Le informamos que esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, de funcionalidad y publicitarias. Al navegar por ella, usted consiente el uso de las mismas. Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.
Cerrarcerrar
Contacto Facebook Twitter

Blog Con Aval Sí

Etiqueta:

Autónomos

(Información para autónomos.)
Cobrar las facturas impagadas

Desde el inicio de la crisis económica, medio millón de pymes y autónomos han debido cerrar su actividad debido a los impagos. Según la ley, el sector público tiene un plazo máximo de 30 días para pagar, un periodo que se extiende a 60 días en el ámbito privado, pero el Boletín de Morosidad y Financiación Empresarial señala que el tiempo medio de pago es de 80 días.

Los deudores que superen esos plazos deberían pagar unos intereses bastante altos, pero en la práctica muchos autónomos y pymes terminan desistiendo de cobrar las deudas con tal de no enfrentar costosos litigios judiciales.

Sin embargo, existen otras vías para reclamar las deudas pendientes que no implican acudir a los juzgados.

Las vías más comunes para gestionar los impagos

Lo ideal es que logres gestionar los impagos sin necesidad de acudir a terceros. Contacta todas las veces que sean necesarias con el deudor y bríndale la posibilidad de renegociar la deuda.

Asegúrate de enviar cartas certificadas o burofax, de manera que si necesitas optar por la vía judicial, puedas presentar pruebas suficientes. Si no has logrado cobrar las facturas impagadas, puedes optar por una de estas opciones:

Empresas de recobro.

Hace unos años, una de las opciones más populares para gestionar los impagos era recurrir a las empresas de cobro de deudas, pero en los últimos tiempos cada vez menos autónomos y pymes solicitan sus servicios puesto que los índices de cobro de deudas han disminuido.

Las empresas de recobro suelen llevarse un porcentaje de la factura impagada intentando ofrecer opciones de negociación amistosa, como la posibilidad de renegociar las cuotas. Si la vía extrajudicial se agota, entrarán en juego sus abogados para reclamar por vía legal. En ese caso, debes saber que la ley te brinda la posibilidad de reclamar al deudor incluso los costos en los que hayas incurrido para cobrar las deudas pendientes.

Seguro de crédito.

Si cuentas con esta póliza, en caso de impago la aseguradora se hará cargo de un porcentaje de la deuda. El procedimiento suele ser el siguiente: al detectar el impago, lo notificas a la aseguradora, la cual tiene la obligación de pagar, contando seis meses a partir del aviso, el 50 por ciento de la cuantía pactada.

La aseguradora le reclamará el pago al deudor, por lo que la cantidad final que recibas dependerá de los gastos ocasionados por la gestión del impago. Algunas de estas pólizas también ofrecen un servicio de diagnóstico financiero de los clientes, para evitar el futuro riesgo de impago.

Notario.

Una de las vías tradicionales para cobrar las facturas impagadas es el requerimiento notarial, un acta en la que notificas al deudor la existencia de la deuda impagada y le instas a pagar. Mediante este procedimiento no solo intentarás cobrar rápidamente la factura sino que también logras interrumpir el plazo de prescripción de la reclamación del pago. Además, podrás recuperar el IVA repercutido en la factura impagada.

La otra vía es el procedimiento monitorio notarial. Funciona de manera similar al acta notarial pero si el deudor no te paga, te faculta para interponer una demanda judicial ejecutiva y solicitar directamente el embargo de sus bienes. Así logras acortar el plazo de apertura de la vía judicial y reduces el riesgo de que el deudor se declare insolvente.

Categoría: Legal
Tags: Autónomos , Pymes
Tarifa plana autónomos 2018: novedades y ampliación

La tarifa plana para autónomos ha allanado el camino a muchas personas que querían emprender. Según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, gracias a esta medida 1,2 millones de personas se dieron de alta como autónomos y comenzaron a trabajar. El nuevo año llega con otra buena noticia: la ampliación de la tarifa plana para autónomos.

La ampliación de la tarifa plana para autónomos en 2018

A partir del 1 de enero de 2018, la tarifa plana para autónomos se extenderá durante 24 meses, según indica la Ley 6/2017, de 24 de octubre, de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo publicada en el BOE. Durante los primeros doce meses de trabajo, si eres autónomo podrás aprovechar una bonificación del 80 por ciento sobre la base de tu cotización, lo cual significa que pagarás tan solo 50 euros a la Seguridad Social.

Durante los seis meses posteriores, las bonificaciones a los autónomos serán del 50 por ciento, lo cual implica que deberás pagar 137,97 euros al mes. La bonificación durante el último medio año será del 30 por ciento, de manera que tendrás que pagar una cuota de autónomos de 192,79 euros al mes.

Respecto a la ley anterior, esta nueva medida amplía el primer tramo de ayuda, de seis a doce meses, para dar un mayor margen de maniobra a los autónomos y que puedan consolidar su proyecto y cartera de clientes.

Si optas por una base de cotización superior a la mínima, también podrás aprovechar durante tus doce primeros meses de ejercicio una reducción del 80 por ciento sobre la cuota por contingencias comunes. Y si te das de alta a mediados de mes, no tienes que pagar la tarifa plana completa sino tan solo los días efectivos de trabajo.

Los jóvenes de menos de 30 años y las mujeres de menos de 35 años podrán beneficiarse de unas bonificaciones a autónomos adicionales. Cuando finalice el periodo de dos años, podrán aprovechar una bonificación del 30 por ciento en las cuotas a la Seguridad Social durante los doce meses siguientes, lo cual significa que tendrán un periodo de reducción de 36 meses.

Más oportunidades para acceder a las bonificaciones para autónomos

Otro de los cambios más esperados que recoge esta nueva ley es la reducción del tiempo necesario para optar por la tarifa plana para autónomos. La ley anterior exigía no haber estado dado de alta en el RETA en los últimos cinco años, pero la nueva normativa lo ha reducido a los dos años. Significa que puedes volver a emprender aunque hayas fracasado en un negocio reciente anterior. No obstante, si ya has aprovechado algún tipo de bonificación para autónomos, tendrás que esperar tres años, durante los cuales debes haber estado dado de baja en el RETA.

Las mujeres que hayan dejado de trabajar debido a la maternidad, adopción, acogimiento o tutela, también tendrán derecho a la ampliación de la tarifa plana para autónomos de 50 euros durante los doce meses después que se reincorporen al trabajo.

Por último, debes saber que la nueva ley reduce a la mitad los recargos que se aplican por el retraso en el pago de las cuotas a la Seguridad Social, pasando en el primer mes del 20 al 10 por ciento.

Compliance penal para pymes y autónomos

Si eres una pyme o autónomo y no sabes qué es el compliance penal, podrías tener un problema en el horizonte. Esta herramienta surgió en Estados Unidos en la década de 1970 como un mecanismo de defensa ante las multas que tuvieron que asumir las grandes empresas por los escándalos de corrupción. Más tarde se extendió al resto del mundo, incluyendo España, hasta el punto que hoy se considera un factor clave para el buen funcionamiento y la reputación de cualquier negocio.

¿Qué es el compliance penal?

El compliance penal es un conjunto de herramientas dirigidas a evitar que se infrinjan las normas penales. Implica la identificación de las áreas donde se pueden cometer delitos en tu negocio, así como el establecimiento de protocolos para evitarlos o detectarlos rápidamente, junto a un sistema disciplinario. 

Al designar funciones específicas dentro de tu empresa puedes delimitar mejor las responsabilidades y evitar posibles sanciones por acciones que hayan cometido tus empleados o representantes. Eso significa que en el cumplimiento normativo, como también se conoce al compliance penal, se incluyen desde las medidas de seguridad laboral hasta las comunicaciones corporativas, la protección de datos y la gestión del capital.

Aunque el objetivo principal del compliance penal es prevenir los delitos en tu negocio, los modelos actuales van un paso más allá convirtiéndose en un sistema de gestión empresarial que te permitirá tener un mayor control sobre las operaciones y te ayudará a tomar mejores decisiones, reduciendo los riesgos legales y de reputación.

El cumplimiento normativo también funciona como una especie de aval ante terceros ya que mejora la credibilidad de tu negocio al demostrar tu compromiso con la legalidad y las buenas prácticas del sector en el que operas. Por tanto, puede ayudarte a ganar clientes, sobre todo en procesos de contratación pública o con grandes empresas.

¿Quiénes necesitan un compliance penal?

Toda actividad empresarial encierra una serie de riesgos que implican responsabilidades sociales, jurídicas y/o penales. Los autónomos y las pymes no escapan a esa realidad. De hecho, el artículo 31 bis del Código Penal señala la obligación de las personas jurídicas de contar con un modelo de prevención de riesgos penales.

Como persona jurídica, eres responsable ante la ley por los delitos que se cometan en tu nombre o a tu cuenta, ya se trate de tus representantes legales o de las personas a quienes has autorizado para tomar ciertas decisiones. La ley considera que, si se comete un delito en tu negocio, es porque no has cumplido con tu deber de supervisión, vigilancia y control. El compliance penal puede eximirte de esa responsabilidad, o al menos atenuarla. 

Compliance para pymes y autónomos

La buena noticia es que el compliance para pymes y autónomos es más sencillo. Si eres el administrador único y director de cumplimiento normativo, podrás reducir los costes y simplificar su implantación en tu actividad empresarial y/o profesional.

En España se ha adoptado la normativa UNE 19601, que regula todo lo relacionado con el diseño y aplicación del cumplimiento normativo. A través de la Asociación Española de Normalización puedes solicitar un certificado, con una validez de tres años, para demostrar que has puesto en marcha el compliance penal en tu negocio.

Categoría: Legal
Tags: Autónomos , Pymes
Elaborar un plan de carrera profesional

El plan de carrera es una excelente herramienta para encauzar tu negocio y motivar a tus empleados. Este proyecto de formación individual potencia el sentido de pertenencia con la organización, aumenta la motivación y mejora la productividad, puesto que los trabajadores saben que tienen posibilidades de ascender.

¿Qué es un plan de carrera profesional?

El plan de carrera es un proceso mediante el cual se establecen metas profesionales y se identifican tanto los pasos a dar como los recursos que se deben destinar para alcanzarlas. En el caso de las pequeñas y medianas empresa (pymes), el plan de carrera se pacta con cada uno de los trabajadores, teniendo en cuenta sus objetivos e intereses, así como su trayectoria y competencias.

Por supuesto, esa “hoja de ruta” no solo contempla las necesidades formativas de los trabajadores sino también los objetivos que te hayas propuesto como empresa y las necesidades que existan en el sector donde operas. En la práctica, el plan de carrera profesional te servirá para identificar el desarrollo que cada empleado puede tener en tu empresa satisfaciendo sus aspiraciones profesionales, así como para gestionar de manera más transparente y eficaz tu negocio. 

¿Cómo elaborar un plan de carrera?

1. Determina las necesidades futuras.

Para diseñar un plan de carrera profesional debes planificar tu plantilla, considerando el número de empleados actuales y sus cargos. No olvides detalles como el ratio de rotación, la tasa de abandono y las jubilaciones. Por ejemplo, si el encargado de un área se jubilará dentro de cinco años, tendrás que cubrir su puesto, por lo que es recomendable que vayas formando a alguien.

2.     Identifica las competencias necesarias.

Cada puesto de tu empresa tiene un perfil por competencias. Por ejemplo, un comercial debe tener buenas habilidades comunicativas, ser empático, tener iniciativa y saber negociar y llegar a acuerdos. Conocer las competencias de cada puesto te permitirá encontrar a la persona más adecuada para cubrirlo. Puedes comenzar creando un perfil individual de cada uno de tus empleados con estos datos:

- Nombre del empleado
- Edad
- Formación académica
- Puesto que desempeña
-       Antigüedad en la empresa
-       Puntos fuertes y principales competencias
- Puntos a mejorar que influyen negativamente en su trabajo
- Necesidades de capacitación
- Evaluación de desempeño
- Posibles puestos a ocupar 

2. Planifica la formación.

En esta fase debes determinar qué tipo de formación necesita cada uno de tus empleados para que puedan ascender en tu empresa. Puedes aprovechar tanto la formación bonificada, como la experiencia de otros trabajadores que pueden formar a los empleados más jóvenes. Esas acciones formativas deben seguir un plan bien estructurado que prevea la posibilidad de que el trabajador asuma puestos intermedios.

3. Establece los tiempos.

Un plan de carrera profesional sin fechas tope tiene grandes probabilidades de convertirse en papel mojado. Es fundamental que, junto a tus empleados, estiméis un tiempo prudencial para cumplir cada uno de los objetivos. Establece además unos plazos de evaluación, que te permitirán saber en qué punto del camino os encontráis y si es necesario introducir correcciones. El proceso de evaluación y control del plan de carrera profesional suele ser más sencillo si fijas metas anuales y las compruebas al final de cada año.

Categoría: RRHH
Tags: Autónomos , Pymes
Aprovechar las rebajas para impulsar tu negocio online

Durante las rebajas de invierno muchas pymes y autónomos aumentan su facturación, por lo que si tienes un negocio online, no deberías dejar escapar esta oportunidad.

El periodo de rebajas es un buen momento para ampliar la visibilidad de tu marca, fidelizar clientes o incluso lanzar nuevos productos. El secreto radica en la planificación.

Claves para planificar una buena estrategia de ventas durante las rebajas:

1. Haz un inventario exhaustivo

Es conveniente que antes del periodo de rebajas realices un inventario del stock, a partir del cual podrás diseñar un plan de descuentos en los diferentes productos. Para maximizar tus ganancias puedes comenzar aplicando un 30 por ciento de descuento e ir incrementándolo a medida que se vaya agotando el stock.


2. No te límites al descuento directo.

No afrontes el periodo de rebajas simplemente disminuyendo el precio de los productos, existen diferentes fórmulas para lograr que tus clientes compren más. Por ejemplo, puedes ofrecer el envío gratuito para compras superiores a determinada cifra, aplicar descuentos por la compra de cierta cantidad de artículos o incluir un producto nuevo de regalo que te interese promocionar. Otra alternativa es enviar “cupones de recuperación” a quienes lleven tiempo sin comprar para animarlos a participar en las rebajas.

3. Publicita los descuentos

Si tienes un negocio de comercio electrónico, las redes sociales deben ser tus principales aliadas. Hazle saber a tus seguidores que muy pronto llegarán las rebajas de invierno y lanza campañas segmentando a tu público según sus intereses, de manera que puedas proponerles los productos que mejor se ajustan a su perfil y necesidades. No olvides realizar una campaña de email marketing o enviar un SMS a tus clientes para avisarles que comienza el período de rebajas, asegurándote de incluir una llamada a la acción.


4. Aplica una estrategia de venta flexible

Antes de que comiencen las rebajas en enero, es recomendable que planifiques una estrategia de venta que incluya los productos que más te interesa vender. Dales una mayor visibilidad en tu negocio online y conviértelos en protagonistas de los anuncios publicitarios. También es fundamental que analices, día a día, el comportamiento de los visitantes para determinar qué productos están funcionando mejor y variar las ofertas en dependencia de los intereses de los compradores. Por ejemplo, puedes incluir un 2X1 compuesto por un producto de alta demanda y otro de menos salida.


5. Fideliza a los clientes

Puedes aprovechar el periodo de rebajas para fidelizar a los clientes a través de diferentes estrategias, como los cupones post-compra, que sirven para animar a las personas a volver a comprar ofreciéndoles un crédito o un descuento en su próxima adquisición. En ese caso, no olvides fijar una fecha máxima ya que así generarás la sensación de urgencia.

Pluriactividad autónomos

Si trabajas como autónomo y asalariado, es probable que estés pagando de más a la Seguridad Social, ya que cotizas por dos regímenes diferentes. Es lo que se conoce como pluriactividad, una situación en la que se realizan dos o más actividades laborales que obligan a cotizar en más de un régimen. 

La cotización en la Seguridad Social como empleado y autónomo

Cuando trabajas por cuenta ajena, la empresa se encarga de darte de alta en la Seguridad Social y cotizará por ti en el régimen correspondiente, descontando directamente de tu salario la parte que corresponde a las cuotas. Si también trabajas por cuenta propia, debes darte de alta en la Seguridad Social en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos.

Dado que pagas una cuota de autónomo y otra como empleado, puedes llegar a superar el techo máximo de cotización, que en 2016 fue de 12.368,23 euros. En ese caso tienes derecho a solicitar que te reintegren la mitad de lo que has abonado en exceso, exactamente el 50 por ciento de la cotización a la Seguridad Social como autónomo.

¿Existe un plazo límite para solicitar la devolución?

Debes mantenerte atento porque la Seguridad Social no te avisará que estás cotizando de más y el reembolso no es automático. Existe un límite de tiempo, pasado el cual, pierdes el derecho a reclamar ese dinero. Según indica la Seguridad Social, tienes cuatro meses una vez finalizado el ejercicio anterior, hasta el 30 de abril de 2017.

Para solicitar la devolución de la cotización a la Seguridad Social debes rellenar este impreso. La buena noticia es que el reembolso es bastante rápido.

¿Qué cuotas debes pagar si comienzas a trabajar ahora como autónomo?

Según la Ley General de la Seguridad Social, Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, si estás en situación de pluriactividad la cotización aplicable en 2017 es:

- 50 por ciento de la base mínima de cotización: 446,70 euros
- 75 por ciento de la base mínima de cotización: 669,90 euros
- 85 por ciento de la base mínima de cotización: 759,00 euros

Para evitar que cotices de más, la Orden ESS/106/2017, de 9 de febrero introdujo algunas modificaciones en las cuotas:

- Si tienes una jornada de trabajo por cuenta ajena a tiempo completo, durante los primeros 18 primeros meses puedes elegir el 50 por ciento de la base mínima de cotización establecida anualmente y durante los dieciocho meses siguientes el 75 por ciento.
- Si tu jornada de trabajo por cuenta ajena es a tiempo parcial pero supera el 50 por ciento, podrás elegir durante los primeros 18 meses el 75 por ciento de la base mínima de cotización establecida y el 85 por ciento durante los próximos dieciocho meses.

Vale aclarar que con esta bonificación especial no podrás beneficiarte de la tarifa plana que se aplica a la cotización de autónomos que empiezan su actividad.

Impuestos sobre Sociedades para primerizos

Si acabas de abrir tu propia empresa, es probable que te sientas un poco abrumado por la contabilidad mercantil ya que sus requisitos son más complejos que los de un autónomo. Uno de los aspectos más importantes que debes tener claro es el Impuesto sobre Sociedades, que grava la renta de las empresas y otras entidades jurídicas.

¿Qué tipos impositivos se aplican en 2017?

El Impuesto de Sociedades se calcula a partir del resultado contable de la empresa, al cual se le aplica la base imponible correspondiente, que indicará cuánto debes pagar ese año. La Ley 27/2014, de 27 de noviembre regula todo lo relacionado con el Impuesto sobre Sociedades y determina diferentes tipos impositivos:

Tipo general del 25 por ciento. En 2014 el tipo general del Impuesto de Sociedades era del 30 por ciento pero con la reforma fiscal se fue reduciendo, de manera que a partir del 1 de enero de 2016 se aplica el 25 por ciento.

Tipo reducido del 15 por ciento para emprendedores. Desde 2015 las sociedades de nueva creación pueden beneficiarse de un tipo reducido, que se aplica durante los dos primeros años en los que se produzcan ganancias, aunque si estas superan los 300.000 euros se aplica un tipo del 30 por ciento.

Tipo reducido del 20 por ciento para las cooperativas. Se aplica a todas las sociedades cooperativas protegidas fiscalmente, aunque los resultados extracooperativos deben tributar al tipo general o al 30 por ciento.

¿Qué gastos puedes deducir?

Para poder deducir los gastos del Impuesto de Sociedades estos deben:

- Estar relacionados con la actividad de la empresa.

- Reflejarse adecuadamente en los libros de contabilidad.

- Estar justificados con una factura, preferentemente una factura completa pues en algunos casos la factura simplificada común no es suficiente.

- Corresponder al ejercicio de la actividad, no se puede imputar a un año el gasto realizado en el ejercicio anterior, aunque existen gastos que se pueden dividir en varios años fiscales.

¿Cuándo tienes que pagar el Impuesto de Sociedades?

Los plazos del Impuesto sobre Sociedades dependen del año fiscal de la empresa, lo cual significa que puedes seguir el año natural o elegir tu propio calendario. Aunque no existen fechas concretas, la ley establece ventanas temporales, por lo que tendrás un plazo máximo de seis meses a partir del cierre del ejercicio. Por tanto, si eliges el año natural, tendrás que presentar el impuesto, a más tardar, el 25 de julio. Recuerda que es obligatorio presentar el Modelo 200 de la Agencia Tributaria, aunque no resulte nada a ingresar o devolver o aunque no hayas desarrollado ninguna actividad.

¿Qué hacer si no puedes pagar?

Si cuando llegue el momento de pagar el Impuesto de Sociedades no cuentas con la liquidez suficiente, puedes pedir un aplazamiento. Según la Orden HAP/2178/2015, de 9 de octubre, Hacienda no te pedirá garantías para conceder el aplazamiento o fraccionamiento siempre que la cantidad no supere los 30.000 euros. Si es mayor, te solicitará un aval bancario, seguro de caución o garantía hipotecaria.

Prepara tu punto de venta para las rebajas

Las rebajas son una época perfecta para aumentar el volumen de facturación y deshacerte de muchos de los productos que quedan en stock, pero si quieres sacarles el máximo partido, no debes limitarte a reducir el precio, también es importante que pongas en marcha una estrategia de marketing en el punto de venta que atraiga la atención de los compradores potenciales.

Tres estrategias de marketing en el punto de venta para las rebajas

1. Cuida el diseño del escaparate

Cada uno de los elementos del escaparate debe tener un sentido y transmitir un mensaje eficaz. No sobrecargues el escaparate con carteles y muchos productos, recuerda que para lograr un gran impacto visual menos suele ser más.

Considera que las personas suelen asociar el color rojo a las rebajas, pero puedes utilizar el color de tu marca en combinación con otros colores que llamen la atención. La luz también puede convertirse en tu aliada si la focalizas sobre los productos en descuento sobre los que quieres dirigir la vista de los posibles compradores.

2. Organiza bien los productos dentro de la tienda

Los compradores de las rebajas no suelen detenerse a mirar todos los productos como en otros periodos del año, buscan directamente lo que les interesa o se dirigen hacia las mayores rebajas. Por eso es conveniente que separes los productos rebajados de los artículos nuevos. Puedes organizarlos por categorías y precio, indicando además el porcentaje de descuento ya que es obligatorio por ley indicar el precio antiguo y el nuevo. Lo ideal es que coloques los productos que más te interesa vender y los que tienen mayores descuentos a la entrada del punto de venta ya que serán un reclamo para quienes pasen por delante de tu local. Es mejor que coloques los productos nuevos al fondo o a un lado.

3. Atrae a los clientes con todos los sentidos

Una estrategia de marketing muy eficaz para captar la atención de los compradores potenciales consiste en estimular sus sentidos. No tienes que limitarte a colocar carteles de descuentos, la música también es perfecta para llamar la atención y crear un ambiente agradable ya que tiene un enorme poder en la mente del consumidor, genera emociones muy intensas y puede ayudarte a vender más.

También puedes aplicar el marketing olfativo en tu punto de venta, una estrategia que no solo te ayudará a llamar la atención de las personas sino que también hará que tu negocio sea más memorable pues se ha comprobado que los aromas perduran más en la memoria que las imágenes.

Lo importante es que estas estrategias estén en sintonía con la imagen de tu empresa.

Lo mejor del periodo de rebajas en el caso de las pymes, autónomos y el sector del retail en general es que tendrás varios días para analizar el comportamiento de los clientes, por lo que puedes cambiar la estrategia de marketing en el punto de venta si no es tan eficaz como pensabas.

Soy autónomo, ¿puedo contratar empleados?

Los autónomos no están obligados a trabajar solos. Si necesitas contratar a alguien para un proyecto puntual o a tiempo completo, puedes hacerlo. El año pasado los trabajadores autónomos generaron 70.490 empleos, de los cuales 45.011 eran puestos de trabajo asalariado, de manera que hoy en España los autónomos crean uno de cada cuatro empleos, según el informe de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA).

¿Cómo contratar a un empleado?

Al contratar a empleados estás sujeto a ciertas obligaciones como empleador. En primer lugar, tendrás que darte de alta en la Seguridad Social como empresario a través del modelo TA.6, aunque eso no significa que dejes de ser autónomo. Luego tendrás que solicitar una “cuenta de cotización” para llevar las cotizaciones de tus empleados.

El segundo paso es realizar el contrato laboral con el trabajador, que deberás registrar en el Servicio de Empleo Estatal. Por último, tendrás que darle de alta en la Seguridad Social ya que eres responsable de abonar sus cotizaciones, algo que podrás hacer fácilmente mediante el Sistema de Liquidación Directa.

Las modalidades de contratación más comunes

1. Autónomo

Puedes solicitar los servicios de otro autónomo, pero en ese caso no necesitas hacerle un contrato laboral ya que vuestra relación es meramente mercantil. El autónomo no está vinculado a tu empresa, tú no eres su jefe sino su cliente, por lo que no tienes ninguna obligación ante la Seguridad Social. Solo debes pagarle la factura por los servicios realizados.

2. Por comisión

Puedes contratar a una persona y pagarle por comisión, una práctica común en el sector de las ventas. Sin embargo, esta modalidad no te exime de realizar un contrato laboral, por lo que también tendrás que abonar las cuotas correspondientes a la Seguridad Social. Si necesitas que ese empleado cumpla con determinado horario, es obligatorio que le ofrezcas al menos el Salario Mínimo Interprofesional, además de las comisiones pactadas.

3. Autónomo colaborador

Puedes olvidarte del proceso de selección de personal y contratar a una persona de tu familia. Es imprescindible que sea mayor de 16 años, no trabaje por cuenta ajena, tenga hasta segundo grado de consanguinidad y debe vivir contigo. El autónomo colaborador está exento de las obligaciones fiscales trimestrales, solo tendrá que presentar anualmente la declaración de IRPF. Tú, como autónomo titular, debes abonar sus cotizaciones a la Seguridad Social, aunque puedes aprovechar un descuento del 50 por ciento durante los primeros 18 meses y del 25 por ciento durante los 6 meses siguientes. Tendrás que pagarle una nómina, pero puedes deducir todos esos gastos del cálculo del rendimiento en tu declaración de impuestos.

¿Pierdes el derecho a la tarifa plana si contratas a un empleado?

Con la entrada en vigor de la Ley de Fomento del Trabajo Autónomo, puedes contratar empleados y seguir disfrutando de la tarifa plana para autónomos. No obstante, el autónomo colaborador no podrá acogerse a esa tarifa ya que tiene su propia bonificación.

5 Técnicas de marketing para la campaña de Navidad

Pronto llegarán los árboles navideños y las luces de colores, por lo que para las pymes y autónomos es momento de ir planificando la campaña de marketing de Navidad.

Durante estas fechas, el gasto medio de los españoles aumenta en un 12%, según señaló un informe de Nielsen, por lo que no es extraño que sea el periodo en el que más facturan muchos negocios. No solo puedes aprovecharlo para aumentar las ventas sino también para reforzar el posicionamiento de tu marca y fidelizar a los clientes.

Te explicamos cinco técnicas de marketing para una campaña de navidad exitosa.

1. Que se respire la Navidad

En la base de muchas de las compras navideñas se encuentran las emociones vinculadas a estas fechas, por lo que es importante que en tu negocio también se respire la Navidad. Además del clásico árbol navideño y las luces, puedes añadir algún detalle al uniforme de tus empleados o incluso ambientar con algún aroma peculiar a jengibre, pino o heno que active la magia y la ilusión que despierta esta temporada. Y si tienes un sitio web, no olvides personalizarlo con detalles navideños.

2. Haz regalos especiales

En el marco de tu campaña de marketing de Navidad, puedes intentar recuperar viejos clientes y fidelizar nuevos. Confecciona regalos especiales en los que incluyas muestras de algunos de tus productos. Prepara diferentes paquetes que se ajusten a los distintos perfiles de tu público, para que los regalos sean percibidos como valiosos y aumentes las probabilidades de que generen ventas. Incluye una nota de felicitación e invítales a pasar por tu tienda.

3. Diseña buenas ofertas

Durante esta época los consumidores suelen gastar más que el resto del año, pero también buscan buenas ofertas. No tienes que limitarte a aplicar las típicas rebajas sobre el precio, puedes ofrecer cupones de descuento para la próxima compra, hacer sorteos e incluso diseñar ofertas de 2x1 que te ayuden a darle salida a una parte del inventario difícil. Si tienes un negocio online, los clientes valorarán que durante esas fechas los gastos de envío sean gratis y que les brindes ideas de regalos personalizados.

4. Tiempo de dar

Al planificar tu campaña de marketing de navidad no olvides que estas fechas son sinónimo de compartir y ayudar. En esta temporada las personas están más dispuestas a donar dinero a las obras de caridad, así como a contribuir con las empresas que realicen algún tipo de labor social. Puedes poner en marcha diferentes iniciativas, desde donar una parte de tus ganancias a una fundación sin ánimo de lucro hasta aplicar descuentos a los compradores que contribuyan con la recolección de juguetes para los niños, por ejemplo.

5. Aprovecha el marketing online

Crear una newsletter para tus clientes no te robará mucho tiempo y es un detalle que te ayudará a fidelizarlos o a llamar la atención de aquellos que hace tiempo no compran. No te limites a promocionar tus productos para Navidad, deséales unas felices fiestas y brinda valor añadido proponiéndoles regalos originales para sus familias y amigos o dando consejos para encontrar buenas ofertas en estas fechas. Por supuesto, no descuides tu presencia en las redes sociales.

SGR
Colaboradores
Supervisor
Financiación PYMES Financiación Autónomos Mapa web Política de Privacidad Política de Cookies ©2018 Desarrollado por SGRSoft, S.L.
Seguridad Comunicación segura mediante certificado del servidor SSL y el acceso a la información protegida y se almacenada cifrada. Su IP de acceso 49.207.194.72