Utilizamos cookies, propias y de terceros, para mantener sus preferencias y analizar sus hábitos de navegación en nuestra página web, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. Más información en el apartado Política de Cookies de nuestra página web.


Aceptar Rechazar

Blog Con Aval Sí

Trabajar como autónomo o crear una SL

La crisis ha motivado a muchas personas a emprender por su cuenta. Una encuesta realizada por investigadores de la ESADE a 800 emprendedores reveló que el 29 por ciento de ellos había iniciado su proyecto empresarial debido a la incertidumbre laboral. Si estás pensando en seguir sus pasos, es probable que tengas muchas dudas, como qué forma jurídica te conviene más: ser autónomo o constituir una sociedad mercantil.

Los puntos a favor y en contra que debes sopesar

Constitución de la actividad.

Hacerte autónomo es un proceso más rápido y sencillo que crear una sociedad limitada (SL). Si no necesitas permisos especiales, solo tendrás que darte de alta en Hacienda y en la Seguridad Social, por lo que al día siguiente ya podrás comenzar a trabajar. Abrir una SL demanda más papeleo y puede tardar entre cinco días y dos semanas.

Responsabilidad.

Muchos emprendedores deciden crear sociedades mercantiles para limitar su responsabilidad legal ante posibles deudas. Si contraes deudas y trabajas como autónomo, responderás ante terceros con tu patrimonio personal, incluyendo tu vivienda, pero en una SL la responsabilidad se limita al patrimonio de la empresa. 

Costos.

Crear una sociedad es más costoso que darte de alta como autónomo, algo que puedes hacer tú mismo de manera gratuita. Para constituir una SL tendrás que aportar un capital mínimo de 3.000 euros y también debes considerar que como la contabilidad es más compleja, el costo de la gestoría es más elevado. Tampoco podrás aprovechar la tarifa plana para autónomos pues en una SL tendrás que cotizar en la Seguridad Social como socio administrador, lo cual supone un 20% más respecto a la cuota normal que paga un autónomo que no se beneficia de ninguna deducción.

Impuestos.

Si trabajas como autónomo, tributarás a través del IRPF mientras que la SL lo hará por el Impuesto sobre Sociedades. Tributar a través del IRPF es más fácil, pero no es la opción más conveniente si obtienes grandes beneficios ya que a las sociedades no se les aplica un impuesto progresivo sino un tipo general del 25%. Sin embargo, considera que si quieres llevarte todo el beneficio a casa, tendrás que tributar por el IRPF. 

Financiación.

A pesar de que las entidades bancarias brindan pequeños créditos para autónomos, las SL gozan de mayores ventajas para acceder a financiaciones más cuantiosas, así como a subvenciones estatales.

Imagen.

Las SL suelen proyectar una imagen más formal y profesional, transmitiendo una mayor sensación de seguridad y solvencia que el autónomo, lo cual puede abrirte nuevos horizontes profesionales y facilitarte el acceso a clientes y/o proyectos más importantes.

¿Cuál es la mejor opción?

Lo más conveniente suele ser comenzar como autónomo y más adelante, si el proyecto funciona bien, crear una sociedad mercantil. Existen otras formas jurídicas, como la SLU y la SLNE, que pueden ser una opción interesante durante esa fase de transición.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Nuevos Negocios
Black Friday 2017 aumenta las ventas de tu tienda online

Falta poco para el Black Friday, el pistoletazo de salida de la campaña de Navidad para los negocios y comercios. Esta tradición, que tiene sus orígenes en Estados Unidos, ya se ha consolidado en España, de manera que para muchos pymes y autónomos es la jornada más importante del año.

En 2016, la semana del Black Friday representó un 5,2% por ciento de las ventas anuales totales, más del doble de la media del gasto semanal, que se sitúa en torno al 1,9 por ciento.

¿Cómo aumentar las ventas durante el Black Friday?

Cuanto antes empieces, mejor.

Sólo el 30 por ciento de las compras que se realizan durante el Black Friday son por impulso. Según Google Trends, los consumidores comienzan a buscar y comparar las ofertas del Black Friday con varias semanas de antelación. Esto significa que cuanto antes comiences tus acciones promocionales, mejor. Crea campañas de email marketing para tus clientes habituales y ofrece la posibilidad de subscribirse a alertas de descuentos a través del correo electrónico o mensajes de texto.

Diseña buenas ofertas.

Para muchos negocios, el Black Friday representa una oportunidad para aumentar las ventas y deshacerse del inventario difícil, pero para los consumidores es la ocasión de comprar los productos que desean a precios más bajos.

Para hallar un punto medio, una buena estrategia consiste en ofrecer descuentos de los productos más vendidos junto a aquellos de menos salida, lo cual impulsará el gasto medio. Si te parece una estrategia demasiado agresiva, puedes recurrir al cross-selling.

Estructura descuentos que aumenten el gasto medio.

Una excelente estrategia para aumentar las ventas durante el Black Friday consiste en diseñar descuentos escalonados, de manera que mientras más compre el cliente, más ahorrará. Por ejemplo, puedes aplicar un descuento del 10 por ciento en pedidos de 50 euros, un 20 por ciento en compras de más de 100 euros y así sucesivamente. Considera que los descuentos por niveles aumentan el valor relativo de los productos para los consumidores, lo cual les animará a gastar más.

Diferénciate de la competencia.

Para muchos autónomos y pymes el Black Friday se convierte en una guerra de precios, lo cual es comprensible ya que es difícil captar la atención con descuentos de menos del 30 por ciento. Una técnica diferente para despertar el interés de los consumidores consiste en lanzar productos nuevos durante los días que dure la campaña, con lo cual también logras generar la sensación de urgencia. Puedes aprovechar el efecto de la escasez activando una cuenta regresiva o indicando que se trata de una «cantidad limitada».

Aprovecha el potencial de Internet.

Según un estudio realizado en la OBS Business School, en los próximos cuatro años España se convertirá en el país europeo donde más rápido crecerá el número de consumidores online. Ahora mismo, el Black Friday está representando el 19 por ciento del consumo online que se genera en España, por lo que si quieres aumentar las ventas, debes aprovechar este canal. Diseña una landing page atractiva y eficaz, que no deje indiferente a tus clientes potenciales y te diferencia de la competencia. Y no te olvides aprovechar las redes sociales para difundirla.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Marketing y Ventas
Tipos de contratos laborales para empresas

Muchas empresas, pymes y autónomos necesitan contratar personal, ya sea por las características de su negocio o porque les está yendo bien y quieren ampliarse. Si ese es tu caso, debes considerar que contratar un trabajador conlleva ciertos costos y obligaciones, por lo que es importante que elijas el tipo de contrato laboral más adecuado y te informes sobre los incentivos y bonificaciones que puedes aprovechar.

¿Qué tipo de contrato laboral es mejor para mi empresa?

Contrato indefinido

Si estás seguro de que necesitarás a un trabajador durante los próximos años y valoras la experiencia profesional, este es el tipo de contrato laboral más adecuado. No tiene una duración determinada pero puede ser a jornada completa, parcial o por la prestación de servicios discontinuos. Podrás aprovechar los incentivos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, algunos destinados a facilitar el acceso al empleo de diferentes colectivos, entre ellos los jóvenes y las personas mayores de más de 52 años o con discapacidad.

Contrato temporal

El trabajador prestará sus servicios durante un límite de tiempo determinado, ya sea a jornada completa o parcial. Es una buena alternativa cuando tienes trabajo o pedidos acumulados, en cuyo caso sería un «contrato eventual por circunstancias de la producción», con una duración máxima de seis meses y una única prórroga. También puedes recurrir a esta fórmula para cubrir temporalmente un puesto de trabajo porque la persona está de vacaciones o de baja por maternidad o enfermedad, o cuando necesites un servicio especializado y puntual para terminar un proyecto, en cuyo caso el contrato termina al finalizar el mismo. El contrato temporal también tiene incentivos, que puedes consultar en el Servicio de Empleo Público Estatal.

Contrato en prácticas

Este contrato laboral fomenta la práctica profesional, por lo que el empleo que ofreces tiene que estar relacionado con la titulación de la persona, que no puede llevar más de cuatro años graduada, aunque puedes contratar a personas mayores de 52 años para facilitar su formación y reinserción al mercado laboral. Prevé un plazo mínimo de seis meses hasta un máximo de dos años, ya sea a jornada completa o parcial, y el salario durante el primer año debe ser al menos un 60 por ciento de lo que cobra otro trabajador con experiencia que ocupe el mismo puesto.

Contrato de formación y aprendizaje

Este tipo de contrato laboral está pensado para la cualificación profesional, por lo que solo puedes contratar a jóvenes de menos de 30 años que estén estudiando. En algunos casos se aplica una reducción del 100 por en las cuotas de Seguridad Social y si decides firmar un contrato indefinido, podrás aprovechar las bonificaciones durante un periodo de tres años. Su duración mínima es de un año, hasta un máximo de tres, pero la persona que contrates no puede tener un título profesional reconocido vinculado a la actividad. Además, la retribución no puede ser inferior al salario mínimo interprofesional.

Autor: ConAvalSí
Categoría: RRHH
Las Pymes y la necesidad de financiación en España

El panorama de las Pymes en España en los últimos seis meses, refleja claramente la necesidad de inversión y financiación de las pequeñas  y medianas empresas en nuestro país. El IV Informe de La Financiación de la Pyme en España, publicado por CESGAR el pasado mes de marzo, es un fiel y detallado reflejo del panorama. Un estudio que realiza un recorrido por los diferentes ámbitos, destacando los principales sectores y áreas con necesidades de financiación y las dificultades e impedimentos que encuentran las Pymes para financiarse. Dentro de estas dificultades se analizan los diferentes instrumentos de financiación como las SGRS con proyectos como Con Aval Sí, que se muestran como una de las vías de éxito ante la dificultad de encontrar avales y garantías que solicitan las entidades bancarias para la financiación de las pymes .Se definen como instrumento indispensable para conseguir una financiación con condiciones más competitivas para los empresarios.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Contabilidad
LOPD

Tanto las pymes como los autónomos tienen la obligación de cumplir con la Ley de Protección de Datos (LOPD) cuando recopilen información de carácter personal que pueda servir para identificar a una persona física. Su incumplimiento puede conllevar sanciones económicas, además de dañar la imagen de tu negocio.

¿En qué consiste la LOPD?

El objetivo de la LOPD es garantizar la adecuada protección y tratamiento de los datos personales que recopilen las empresas, asegurándose de que no serán utilizados para fines diferentes a aquellos para los cuales fueron recogidos. Para ello, establece tres niveles de seguridad:

Básico: datos identificativos como el NIF, número de seguridad social, nombre y apellidos, dirección postal…

Medio: infracciones administrativas o penales, nivel de solvencia, datos tributarios e información sobre el comportamiento de las personas, como sus aficiones y gustos.

Alto. Datos de carácter más personal, como la ideología, religión, creencias y estado de salud.

¿Cómo cumplir con la LOPD en tu negocio?

En una empresa, el encargado de recopilar y gestionar los datos sensibles también es el responsable de cumplir la ley. No solo debe cerciorarse de que la información es veraz, sino que debe protegerla e informar a las personas sobre el consentimiento para la recogida de sus datos, así como del derecho a rectificarlos o cancelarlos.

No obstante, es conveniente que contrates a una empresa especializada en la implantación de la LOPD que pueda brindarte asesoramiento y capacitación. Esta identificará los ficheros que contengan datos personales, como los de los clientes, empleados o proveedores, e indicará el nivel de seguridad a aplicar.

También se encargará de elaborar los documentos de seguridad e inscribir los ficheros en el Registro de la Agencia Española de Protección de Datos. Si manejas datos de nivel de seguridad medio o alto, considera que tendrás que hacer al menos una auditoría cada dos años, que pondrás a disposición de la AEPD.

¿Qué sucede si infringes la LOPD?

Si no cumples esta normativa podrías incurrir en responsabilidades civiles o incluso en competencia desleal. Según la Ley 2/2011, de 4 de marzo de Economía Sostenible, su incumplimiento también puede acarrear sanciones económicas cuyo importe varía desde 900 a 40.000 euros para las infracciones leves hasta multas de 300.001 a 600.000 euros para las faltas muy graves.

Una infracción leve consiste en desatender una solicitud de rectificación o cancelación o no inscribir los ficheros en el Registro General de Protección de Datos. Una sanción grave es no recabar el consentimiento de las personas o no aplicar las medidas de seguridad necesarias. Una sanción muy grave sería recoger datos de manera engañosa y comunicarlos sin permiso legal.

Se avecinan cambios…

Es probable que el nuevo Reglamento UE 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de abril de 2016 sobre el tratamiento de los datos personales conduzca a una revisión de la LOPD. No obstante, por el momento las empresas, pymes y autónomos seguirán rigiéndose por la normativa española.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Legal
Claves para el entrevistador en la selección de personal

Si eres autónomo o tienes una pequeña empresa (pyme), elegir bien a las personas que trabajarán contigo es esencial para que tu negocio continúe creciendo. En las grandes empresas existe un departamento de selección de personal que se encarga de elegir a la persona idónea para el puesto, pero si pretendes asumir las funciones del entrevistador laboral es importante que sepas cómo hacer una entrevista de trabajo de principio a fin.

1. Determina las demandas del puesto

Para preparar una entrevista de trabajo debes saber cuáles son exactamente las funciones y responsabilidades del puesto a cubrir, así como las habilidades y conocimientos necesarios. También debes tener claros los valores que promueves en tu negocio, ya que por mucha experiencia o cualificación que tenga una persona, si no encaja en tu empresa o no logra trabajar en equipo, podría convertirse en un problema. Tampoco es conveniente que selecciones a alguien sobrecalificado para el puesto pues es probable que apenas encuentre un trabajo mejor, se marche.

2. Planifica los temas de la entrevista

En una entrevista de trabajo la improvisación puede jugarte malas pasadas y transmitir una imagen poco profesional, por lo que deberías estructurarla en bloques de temas que te permitan seguir un guión. Así te aseguras de no pasar por alto ningún detalle importante, aunque también debes tener cierta flexibilidad a la hora de plantear las preguntas para lograr que la conversación fluya con naturalidad. Ten presente que el entrevistador laboral debe hablar solo un 20% del tiempo porque es el candidato quien debe darse a conocer.

3. Asume una actitud abierta y respetuosa

Es normal que los candidatos se sientan un poco nerviosos durante la entrevista de trabajo pero si asumes una actitud cálida, abierta y respetuosa les ayudarás a mostrar lo mejor de sí. Evita las críticas y la prepotencia ya que el candidato se sentirá atacado y no lograrás conocer a la persona que se encuentra detrás del profesional, un detalle que también es importante. Puedes romper el hielo explicando cuáles son las funciones del puesto, las características de tu negocio y tus expectativas para ese empleo.

4. Elige con objetividad

Si vas a entrevistar a muchos candidatos, es recomendable crear hojas de registro estandarizadas en las que puedas añadir cualquier dato que te haya parecido interesante o negativo. Tomar notas te ayudará cuando llegue el momento de decidir, aunque es mejor que lo hagas al finalizar la entrevista, para que no intimides al candidato ni interrumpas el flujo de la conversación.
A la hora de elegir, no te dejes llevar demasiado por el instinto, la simpatía o la primera impresión. Estos detalles son importantes pero no decisivos, por lo que es mejor que establezcas una serie de indicadores que te permitan realizar una selección más objetiva, en la que tengas en cuenta tanto la calidad humana como profesional.

Por último, no olvides contactar a todos los candidatos para informarles tu decisión, es un gesto de respeto que denota profesionalidad.

Autor: ConAvalSí
Categoría: RRHH
Claves de LinkedIn para empresas

Con más de 135 millones de usuarios activos, LinkedIn se ha convertido en la red social por excelencia para los profesionales, aunque en España aún tiene mucho margen de crecimiento pues según una encuesta realizada por QDQ Media, solo el 12% de las pymes la utilizan. Sin embargo, ¿sabías que esta red social redirige cuatro veces más usuarios a los sitios web de las empresas que Facebook y Twitter?

Entre todas las redes sociales para empresas, pymes y autónomos, LinkedIn es especial pues no solo te permite promocionar tu negocio y llegar a más clientes potenciales sino que también te facilita las relaciones con compañías influyentes y te ayuda a ampliar tu red de contactos profesionales.

LinkedIn para empresas: ¿Cómo proyectar tu negocio?

1. Describe bien tu negocio.

La descripción de tu negocio es lo primero que verán las personas que accedan al perfil de la empresa, por lo que es importante que sea clara y concisa. Debes transmitir confianza, profesionalidad y credibilidad, sin olvidar el lado humano ya que este es fundamental en las redes sociales.

2. Usa palabras clave.

Piensa en las palabras que podrían utilizar las personas para buscar productos o servicios como los que ofreces e insértalas de manera natural en la descripción de tu empresa. Así mejorarás tu posicionamiento.

3. Recurre a buenas imágenes.

En Internet solo tienes pocos segundos para captar la atención de tus clientes potenciales, por lo que una buena imagen te permitirá causar una buena primera impresión. También puedes usarlas para transmitir sensaciones y emociones que te ayuden a crear una conexión más personal.

4. Crea páginas de productos/servicios.

Puedes utilizar el perfil de tu empresa como un “escaparate” para que tus clientes potenciales puedan conocer los productos o servicios que ofreces. El secreto para aumentar la tasa de conversión radica en personalizar los mensajes según los intereses de tus seguidores.

5. Actualiza tu perfil.

En las redes sociales para pymes y autónomos el contenido desempeña un papel protagónico, por lo que no debes limitarte a publicar las novedades de tu empresa sino que también debes compartir contenido de interés para tus seguidores. Deberías actualizar el perfil, como mínimo, tres veces a la semana. También deberías plantearte la posibilidad de crear contenidos originales y de calidad que te ayuden a convertirte en un referente en tu sector. 

6. Conecta con tu público.

Si aprovechas las ideas que se discuten en los grupos a los que perteneces para brindar soluciones o perspectivas novedosas, incrementarás las posibilidades de que tu contenido sea leído y compartido. Para mejorar la tasa de conversión, puedes segmentar una publicación por categorías como la ubicación geográfica y si quieres que ese contenido llegue a nuevas personas puedes promocionarlo.

7. Responde con rapidez.

 Uno de los objetivos de los perfiles de LinkedIn para empresas es transmitir la sensación de transparencia y aumentar la confianza en tu marca. Para lograrlo, es fundamental que respondas con rapidez, no solo a tus clientes sino también a tus seguidores.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Marketing y Ventas
Conseguir dinero para empezar tu negocio

Si tienes una idea de negocio pero no dispones del capital necesario para llevarla a cabo, no siempre es necesario solicitar una línea de crédito convencional con una entidad financiera, un camino particularmente difícil para las startups. Puedes explorar diferentes vías de financiación para emprendedores, autónomos y pymes, tanto en el ámbito estatal como en el privado.

Las mejores vías más para encontrar la financiación que necesitas para tu proyecto:

1. Sociedades de Garantía (SGR)

Estas entidades sin ánimo de lucro tienen la misión de facilitarles la financiación a pymes y autónomos a través de la concesión de avales financieros. Al actuar como garantes de tu deuda, podrás acceder a una línea de crédito con condiciones mejoradas, ya sea una reducción de los tipos de interés y/o una ampliación de los plazos de amortización. Las SGR también pueden ayudarte con los anticipos de subvenciones, el aplazamiento de pagos a proveedores y las operaciones de leasing. Para acceder al aval tendrás que adquirir participaciones muy económicas al convertirse en socio de una SGR, pero cuando canceles el crédito podrás recuperar el importe invertido.

2. Crowdfunding

Si tienes una idea de negocio que sea original y pueda generar un gran impacto, una vía para encontrar financiación es a través del crowdfunding. Este tipo de financiación se basa en el micromecenazgo, muchas personas interesadas en tu proyecto se convierten en inversores. Como contraprestación, esas personas pueden recibir el producto que planeas producir, acciones en la empresa, una parte de los beneficios de la misma o simplemente aprovechar los intereses sobre el préstamo. A diferencia de los préstamos de las entidades financieras, en el crowdfunding el aval es la confianza en el proyecto, por lo que es fundamental que conectes con el público y propongas una idea innovadora y de calidad. Todo lo relacionado con esta forma de financiación para autónomos y pymes está regulado mediante la Ley de Fomento de la Financiación Empresarial.

3. Concursos de ayudas para emprendedores.

Si quieres crear una startup o tienes una idea en fase de desarrollo, los encuentros y concursos para emprendedores que se realizan en España a lo largo del año son ideales. En estos actos, el Estado reúne a los emprendedores con un grupo de expertos, asesores y empresarios de éxito para que compartan sus conocimientos. No solo podrás aprender de los mejores, sino que los premios incluyen ayudas económicas y/o asesoramiento individualizado para tu negocio. El Premio Emprendedor de la Fundación Everis, por ejemplo, brinda 60.000 euros y 10.000 en apoyo y asesoramiento, aunque existen más opciones.

4. Ayudas del estado para las startups.

El Estado también brinda ayuda y subvenciones para facilitar el camino a las startups. Existen diferentes organismos que operan a nivel regional, aunque uno de los más conocidos a nivel nacional es el Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial, entre cuyas funciones se encuentra proporcionar ayudas económicas a los proyectos empresariales de I+D+i.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Nuevos Negocios
Bonificación de contratos para pymes

Si tienes una pyme y estás pensando en iniciar un proceso de selección de personal para contratar nuevos empleados, debes tener en cuenta que por cada trabajador tendrás que abonar una cuota a la Seguridad Social, que se calcula según diferentes factores, entre ellos el tipo de contrato laboral y el convenio establecido. Si tu volumen de facturación no es muy grande, esas cuotas adicionales pueden representar un gasto anual considerable, pero puedes reducirlas aprovechando las bonificaciones estatales dirigidas a incentivar la contratación.

¿Qué requisitos deben cumplir las pymes?

Para acceder a las bonificaciones de contratación es necesario que las pymes y empresas cumplan algunos requisitos:

1. Estar al corriente en el pago de tus obligaciones tributarias y también en las cuotas de la Seguridad Social.

2. No debes haber cometido ninguna infracción de carácter grave que te impida aplicar para estas bonificaciones.

3. El trabajador que contrates debe estar en situación de desempleo e inscrito en el Servicio Público de Empleo (SEPE) pues las bonificaciones no se aplican a los contratos laborales que solo impliquen un cambio de empleo.

¿Cuáles son las principales bonificaciones en la Seguridad Social?

1. Contratación a tiempo indefinido.

Independientemente del perfil del trabajador, si decides incorporar a un empleado con un contrato laboral indefinido podrás ahorrar 500 euros en las cotizaciones durante tres años, pero debes tener al menos diez trabajadores a tu cargo y no podrás haber despedido a nadie durante los últimos seis meses.

2. Contratación de jóvenes.

Si contratas a jóvenes de menos de 30 años podrás aprovechar un descuento de 83,33 euros al mes hasta un total de 1.000 euros anuales durante el primer ejercicio. En el segundo año podrás aplicar 91,67 euros al mes o 1.100 euros al año y durante el tercer año 100 euros al mes o 1.200 euros anuales. Lo más interesante es que esta bonificación es compatible con otras, siempre y cuando no cubras por completo la cuota de la Seguridad Social.

3. Contratación de mujeres.

Si empleas a una mujer, puedes aprovechar una bonificación de 108,33 euros al mes o 1.300 euros al año. Si es mayor de 45 años o se trata de un empleo donde las mujeres están subrepresentadas, la bonificación aumenta a 125 euros al mes o 1.500 euros al año.

4. Contratación de personas mayores de 45 años.

Esta bonificación está pensada para las personas en situación de paro de larga duración, por lo que para aprovecharla el trabajador que contrates debe haber estado dado de alta en el SEPE durante al menos un año en los últimos 18 meses. La bonificación es de 108,33 euros o 1.300 euros anuales.

5. Contratación de personas con discapacidad.

En este caso se aplica una reducción del 50 por ciento en las cuotas a la Seguridad Social, aunque la cuantía varía dependiendo del grado de discapacidad, hasta un máximo de 6.300 euros.

Aunque la mayoría de las bonificaciones no son compatibles entre sí, es conveniente que revises la lista de bonificaciones que se aplican a los diferentes colectivos y tipos de contratos laborales.

Autor: ConAvalSí
Categoría: RRHH
¿Me hago autónomo si tengo un negocio online?

El comercio online es uno de los sectores que más ha crecido en España en los últimos años, por lo que quizá estás valorando la posibilidad de poner en marcha tu propio negocio en internet. En ese caso, debes saber que existen diferentes plataformas que te permitirán abrir una tienda online de manera relativamente rápida y sencilla, pero debes asegurarte de cumplir con la ley.

¿Es obligatorio darte de alta como autónomo para abrir una tienda online?

El Decreto 2530/1970, de 20 de agosto, señala que «se entenderá como trabajador por cuenta propia o autónomo aquel que realiza de forma habitual, personal y directa una actividad económica a título lucrativo, sin sujeción por ella a contrato de trabajo y aunque utilice el servicio remunerado de otras personas». Esto significa que si abres una tienda online, tendrás que darte de alta como autónomo pues se trata de una actividad comercial habitual.

¿Y si no vendes nada?

La obligatoriedad de darte de alta como autónomo, según la legislación de la Seguridad Social, depende de la regularidad con que realizas la actividad, no de los ingresos que obtengas. Dado que abrir una tienda online ya implica habitualidad, también estarás obligado a cotizar como autónomo, aunque tus ingresos no superen el Salario Mínimo Profesional anual. En este caso el factor decisivo no son las ganancias sino la continuidad en el tiempo.

Sin embargo, existe una laguna legislativa, ya que en 2007 el Tribunal Supremo dictó una sentencia que ha sentado jurisprudencia en la que determinaba que no es necesario darse de alta como autónomo si los ingresos son inferiores al Salario Mínimo Profesional. 

¿Qué puede pasar si no regularizas tu situación?

Para Hacienda y la Seguridad Social, si tienes un negocio online simplemente debes darte de alta como autónomo. Si realizan una inspección pueden obligarte a cerrar el negocio, pagar una multa y abonar el importe pendiente de las cuotas de la Seguridad Social, más un recargo del 20 por ciento y los intereses correspondientes. Si tus ganancias están por debajo del Salario Mínimo Profesional, podrías recurrir la sanción, pero no tienes garantías de poder ganar ya que entrará en juego el criterio jurisprudencial.

¿Te conviene registrarte como autónomo para abrir un negocio online?

Cada caso es diferente, pero si cumples con los requisitos para solicitar la tarifa plana que recoge la Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internalización, lo más conveniente es que te des de alta antes de comenzar tu negocio online. 
Si no puedes aprovechar ninguna bonificación, deberías elaborar un plan de negocios que te permita valorar si es rentable abrir la tienda y pagar las cuotas de la Seguridad Social. Considera que desde el momento en que te registres en Hacienda podrás facturar, lo cual ampliará las posibilidades de tu negocio online, pero también tendrás que regularizar rápidamente tu situación en la Seguridad Social.

Autor: ConAvalSí
Categoría: Nuevos Negocios
Seguridad Comunicación segura mediante certificado del servidor SSL y el acceso a la información protegida y se almacenada cifrada. Su IP de acceso 5.45.207.13