y el 0,9 % en 2021

Eso significa que en 2019 la cuota de autónomos a la Seguridad Social subió un 0,3 %Para un trabajador que cotizara por la mínima, ese incremento suponía 2,84 euros al mes, un total de 34,2 euros más anuales. En el caso de los autónomos societarios, la subida mensual era de 3,64 euros, sumando 43,7 euros más al año.

Sin embargo, en 2021 la subida de la cuota de autónomos que estaba prevista se paralizó durante gran parte del año, primero por la llegada de la pandemia para aliviar los problemas económicos que estaba sufriendo este sector y más tarde por la subida del Salario Mínimo Interprofesional, una condición que suele suponer una actualización de las cuotas, pero cuyo aumento no llegó a materializarse. En 2022, con la entrada en vigor de los Presupuestos Generales del Estado, se aplican las nuevas cuotas de autónomos.

¿Cuál es la nueva cuota de autónomos en 2022?

En los Presupuestos Generales del Estado se contempla la subida de las cuotas de autónomos a la Seguridad Social. Específicamente, pasarán del 30,3% al 30,6% de la base de cotización debido a que se producen dos aumentos importantes:

  • Tipo por contingencias profesionales que pasa del 1,1 al 1,3%
  • Cese de actividad que pasa del 0,8 al 0,9%

Esa subida representará un aumento de entre 36 y 149 euros para los autónomos que sean personas físicas y de entre 44 y 149 para los autónomos societarios.

En cambio, las contingencias comunes y la formación profesional no sufrirán cambios: se mantendrán con un 28,3% y un 0,1% de la base de cotización, respectivamente.

La nueva cuota de autónomos también prevé un incremento de las bases de cotización. Los Presupuestos Generales del Estado establecen la subida tanto de la base de cotización mínima, que pasa de 944,40 euros mensuales a 960,60, como de la base de cotización máxima, que aumenta de 4 070,10 a 4 139,40 euros al mes. Por consiguiente, se trata de una subida adicional de unos 60 euros anuales para los trabajadores autónomos y aproximadamente 76 euros al año para los societarios.

La Asociación de Trabajadores Autónomos ha calculado que las nuevas cuotas implicarán un aumento de entre 96 y 225 euros al año. Como resultado, en 2022 un autónomo que cotice por la base mínima tendrá que pagar un total de 294 euros al mes, lo cual implica 8 euros más que la cuota de 2021. Quien cotice por la base máxima pagará 1 266,66 euros mensuales. Los autónomos societarios que coticen por la base mínima pagarán 377,87 euros al mes.

Más cambios en el horizonte

La OCDE ha recomendado eliminar la posibilidad de que los autónomos elijan sus bases de cotización, una medida que avala el actual gobierno, que ya se había propuesto aplicar un sistema de pago según los ingresos reales del autónomo.

Este cambio podría beneficiar a los autónomos que no alcancen los ingresos necesarios para equipararse al Salario Mínimo Interprofesional, los cuales pagarían una cuota más reducida. Sin embargo, es probable que suponga un aumento de las bases de cotización para muchos otros autónomos que cotizan por la base mínima, pero que en realidad ganan más.

Según un informe de PwCel 86,3% de los autónomos persona física cotizan por la base mínima pero el 70 % declaran un salario superior al salario mínimo interprofesional, por lo que este cambio supondría una subida de las cotizaciones para la mayoría de estos profesionales, si bien es una medida compleja de poner en práctica.

Con la reforma de las pensiones que se ha propuesto desde el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones,  se pretende implantar un nuevo modelo de cuotas de los autónomos que se empezaría a aplicar de forma progresiva a partir de 2023 y que tendría en cuenta los ingresos reales de los autónomos.

De hecho, esas cuotas para los autónomos no se aplicarían inmediatamente, sino de manera paulatina hasta 2030 y siempre ajustándolas a la inflación. Durante el periodo transitorio, se establecerá una cotización intermedia por tramos, cuya cuantía irá aumentando progresivamente para los profesionales con más ingresos, pero también se reducirá para aquellos que ganen menos del salario mínimo interprofesional.

Aunque todavía está pendiente de negociar, los primeros bocetos hacen referencia a 13 tramos de ingresos que se asociarían a diferentes cuotas. Si se aprueba la reforma, a partir de 2031 un autónomo que gane menos de 3 000 euros anuales pagaría una cuota de 90 euros mensuales y aquellos que ingresen más de 48 841 euros al año tendrían que desembolsar 1 220 euros al mes.

En ese caso, los autónomos tendrían la posibilidad de elegir provisionalmente su base de cotización entre esos 13 tramos, teniendo en cuenta sus previsiones de rendimientos, y podrían cambiar la elección seis veces a lo largo del año para ajustarla a sus ganancias reales.

Categoría: Legal
utilizar Bizum en tu negocio online

El comercio online no para de crecer. Cada vez más personas realizan compras por Internet, de manera que muchas empresas están abriendo sus propias tiendas online. Sin embargo, para vender online es necesario facilitar el proceso de compra al consumidor, de manera que el procedimiento sea sencillo, comprensible y seguro.

La tasa promedio de abandono del carrito se sitúa en un 68,8 % y casi uno de cada cinco compradores abandona su pedido porque el proceso de pago es demasiado largo o complicado, según un estudio del Baymard Institute. El 17 % lo hace porque no se fía de introducir su número de tarjeta de crédito y el 7 % porque la web no ofrece suficientes métodos de pago. Se estima que optimizar el proceso de pago podría mejorar en un 35 % la tasa de conversión. Por tanto, instalar Bizum te ayudará a vencer las reticencias de los usuarios interesados en tus productos.

¿Qué es Bizum?

Bizum es un servicio gratuito que permite enviar y recibir dinero, así como realizar compras y donaciones al instante desde el móvil, en menos de 25 segundos. Su eficacia y comodidad lo han convertido en uno de los métodos de pago más populares en España y muchos bancos ya lo han integrado en sus aplicaciones, de manera que el consumidor ni siquiera tiene que descargar una app adicional.

Lo más interesante es que para pagar las compras online, el usuario solo debe indicar su número de teléfono en el comercio electrónico y validar la operación para que el dinero sea transmitido de forma segura. Puede comprar con tranquilidad porque no tiene que introducir los datos de su tarjeta de crédito, aunque Bizum está vinculado a su cuenta bancaria, de manera que también representa una garantía para las empresas, puesto que los propios bancos detectan cualquier tipo de operación fraudulenta. Además, Bizum es una solución de pago segura porque incorpora un doble factor de validación y cumple con la normativa europea de pagos PSD2.

¿Cómo instalar Bizum en tu comercio electrónico?

Para integrar Bizum en tu tienda online, primero debes contactar a tu banco para conocer sus condiciones comerciales y contratar el servicio. Considera que Bizum es gratuito, pero las comisiones por las transacciones dependerán de cada entidad bancaria. 

En sentido general, los bancos no suelen cobrar por activar el servicio del Bizum, aunque pueden establecer algunas limitaciones en su uso, como un importe mínimo y máximo por cada operación, un número máximo de operaciones recibidas por un cliente al mes o un límite en la duración del envío pendiente de un no cliente.

El segundo paso consiste en integrar Bizum en tu pasarela de pago, un proceso bastante sencillo y rápido cuando dispones de pasarelas de pago como Paycomet, Sipay o Monei. Ten en cuenta que en la actualidad las plataformas que admiten el servicio de Bizum son: PrestaShop, WooCommerce, Magento, Oscommerce, Opencart, VirtueMart y Zencart.

Luego tendrás que descargar los módulos de integración y la documentación en los que se describen todos los requisitos y pasos técnicos para su implementación. Por último, debes agregar el botón de pago de Bizum a tu web para que los clientes puedan usarlo.

¿Cómo sacarle el máximo partido a Bizum en tu empresa?  

Para sacarle provecho a Bizum, es conveniente que integres su botón de pago en tu checkout, de manera que sea bien visible para los usuarios, no solo en el último paso de la compra sino también en las etapas más tempranas, como en el catálogo de productos, cuando el consumidor está tomando su decisión de compra.

También deberías comunicar a tus seguidores que pueden realizar pagos a través de Bizum. Puedes lanzar una campaña en las redes sociales y enviar un comunicado a tus suscriptores del boletín electrónico. Aunque Bizum está muy extendido, aprovecha ese contacto para explicar sus beneficios y modo de funcionamiento, destacando aspectos como la rapidez y seguridad en el proceso de compra para generar confianza en los clientes potenciales más reticentes.

 

 

Categoría: Marketing y Ventas
Aval internacional para exportaciones

La crisis financiera de 2008 produjo una contracción de la economía española que afectó a muchas pymes. Un aspecto clave para la recuperación a nivel nacional fue la internacionalización de las empresas, la cual ayudó a salir a flote a muchas pymes. 

En la actualidad, las exportaciones españolas siguen creciendo. En 2021, por ejemplo, las exportaciones de mercancías crecieron un 21,1% respecto al año anterior, alcanzando los 258 682 millones de euros, según un informe de La Moncloa.

El mecanismo más usado para acceder a los mercados exteriores es la exportación internacional, una solución relativamente sencilla que no requiere una gran inversión. Sin embargo, muchas pymes, sobre todo las más pequeñas, pueden necesitar una ayuda adicional, ya sea en forma de créditos o avales internacionales, para exportar sus productos.

¿Qué es un aval internacional?

Toda relación comercial siempre implica cierto grado de riesgo, sobre todo a nivel internacional. Por esa razón, no es inusual que las grandes empresas o los organismos públicos soliciten un aval internacional que sirva de garantía para acceder a los procesos de licitación o a operaciones comerciales de cierta envergadura.

El aval internacional es un compromiso ante un tercero, quien garantiza que la empresa cumplirá con sus obligaciones económicas o técnicas. Si esa empresa no satisface las condiciones del contrato, el avalista responderá por ella.

Por tanto, en las exportaciones cubiertas por un aval internacional intervienen tres figuras: el ordenante, que suele ser la empresa importadora obligada al pago del bien o servicio, el beneficiario o avalado, que normalmente es el exportador; y el garante o avalista, que es el encargado de emitir la garantía o aval y suele ser una entidad financiera, aunque también pueden ser organismos públicos o entidades como las SGR.

No obstante, los avales internacionales son un instrumento para garantizar las exigencias y obligaciones de las partes involucradas en la operación comercial, por lo que las pymes exportadoras también pueden convertirse en beneficiarias de esas garantías, asegurándose el cobro de sus ventas en otros países.

¿Qué tipos de avales internacionales existen?

Existen diferentes tipos de garantías internacionales, algunas están dirigidas a asegurar el pago de ciertas operaciones y otras garantizan la devolución de los anticipos a cuenta, si el contrato no se lleva a término. En el ámbito de la exportación internacional, estas son las garantías y avales más solicitados:

  • Garantía de licitación. Este tipo de aval internacional es una garantía que suelen exigir los organismos licitadores a las empresas que deseen participar en concursos o licitaciones públicas. Básicamente, garantiza que la empresa exportadora mantendrá la oferta que presentó en el proceso de licitación y, en caso de adjudicación, firmará el contrato aceptando las condiciones establecidas en dicha oferta.
  • Garantía de buena ejecución. Este aval internacional está destinado a garantizar el cumplimiento de las obligaciones que contrae la empresa exportadora cuando se le adjudica un proyecto para suministrar determinados bienes o realizar una obra. Mediante esta garantía no solo se asegura que la empresa cumplirá con los plazos de entrega, sino también con la calidad de los productos o el alcance de los suministros.
  • Garantía de pago anticipado. Las empresas que compran productos en el extranjero a menudo solicitan una garantía para cubrir los pagos por adelantado. El objetivo de este aval es responder por la devolución del anticipo que haya entregado el importador en caso de que el exportador no cumpla con los términos y las condiciones pactadas en el contrato de compra de bienes o servicios.
  • Garantía de pago diferido. En las operaciones de compraventa internacional se pueden utilizar medios de pago simple, como una orden de pago o transferencia bajo la modalidad de pago a plazo o diferido. En ese caso, el exportador envía la mercancía o presta el servicio y lo cobra en un momento posterior. Con esta garantía, si el exportador no ha recibido el pago dentro de la fecha pactada, puede cobrar dicho importe ejecutando el aval.
  • Garantía de mantenimiento. Este tipo de garantía es frecuente cuando se adquieren equipos y maquinaria pesada, ya que cubre al comprador si la mercancía adquirida presenta defectos. Implica que, una vez entregados los productos, el suministrador sigue siendo responsable de su buen funcionamiento durante el periodo de tiempo pactado.
  • Carta de crédito contingente. Su finalidad es garantizar el pago de una obligación del ordenante a favor del beneficiario por conceptos que pueden estar relacionados o no con las operaciones comerciales. A diferencia de los créditos documentarios, funciona como un aval porque el exportador solo lo ejecuta cuando el importador incumple sus obligaciones. Se trata de una garantía a primer requerimiento que se suele solicitar cuando el país al que se exporta representa un riesgo elevado.
  • Garantía de retención. Este tipo de aval internacional se suele solicitar en los proyectos de construcción para retener una parte del importe del contrato como garantía contra defectos ocultos. Está pensado para proteger a los contratantes en caso de que existan vicios ocultos en las obras o proyectos que solo se pueden detectar con el paso de tiempo.

¿Cuáles son las ventajas de contar con un aval internacional?

Contar con un aval internacional facilita el camino a las pymes para acceder a otros mercados con condiciones más ventajosas, de manera que pueda seguir creciendo a un ritmo sostenido, con las espaldas cubiertas.

  • Proporciona acceso a licitaciones y grandes proyectos. El aval internacional te permitirá presentarte a las licitaciones que demandan la presentación de garantías, de manera que podrás acceder a proyectos de mayor envergadura que representen nuevas oportunidades para tu negocio.
  • Proyecta una imagen de solvencia y transmite confianza y seguridad. Un aval internacional te abrirá las puertas a nuevos negocios, ya que te permite proyectar una imagen más sólida, solvente y profesional, lo cual transmite confianza y brinda seguridad a tus potenciales clientes o socios.
  • Amplía la capacidad de negociación. El aval internacional es una excelente herramienta para mejorar la capacidad crediticia de tu empresa. Refuerza tu posición para negociar los créditos con las entidades bancarias, reducir los tipos de interés o ampliar los plazos de amortización para que puedas trabajar con menos presión económica.
  • Apoyo y asesoramiento. Muchas de las entidades que conceden avales internacionales también brindan un servicio de asesoramiento en materia financiera, que puede ser una gran ayuda para las pymes que están dando sus primeros pasos en el terreno de la exportación internacional.

¿Cómo conseguir un aval internacional?

Las Sociedades de Garantía Recíproca, SGR, brindan la posibilidad directamente de conseguir avales y garantías internacionales para las empresas que quieren comenzar su proceso de internacionalización o a través de este instrumento:

ICO. Existen diferentes líneas ICO encaminadas a facilitar a las pymes el proceso de internacionalización. El Programa de Garantías Internacionales, por ejemplo, otorga una garantía bancaria a la empresa para que pueda participar en procesos de licitaciones internacionales y formalice contratos adjudicados en el exterior en los cuales se exija la aportación de garantías.

Para acceder a estos avales, las pymes deben cumplir con ciertos requisitos:

  • No haber tenido pérdidas sistemáticas en los últimos ejercicios
  • Estar al corriente de las obligaciones con Hacienda y la Seguridad Social
  • Presentar un proyecto de viabilidad económica
  • Contar con un aval de las Sociedades de Garantía Recíproca, entidades que se encargan de respaldar a las pymes actuando como garantes para facilitarles el acceso a la financiación o a las licitaciones internacionales.
Categoría: Internacionalización
tik tok para pymes

Desde que se lanzó a nivel internacional en 2017, la popularidad de Tik Tok no ha parado de crecer. El año pasado superó, por primera vez, la barrera de los mil millones de usuarios activos mensuales y en España ya suma unos 22 millones de usuarios, de los cuales 8,8 millones son habituales. Gracias a esas cifras y al elevado nivel de engagement, Tik Tok se ha convertido en una red social muy interesante para hacer publicidad que te ayudará a conectar con tu público objetivo.

El futuro de Tik Tok para empresas

La red social no ha tardado en implementar una plataforma de marketing para empresas llamada “TikTok for Business” con la cual pretende ayudar a las marcas a conectar con los principales usuarios de la red. Tik Tok para empresas proporciona algunas funciones de Inteligencia Artificial para que los anunciantes analicen los intereses y preferencias del público, mediante sus interacciones con el contenido, y orienten mejor sus campañas.

También se está convirtiendo en una red social muy interesante para las ventas online, gracias a su acuerdo con Shopify, que intenta facilitar que los ecommerces difundan sus mensajes publicitarios en dicha plataforma. Básicamente, Shopify aprovecha el elevado nivel de engagement que genera TikTok para animar a los usuarios a hacer clic en los productos y comprarlos cómodamente. Es probable que, en el futuro, la principal línea de monetización de TikTok sea el ecommerce, de manera que las marcas podrán compartir contenidos interesantes en esta red social, que generen ventas directas.

Tik Tok para pymes: ¿Cómo incluir esta red social en tu estrategia de marketing?

  • Analiza a tu audiencia en TikTok. La mayoría de los usuarios de Tik Tok tienen entre 19 y 24 años, aunque la franja de edad entre 30 y 40 años está creciendo. Se trata, fundamentalmente, de millennials y jóvenes de la generación Z, que tendrá mayor poder adquisitivo en las próximas décadas. Investiga sus intereses, preferencias y hábitos de consumo para que puedas conectar mejor con ellos.
  • Establece tu estrategia de contenidos. Tik Tok es una red donde se comparten vídeos cortos, de 15 segundos a tres minutos, que destacan por su espontaneidad. La propia plataforma aconseja a las marcas: “Haced TikToks, no anuncios”. No se trata simplemente de subir vídeos desenfadados que llamen la atención, sino de pensar en cómo conectar con tu audiencia para que generen sus propios contenidos relacionados con tus productos o servicios. Puedes echar un vistazo a las tendencias de la aplicación para inspirarte y planificar tu estrategia de contenidos.
  • Usa inteligentemente los hashtags. En TikTok se lanzan ‘hashtag challenge’, a través de los cuales se anima a otros usuarios a crear o recrear el contenido y añadirle tu hashtag de marca. Por ejemplo, Dreamwork Pictures organizó un desafío para promocionar su nuevo show de Netflix a través del que invitaba a los usuarios de TikTok a crear un vídeo en el que bailaran al tema de la canción y lo publicaran con el hashtag #SpiritRidingFree. Su campaña llegó a más de 34,4 millones de usuarios. Los hashtags te permiten llamar la atención sobre tu marca, resaltando su visión y propuesta de valor, de manera que no solo son publicidad para tu pyme, sino que también impulsan las interacciones y generan un mayor nivel de compromiso.
  • Evalúa tus resultados. Para incluir Tik Tok en tu estrategia de marketing, necesitas medir los resultados de tus publicaciones. Sin embargo, esta red social brinda menos datos para segmentar las campañas y medir su impacto, así que tendrás que aprovechar sus tres métricas principales: seguidores, vistas del vídeo y visitas del perfil. En cada vídeo podrás ver, además, el número de likes, comentarios y compartidos, indicadores del nivel de engagement generado. Así, podrás saber qué contenidos funcionan mejor y qué ajustes debes hacer para generar más engagement y alcanzar tus objetivos.
Categoría: Marketing y Ventas
Podcast para promocionar mi negocio

Hace menos de una década era un formato prácticamente desconocido, pero en muy poco tiempo ha logrado captar la atención del 51 % de la población española, que ya escucha podcasts de vez en cuando, según una encuesta de Spotify. Esta tendencia ha crecido en medio de la pandemia, generando una audiencia cada vez más fidelizada, hasta el punto de que más del 30% de los españoles reconoce escuchar podcasts con bastante frecuencia. Por tanto, si quieres promocionar tu negocio, hacer un podcast es una excelente idea.

¿Qué es un podcast?

Un podcast es básicamente una grabación de audio que se suele hacer por capítulos o partes para compartirlos a través de Internet, de manera que los usuarios pueden suscribirse a través de plataformas como Ivoox, Spotify o Podium Podcast. Así recibirán las nuevas entregas de manera automática y tienen la posibilidad de descargar los archivos en sus dispositivos para escucharlos cuando quieran.

Las ventajas del podcast para los negocios

Crear un podcast puede ser muy beneficioso para tu negocio. Ante todo, se trata de un formato de contenido cómodo que tus clientes potenciales pueden consumir con facilidad a través de sus móviles o tabletas, mientras realizan las tareas del hogar, hacen ejercicio o van de camino al trabajo. Eso aumenta considerablemente su alcance potencial, sobre todo en comparación con el contenido escrito, de manera que te permitirá llegar a un mayor número de personas.

Además de su sencillez, el podcast es una estrategia de marketing rentable, en especial para los autónomos y las pymes, ya que, en comparación con otras soluciones de marketing, demanda una inversión menor. Solo necesitas un micrófono y un software para editar las grabaciones, puesto que muchas de las plataformas de alojamiento de podcast tienen planes gratuitos.

Un podcast con contenido de calidad también te permitirá posicionarte como un referente en tu sector y generar confianza hacia tu negocio. Es una excelente herramienta para transmitir una imagen más cercana y humana de tu marca, así como para establecer un vínculo emocional más fuerte con tu público objetivo, creando una sensación de complicidad e intimidad que beneficiará a tu negocio.

Las tres reglas de oro para preparar un podcast empresarial

  1. Conoce a tu audiencia
  2. Un podcast no es un anuncio. No se trata de vender tus productos o servicios directamente, sino de conectar con las personas que te escuchan. Por tanto, necesitas entender qué les interesa y entretiene. Ten siempre en mente el perfil de tu cliente ideal. Recuerda que no es lo mismo un podcast enfocado a profesionales de la salud que a personas interesadas en mejorar su salud. Realizar encuestas online y mantener una comunicación fluida con tus seguidores te permitirá descubrir qué temas les interesan.

  3. Elige los contenidos inteligentemente
  4. Preparar un podcast requiere un mínimo de tiempo y recursos, por lo que es importante que afines los temas. Identifica los contenidos que mejor han funcionado en tu blog corporativo o redes sociales para que tengas un punto de partida. Piensa en qué puedes aportar de único. Podrías crear tutoriales, contar historias que te ayuden a conectar con tu público o realizar entrevistas a invitados. Cuando tengas claro el contenido, crea un guion que te ayude a estructurar el podcast, pero asegúrate de dejar espacio a la espontaneidad y a la naturalidad.

  5. Sé original y no olvides llamar a la acción

    Un podcast para promocionar tu negocio debe estar en sintonía con tu branding empresarial, además de tener una identidad propia dentro del negocio. Elige un nombre interesante y original, pero diferente del nombre de tu empresa. Mantén una identidad gráfica fácilmente reconocible, que te distinga de la competencia, y no olvides incluir una llamada a la acción al final del podcast para lograr tu objetivo final: convertir los oyentes en clientes.

Por último, recuerda editar el podcast para eliminar el ruido de fondo, añadir otras pistas y subir o bajar el volumen. Existen herramientas de edición gratuitas, como Audacity, que son muy fáciles de utilizar. Y recuerda que las personas prefieren los audios cortos, de unos 20 minutos, así que intenta ser breve para no aburrir a tu audiencia.

Categoría: Marketing y Ventas
Seguridad Comunicación segura mediante certificado del servidor SSL y el acceso a la información protegida y se almacenada cifrada. Su IP de acceso 3.239.91.5