Utilizamos cookies, propias y de terceros, para mantener sus preferencias y analizar sus hábitos de navegación en nuestra página web, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. Más información en el apartado Política de Cookies de nuestra página web.


Aceptar Rechazar

Blog Con Aval Sí

Etiqueta:

Autónomos

(Información para autónomos.)
Cómo trabajar desde casa siendo autónomo

Trabajar desde casa es una realidad cada vez más común. En España 1,43 millones de personas ya trabajan desde sus casas, según un informe de Adecco. Tener un negocio propio y gestionarlo desde casa no solo es cómodo sino también rentable, pero si no eres lo suficientemente disciplinado puedes desarrollar malos hábitos que disminuyan tu productividad y, a la larga, afecten tu calidad de vida.

Ventajas de trabajar desde casa

Ahorras costes. Trabajar desde casa implica tener menos gastos. No tendrás que alquilar una oficina, ahorrarás el coste del transporte e incluso podrás deducir una serie de gastos como autónomo relacionados con el alquiler del piso y los suministros del hogar.

Tienes flexibilidad horaria. Tener un negocio propio y trabajar en casa te brinda más flexibilidad para planificar tu jornada, de manera que podrás conciliar mejor las necesidades personales y profesionales. También evitarás los largos viajes hasta la oficina, un tiempo que puedes aprovechar para trabajar o solucionar tus asuntos personales.

Eres más eficaz. Trabajar desde casa puede aumentar en un 13 % tu productividad, según reveló un estudio realizado en la Universidad de Stanford. Es probable que puedas concentrarte más, al no estar expuesto a los ruidos y las conversaciones de la oficina. También tendrás más libertad para organizar el trabajo, aprovechando tus momentos de mayor productividad, de manera que seas eficiente.

¿Cómo trabajar desde casa sin perder la concentración?

Acondiciona tu espacio de trabajo

Aunque trabajes en casa, es importante que tengas una oficina o, al menos un lugar donde puedas tener a mano todos los documentos y materiales que necesitas. Tener un espacio acondicionado para trabajar, te ayudará a evitar las distracciones del hogar y contribuirá a que seas más productivo porque, apenas pongas un pie en esa oficina, tu cerebro entrará en “modo trabajo”. Lo ideal es que sea un sitio agradable y tranquilo donde te sientas a gusto.

Convierte la tecnología en tu aliada

Si tu trabajo demanda entregar proyectos y estar en comunicación constante con tus clientes, elegir una buena plataforma de trabajo te ahorrará tiempo y dolores de cabeza. Con opciones como Smartsheet podrás asignar proyectos, darles seguimiento y entregar documentos, de manera que el trabajo fluya con rapidez. También puedes recurrir a aplicaciones que te ayuden a planificar tu trabajo, como Google Calendar, o incluso apostar por un software de facturación y/o contabilidad para ahorrar tiempo en las tareas administrativas de tu negocio.

Sé disciplinado

Una de las principales ventajas de trabajar desde casa es la flexibilidad horaria, pero también debes ser lo suficientemente disciplinado como para ceñirte a un horario que te permita cumplir con los plazos de entrega. No es necesario que trabajes desde las 8 de la mañana hasta las 5 de la tarde, pero si tienes que trabajar 8 horas al día, debes asegurarte de que nada te perturbe durante ese tiempo.

No planifiques actividades personales a mitad de jornada

Aunque tengas un negocio propio y trabajes desde casa, lo ideal es que planifiques los asuntos personales o las citas médicas como lo harías si tuvieras que ir a la oficina; o sea, temprano por la mañana o por la tarde. Si cortas tu flujo de trabajo a mitad de la jornada, luego te resultará más difícil recuperar la concentración y es probable que termines perdiendo gran parte del día.

Planifica reuniones cara a cara

Aunque las teleconferencias y las vídeollamadas están a la orden del día, es conveniente que, de vez en cuando, planifiques reuniones presenciales con tus clientes. La mayoría de los espacios de coworking brindan la posibilidad de alquilar sus salones de reuniones, un detalle que te ayudará a proyectar una imagen más profesional ante tus clientes y te permitirá salir del aislamiento en el que, a menudo, se sumen los emprendedores que trabajan desde casa.

Cómo exportar mi producto

Cada vez más pymes deciden ampliar su mercado fuera de las fronteras nacionales. El informe de Club Inter Pyme reveló que el 14 % de las empresas españolas exporta sus productos y el 54 % realiza actividades de importación y exportación. No cabe duda de que la internacionalización representa nuevas oportunidades de negocio, pero la elección del primer país al cual exportar es el factor fundamental para el éxito de toda la estrategia de exportación.

Las ventajas de exportar para tu pyme

Aumentar el volumen de negocio.

Exportar tus productos a nuevos mercados representa una oportunidad de negocio para hacer crecer tu pyme ya que podrás encontrar nuevos clientes y aumentar la facturación.

Lograr reconocimiento internacional.

Una sólida estrategia de internacionalización te permitirá mejorar el reconocimiento de marca, logrando que esta traspase las fronteras nacionales y se posicione a nivel global. Como resultado, tu pyme ganará prestigio y generará más confianza en los bancos, proveedores, instituciones y clientes.

Diversificar los riesgos.

Encontrar nuevos mercados a los cuales exportar tus productos te ayudará a diversificar el riesgo, de manera que, en caso de recesión o contracción del mercado nacional, tu pyme amortiguará mejor el golpe.

Ganar en competitividad.

La internacionalización te permite usar la economía de escala para abaratar los costes de producción, lo cual hará que tu pyme sea más competitiva en los mercados donde opera.

Siete criterios para elegir un país para importar

Crecimiento económico del país

Un crecimiento sostenido de la economía implica un aumento de la demanda, de manera que podrás rentabilizar más rápido la inversión. Por ello, si quieres exportar un producto y lograr que tu negocio sea rentable, necesitas tener en cuenta las proyecciones de crecimiento del PIB de los países que te interesan.

Renta del país

La paridad del poder adquisitivo (PPA) es un indicador fundamental para determinar si tus productos tienen un mercado. Este indicador resume tanto la producción de bienes y servicios como su consumo y el nivel de precios, teniendo en cuenta la variación de los tipos de cambio, de manera que podrás formarte una idea fiable de la capacidad media de compra. Puedes consultar estos datos por países en el Banco Mundial.

Volumen y variación de las importaciones

El volumen de las importaciones de un país, una información que puedes consultar en Datos Macro, es un indicador del tamaño del mercado. También debes tener en cuenta la variación de las importaciones en los últimos años. Un crecimiento superior al 10 % indica que existe un mercado con capacidad para asumir tus productos, pero un crecimiento reducido o un descenso señala que es un mal momento para acceder a ese mercado. El hecho de que las importaciones desde España sean elevadas es un buen signo que te facilitará el acceso pues revela que esos productos ya son conocidos y se han hecho con una cuota de mercado.

Obstáculos arancelarios y técnicos

Los aranceles a la importación suponen un incremento del coste del producto que tendrás que repercutir sobre su precio, lo cual podría significar que tus productos son menos competitivos que los de factura local. Por tanto, asegúrate de que las tasas no sean muy elevadas. Otro aspecto relevante son los obstáculos técnicos que plantean los países a la importación, como demandar licencias especiales o engorrosos procesos de certificación y homologación que, a menudo, se alargan en el tiempo y representan un coste elevado.

Riesgos comerciales y fiscales

Antes de elegir un mercado, necesitas valorar los riesgos a los que se expone tu negocio. Las amenazas más comunes son el retraso en los pagos, los impagos y las variaciones en el tipo de cambio. También debes tener en cuenta que las empresas de algunos países tienen problemas para acceder al sistema bancario internacional y realizar los pagos. Infórmate además sobre la normativa que regula la repatriación de los beneficios.

Facilidad de acceso

Algunos países, sobre todo aquellos que quieren dinamizar su economía, brindan facilidades para emprender un negocio, ya sea simplificando los trámites burocráticos para la importación o exigiendo menos garantías a la hora de solicitar créditos. No olvides informarte sobre los procedimientos de reclamación que se aplican en el país y si existen convenios que protejan a las empresas de la confiscación o nacionalización.

Estabilidad del país

La estabilidad política también es un factor importante si quieres exportar tus productos ya que un cambio repentino en las leyes podría poner en riesgo tu negocio. Aspectos como la transparencia de la administración a la hora de brindar información y conceder licitaciones públicas jugarán a tu favor, pero un nivel elevado de corrupción jugará en tu contra. Puedes consultar el ranking de corrupción y transparencia a nivel global en este mapa.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Internacionalización
Tags: Autónomos
Tranformación digital

Con la llegada de la computación en la nube, el big data, las plataformas móviles y la Inteligencia Artificial, la transformación digital representa una nueva revolución para el sector empresarial. El 48% de las grandes empresas en España ya se han digitalizado pero solo el 14 % de las pymes, microempresas y autónomos tienen la intención de sumarse a esa revolución digital, según indicó EuropaPress. El coste de la transformación digital es uno de los principales obstáculos, pero los beneficios que reporta son tantos que deberías plantearte seriamente digitalizar tu negocio.

¿Qué es la transformación digital?

Implementar cambios tecnológicos en una empresa no basta para iniciar una transformación digital. Tener presencia en las redes sociales, aplicar un plan de marketing digital o abrir una tienda online no es sinónimo de digitalización. La revolución digital implica reconstruir las dinámicas del negocio a partir de las tecnologías, adaptándolas a las nuevas demandas del mercado.

La transformación digital consiste en aplicar la tecnología a los procesos y productos de la empresa para ganar en eficiencia, aportar valor a los clientes, disminuir los riesgos o descubrir nuevas oportunidades para generar ingresos. La integración de las tecnologías digitales implica un cambio en la forma de operar de la empresa ya que se reelaboran los procesos, productos y/o estrategias de negocio.

Ventajas de la transformación digital para pymes y autónomos

Mejora la eficiencia operativa y la capacidad de respuesta.En un mercado tan cambiante como el actual, la capacidad de respuesta es esencial para ganar y conservar clientes. Un estudio realizado por CA Technologies reveló que la transformación digital permite ganar en rapidez. Las empresas digitalizadas reconocen que logran satisfacer las demandas del mercado un 33 % más rápido y que han reducido en un 32 % el tiempo necesario para tomar decisiones.

Genera una experiencia mejorada en el cliente. El 74 % de los negocios que han implementado la transformación digital reconocen que la experiencia de sus clientes ha mejorado hasta en un 40 %, lo cual incrementa la retención a largo plazo. La digitalización actúa en diferentes niveles ya que brinda nuevas vías de comunicación con los clientes, permite brindarles respuestas más rápidas y obtener una retroalimentación casi instantánea que ayude a mejorar los productos y/o servicios.

Crea nuevas fuentes de ingresos. La transformación digital brinda a las pymes la entrada en nuevos mercados a los que no podía acceder siguiendo un modelo de negocio tradicional. A menudo también le abre las puertas a comerciar en un mercado global. No es casual que las empresas que han puesto en marcha la transformación digital reconozcan que han aumentado en un 37 % las ganancias provenientes de nuevas fuentes de ingresos.

Reduce costes y mejora la calidad. Gracias a la optimización de los procesos internos, los negocios que se han digitalizado aseguran que sus costes fijos han disminuido una media del 37 % mientras que la calidad de sus servicios ha aumentado hasta un 39 %.

Ampliar el público. El 76 % de las empresas digitalizadas reconoce que han mejorado su alcance digital captando a un nuevo público. Eso se traduce en un aumento de las ventas y las ganancias.

Diferenciación competitiva. En un mundo donde muchas pymes y autónomos aún no se han digitalizado, sumarse a la revolución digital implica una importante ventaja competitiva para diferenciarse y conectar mejor con los clientes, aportándoles un valor añadido que otras empresas no pueden darle.

Impulsa la cultura de la innovación. La transformación digital estimula la cultura de la innovación en la empresa. Las pymes que se digitalizan mejoran su marca empleadora y atraen talento, que puede aportar, a su vez, más ideas innovadoras que impulsen el crecimiento del negocio.

Por supuesto, antes de implementar la transformación digital, debes realizar un examen minucioso de las diferentes áreas de tu empresa. Quizá tengas que aplicar cambios organizativos, en la cadena de suministro o en la relación con los clientes para lograr que tu negocio sea más competitivo.

Operaciones intracomunitarias

Cada vez más pymes deciden emprender el camino de la internacionalización, a pesar de que el 54% de ellas cree que acceder ahora a nuevos mercados internacionales es más difícil, según EuropaPress. Una estrategia para poner a prueba el músculo financiero y logístico de tu pyme consiste en comerciar con los países de la Unión Europea ya que, debido al mercado común, las operaciones intracomunitarias se agilizan y los trámites necesarios para el comercio exterior son más sencillos.

¿Qué son las operaciones intracomunitarias?

Las operaciones intracomunitarias son todas las actividades comerciales que realizan las empresas con clientes fuera de España pero que pertenecen a la Unión Europea, cuyas respectivas administraciones se mantienen conectadas para intercambiar y verificar información. Cuando vendes o compras algo a otro país miembro, estás realizando una operación intracomunitaria que está sujeta a ciertas normas y obligaciones tributarias.

Tipos de operaciones intracomunitarias

Según el tipo de transacción que se lleve a cabo, las operaciones intracomunitarias se dividen en:

Entrega intracomunitaria de bienes o servicios. Tu pyme exporta los productos al país o brinda sus servicios, ya sea vendiendo directamente al consumidor final o comerciando con una empresa.

Adquisición intracomunitaria de bienes o servicios. Tu pyme importa los productos o contrata un servicio de una empresa perteneciente a un país de la Unión Europea.

¿Cómo se aplica el IVA en las operaciones intracomunitarias?

Como regla general, las operaciones intracomunitarias están exentas de IVA, de manera que tributan en el país de destino. Sin embargo, para que el proveedor en origen pueda justificar la no repercusión de ese IVA y la aplicación de la exención, debe probar que la mercancía o los servicios se dirigen a un país comunitario. Por ese motivo es importante que las dos empresas que intervengan cuenten con el Número de Operador Intracomunitario, o NIF intracomunitario, y estén dados de alta en el censo VIES.

El hecho de que una de las empresas no posea el NIF intracomunitario no le impide realizar operaciones con otros países de la Unión Europea, aunque el tratamiento fiscal será diferente. Por eso, si te planteas importar o exportar de otro país miembro con cierta regularidad, es conveniente que tengas toda la documentación en regla.

Si tu pyme es quien emite la factura, existen diferentes escenarios:

Si ambos tienen NIF intracomunitario, debes emitir la factura a tu cliente sin IVA. No obstante, debes reflejar esa operación en el modelo 303 de declaración de IVA y en el modelo 349 de Declaración Recapitulativa de Operaciones Intracomunitarias. Este último modelo es meramente informativo ya que la Agencia Tributaria también recibirá el 349 de tu cliente y lo comparará con el tuyo para comprobar que todos los datos concuerdan.

Si tu cliente no tiene NIF intracomunitario, debes emitir la factura con IVA. En ese caso, tu cliente pagará el IVA y luego deberás liquidarlo en el modelo 303.

Si no tienes NIF intracomunitario pero tu cliente sí, tendrás que emitir la factura con IVA. Tu cliente pagará el IVA y luego tendrás que liquidarlo al final del trimestre.

Si ninguna de las partes implicadas tiene NIF intracomunitario, tendrás que aplicar el IVA en la factura y liquidarlo al final del trimestre.

Si se trata de una adquisición intracomunitaria; es decir, tu pyme es quien recibe la factura porque ha comprado productos o contratado servicios a otra empresa de un país comunitario, las normas son las mismas. Por tanto, si ambos tenéis NIF intracomunitario no tendrás que pagar el IVA de su país. En el resto de los casos, tendrás que pagar el IVA que se aplique en el país de tu proveedor.

Si quieres recuperar el IVA pagado dentro de la Unión Europea, tienes que presentar el modelo 360 de gestión de devoluciones a empresarios y profesionales, indicando los datos del proveedor y la factura, aunque tendrás que cumplir estos requisitos.

Programas de facturación gratuitos

La facturación es una de las tareas contables más importantes de todo negocio, aunque también suele ser una de las más tediosas y que más problemas de contabilidad genera. Si trabajas como autónomo o tienes una pyme, los softwares de facturación se convertirán en tu mejor aliado ya que te ayudarán a agilizar y simplificar este proceso. No solo podrás ahorrar tiempo sino también evitar errores de facturación que puedan dar pie a sanciones de Hacienda.

¿Qué son los programas de facturación?

Un software de facturación es una herramienta automatizada que permite gestionar de manera rápida y sencilla las facturas de un negocio. Su principal objetivo es centralizar todo el proceso de facturación y la información relacionada con los clientes y proveedores.

Estos programas incorporan diferentes plantillas de facturas, aunque algunos incluso permiten diseñar un modelo totalmente personalizado. Generan de manera automática la numeración y fecha de la factura, así como el tipo impositivo a aplicar y el total final a pagar. Algunos softwares de facturación cuentan con un sistema OCR, para reconocer y registrar automáticamente los documentos de gastos, y otros envían recordatorios de las facturas impagadas para que reclames su cobro.

Las ventajas de los softwares de facturación para las pymes y autónomos

Minimizar los errores. Los programas de facturación asignan de manera automática el número de factura, lo cual te permitirá evitar los típicos errores de numeración. También realizan los cálculos automáticamente, de manera que solo tienes que introducir el importe por unidad y el número de unidades.

Reducir tu carga de trabajo. Estos programas facilitan la emisión de facturas proformas o rectificativas, además de permitirte guardar los datos de los clientes y proveedores para acceder a ellos rápidamente, lo cual representa un ahorro de tiempo y carga de trabajo.

Facilita la toma de decisiones. Incluso los programas de facturación gratuitos permiten apreciar de un vistazo qué facturas han sido cobradas y cuáles no, así como llevar una contabilidad básica de tu negocio para que puedas tomar decisiones estratégicas en base a su funcionamiento real.

Programas de facturación gratuitos que puedes usar en tu negocio

  1. ContaSimple. Este programa de facturación gratis para autónomos y pymes es ideal para quienes están comenzando su actividad empresarial. Te permitirá llevar la contabilidad básica de manera sencilla y crear las facturas en cuestión de segundos en formato PDF para enviarlas directamente por correo electrónico. Soporta diferentes idiomas y permite gestionar los pagos y cobros. También te ofrece resúmenes mensuales, trimestrales y anuales para que puedas formarte una imagen del funcionamiento de tu negocio y permite llevar los libros de contabilidad oficiales.
  2. MyGestion. A diferencia de otros programas de facturación gratuitos para autónomos y pymes, este software no tiene límites de registros. Puedes usarlo para controlar los gastos de tu negocio, realizar presupuestos y facturas, así como para compartir información con tus clientes. También brinda la posibilidad de personalizar los documentos y soporta diferentes idiomas y divisas.
  3. MGest. Este software de facturación cuenta con una versión gratuita denominada Lite. Es muy sencillo de usar y brinda grandes posibilidades de personalización pues si no te basta con la versión gratuita, puedes incluir diferentes módulos según tus necesidades, desde un módulo stocks hasta ventas, TPV o producción. En su versión de pago incluso permite enlazar la tienda virtual y cuenta con un módulo de fidelización de clientes.
  4. FacturaScripts. Se trata de un software de facturación libre basado en un sistema de plugins que permiten personalizar diferentes detalles según tus necesidades. Cuenta con más de 100 plugins, algunos específicos para clínicas veterinarias o negocios de automoción, tanto gratuitos como de pago. Además, permite el acceso desde cualquier dispositivo y posee conectores con las principales plataformas de e-commerce.
  5. Facturae. Este programa de facturación gratuito para pymes y autónomos es del Ministerio de Industria, Energía y Turismo y ha sido especialmente diseñado para generar facturas electrónicas. Además de emitir facturas, permite recibirlas, por lo que es una buena alternativa si tienes clientes y proveedores que ya trabajan con este sistema. También permite llevar el libro de IVA y, gracias a la funcionalidad “Histórico”, brinda una idea general del funcionamiento del negocio.
Autor: ConAvalSí
Categoría: Contabilidad
Tags: Autónomos , Pymes
Teletrabajo

El número de personas que trabaja, al menos de manera ocasional, desde su casa ha ido aumentando desde 2006. En la actualidad, 1,43 millones de españoles han adoptado el teletrabajo, lo cual significa que 1 de cada 14 empleados trabaja desde su hogar, según el Monitor Adecco de Oportunidades y Satisfacción en el Empleo. La Comunidad de Madrid, Andalucía y la Comunidad Valenciana lideran esta tendencia, en ellas más del 8 % del total de los empleados trabaja en casa. Si tienes una pyme, deberías conocer las ventajas del teletrabajo para valorar su implementación.

¿Qué es el teletrabajo?

El teletrabajo es una forma flexible de organización de la actividad laboral en la que el trabajador no se encuentra físicamente en la sede de la empresa, sino que desempeña su actividad profesional desde otra ubicación, ya sea su casa, un hotel o incluso un cibercafé.

Existen diferentes modalidades de teletrabajo. Algunas empresas tienen teletrabajadores a tiempo completo que acuden muy poco a la oficina, solo para las reuniones más importantes o la presentación de los resultados, y otras aplican esta fórmula a tiempo parcial, de manera que algunos días el trabajador se encuentra en la empresa y otros días trabaja fuera de ella.

¿Cómo funciona el teletrabajo?

El teletrabajo se sustenta en las tecnologías de la información y las comunicaciones. Como empresa, necesitas poner en marcha un sistema interno que facilite el trabajo a distancia, la comunicación con los empleados y el seguimiento de los proyectos en curso.

Herramientas como una intranet, el correo electrónico, los sistemas de videoconferencia o las plataformas de gestión de proyectos son esenciales para que el teletrabajo fluya. Con el sistema de comunicación y control adecuado, podrás lograr que tu equipo trabaje de manera eficiente sin necesidad de desplazarse todos los días hasta la oficina.

¿Cuáles son las ventajas del teletrabajo para tu empresa?

Disminuir los costes del negocio. Implementar el teletrabajo te ayudará a reducir los costes de tu empresa. No solo disminuye el coste por producción, sino que también se reducen los costes fijos del negocio y se optimiza el uso de los puestos de trabajo que quedan en la oficina.

Aumentar la productividad. Es más productivo trabajar por objetivos que por horas, aunque es imprescindible que en la empresa prime una cultura de la responsabilidad compartida por todos los trabajadores. Un metaanálisis realizado en la Universidad de Calgary demostró que el teletrabajo aumenta la productividad, fortalece el compromiso con la empresa y mejora el desempeño laboral.

Expandir el negocio con una inversión mínima. Una de las mayores ventajas del teletrabajo es que disminuye la necesidad de equipamiento e infraestructura, lo cual te brinda la posibilidad de expandir tu negocio con una inversión mínima ya que no necesitas implementar grandes cambios a nivel estructural.

Facilitar la conciliación de los trabajadores. El teletrabajo brinda una gran flexibilidad horaria, lo cual permite que el trabajador concilie mejor su vida personal y profesional. Todo eso se revierte en una mayor satisfacción y motivación laboral. Además, con el teletrabajo se reduce el absentismo laboral ya que cada trabajador puede organizar mejor su semana de trabajo según sus necesidades.

Reducir los problemas laborales. El hecho de que los trabajadores no tengan que compartir el mismo espacio en la oficina evita los típicos conflictos causados por el roce cotidiano, de manera que el teletrabajo contribuye a disminuir los problemas de clima laboral. Se trata de un detalle importante ya que el Estudio sobre la Retención del Talento Tecnológico reveló que un 46 % de los profesionales buscaría otro empleo si el ambiente en la oficina fuera malo, independientemente del salario y el proyecto en que trabajen.

Atraer y retener el talento. La posibilidad de reclutar a profesionales más cualificados, sin importar su ubicación o disponibilidad de desplazamiento, abre un nuevo universo de posibilidades para incorporar a personas talentosas a tu pyme. El teletrabajo también mejora tu marca empleadora y contribuye a retener ese talento.

Autor: ConAvalSí
Categoría: RRHH
Tags: Autónomos , Pymes
Tipos de beneficios fiscales para el autónomo

Más del 70 % de los autónomos se sienten muy satisfechos con su trabajo y casi la mitad están al frente de sus negocios desde hace al menos cinco años. No obstante, el 76 % cotiza por la base mínima y al 58,1 % les preocupa la desprotección social en caso de paro, jubilación o enfermedad, según reflejó este estudio. Si estás pensando en emprender por tu cuenta, es importante que conozcas qué tipos de beneficios fiscales puedes aprovechar para que los primeros años no se hagan tan cuesta arriba.

¿Qué son los beneficios fiscales?

Los beneficios fiscales son todas aquellas ventajas desde el punto de vista tributario que se aplican a las empresas, pymes, autónomos y particulares, con el objetivo de reducir la carga impositiva a la que están sometidos.

Las ventajas fiscales están reguladas por la ley y normalmente se otorgan cuando las personas físicas o jurídicas realizan ciertas prácticas positivas, ya sea a nivel social, laboral o medioambiental. También se aplican como parte de programas para incentivar la creación de empleo, por ejemplo, o cuando se desean premiar algunas prácticas de mercado.

¿Cuáles son los tipos de beneficios fiscales para el autónomo?

Existen diferentes tipos de beneficios fiscales dependiendo de su procedencia y actividad. Si eres autónomo, estas son las ventajas fiscales que puedes aprovechar:

Deducciones. Implican una reducción de la base imponible de un impuesto, de manera que disminuyen los ingresos que quedan sujetos a gravamen, siempre y cuando el autónomo cumpla ciertos requisitos.

En el caso del IRPF, los autónomos tienen derecho a una serie de deducciones. Por ejemplo, puedes deducir todos los consumos de explotación relacionados con tu actividad profesional, los salarios de los trabajadores, las cuotas a la Seguridad Social, los arrendamientos y cánones, los servicios de profesionales independientes a los que recurras y las primas de los seguros. También podrás deducir los costes de los servicios bancarios, incluidos los gastos financieros que representan los préstamos y créditos.

Exenciones. Las exenciones tributarias eximen al autónomo de soportar la carga fiscal que le correspondería. En algunos casos existe una obligación tributaria, pero esta se condona o reembolsa, como ocurre con la doble imposición internacional.

En otros casos, aunque existe el hecho imponible, no se genera una obligación tributaria. Así ocurre con las prestaciones públicas por nacimiento, parto o adopción de la Seguridad Social, las Comunidades Autónomas o las entidades locales. Algunas actividades profesionales también quedan exentas de IVA, como las clases particulares sobre materias que formen parte del currículo del sistema educativo o las colaboraciones periodísticas.

Bonificaciones. Estos beneficios fiscales implican una reducción en el importe de la base para calcular el impuesto o una deducción en el importe a ingresar por parte del autónomo.

La tarifa plana en la cuota de la Seguridad Social para los nuevos autónomos es una de las bonificaciones más conocidas, aunque existen otras, como los tipos reducidos de IVA y en la retención en el IRPF durante los primeros años de inicio de la actividad. También se aplican bonificaciones para los autónomos colaboradores, se bonifica el 100% de la cuota durante un año para el cuidado de menores de doce años o personas dependientes y existen bonificaciones para la formación.

Aplazamiento de impuestos. Hacienda considera que el aplazamiento del pago o la posibilidad de fraccionar las deudas tributarias es otro tipo de beneficio fiscal ya que produce una merma de sus ingresos, aunque no implica una reducción de la cantidad a pagar; de hecho, conlleva unos intereses de demora.

Esta ventaja fiscal es conveniente cuando enfrentas un periodo de falta de liquidez o se te acumulan los pagos y no puedes hacer frente a tus obligaciones tributarias. Si la deuda es inferior a 30.000 euros, puedes solicitar un aplazamiento del pago del IRPF e IVA con un plazo límite de 12 meses. Si la deuda supera tal cantidad, te solicitarán un aval, garantía hipotecaria o seguro de caución.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Contabilidad
Tags: Autónomos
Estudio de mercado para pymes y autónomos

Para poner en marcha una empresa o lanzar un nuevo producto o servicio, es fundamental conocer el mercado, saber cuáles son las necesidades de los compradores y en qué dirección se está moviendo la competencia. Las grandes empresas realizan estudios de mercado para disminuir su nivel de riesgo y proyectar mejor su estrategia, pero esta herramienta también es muy útil para las pymes y autónomos.

¿Qué es un estudio de mercado?

El estudio de mercado es un proceso de recolección y análisis de datos e información sobre los clientes y competidores, que se realiza generalmente para crear un plan de negocios viable o lanzar un nuevo producto o servicio.

El objetivo del estudio de mercado en una empresa es conocer el perfil y comportamiento del prospecto o cliente potencial, ante el lanzamiento o reposicionamiento del producto o servicio. También permite identificar elementos innovadores que puedan representar una oportunidad de negocio para anticiparse a la competencia.

¿Para qué sirve el estudio de mercado a las pymes?

Segmentarás mejor a tu target.

Un estudio de mercado te permitirá conocer y comprender mejor las características de tu prospecto. Usando diferentes herramientas de segmentación podrás crear distintos perfiles de consumidores que te permitirán diseñar mejor tu producto o servicio o lanzar una campaña de marketing más eficaz para promocionarlo.

Conocerás mejor a la competencia.

El estudio de mercado también implica un análisis profundo de tu sector y la competencia. Podrás saber qué están haciendo tus competidores, descubrir las estrategias que funcionan y detectar nichos desatendidos o necesidades insatisfechas en los consumidores.

Minimizarás los riesgos.

El estudio de mercado te brinda diferentes herramientas de análisis que puedes usar para tomar decisiones estratégicas que te permitan minimizar los riesgos que suelen entrañar los cambios e innovaciones. Conocer los movimientos de los compradores y vendedores te permitirá tomar decisiones más acertadas para el crecimiento de tu negocio, descartando aquellas que tienen más probabilidades de fracasar.

Ahorrarás costes y tiempo.

El estudio de mercado te permitirá conocer las tendencias y planificar mejor los recursos de tu negocio, lo cual se revertirá en un ahorro de costes y tiempo. También podrás saber cómo cambian los gustos y preferencias de los consumidores para adaptarte rápidamente a ellos y aventajar a la competencia.

¿Cómo realizar un estudio de mercado en una empresa?

Define tu objetivo

Antes de comenzar, debes definir qué quieres lograr con tu investigación. ¿Quieres determinar la viabilidad y rentabilidad de un nuevo producto o servicio antes de introducirlo en el mercado? ¿O quizá necesitas analizar el posicionamiento de tu empresa?

Recoge información

Recopila información de terceros haciendo uso, por ejemplo, de Internet, donde podrás encontrar informes especializados en tu sector con estadísticas y datos útiles, sobre todo en los sitios web del Instituto Nacional de Estadística y las Cámaras de Comercio e Industria. También puedes recurrir a herramientas y técnicas propias como la observación directa de la competencia, encuestas o entrevistas en profundidad a los clientes y/o grupos de discusión.

Analiza la competencia

Una parte del estudio de mercado se centra en descubrir cómo están trabajando las empresas similares a la tuya. Determina quiénes son los líderes del mercado para que puedas saber qué estrategias están funcionando y cuáles no. Identifica oportunidades interesantes y nuevas tendencias. En plataformas como eInforma podrás conocer detalles sobre sus cuentas anuales y la evolución de las ventas, pero en sus propios sitios web y redes sociales también podrás hallar pistas sobre sus estrategias de marketing.

Define a tu target

El estudio de mercado te permitirá realizar un perfil de tu prospecto, teniendo en cuenta no solo sus datos demográficos sino también sus intereses, comportamientos de compra, aficiones y valores. Al segmentar a tu público podrás lanzar campañas de marketing más específicas que conviertan mejor.

Realiza un análisis DAFO

El estudio de mercado termina con un análisis de las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades de tu empresa en el mercado. Así podrás tener claro cómo enfocar tu estrategia de negocios y qué puntos necesitas reforzar.

Inbound Marketing para pymes y autónomos

Uno de los mayores obstáculos de las pymes y autónomos a la hora de promocionar sus productos y servicios es la carencia de recursos ya que la publicidad en los medios tradicionales suele demandar una inversión considerable y constante a lo largo del tiempo. Un anuncio en la televisión nacional puede oscilar entre los 400 euros en la madrugada hasta los 25.000 euros en prime time, según Visual Service. En este escenario, el Inbound Marketing es una alternativa cada vez más interesante para las pymes y autónomos.

¿Qué es el Inbound Marketing?

El Inbound Marketing consiste en atraer al prospecto o cliente potencial, de manera que sea él quien inicie el primer contacto. A diferencia del marketing tradicional, que se esfuerza por llamar la atención, las estrategias del Inbound Marketing se centran en lograr que el prospecto encuentre a la empresa, lo cual se logra creando contenido útil que aporte valor.

El Inbound Marketing para pymes y autónomos implica un cambio en la manera de hacer publicidad y relacionarse con el público. El objetivo no es llegar al mayor número de personas posible sino analizar sus necesidades, valores, preferencias y hábitos para personalizar los mensajes y atraer a una audiencia de calidad, lo que se denomina leads cualificados.

¿Cuáles son las ventajas del Inbound marketing para pymes y autónomos?

Atraer una audiencia interesada. Uno de los principales objetivos del Inbound Marketing es atraer al sitio web o blog de la empresa a potenciales clientes que estén realmente interesados en esos productos o servicios. Esos leads cualificados, que se encuentran cerca de la conversión, contribuyen a incrementar las ventas. De hecho, el 60 % de los publicistas reconocen que las prácticas de Inbound Marketing generan los leads más cualificados para la venta, según el último informe de HubSpot. 

Optimizar las conversiones. El Inbound Marketing es una excelente estrategia para crear una base de datos de calidad que te permita clasificar y cualificar al prospecto a través de una serie de acciones personalizadas para convertirlo en un cliente, lo cual se conoce como lead nurturing. Con el Inbound Marketing el proceso de conversión ocurre de manera más natural, de forma que el prospecto no siente que estás intentando venderle algo, sino que le aportas valor.

Ahorrar en los costes de adquisición. Los costes de adquisición de un cliente usando los medios de marketing tradicionales suelen ser altos, con el Inbound Marketing pueden ser hasta un 62 % más baratos. Por cada euro invertido en el marketing de contenidos se obtienen tres veces más leads que con las estrategias de marketing convencionales, según datos de Demand Metric.

Mejorar la imagen de marca. El Inbound Marketing aumenta la visibilidad de tu negocio en Internet y te permite ganar reconocimiento de marca. El contenido de calidad también te ayudará a ganar credibilidad y confianza entre los clientes potenciales o incluso te permitirá convertirte en un referente en tu sector. Todo eso contribuirá a generar un valor añadido en torno a tus productos o servicios que puede servirte para diferenciarte de la competencia.

Fidelizar al cliente. Tener un canal directo de comunicación con tus clientes como el que propone el Inbound Marketing te ayudará a crear una marca más cercana y generar engagement o compromiso por parte del cliente. También te brinda más información en base a la cual diseñar propuestas personalizadas que aumenten la satisfacción con tus productos o servicios. Es probable que muchos de esos clientes incluso se conviertan en embajadores de tu marca y recomienden tus contenidos a sus contados y amistades.

Optimizar las campañas de marketing. Una de las principales ventajas del Inbound Marketing para pymes y autónomos es que permite optimizar las campañas sobre la marcha, a diferencia del marketing convencional en el que tienes que esperar al final para analizar los resultados. Con los indicadores de rendimiento adecuados podrás medir en tiempo real los resultados de la campaña y cambiar lo que no esté funcionando. Así lograrás un mayor impacto con un presupuesto menor.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Marketing y Ventas
Tags: Autónomos , Pymes
Negociar el alquiler de oficinas para pymes y autónomos

El alquiler de oficinas sigue creciendo, impulsado por la creación de empleo y las buenas previsiones económicas. La superficie de oficinas contratada encadena varios años en alza, en 2017 superó los 892.000 m2 firmados en Madrid y Barcelona, lo cual representa un incremento interanual del 21 % para ambas ciudades, según reveló el informe de la consultora JLL.

El incremento de las operaciones y la disminución de las oficinas de alquiler disponibles han hecho que, en ciudades como Madrid, el precio medio haya crecido un 8,4 %, sobre todo en los distritos de negocios y los mejores inmuebles de las zonas periféricas. Por tanto, si tienes un negocio y estás pensando en alquilar una oficina, será mejor que te prepares para negociar.

¿Qué pasos seguir para negociar el alquiler de una oficina?

Los contratos de alquiler de oficinas se rigen por la Ley de Arrendamientos Urbanos, en la cual se especifica que “en la regulación de los arrendamientos para uso distinto al de vivienda, la ley opta por dejar al libre pacto de las partes todos los elementos del contrato”. Esto significa que pueden existir diferentes tipos de contratos de alquiler pues dependen del acuerdo al que llegues con el arrendador. Para no dar un paso en falso, es conveniente que compruebes una serie de detalles antes de firmar el contrato.

Verifica que el local se puede destinar al uso que le piensas dar

Si el local albergaba una actividad similar y no vas a realizar grandes obras, solo tendrás que hacer el cambio de titularidad de la licencia, un trámite bastante sencillo. Si el local no tiene licencia, es conveniente que pidas información al Ayuntamiento y solicites en el registro de la propiedad los estatutos de la comunidad de la finca donde se encuentre el local para comprobar que se puede utilizar como oficina.

Si planeas reformar el local para adaptarlo a las necesidades de tu negocio, un técnico tendrá que elaborar un informe en el que certifique que todos los cambios cumplen la normativa. Debes adjuntar ese informe a los documentos para solicitar la licencia de apertura y al (al o el?) contrato de alquiler.

Negocia la renta a pagar y la duración del contrato

La variación del precio y la duración del contrato de la oficina en alquiler son dos detalles importantes, sobre todo si haces obras y quieres amortizar esa inversión. Los propietarios suelen pedir un mínimo de duración, generalmente tres años, periodo antes del cual no podrás desistir del arrendamiento y, si lo haces, tendrás que pagar una penalización, según los términos del contrato.

Durante ese tiempo, el precio del alquiler se suele actualizar, por lo que debes tener claro si esa subida estará ligada al IPC o a otros valores como la renta de mercado. Lo más conveniente es acordar un límite en esa variación, para que no se produzca un aumento excesivo del alquiler que luego no puedas afrontar. También puedes negociar una renta escalonada, la cual te dará un respiro durante el primer año, sobre todo si has hecho reformas.

Clarifica quién correrá con los diferentes gastos del local

Antes de firmar el contrato de alquiler de la oficina, verifica a cargo de quién corren los diferentes gastos del local y la carga mensual que representan. Si es posible, pactad un límite máximo. En el caso de las oficinas, lo habitual es que los gastos de la comunidad corran a cargo del propietario, los cuales suelen incluir la conservación y el mantenimiento exterior, aunque no siempre es así. Y no olvides comprobar si el contrato prevé la cesión y subarriendo.

¿Qué ayudas existen para que pymes y autónomos puedan alquilar oficinas?

Los propietarios suelen pedir garantías para acceder al alquiler de oficinas. La fianza establecida legalmente es de dos meses, que se puede realizar mediante depósito, con aval bancario o con el aval de una SGR para alquilar un local, el cual también te brindará una posición más ventajosa a la hora de negociar.

Algunos municipios han puesto en marcha sus propias ayudas para facilitar el alquiler de una oficina o local comercial. Estas ayudas no solo pretenden incentivar el autoempleo sino también revitalizar algunas zonas de la ciudad. Las modalidades difieren, algunas cubren los primeros seis meses o el primer año de alquiler del local a coste cero, para luego ir disminuyendo escalonadamente. Infórmate en el Ayuntamiento si existe alguna ayuda disponible para alquilar una oficina.

Seguridad Comunicación segura mediante certificado del servidor SSL y el acceso a la información protegida y se almacenada cifrada. Su IP de acceso 84.122.238.75